Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Lo peor está por llegar: Entramos a la mayor depresión de la historia

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Roberto Micheletti Bain, golpista y narco
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
La Argentina prisionera
-
El arsenal de China: Sus reservas en dólares
-
Peligros de los medicamentos antidepresivos

 

110609 - Andrew Gavin Marshall - Entramos a la mayor depresión de la historia. Futuras burbujas a la espera de estallar

Introducción

Aunque se habla mucho de que se vislumbra una recuperación, los comentaristas olvidan algunos aspectos cruciales de la crisis financiera. La crisis no está compuesta sólo de una burbuja: la burbuja de los bienes raíces inmobiliarios, que ya ha reventado. La crisis tiene muchas burbujas, todas las cuales hacen parecer pequeño el estallido de la burbuja de la vivienda de 2008. Los indicadores muestran que el próximo posible estallido es el de la burbuja de los bienes raíces comerciales. Sin embargo, el principal evento que se aproxima es la “burbuja de los rescates” y la burbuja de la deuda mundial en general, que arrojará al mundo a una Gran Depresión de una dimensión como no ha sido vista en la historia. (Ver: La crisis del capitalismo)

El colapso de la vivienda no ha terminado

El mercado de los bienes raíces de la vivienda, a pesar de cifras que indican una tendencia al repunte, sigue teniendo problemas como “las casas tardan meses en venderse. Muchos compradores tienen problemas para conseguir financiamiento ya que los prestamistas y los tasadores tienen dificultades para resolver el valor real de las casas después del colapso.” Además, “el mercado en general sigue estando muy disminuido […] aparte de los especuladores y de los compradores por primera vez.” Dean Baker, co-director del Centro de Investigación Económica y Política en Washington dijo: “Sería erróneo imaginar que hayamos llegado a un punto crucial en el mercado,” ya que “Todavía existe un enorme exceso de oferta de viviendas, lo que significa que es casi seguro que la tendencia de los precios de casas seguirá siendo a la baja.” Las ejecuciones hipotecarias siguen aumentando en muchos Estados, “como ser Nevada, Georgia y Utah, y los economistas dicen que el aumento del desempleo puede hacer que los embargos aumenten en el próximo año.” Evidentemente, la crisis de la vivienda todavía no ha terminado. [1]

La burbuja de los bienes raíces comerciales

En mayo, Bloomberg citó al presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, diciendo: “Es el comienzo del fin o el fin del comienzo.” Bloomberg señaló además que: “Una parte del acertijo que debe ser calculado en cualquiera determinación de la profundidad de nuestros fastidios económicos es la condición de los bienes raíces comerciales – los centros comerciales, hoteles, y edificios de oficinas que tienden a acompañar las expansiones de bienes raíces.” La inversión residencial bajó un 28,9% entre 2006 y 2007, y al mismo tiempo, la inversión no residencial aumentó un 24,9%, por lo tanto, los bienes raíces comerciales estaban “sirviendo como un amortiguador contra el mercado de la vivienda en decadencia.” (Ver: Crisis económica y financiera en EEUU y en el mundo. Cronología)

Los bienes raíces comerciales se quedan atrás de las tendencias de la vivienda, y así también, lo hará la crisis, ya que “los proyectos de construcción comercial están perdiendo su atractivo.” Además, “hay muchos motivos para sospechar que los bienes raíces comerciales estaban sujetos a algunas de las prácticas de préstamo que afligieron al mercado residencial. El estudio de prácticas aseguradoras de la Oficina del Contralor de la Moneda Circulante estableció que mientras en 2003 sólo un 2% de los bancos estaban simplificando sus estándares de aseguramiento para préstamos de construcción comercial, en 2006 casi un tercio había sido simplificado.” En mayo se informó que: “casi un 80% de los bancos nacionales están reforzando sus estándares para préstamos para bienes raíces comerciales,” y que “podríamos enfrentar problemas de doble burbuja para los bienes raíces y la economía.” [2]

A fines de 2009 se informó que: “El descenso de los bienes raíces comerciales es un tema significativo que enfrenta la economía porque podría llevar a más pérdidas para la industria financiera que los bienes raíces residenciales. Esta categoría incluye a edificios de apartamentos, hoteles, torres para oficinas y centros comerciales.” Vale la pena señalar que: “Al tener dificultades la economía, los constructores y los propietarios han tenido que depender de la ayuda de la Reserva Federal de EE.UU. a fin de que los créditos fluyan para que puedan refinanciar los edificios existentes o incluso para completar proyectos parcialmente construidos.” De modo que, de nuevo, la Reserva Federal está retardando lo inevitable al suministrar más liquidez a una burbuja que ya está inflada. Como señaló el Financial Post: de Vancouver a Manhattan, vemos cada vez más oficinas vacantes y menos arriendos de oficinas.” [3]

