Cargando

Italia - Italy
Elecciones 2006
Ganaron los boludos

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Elecciones 2008
- Parmalat y Tanzi: Líderes en corrupción
- Elecciones 2006
-
¿Qué es la Tasa Tobin?
- V
iagra (Sildenafil) cumple años

 

120406 - Ganaron los boludos (i coglioni)
El líder de la alianza de centroizquierda, Romano Prodi, de 66 años, ganó las elecciones y será el próximo primer ministro. El líder de la centroderecha, Silvio Berlusconi, no admitió la derrota pues dijo que hay 500 mil votos anulados que deben ser verificados. Sólo después de este proceso legal, ellos van a admitir que "Il Professore” ha ganado. Entonces el nuevo presidente de Italia será el encargado de pedirle al líder de la centroizquierda que forme gobierno.

Prodi ratificó que retirará a las tropas italianas de Irak, Promesa de campaña que deberá cumplir de inmediato

Ha sido muy importante el aporte de los italianos en el exterior. Hasta ahora el resultado era de 155 senadores para Berlusconi y 154 para Prodi pero al conocerse los datos de los escrutinios de los seis senadores residentes en el exterior, la Unión de Prodi ha obtenido el 44% de los votos y por lo tanto se le suma cuatro bancas en el Senado italiano. Después viene Forza Italia con el 9,6%, una banca. A su vez se agrega el senador independiente, que es argentino, y que ha dicho que va a apoyar al gobierno que se presente.

Si a eso se le suma que de los siete senadores vitalicios, cinco están a favor de la centroizquierda, Romano Prodi va a tener 164 senadores contra 158 de Berlusconi. Además, Prodi ha conquistado el premio de mayoría en la Cámara de Diputados y va a tener 340 diputados. Por lo tanto es el único que puede estar en condiciones de formar el gobierno con mayoría en las dos Cámaras.

A fines de este mes es necesario nombrar después de 7 años un nuevo presidente de la República que lo elige el propio Parlamento. La convicción general es que le van a pedir a Carlo Azeglio Ciampi que continúe en el cargo. Con sus 85 años a cuestas, no hay otra persona que pueda gestionar un momento tan delicado como el que se vive ahora.

“Hemos ganado (…) Se puede gobernar durante cinco años”, había afirmado más temprano el candidato de la coalición opositora La Unión. La alianza de Prodi ya se había declarado anoche ganadora de las elecciones parlamentarias después de que se confirmara su muy leve ventaja en la Cámara Baja. Ante el anuncio, el vocero del Berlusconi, Paolo Bonaiuti, negó que la coalición de centro izquierda haya ganado las elecciones. "Rechazamos que La Unión haya ganado, hay que verificarlo", dijo a la prensa internacional.


0404 -
El actual presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, y su adversario del centro izquierda, Romano Prodi, se enfrentan en los comicios del 9 y 10 de abril. Según los últimos sondeos, el 23 por ciento de los votantes se halla indeciso

En Reggio di Calabria, en el profundo sur de Italia, no se habla de elecciones sino del filete del pez espada.

El mejor momento para comerlo es entre marzo y junio, cuando cambian las corrientes en las aguas entre Italia y Sicilia, obligando a los peces a nadar con mayor esfuerzo, haciendo que su carne sea más suculenta y muscular.

Durante los demás meses del año el nado es más fácil y el pez espada engorda y es menos sabroso.

"Igual a nuestros políticos", afirma un comensal en el restaurante De Giovanni. "Por lo menos el pescado deja un sabor decente".

Los mismos de siempre

Los italianos del sur son notoriamente cautelosos respecto a sus representantes en el parlamento, ya que el desempleo en la zona es de cerca del 15% y su desarrollo económico se ha quedado muy por atrás de sus primos del norte.

Y mientras parecen aún más escépticos de lo normal, al acercase las elecciones del 9 y 10 de abril la geografía no es la única explicación de esta explosión de cinismo.

