Irak Último momento
Invadidos e invasores
La muerte a diario

. USA Al día
.
14 características del fascismo

Busca aquí
monografías y textos sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Mapa de la seguridad en Irak - ¿Quién es Moqtada Sadr? - Los monstruos - Gestión Bush
Fuente BBC - 0904 Roger Hardy - ¿Qué hacer con Irak?

Estado de cosas
Un informe publicado la semana pasada por el Centro de Estudios Internacionales, con sede en Washington, contradice el panorama edulcorado que describen las autoridades estadounidenses sobre la situación de Irak.

- Más de la mitad de los iraquíes viven bajo la línea de pobreza

- El desempleo se ubica en cualquier nivel entre 25% y 60%.

- El manejo de las cloacas funciona mucho peor que cuando Saddam Hussein gobernaba el país.

- La mitad de los niños iraquíes abandonan la escuela antes de cumplir 12 años.

- La corrupción es una práctica generalizada hasta en los niveles más altos del gobierno.

La letanía de problemas parece interminable. Por eso, el informe sugiere que Estados Unidos debería fijarse metas realizables y no alardear de sus supuestos logros, o, en el peor de los casos, comenzar a pensar en una retirada honrosa


Aviones de Estados Unidos realizaron una serie de ataques aéreos contra la ciudad de Faluya el lunes, después de los acontecimientos violentos de la semana anterior.

El domingo brotes de violencia en Bagdad y en otras ciudades dejaron por lo menos 45 muertos y decenas de heridos.

Las autoridades estadounidenses en Bagdad y en Washington habían manifestado su esperanza de que la entrega del poder al gobierno interino en junio iva a significar el comienzo del fin para la violencia.

La idea era que si los iraquíes se sentían dueños de su destino, los ataques disminuirían y las fuerzas militares que invadieron el país podrían comenzar a plantearse una retirada paulatina.

Pero la realidad ha demostrado que los iraquíes no tienen la mejor opinión de su nuevo gobierno, que nadie cree que la ocupación militar extranjera ya se terminó y que la insurgencia, lejos de debilitarse, está resurgiendo.

Algunos ya se están preguntando si será posible que se celebren elecciones presidenciales en enero, como han asegurado una y otra vez el gobierno interino y el presidente de Estados Unidos, George Bush.

Versiones contradictorias

La inseguridad no solo está erosionando el futuro político del país, también significa un lastre para los esfuerzos de reconstrucción de Irak después de la invasión.

Mapa de la seguridad en Irak

Más de dos meses después del traspaso de poder al gobierno interino iraquí, ni las nuevas fuerzas nacionales ni las fuerzas de la coalición están en control de varias zonas del país.

Incluso en la capital, Bagdad, hay áreas de la ciudad donde estas tropas tienen el ingreso prohibido.

BBC Mundo publica un resumen de la situación de seguridad -o inseguridad- en regiones y ciudades de la nación árabe.



Triángulo sunita

El llamado triángulo sunita se extiende aproximadamente entre Ramadi, Samarra y Bagdad y ha sido el centro de la insurgencia sunita desde el fin de la guerra.

Las fuerzas de la coalición perdieron control de Faluya en abril pasado y aceptaron que tropas locales, lideradas por un ex general de Saddam Hussein -Jasim Mohamed Saleh-, se hicieran cargo de la seguridad, tras un levantamiento insurgente.

Se informó en los últimos días que esta fuerza de seguridad local ya no controla nada en la ciudad, que ahora estaría en manos de elementos rebeldes.

Los enfrentamientos continúan en Faluya, con tropas de la coalición y fuerzas nacionales iraquíes atacando posiciones insurgentes en la ciudad.

Estados Unidos ha realizado una serie de ataques aéreos sobre Faluya, que han costado la vida a varios civiles.

Se cree que militantes islámicos no iraquíes podrían encontrarse en la ciudad.

Fuerzas de la coalición también han realizado operaciones militares en Ramadi. Informes de corresponsales indican que esa ciudad está manejada en gran parte por las milicias que rechazan la presencia estadounidense en el país.

Por su parte, Samarra ha sido una fortaleza insurgente desde junio pasado, pero tropas estadounidenses ingresaron en el lugar el 10 de septiembre gracias a un acuerdo con líderes locales.

Bagdad

Los corresponsales en la ciudad informan que la capital está muy lejos de estar pacificada y que los insurgentes se mueven por sus calles con relativa facilidad.

Las milicias utilizan varios métodos para golpear a las tropas estadounidenses y a los funcionarios del gobierno interino iraquí. Entre ellos, los atentados suicidas han sido los que más vidas de civiles se han cobrado.

Los ataques con morteros a la Zona Verde -el área más fortificada de Bagdad donde se encuentra la sede de las fuerzas de la coalición y de la administración nacional- se han vuelto casi una rutina.

Los ataques con coches bomba contra las caravanas donde se desplazan los soldados extranjeros o los funcionarios locales también son comunes.

Las fuerzas de la coalición y la policía iraquí rara vez incursionan en Ciudad Sadr, el distrito de Bagdad poblado en su mayoría por chiitas. El Ejército Mehdi, las milicias que siguen al clérigo radical chiita Moqtada Sadr, está "resguardado" en ese barrio.

Norte de Irak

A comienzos de septiembre, EE.UU. inició operaciones en Talafar, un lugar sospechado de ser una morada regular de combatientes islámicos que ingresar a Irak desde Siria.