En abril de 2009, se informó que: “La cantidad de oficinas vacantes en los centros de ciudades de EE.UU. aumentó a un 12,5% en el primer trimestre, la mayor en tres años, a medida que las compañías reducen los puestos de trabajo y que nuevos edificios llegan al mercado,” y “Las oficinas vacantes en los centros de las ciudades en todo el país podrían llegar a cerca de un 15% a fines de este año, acercándose al máximo en 10 años de un 15,5% en 2003.” [4]

En el mismo mes se informó que: “centros comerciales en hilera, centros comunitarios y centros comerciales regionales están perdiendo tiendas al ritmo más rápido en por lo menos una década, ya que la baja del consumo obliga a los comerciantes a hacer recortes para poder sobrevivir.” En el primer trimestre de 2009, los arrendatarios minoristas “han desocupado 810.000 metros cuadrados de espacio comercial,” lo que “excede los 800.000 metros cuadrados de espacio minorista que fueron desocupados en todo 2008.” Además, como informó CNN, “la tasa de espacio libre en los centros comerciales aumentó a un 9,5% en el primer trimestre, sobrepasando la tasa de desocupación de un 8,9% registrada en todo 2008.” Importante para los que piensan y afirman que la crisis habrá terminado en 2010, “[se espera que] los espacios vacíos en centros comerciales excederán niveles históricos en todo 2011,” en cuanto a los comerciantes minoristas “las cosas sólo empeorarán.” [5] Dos días después del informe anterior, “General Growth Properties Inc, el segundo propietario por su tamaño de centros comerciales de EE.UU., se declaró en bancarrota el 16 de abril en la mayor quiebra en bienes raíces en la historia de EE.UU.” [6]

En abril, Financial Times informó que “es probable que los precios de propiedades en China se reduzcan a la mitad en los próximos dos años, ha pronosticado un alto investigador del gobierno en una poderosa señal de que la caída económica del país enfrenta nuevos desafíos a pesar de los recientes datos positivos.” Esto es de enorme importancia, ya que el mercado inmobiliario, junto con las exportaciones, fueron destacados propulsores de la próspera economía china durante la última década.” Además: “un aparente rebote del mercado inmobiliario fue insostenible a mediano plazo e impulsado por una inundación de liquidez y de actividad fraudulenta en lugar de demanda real.” Un investigador en un destacado think tank gubernamental chino informó que “esperaba que los precios promedio de la propiedad residencial urbana caerían en los próximos dos años entre un 40 y un 50% de sus niveles a fines de 2008.” [7]

En abril se informó que: “La Reserva Federal considera ofrecer préstamos a más largo plazo a inversionistas en valores respaldados por hipotecas comerciales como parte de un plan de hacer partir el mercado de la deuda de bienes raíces comerciales.” Desde febrero la Reserva Federal “ha estado analizando términos y condiciones apropiadas para aceptar valores respaldados por hipotecas comerciales (CMBS) y otros activos hipotecarios como colateral para su Facilidad de Préstamos de Valores a Término Respaldados por Activos (TALF por sus siglas en inglés).” [8]

A fines de julio, Financial Times informó que; “Dos de los mayores bancos de EE.UU., Morgan Stanley y Wells Fargo ... destacaron fuertemente los crecientes infortunios del mercado de la propiedad inmobiliaria comercial de EE.UU. cuando informaron de grandes pérdidas y del aumento de los préstamos tóxicos,” ya que “los resultados decepcionantes del segundo trimestre de dos de los mayores prestamistas e inversionistas en propiedades de oficinas, comercio minorista e industriales en todo EE.UU. confirmaron los temores de los inversionistas de que los bienes raíces comerciales serían el próximo frente en la crisis financiera después del colapso del mercado de la vivienda.” El mercado de la propiedad comercial, de un valor de 6,7 billones de dólares, “que representa más de un 10% del producto interno bruto de EE.UU. podría ser un obstáculo importante en el camino a la recuperación.” [9]

La burbuja del rescate

Mientras el rescate, o “paquete de estímulo” como lo llaman frecuentemente, recibe buena cobertura en términos de que lo muestran como si hubiera reanimado la economía y encabezara la marcha hacia la luz al final del túnel, hay factores cruciales que de nuevo son tergiversados en esta situación.

