Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Radiografía de la situación de la explotación infantil en el mundo

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- La medicina a la salud ambiental
- Hiroshima y Nagasaki
-
Sexualidad humana
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
- 100 Mentiras de los Kirchner 100

 

 

 

 

20 de Noviembre: Día Internacional de la Infancia

191108 - La explotación infantil surge cuando un niño menor de 16 años es puesto a trabajar arrebatándole sus Derechos y, lo que es más importante, su infancia. Unos son obligados a trabajar para obtener beneficios económicos, otros a prostituirse. En algunos casos son los familiares quienes explotan a sus hijos con el fin de que colaboren en la economía familiar y, entre todos, puedan sobrevivir. Pero la mayoría de los niños sometidos forman parte del tráfico ilegal de seres humanos y son explotados en contra de su voluntad en trabajos peligrosos y humillantes.

 

Según los datos ofrecidos por UNICEF, casi 250 millones de niños son explotados a lo largo del planeta, de los cuales 170 millones trabajan en situaciones de verdadero peligro. El sector mayoritario en cuanto a trabajo infantil es la agricultura, según el estudio "Protección infantil contra el abuso y la violencia: Explotación infantil", elaborado por UNICEF, cifrando en un 70% los niños sometidos en la agricultura. En cuanto a los llamados niños guerreros o niños soldados, en 2006 más de 50 países seguían reclutando niños mejores de 16 años.

Por regiones, el África subsahariana se lleva la palma con un 29% del total de niños explotados en el mundo. Le siguen Asia y Oceanía (19%), Latinoamérica (16%) y Oriente Medio y el África septentrional, con un 15%. Pero los países desarrollados e industrializados, el llamado Primer Mundo, no se queda atrás ya que se contabilizan 2,5 millones de niños menores de 16 años que tienen que trabajar. Cifra que contrasta con los 100 millones de niños explotados en el sur de Asia y los 17 millones de Latinoamérica.

Los sistemas judiciales de muchos países apenas reflejan esta lacra mundial y, ante este vacío o indiferencia legal, el número de niños que dejan de vivir su infancia se incrementa día a día. La Organización Internacional del Trabajo fijó en su Convenio 138 que, como excepción, los niños con edades comprendidas entre 12 y 16 años sólo podrían trabajar en actividades compatibles con la continuación de su formación. De todas formas, muchos países contemplan castigos judiciales a aquellas empresas que contraten a menores.

Desde sus orígenes, la ONU se ha esforzado en erradicar la explotación infantil a través de su Organización Internacional del Trabajo. El objetivo de dicho organismo es el de estipular la edad mínima para acceder al mercado laboral así como reglamentar el trabajo infantil. En 1992 se creó el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, cuya finalidad máxima era prevenir y combatir el trabajo infantil.

El número de niños y niñas explotados sexualmente aumenta escandalosamente cada día. Ciudadanos del Primer Mundo viajan a los llamados paraísos sexuales como India, Tailandia, Vietnam, Haití o Cuba. En total existen casi 50 países "famosos" por las facilidades que se le dan al "cliente" que demanda estos servicios. Las cifras no dan lugar a dudas: casi 100.000 niños son explotados sexualmente en países como Taiwan, Tailandia o Filipinas, según UNICEF.

Según los datos de UNICEF, el 70% de los niños explotados en todo el planeta trabajan en el sector agrícola ya que dicho sector suele ser el principal en los países pobres y subdesarrollados y su economía depende fundamentalmente de la agricultura. Aunque éste pueda parecer un trabajo "tranquilo" no es así porque el peligro acecha en cada rincón. Por ejemplo en las plantaciones de azúcar de países como Brasil, los niños han de cortar las cañas con machetes, con el considerable riesgo de mutilaciones y cortes que eso conlleva. También los pesticidas minan la salud infantil.