Desde la zona se informa que los comandantes locales no tienen el control del área.

Por su parte Mosul, considerada al comienzo como una historia exitosa por las fuerzas de la coalición, ha sufrido un aumento de la violencia desde el traspaso de poder.

Los ataques han incluido una serie de atentados con carros bomba, una granada que se cobró la vida del gobernador regional y una bomba contra una iglesia.

También en el norte, Kirkuk fue escenario de una explosión en una academia policial y sabotages contra la infraestructura petrolera de la zona.

Nayaf

La ciudad que alberga el templo más sagrado de los chiitas ha sufrido dos levantamientos liderados por las milicias del clérigo Sadr.

El más reciente no fue resuelto ni por el gobierno iraquí ni por las fuerzas estadounidenses, sino por la intervención del Gran Ayatola Ali Sistani, el líder chiita más importante del país.

Los analistas consideran que el último cese al fuego dejó a Sadr fortalecido políticamente y apenas afectado militarmente. Muchos de sus seguidores han encontrado refugio en Ciudad Sadr, Bagdad.

Por ahora, Nayaf y otras ciudades chiitas como Karbala y Kut están tranquilas, bajo control de la policía iraquí.

Sur de Irak

El sur del país, controlado por el gobierno iraquí y tropas británicas, es tal vez la zona más estable de Irak, pero la violencia en Nayaf también repercutió en algunas ciudades de esa región, especialmente en Al Amara.

Los altos mandos militares británicos reconocieron en agosto de 2004 que sus tropas han sufrido más bajas y ataques en ese mes que en cualquier otro desde la invasión a Irak.

Según enviados del diario británico Daily Telegraph, la seguridad en Basora -la segunda ciudad del país- es tan precaria que los soldados británicos no patrullan más a pie, sólo viajan en vehículos blindados.

Cientos de tropas de Gran Bretaña están destinados a proteger la infraestructura petrolera de la zona, que ha sufrido varios atentados

"¿De qué somos culpables?" se preguntan los iraquíes

Un potente coche bomba estalló en el corazón de Bagdad al mediodía del martes iraquí, matando a 47 personas e hiriendo a un centenar. La explosión devastó un área comercial cercana al cuartel de policía de la calle Haifa, al que habían acudido decenas de hombres para enlistarse.

La onda explosiva lanzó trozos de las víctimas por los aires, así como despojos, y dejó un profundo cráter en la calle.

El atentado es el más mortífero que ha visto la capital iraquí en los últimos seis meses.

El ministro del Interior de Irak, Falah Hassan Al-Naquib, visitó el lugar de los hechos y fue confrontado por vecinos locales que le preguntaban indignados cuál era "el beneficio de tener tropas estadounidenses patrullando... ¿es esto lo que llaman democracia?".

"Fuerza diabólica"

"Vinieron y depusieron a Saddam Hussein. Dicen que traen democracia y libertad pero hay cuerpos mutilados en la calle. Los aviones bombardean Faluya, Tall Afar, Nayaf y Al-Tawarah diariamente. ¿A dónde vamos? ¿De qué somos culpables?", le preguntaba otro ciudadano.

El ministro respondió diciendo que este tipo de atentados estaban dirigidos a los iraquíes y que estaban "destruyendo a Irak. Esta fuerza diabólica está vinculada a los enemigos de Irak, que quieren evitar que el país se reconstruya y se reagrupe para deshacerse de sus problemas".

"Nosotros, con la ayuda de Dios y la voluntad de los iraquíes, reconstruiremos nuestra fuerza y no habrán terroristas aquí", prometió.

Pero la multitud siguió con sus reclamos por la falta de seguridad y coreó consignas contra EE.UU..

El centro del centro

Es la segunda vez en pocos días que los residentes del centro de la capital iraquí fueron testigos de actos violentos. El domingo al menos 13 personas murieron en la misma calle durante enfrentamientos entre las tropas de Estados Unidos e insurgentes iraquíes.

El área es considerada bastión de grupos rebeldes fieles al depuesto gobierno de Saddam Hussein.

La fuerza de policía iraquí a menudo es blanco de los insurgentes que la considera colaboradora del ejército estadounidense.

Poco después del atentado del mediodía del miércoles, un sitio de internet islámico publicó un comunicado supuestamente del movimiento Tawhid y Jihad, encabezado por uno de los presuntos líderes de al-Qaeda Abu Musab al-Zarqawi, responsabilizándose por el ataque.

"Un león de la 'brigada en busca del martirio' atacó con éxito un centro para voluntarios para la fuerza de policía renegada", decía.

El comunicado también alegaba que el grupo estuvo a cargo del tiroteo en Baquba -al norte de la capital- el mismo martes, en el que doce policías perdieron la vida cuando su minibús fue emboscado.

Sin luz

Entre tanto, el suministro de electricidad del país fue interrumpido luego de que un grupo de saboteadores atacara un oleoducto en la ribera del Río Tigris en el norte de Irak.

Los ingenieros, preocupados por la posibilidad de que las llamas alcanzaran la planta de electricidad de la vecina localidad de Baiji, la apagaron y dispararon una reacción en cadena técnica que causó un apagón en todo el país.

El ministro interino de Electricidad, Ayham al-Samarie, señaló que los ingenieros estaban intentando enmendar el problema tan pronto como sea posible.

La muy importante infraestructura de la industria del petróleo es uno de los blancos recurrentes de los grupos insurgentes y los ataques han implicado pérdidas estimadas de US$2.000 millones

 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com