A fines de marzo de 2009, Bloomberg informó que: “El gobierno de Estados Unidos y la Reserva Federal han gastado, prestado o comprometido 12,8 billones de dólares, una suma que se acerca al valor de todo lo que se produjo en el país el año pasado.” Esta suma “representa 42.105 dólares por cada hombre, mujer y niño en Estados Unidos y 14 veces los 899.800 millones de dólares de moneda en circulación. El producto interno bruto de la nación fue de 14,2 billones de dólares en 2008.” [10]

Gerald Celente, jefe del Instituto de Investigación de Tendencias, la principal agencia de predicción de tendencias en el mundo, escribió en mayo de 2009 sobre la “burbuja del rescate.” Los pronósticos de Celente no deben ser tomados a la ligera, ya que predijo con exactitud la caída del mercado bursátil de 1987, la caída de la Unión Soviética, el colapso económico ruso de 1998, la crisis económica de Asia del Este de 1997, el estallido de la burbuja del puntocom de 2000, la recesión de 2001, el comienzo de una recesión en 2007 y el colapso del mercado de la vivienda de 2008, entre otras cosas.

El 13 de mayo de 2009, Celente publicó una Alerta de Tendencia, en la que informó que: “la mayor burbuja financiera en la historia está siendo inflada a plena vista,” y que: “Ésta es la Madre de Todas las Burbujas, y cuando reviente [] señalizará el fin del ciclo de boom/quiebra que ha caracterizado la actividad económica en todo el mundo desarrollado.” Además: “Esto es mucho mayor que las burbujas del puntocom y de los bienes raíces que afectó sobre todo a especuladores, inversionistas y financistas. Por destructivos que hayan sido los efectos de esos colapsos sobre el empleo, los ahorros y la productividad, el marco Capitalista de Libre Mercado quedó intacto. Pero cuando reviente la ‘Burbuja del Rescate’, el sistema se irá con ella.”

Celente además explicó que: “Dólares fantasma, impresos de puro aire, respaldados por nada… y que producen casi nada… definen la ‘Burbuja del Rescate.’ Exactamente como las otras burbujas, ésta también reventará. Pero a diferencia de puntocom y de los bienes inmobiliarios, cuando estalle la ‘Burbuja del Rescate’, ni el presidente ni la Reserva Federal tendrán a su disposición los arreglos fiscales o las políticas monetarias para inflar otra.” Celente entró en detalles: “Considerando el modelo de gobiernos que convierten fracasos flagrantes en mega-fracasos, se seguirá la tendencia clásica: cuando todo lo demás fracase, se llevará al país a la guerra,” y eso: “Aunque no podemos determinar con exactitud cuándo reventará la ‘Burbuja del Rescate’, estamos seguros de que lo hará. Cuando lo haga, habrá que comprender que puede sobrevenir una gran guerra.” [11]

Sin embargo, esa burbuja del rescate” a la que se refería Celente entonces eran los 12,8 billones de dólares de los que habla Bloomberg. Desde julio, los cálculos estiman que esa burbuja tiene aproximadamente el doble del cálculo anterior.

Como informó Financial Times a fines de julio de 2009, mientras la Reserva Federal y el Tesoro saludan los esfuerzos y el impacto de los rescates, “Neil Barofsky, inspector general especial para el atribulado Programa de Alivio para Activos en Problemas [TARP] dijo que si todas las promesas de apoyo anunciadas por el gobierno estadounidense se hicieran efectivas, la suma total de su desembolso sería de $23,7 millones de millones. Y estos son sólo los compromisos estadounidenses a través del TARP, ya que hay más compromisos fuera del TARP. Su vasto cálculo fue inmediatamente descartado por el Tesoro.” El inspector general del programa TARP señaló que existen “vulnerabilidades fundamentales… relacionadas con conflictos de interés y colusión, transparencia, medidas de rendimiento y contrarias al lavado de dinero.”

Barofsky también informa de “considerable estrés” en los bienes raíces comerciales, ya que “la Reserva Federal ha comenzado a abrir TALF a valores respaldados por hipotecas comerciales para tratar de influenciar las condiciones de crédito en el mercado de los bienes raíces comerciales. El informe llama atención a una nueva dificultad crediticia cuando hipotecas de bienes raíces por un valor de 500.000 millones de dólares tengan que ser refinanciadas a fines de año.” Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, y Timothy Geithner, Secretario del Tesoro y ex presidente de la Reserva Federal de Nueva York discuten seriamente la extensión de TALF (Facilidad de Préstamos de Valores a Término Respaldados por Activos) a CMBS (valores respaldados por hipotecas comerciales) y otros activos como ser préstamos para pequeños negocios y si aumentar el tamaño del programa.” La “expansión de los varios programas a nuevos y más arriesgados tipos de activos es uno de las principales manzanas de la discordia entre el Tesoro y el señor Barofsky.” [12]

Testificando ante el Congreso, Barofsky dijo: “De programas que involucraban grandes infusiones de capital a cientos de bancos y otras instituciones financieras, a un programa de modificación de hipotecas diseñado para modificar millones de hipotecas, a sociedades público-privadas que utilizan decenas de miles de millones de dólares del contribuyente para comprar activos ‘tóxicos’ de los bancos, TARP se ha desarrollado a ser un programa de un alcance, escala y complejidad sin precedente.” Explicó que: “El apoyo potencial total del gobierno federal podría llegar a 23,7 billones de dólares.” [13]

¿Es posible un futuro rescate?

