Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Guatemala
Guatemala es un país dividido

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Elecciones presidenciales 2007
-
Organización de Estados Americanos (OEA)
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
Historia de la URSS
- Haití: El botín del Caribe

 

 

100907 - Fernán González - "¿Y qué le parece Guatemala?", me preguntaron varias veces durante un viaje a ese país centroamericano este año. "¿Cuál de ellas?", respondí.

Y es que en mi experiencia no hay una, sino varias Guatemalas. Las delimita no sólo la riqueza o la pobreza, sino también mestizos e indígenas, la ciudad y el campo. Pero lo que es denominador común en una buena parte de América Latina, en Guatemala puede alcanzar profundos y al parecer irreconciliables contrastes.

Ciudad de Guatemala tiene sobrados ejemplos de esas diferencias. Muchos de sus mejores hoteles y restaurantes están en la llamada "zona viva", de calles limpias, iluminadas y patrulladas por la policía.

No lejos, hay sectores residenciales urbanos custodiados por guardias armados que verifican invariablemente la identidad de quienes desean ingresar en ellos.

La medida de seguridad se entiende en un país donde el índice de homicidios y secuestros ha registrado un aumento alarmante en los últimos años.

Contrastes

Menos comprensibles son la opulencia y los altos niveles de consumo en una nación donde más del 56% de la población vive en pobreza o extrema pobreza.

El centro comercial Pradera Concepción, que se anuncia como el mayor de Centroamérica, es una concentración de tiendas de marcas internacionales con la última moda, cafés, restaurantes, bancos y otros servicios.

Cuesta trabajo creer que está en uno de los países más pobres de América Latina, en lugar de Europa o Estados Unidos.

No hay que ir a los barrios marginales de la capital para acercarse al otro extremo. Me advirtieron muchas veces que nunca fuera solo a las zonas 1 y 2 en el centro de la ciudad.

Con los cuidados del caso y para visitar el casco histórico, estuve en el área. No fui ni víctima ni testigo de delitos pero vi. algunas de las muchas caras de la pobreza en mendigos, vendedores ambulantes y enfermos.

Una imagen me impactó: un joven mentalmente discapacitado defecaba en plena acera.

Complejidad étnica

Pocos países en la región tienen la diversidad étnica de Guatemala. La mayoría de los guatemaltecos, cerca de un 60%, son mestizos o, como ellos mismos se llaman, "ladinos".

POBLACIÓN
60% mestizos
40% indígenas (23 etnias)

La mayor parte del resto de la población, casi un 40%, son indígenas de origen maya que pertenecen a un amplio abanico de 23 etnias, entre ellos los quichés, los cachiqueles, los mam y los quekchíes. Una pequeña minoría de descendientes de esclavos africanos, los garífunas, vive en la zona atlántica.

Ese mosaico cultural es en realidad poco conocido, y por lo tanto, apreciado por muchos guatemaltecos. Las indígenas con sus huipiles policromos y lenguas propias parecen estar fuera de lugar en las ciudades ladinas.

Es inútil preguntar a un habitante de la capital si distingue entre una etnia u otra. Posiblemente ni las conoce.

De camino a San Marcos, en el oeste del país, se hacen visibles las diferencias de los centros urbanos y el campo. La pobreza, que caracteriza una parte del tejido social de las ciudades, es crónica y extendida en el agro.

No en balde varios de los principales candidatos en las elecciones de este año dicen que desean atacar el fenómeno de la pobreza con programas de desarrollo rural.

Tender puentes

El profundo fraccionamiento de la sociedad guatemalteca no es nuevo. Fue combustible para el conflicto civil que durante 36 años causó la muerte de 200.000 personas. Lo preocupante es que continúe 11 años después de la firma de los Acuerdos de Paz.

A la desigualdad y el desequilibrio en los ingresos, se unen otros problemas que han crecido en los últimos años, como la delincuencia común, el narcotráfico y la corrupción de las instituciones del Estado.

La incapacidad de sucesivos gobiernos para combatirlos ha generado dudas de que Guatemala es, o se encamina a ser, "un estado fallido".

Por ello, la tarea que tiene ante sí quien sea electo en los próximos comicios no es nada envidiable. Sin embargo, el futuro presidente podría comenzar por tender puentes entre las diferentes Guatemalas.

Quizás sólo así pueda abrirse la puerta a la armonía social y la reconciliación que añoran muchos guatemaltecos. - BBC

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com