Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Irán
Ahmadineyav sigue al frente por 4 años más

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Termina la campaña y el 12 se vota
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
- Irán: Elecciones 2009. ¿Quién es quién?
-
Estados Unidos
- ¿Por qué nos emborrachamos?

 

 


Mahmoud Ahmadineyav

130609 - La Comisión Electoral iraní confirmó que el actual presidente, Mahmoud Ahmadinejad, ha sido reelecto en primera vuelta por más del 60% de los votantes para permanecer otros cuatro años al frente de la república islámica.

Ahmadinejad habría obtenido el doble de votos que su principal contrincante electoral, al superar el 61% de los sufragios, frente al 30% conseguido por el reformista Mir Hossein Mousavi, en unas elecciones que contaron con una participación "sin precedentes", según el Ministerio del Interior iraní.

>>Elecciones 2009 y la histeria mediática>>

El anuncio del órgano rector de los comicios fue recibido con escepticismo por la oposición, relata el corresponsal de la BBC en Teherán Jon Leyne.

Mousavi, quien denunció irregularidades en el proceso, también se ha declarado victorioso y califica las declaraciones de la Comisión Electoral de "cantanta peligrosa", dice el corresponsal. La policía ha rodeado su casa e impide que sus partidarios organicen una conferencia de prensa.

Sus seguidores esperaban tener noticias de él antes de lanzarse a las calles en protesta, pero esto de todas formas será impedido por la policía.

Según el cómputo oficial, el actual presidente habría obtenido al menos 18,8 millones de votos, mientras su rival se ubicaría a una considerable distancia, con cerca de 10 millones.

Los resultados, si han de tomarse por ciertos, muestran que Ahmadinejad habría arrasado incluso en el bastión principal de Mousavi, dice Leyne.

>>Conozca a cada uno de los que compitieron>>

Irregularidades

Mousavi cuestiona los resultados argumentando que tan sólo pueden ser fruto de un fraude masivo en el voto. El candidato reformista ha denunciado durante la jornada electoral diversas irregularidades, como la falta de papeletas o el hecho de que a millones de personas se les haya denegado el voto.

Además, aseguró que sus observadores electorales no tuvieron el acceso adecuado a los centros de votación.

Mientras, la agencia de noticias estatal Irna ha declarado a Ahmadinejad como el "absoluto ganador".

"Cualquier sombra de duda sobre su victoria será tratada como una broma por el público", agregó el medio oficial.

Pero el público parece no estar para bromas. Los partidarios de Ahmadinejad sí han salido a la calle a festejar, pero los opositores deben permanecer en sus casas puesto que las calles del centro de Teherán les han sido bloqueadas con barreras de cemento.

Algunos testigos han relatado a la BBC que las fuerzas de seguridad dispersan cualquier grupo de protesta que se forme en la calle, por pequeño que sea.

No se pueden mandar mensajes de texto, y los exámenes universitarios han sido pospuestos hasta el mes próximo.

Masiva participación

Durante la jornada electoral las autoridades de Irán retrasaron en más de una ocasión el cierre de los comicios ante la masiva afluencia de votantes, que se estimó cercana al 80% del electorado.

Al anunciar la ampliación del horario, el jefe de la Comisión Electoral, Kamran Daneshjoo, dijo: "La cantidad de personas que han votado no tiene precedentes".

Estos comicios fueron seguidos con interés dentro y fuera del país, ya que los iraníes debían decidir entre la continuidad en el camino de la tradición, que representa Ahmadinejad, o la apuesta por reformistas moderados, como Mir Hossein Mousavi y Mehdi Karroubi.

El cuarto candidato en la contienda era el conservador Mohsen Rezaee.

La mirada de Washington

Estas elecciones también acapararon la atención de los países europeos, además de Israel y Estados Unidos.

Al respecto, el presidente estadounidense, Barack Obama, expresó que ha sido emocionante ver el sólido debate y el nivel de participación en los comicios.

En similar sentido se pronunció la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien destacó como positivo que tantos iraníes quisieran votar y ser escuchados.

Sin embargo, el mandatario estadounidense y la jefa de la diplomacia de ese país se cuidaron de no mencionar el nombre de ningún candidato iraní, para evitar que cualquier declaración pueda ser leída como un respaldo a alguno de los postulantes, señala la corresponsal de la BBC en Washington, Kim Ghattas.

Ghattas cita a un alto funcionario estadounidense, quien considera que una victoria de Ahmadinejad no necesariamente debe ser vista como un revés para EE.UU. La misma fuente señala que el gobierno estadounidense es conciente de lo difícil y complejo que puede resultar mejorar las relaciones con Irán, independientemente de quién gane las elecciones.

En cualquier caso, lo que está claro es que Washington está decidido a poner freno a las ambiciones nucleares de Irán. Pese a que Ahmadinejad insiste en que su programa tiene objetivos pacíficos, Estados Unidos y otras naciones temen la posibilidad de que desarrolle armas atómicas. - BBC

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com