A principios de julio de 2009, el multimillonario inversionista Warren Buffet dijo que “el desempleo podría llegar a 11% y se podría necesitar un segundo paquete de estímulo mientras la economía lucha para recuperarse de la recesión,” y declaró además “no nos encontramos en una recuperación.” [14] También a comienzos de julio, un consejero económico del presidente Obama declaró que “EE.UU. debería estar planificando una segunda vuelta de estímulo fiscal para apuntalar aún más la economía.” [15]

En agosto de 2009 se informó que, “El gobierno de Obama considerará la entrega de más dinero para poner riendas al desempleo a pesar de señales de que la recesión está terminando,” y que “el secretario del tesoro Tim Geithner también admitió que puede pensarse en aumentos de impuestos mientras el gobierno trabaja para controlar sus inmensos déficits relacionados con la recuperación.” Geithner dijo: “haremos lo que sea necesario,” y que “más dinero federal podría ser arrojado a la recuperación como prestaciones de desempleo ante proyecciones de que las prestaciones extendidas a 1,5 millones de estadounidenses sin trabajo expirarán sin intervención del Congreso.” Sin embargo, toda futura inyección de dinero podría ser vista como “un segundo paquete de estímulo.” [16]

El Washington Post informó a principios sobre una iniciativa del Departamento del Tesoro conocida como “Plan C.” El equipo del Plan C fue reunido “para examinar lo que todavía podría hacer caer [la economía] y ha identificado varios puntos problemáticos que podrían amenazar la todavía frágil industria de los préstamos,” y “el proyecto interno se concentra en problemas fastidiosos como ser los afligidos mercados de los bienes raíces comerciales, la gran cantidad de moras entre los dueños de casas, y las dificultades de bancos comunitarios y regionales.”

Además: “El equipo es también responsable de considerar posibles reacciones gubernamentales, pero altos funcionarios dentro del gobierno de Obama tienen cuidado con la presentación de iniciativas que comprometerían cantidades masivas de recursos federales.” El artículo entró en detalles al decir que: “la creación del Plan C es una señal de que el gobierno ha pasado a una nueva fase en su reacción, al actuar preventivamente en lugar de reaccionar ante crisis emergentes.” En particular, el desafío a corto plazo que enfrentan son los préstamos para bienes raíces comerciales, ya que “bancos y otras firmas que suministraban tales préstamos en el pasado han limitado fuertemente sus préstamos,” rechazando “a muchos urbanizadores y compañías constructoras.” Dentro del próximo par de años, “esos grupos enfrentarán una ola de deudas de bienes raíces comerciales – algunos cálculos ubican el total en más de 3 billones de dólares – que tendrán que refinanciar. Esos préstamos fueron otorgados durante el boom de la construcción de esta década en la expectativa errónea de que serían refinanciados con las mismas condiciones generosas dentro de unos años.”

Sin embargo, como resultado de la crisis crediticia, “pocos urbanizadores pueden encontrar a alguien que refinancie su deuda, poniendo en peligro a propiedades sanas y afligidas.” Kim Diamond, director administrativo de Standard & Poor's, declaró que “No es la medida en la que la gente está dispuesta a prestar,” sino más bien: “La cuestión es si se puede otorgar un préstamo.” Es importante señalar que: “Analistas financieros dijeron que las pérdidas en préstamos de bienes raíces comerciales constituyen ahora la mayor causa singular de quiebras de bancos,” y que ninguno de los esfuerzos de rescate instituidos “es suficientemente grande como para encarar el tamaño del problema.” [17]

De modo que hay que preguntar: ¿Qué contempla el Plan C en términos de una posible “solución” gubernamental? ¿Otro rescate? El efecto que tendría sería inflar aún más la ya monumental burbuja del rescate.

La gran burbuja europea

En octubre de 2008, Alemania y Francia estuvieron al frente de un rescate de la Unión Europea de 1 billón de euros, y “los mercados mundiales inicialmente repuntaron mientras los gobiernos europeos transferían miles de millones a bancos afectados. Los bancos centrales en Europa también montaron un nueva ofensiva para recomenzar a prestar, suministrando cantidades ilimitadas de dólares a los bancos comerciales en una operación conjunta.” [18]