Si uno va hacia el norte, a regiones como Lombardía - cuya capital, el centro financiero de Milán, tiene un desempleo de 3% -, se repiten las mismas quejas calabresas.

 

"Los políticos cambian dirección como el viento", afirma Martina Ricciardi, de 19 años, estudiante de derecho en la Universidad Católica de Milán. "Iré a votar, pero sólo porque es mi obligación y no porque tenga fe en el sistema".

"Los jóvenes no tenemos a nadie en quien creer. Son siempre las mismas caras", explica. "Si no tenemos a gente nueva, nada va a cambiar".

Si uno habla con los italianos durante suficiente tiempo, esta falta de opciones es lo que más los frustra.

Mientras que otras preocupaciones incluyen la economía, el trabajo y la inmigración, están enojados por el hecho de que parece haber pocas posibilidades de superar el embrollo político que ha obstaculizado los esporádicos intentos italianos de reforma.

¿Reforma?

Enfrentándose en la presente elección están el primer ministro, Silvio Berlusconi, y su rival Romano Prodi. Ambos tienen una historia que los votantes encuentran difícil de ignorar.

Para muchos, Berlusconi no es otra cosa que un empresario que no ha cumplido su promesa de reactivar la economía, ha llenado sus bolsillos a expensas del país y ha, continuamente, dicho las cosas equivocadas en el momento erróneo.

Para otros, Prodi es el profesor de economía sin partido político propio que no logró salvar su gobierno del colapso en 1998 y que también ha sido investigado por corrupción.

Los dos hombres lideran coaliciones en los costados izquierdo y derecho del espectro ideológico, algo que lleva a hablar de debilidad gubernamental más que de confianza en que serán capaces de llevar adelante reformas difíciles e impopulares.

"Son dos viejos líderes que han estado dando vueltas por un número de años", afirma Guido Tabellini, profesor de economía y política en la Universidad Bocconi de Milán. "No serán ellos quienes reformarán el sistema".

De hecho, muchos votantes ya están hablando de quién reemplazará a Berlusconi si pierde y quién ocupará el lugar de Prodi si su coalición se derrumba.

Sintonizarse

De acuerdo a recientes encuestas, uno de cada cuatro italianos no ha decidido a quién votar y con la elección tan cerca, estos votantes indecisos podrían tener la llave de la victoria.

Un hombre que está intentando construir puentes con sus votantes es el presidente de Lombardía y un miembro clave de la alianza Forza Italia, Roberto Formigoni.

El político ha lanzado una radio en internet con el lema "Mi radio es tu radio", que transmite música, explica sus políticas y le da a los oyentes la posibilidad de expresar sus puntos de vista sobre el estado actual de Italia.

"Tenemos que regresar a la gente. Tenemos que volver a conectar", explica desde su enorme oficina con guitarras de rock y canciones de rap de fondo musical.

Para no ser menos, la alianza de izquierda de L'Ulivo también ha estado tratando de acercarse al electorado con Prodi, y sus principales socios, Piero Fassino y Franceso Rutelli, han recorridos kilómetros y kilómetros en autobuses y trenes de campaña.

También han creado un vínculo en internet al que los votantes pueden escribir mensajes de apoyo para su "Querido Romano".

De cualquier forma

Si uno habla con gente en Italia, la mayoría acepta que el país tiene que pasar por un período de cambio difícil si quiere salir adelante potenciado.

Pero los italianos también quieren tener la seguridad de que la economía se reactivará, sus jubilaciones y trabajos estarán seguros y se cuidará de sus hijos.

Y pese a la pasión de las personas que están comprometidas con el proceso político, para muchos de sus compatriotas no parece existir alguien que pueda actuar como un elemento de unión para el país.

"Izquierda o derecha, no importa", afirma la jubilada Emma D'Agostino mientras una fuerte tormenta se abate sobre Reggio Calabria. "Lo que cuenta es que las cosas mejoren. Tan simple como eso".

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com