Otro de los grandes sectores donde trabajan menores explotados es el sector doméstico, aunque resulta difícil cuantificarlo ya que puede decirse que son los niños "menos visibles". Muchos vinculan este trabajo con el tráfico ilegal de menores. En Haití, por ejemplo, se calcula que casi cien mil niños con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años son contratados en el campo para que sirvan a familias ricas y acomodadas en la ciudad.

No es el sector que más niños emplea pero es el más conocido y el más fácil de cuantificar. Los niños son explotados para que hagan balones de fútbol, prendas de vestir o alfombras. Sin embargo también los hay que se dedican a actividades más peligrosas como la elaboración de fuegos artificiales o cerillas. La India es uno de los países que más niños emplea en el sector de la seda. Con pagos de apenas 10 rupias, son hacinados en pequeñas estancias donde las condiciones sanitarias escasean. Otros han de introducir sus manos en agua hirviendo para palpar y seleccionar los capullos de seda idóneos.

El sector que más riesgo presenta para la vida de estos niños explotados es el que exigen un mayor esfuerzo físico: el de la construcción. Dentro de este sector podemos incluir la explotación de minas o la construcción de carreteras o edificios. En Colombia, por ejemplo, los niños son los trabajadores adecuados por su baja estatura para trabajar en las minas de carbón. EL cargar con grandes sacos de material, los altos niveles de polvo y el riesgo de hundimiento socavan gravemente su salud. En Camboya se utiliza a los niños en las fábricas de ladrillos, donde tienen que usar maquinaria pesada.

Según el último estudio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en España existen 20.000 menores víctimas de la explotación infantil. Según la policía, los niños son obligados a delinquir, prostituirse o mendigar, muchas veces con el consentimiento paterno. Respecto a la prostitución, según Save The Children y la Red Española contra la Trata de Personas, existen 45.000 mujeres y niñas víctimas de la trata de seres humanos que son engañadas en Marruecos, Brasil o Europa del Este y traídas a España, donde existe una gran demanda de estas mujeres.

Día Internacional de la Infancia

En 1956, la Asamblea General de Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal de la Infancia, que se consagraría a la fraternidad y a la comprensión entre los niños y las niñas del mundo entero y se destinaría a actividades propias para promover el bienestar de los niños y niñas del mundo.
El 20 de noviembre se conmemora la fecha en que la Asamblea General aprobó la Declaración sobre los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. Por ello, el 20 de noviembre ha pasado a ser el Día Universal de los Niños y las Niñas.

La Convención sobre los Derechos del Niño

Ya han transcurrido más de diez años desde que se aprobó dicha Convención y todos los países del mundo (salvo Estados Unidos y Somalia) la han ratificado, convirtiéndose así en el instrumento de Derechos Humanos más ampliamente refrendado en la historia de la humanidad.

A pesar de este hecho, sabemos que desgraciadamente se siguen violando diariamente los derechos de millones de niños y niñas en todos los países del mundo y, por lo tanto, todas las instituciones públicas y privadas, por un lado, y la sociedad civil, por otro, deben responder a este reto y seguir luchado para que la Convención se convierta en una realidad en beneficio de los niños y niñas del mundo. Para esta movilización de toda la sociedad, tanto nacional como internacional, sigue siendo una prioridad el artículo 42 de dicha Convención, el cual compromete a los Estados Partes "a dar a conocer ampliamente los principios y disposiciones de la Convención por medios eficaces y apropiados, tanto a los adultos como a los niños".

El Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño:


* recuerda los principios fundamentales de las Naciones Unidas y las disposiciones precisas de algunos tratados y declaraciones relativos a los Derechos Humanos;
* reafirma la necesidad de proporcionar a los niños cuidado y asistencia especiales en razón de su vulnerabilidad;
* subraya de manera especial:

1. la responsabilidad primordial de la familia por lo que respecta a la protección y a la asistencia;
2. la necesidad de una protección jurídica y no jurídica de los niños;
3. la importancia del respeto de los valores culturales de la comunidad del niño o la niña;
4. el papel crucial de la cooperación internacional para que los derechos de los niños se hagan realidad.

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com