Los rescates estadounidenses incluso llegaron a los bancos europeos, como se informó en marzo de 2009: “Bancos europeos se negaron a discutir un informe de que fueron beneficiarios del rescate por 173.000 millones de la aseguradora AIG, como “Goldman Sachs, Morgan Stanley y una cantidad de otros bancos estadounidenses y europeos han recibido aproximadamente 50.000 millones de dólares desde que la Reserva Federal comenzó a extender ayuda a AIG.” Entre los bancos europeos, los bancos franceses Societe Generale y Calyon se negaron el domingo a comentar sobre el tema, tal como lo hicieron Deutsche Bank, Barclays de Gran Bretaña y el banco holandés no cotizado Rabobank.” Otros bancos que recibieron dinero del rescate de EE.UU. incluyen a HSBC, Wachovia, Merrill Lynch, Banco Santander y Royal Bank of Scotland. Como AIG estaba esencialmente insolvente “el rescate permitió a AIG que pagara a sus contrapartes bancarias por colateral adicional,” y “Goldman Sachs y Deutsche Bank recibieron cada uno 6.000 millones de dólares en pagos entre mediados de septiembre y diciembre.” [19]

En abril de 2009 se informó que “gobiernos de la UE han comprometido 3 billones de euros [o sea 4 billones de dólares] para rescatar bancos con garantías o inyecciones de dinero después de la crisis financiera global.” [20]

A inicios de febrero de 2009, el Telegraph publicó un artículo con un titular sorprendente: “Bancos europeos pueden necesitar un rescate de 16,3 billones de libras, advierte documento de la CE.” Si se busca con este titular en google aparece el vínculo con el Telegraph. Sin embargo, si se pulsa el vínculo, el título cambia a “Rescate bancario europeo podría llevar a la UE a la crisis.” Además, han eliminado toda mención de la cantidad de dinero que podría ser requerida para un rescate bancario. La cantidad en dólares, sin embargo, es de cerca 25 billones de dólares. La cantidad es el total acumulado de los activos problemáticos en los balances de los bancos, una cifra asombrosa derivada del comercio con derivados.

El Telegraph informó que “dirigentes nacionales y funcionarios de la UE comparten temores de que un segundo rescate bancario en Europa aumentará la toma de préstamos gubernamentales en un tiempo en el que inversionistas – particularmente los que prestan dinero a gobiernos europeos – tienen crecientes dudas sobre la capacidad de pagarlos de países como España, Grecia, Portugal, Irlanda, Italia y Gran Bretaña.” [21]

Cuando los países europeos orientales necesitaron desesperadamente ayuda financiera, y la discusión se acaloró sobre la posibilidad de un rescate de la UE para Europa Oriental, la UE, a pedido de Angela Merkel de Alemania, rechazó el rescate europeo oriental. Sin embargo, fue más una operación de relaciones públicas que una verdadera posición política.

Aunque la UE negó dinero a Europa Oriental en la forma de un rescate, a fines de marzo dirigentes europeos “duplicaron el financiamiento de emergencia para las frágiles economías de Europa central y oriental y prometieron suministrar otra duplicación de los fondos prestables del Fondo Monetario Internacional al proponer 75.000 millones de euros.” Los dirigentes de la UE “acordaron aumentar de 25.000 millones de euros a 50.000 millones los fondos para apoyar la balanza de pagos para Estados, sobre todo europeos orientales.” [22]

Como explicó un artículo del Times en junio de 2009, Alemania se ha mostrado engañosa en su posición pública en comparación con sus verdaderas decisiones políticas. El artículo, que vale la pena citar en gran parte, explicó primero que:

Europa está ahora en medio de una perfecta tormenta – una confluencia de tres crisis económicas separadas pero interconectadas que amenazan mucho más devastación que la que Gran Bretaña o EE.UU. sufrieron por la crisis crediticia: el colapso de la industria y del empleo alemanes, la inminente quiebra de propietarios de casas y negocios centroeuropeos; y la amenaza de no pago de la deuda gubernamental por pérdida del control monetario de Irlanda, Grecia y Portugal, por ejemplo en la periferia de la eurozona.

Tomando el caso de Letonia, el autor pregunta: “Si la crisis se expande, otros gobiernos de la UE – y especialmente el de Alemania, enfrentarán una cuestión existencial: ¿Comprometerán cientos de miles de millones de euros para garantizar las deudas de otros países de la UE? ¿O permitirán insolvencias y devaluaciones gubernamentales que podrían terminar por romper la moneda única y inhabilitar aún más la industria alemana, así como los bancos interiores del país?” Al enfrentar ese problema, “los políticos alemanes han insistido en que cualquier rescate o garantía está fuera de discusión,” sin embargo, “la cosa ha sido silenciosamente aceptada en Bruselas, mientras los políticos manifestaban ruidosamente su compromiso inquebrantable de defenderla.”

El autor planteó que en octubre de 2008:

[...] se descubrió una regulación no utilizada previamente, que permite la creación de una “facilidad para balanza de pagos” que autoriza que la UE pida prestadas por primera vez sumas sustanciales bajo su propia “personalidad legal.” Esta facilidad fue doblada de nuevo a 50.000 millones de euros en marzo. Si los problemas financieros de Letonia se convierten en una crisis generalizada, esas garantías y subsidios cruzados entre gobiernos de la UE aumentarán a cientos de miles de millones en los meses por venir y ciertamente mutarán a la toma de préstamos centralizados en gran escala de la UE, garantizados conjuntamente por todos los contribuyentes de la UE.

[…] Los nuevos préstamos de la UE, están legalmente ‘fuera de presupuesto’ y son un arreglo que permite que Alemania mantenga la ficción legal de que no está garantizando las deudas de Letonia et al. El prospecto de emisión de bonos de la UE para inversionistas, sin embargo, deja bien claro donde reside verdaderamente la carga financiera: “Desde el punto de vista de un inversionista el bono está totalmente garantizado por el presupuesto de la UE y, en última instancia, por los Estados Miembro de la UE.” [23]

De modo que se está rescatando o presumiblemente se rescatará a Europa Oriental. Sea en la forma del federalismo de la UE, suministrando préstamos por su propia cuenta, pagados por contribuyentes europeos, o a través del FMI, que condicionará cualquier préstamo con su riguroso Programa de Ajuste Estructural (SAP), o por ambos. Resulta que la sociedad conjunta del FMI y de la UE es lo que suministró los préstamos y sigue suministrando tales préstamos.

Como señalara el Financial Times en agosto de 2009: “Los colapsos de bancos o las monedas en caída de las tres naciones bálticas – Letonia, Lituania y Estonia – podrían amenazar la frágil perspectiva de recuperación en el resto de Europa. Esos países también se encuentran en una de las líneas de falla políticas más delicadas. Son los Estados fronterizos de la Unión Europea con Rusia.” En julio, Letonia “acordó su segundo préstamo en ocho meses con el FMI y la UE,” después del primero en diciembre. Se informa que Lituania hará lo mismo. Sin embargo, como señaló el Financial Times, los préstamos tuvieron lugar bajo las condiciones del FMI: “La inyección de dinero es una buena noticia. La mala noticia es que, a cambio de fortalecer las financias estatales, el nuevo acuerdo con el FMI exigirá que el gobierno letón imponga aún más dolor a su población sufriente. Los salarios en el sector público ya han sido reducidos en un tercio este año. Las pensiones han sido recortadas. Ahora el FMI exige que Letonia reduzca otro 10% del presupuesto en otoño de este año.” [24]

Si hemos de creer al breve informe del Telegraph sobre los cerca de 25 billones en activos bancarios tóxicos, que fueron sacados del artículo original por razones desconocidas, sin citar una retractación basada en hechos, la pregunta es ¿sigue siendo válido ese rescate potencial? Esos bancos no han sido rescatados financieramente por la UE, de modo que presumiblemente esos activos tóxicos continúan en los balances de los bancos. Esa burbuja aún no ha estallado. Si se combina con la burbuja de 23,7 billones de dólares del rescate de EE.UU., entre la UE y EE.UU. hay cerca de 50 billones de dólares que esperan para reventar.

Una burbuja del petróleo

A principios de julio de 2009, el New York Times informó que: “La extrema volatilidad que se ha apoderado de los mercados del petróleo en los últimos 18 meses no ha mostrado señales de ralentizar. Los precios del petróleo se han más que duplicado desde inicios del año a pesar de una economía excepcionalmente débil.” La inestabilidad en los precios del petróleo y del gas ha llevado a muchos a “temer que pueda poner en peligro una recuperación global.” Además: “también traba a negocios y consumidores,” ya que “ha ocurrido una salvaje estampida en los mercados del petróleo en los últimos 12 meses.” Los precios del petróleo llegaron a un nivel récord en el verano pasado a 145 dólares por barril, y con la crisis económica bajaron a 33 dólares por barril en diciembre. Sin embargo, desde comienzos de 2009, el petróleo ha subido un 55% a 70 dólares por barril.

Como señala el artículo del Times: “el reciente aumento en los precios del petróleo reanuda el debate del año pasado sobre el papel de los inversionistas – o especuladores – en los mercados de las materias primas.” “Funcionarios de la energía de la UE y de OPEC se reunieron en junio y concluyeron que “el tema de la especulación todavía no ha sido resuelto y que la burbuja de 2008 podría repetirse.” [25]

En junio de 2009, el gerente de Hedge Fund, Michael Masters, dijo al senado de EE.UU. que: “El Congreso no ha hecho lo suficiente para refrenar la especulación en los mercados del petróleo, dejando al país vulnerable a otro aumento de precios en 2009.” Explicó que: “en gran parte los precios del petróleo no son determinados por la oferta y la demanda sino por los escritorios de operaciones de grandes firmas de Wall Street,” Porque: “Nada ha sido realmente hecho por el Congreso para poner fin al problema de la especulación excesiva” en 2008, explicó Masters: “no existe nada que impida una nueva burbuja en los precios del petróleo en 2009. De hecho, ya comienzan a aparecer señales de una posible burbuja.” [26]

En mayo de 2008, Goldman Sachs advirtió que el petróleo podría llegar a 200 dólares por barril en los próximos 12 a 24 meses [hasta mayo de 2010]. Es interesante que Goldman Sachs sea uno de los mayores bancos de inversiones de Wall Street que comercia con petróleo y que podría beneficiarse con un aumento en los precios.” [27] Sin embargo, esto no considera el aspecto crucial. No sólo se beneficiaría a Goldman Sachs, sino que para comenzar Goldman Sachs juega un papel importante en el aumento de los precios del petróleo.

Como señalara Ed Wallace en un artículo en Business Week en mayo de 2008, el informe de Goldman Sachs culpó por semejantes aumentos de precios a la “creciente demanda” de China y Oriente Próximo, en combinación con la afirmación de que Oriente Próximo ha llegado o llegará pronto al pico en sus reservas de petróleo. Wallace subrayó que:

Goldman Sachs fue uno de los socios fundadores de Intercontinental Exchange (ICE) el mercado en línea de materias primas y futuros. E ICE ha sido objeto primordial de recientes investigaciones del Congreso; fue mencionado tanto en el Staff Report del 27 de junio de 2006 del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado y en la audiencia del Comité de la Cámara sobre Energía y Comercio de diciembre pasado. Esas investigaciones estudiaron el comercio no regulado en futuros energéticos, y ambas concluyeron que el aumento a niveles estratosféricos de los precios de la energía ha sido impulsado por los miles de millones de dólares en futuros de petróleo y gas natural que han sido colocados en el ICE – que no es regulado por la Commodities Futures Trading Commission. [28]

Esencialmente, Goldman Sachs es uno de los principales especuladores en el mercado del petróleo, y por lo tanto juega un papel importante en el aumento de los precios del petróleo por especulación. Hay que reconsiderar esto a la luz del aumento recurrente en los precios del petróleo en 2009. En julio de 2009,

“Goldman Sachs Group Inc. publicó beneficios récord al aumentar a niveles insuperables los ingresos por el comercio y por la suscripción de acciones menos de un año después que la firma recibió 10.000 millones de dólares en fondos de rescate de EE.UU.” [29] ¿Podría haber una relación entre las dos cosas?

Rescates utilizados en la especulación

En noviembre de 2008, el gobierno chino inyectó un “paquete de estímulo de 849.000 millones de dólares orientado a mantener el crecimiento de la emergente superpotencia económica.” [30] China entonces registró un repunte en la tasa de crecimiento de la economía, y tuvo un boom del mercado bursátil. Sin embargo, como señaló el Wall Street en julio de 2009 “Su crecimiento es ahora alimentado por la deuda barata más que por beneficios corporativos y la retención de utilidades, y este giro amenaza a mediano plazo con debilitar la desconexión de China de la crisis económica global.” Por lo tanto tal vez no sea sorprendente que los préstamos bancarios pendientes de reembolso se hayan duplicado en los últimos años, y que se hable mucho de un sistema bancario fantasma. Luego existe la reputación de China de la creación de sobrecapacidades en su sector industrial, una mala reputación que adquirió incluso antes del colapso en la demanda global. Esto mostró un desdén por los réditos que siempre son una señal reveladora de dinero barato.”

La economía de China depende primordialmente de EE.UU. como mercado de consumo para sus productos baratos. Sin embargo, “la ralentización en el consumo en EE.UU. en medio de una crisis crediticia ha sacado a la luz las debilidades de este modelo de financiamiento basado en exportaciones. De modo que ahora China se vuelve hacia la deuda barata para financiar, un giro sugerido por el aumento de un 35% o algo así de los préstamos bancarios en este año.” [31]

En agosto de este año, se informó que China experimenta un “boom del mercado bursátil alimentado por el estímulo.” Sin embargo, esto ha llevado a muchos dirigentes a “preocuparse de que una parte demasiado grande de la orgía de préstamos de bancos estatales que pagó por el incipiente renacimiento de China fue desviada hacia acciones y bienes raíces, creando el peligro de un ciclo de auge y caída y mayor inflación menos de dos años después del estallido previo de una burbuja del mercado bursátil.” [32]

Hay que aplicar el mismo razonamiento a la subida del mercado bursátil de EE.UU. Algo anda inherente y estructuralmente mal en un sistema financiero en el que nada se produce, se pierden 600.000 puestos de trabajo al mes, y sin embargo, el mercado bursátil sube. ¿Por qué sube el mercado bursátil?

El Programa de Alivio para Activos en Problemas [TARP], que suministró 700.000 millones de dólares en rescates bancarios, comenzado bajo Bush y expandido bajo Obama, implica que el Tesoro de EE.UU. compra 700.000 millones de dólares de “activos en problemas” de los bancos, y por su parte, “que no se puede pedir a los bancos que rindan cuentas por su uso de los dineros públicos.” [33]

De modo que si los bancos no tienen que rendir cuentas sobre dónde va el dinero, ¿dónde fue? Afirman que volvió a ser prestado. Sin embargo, los préstamos bancarios siguen disminuyendo. [34] La respuesta más probable es la especulación en el mercado bursátil. ¿De otra manera, cómo iban a subir las acciones, a disminuir los préstamos, y que no se rindan cuentas por el dinero del rescate?

¿Qué dice el Banco de Pagos Internacionales (BPI)?

A fines de junio, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), el banco central de los bancos centrales del mundo, la organización financiera más prestigiosa y poderosa del mundo, hizo una advertencia importante. Declaró que: “los paquetes de estímulos pueden suministrar sólo un impulso temporal al crecimiento, y ser seguidos por un período extendido de estancamiento económico.”

El BPI, “El único organismo internacional que predijo correctamente la crisis financiera… ha advertido que el mayor riesgo es que los gobiernos puedan ser obligados por los inversionistas en bonos del mundo a abandonar sus paquetes de estímulo, y que en su lugar recorten los gastos mientras aumentan los impuestos y las tasas de interés,” así como el informe anual del BPI “ha estado advirtiendo durante los últimos tres años de los peligros de una repetición de la depresión.” Además: “su último informe anual advirtió que países como Australia enfrentan la posibilidad de una corrida sobre la moneda, que obligaría a aumentar los tipos de interés.” El BPI advirtió que: “un respiro temporal podría hacer más difícil a las autoridades la toma de decisiones que son necesarias, aunque impopulares, para restaurar la salud del sistema financiero, y podrían por lo tanto prolongar en última instancia el período de crecimiento lento.”

De inmensa importancia es la advertencia del BPI de que: “Al mismo tiempo, las garantías y seguros de activos gubernamentales han expuesto a los contribuyentes a pérdidas potencialmente grandes,” y la explicación de cómo paquetes fiscales plantean riesgos significativos, diciendo que “Existe el peligro de que los responsables de la política fiscal agoten su capacidad de deuda antes de terminar la costosa tarea de reparar el sistema financiero,” y que “Existe la clara posibilidad de que los programas de estímulo hagan aumentar las tasas reales de interés y las expectativas de inflación.” La inflación “se intensificaría a medida que la depresión disminuya,” y el BPI “expresó dudas sobre el paquete de rescate bancario adoptado en EE.UU.” [35]

El BPI también advirtió ante la inflación, diciendo que: “la gran y justificable preocupación es que, antes de poder ser revertido, el dramático aligeramiento de la política monetaria se convierta en crecimiento en los agregados monetarios y crediticios más amplios.” Eso “llevará a la inflación que alimenta las expectativas de inflación o podría contribuir a otra burbuja de los precios de activos, sembrando las semillas para el próximo ciclo financiero de boom y quiebra.” [36]

Importantes inversionistas también han estado advirtiendo ante los peligros de inflación. El legendario inversionista Jim Rogers ha advertido de un “masivo holocausto inflacionario.” [37] El inversionista Marc Feber ha advertido que: “La economía de EE.UU. entrará a una “hiperinflación” que se acercaría a los niveles en Zimbabue,” y declaró que está “100% seguro de que EE.UU. entrará en una hiperinflación.” Además: “El problema con un crecimiento tan elevado de la deuda del gobierno es que cuando haya llegado el momento y la Reserva Federal tenga que aumentar las tasas de interés, será muy renuente a hacerlo y por lo tanto la inflación comenzará a acelerar.” [38]

¿Entramos a una nueva Gran Depresión?

En 2007, se informó que: “El Banco de Pagos Internacionales, el organismo financiero más prestigioso del mundo, ha advertido que años de política monetaria disoluta han alimentado una peligrosa burbuja crediticia, dejando a la economía global más vulnerable a otra caída al estilo de los años treinta de lo que se entiende generalmente.”

Además, el BPI, el máximo banco de los banqueros centrales, apuntó a una confluencia de señales preocupantes, citando la emisión masiva de exóticos instrumentos crediticios, el aumento de la deuda doméstica, el extremo apetito de riesgo mostrado por los inversionistas, y los desequilibrios arraigados en el sistema monetario mundial.

[…] En una reprensión apenas velada a la Reserva Federal de EE.UU., el BPI dijo que los bancos centrales comienzan a dudar de la sabiduría de permitir que se acumulen burbujas de activos en la suposición de que podrían ser “limpiadas” con seguridad posteriormente – que fue más o menos la estrategia seguida por el ex jefe de la Reserva Federal, Alan Greenspan, después del estallido de puntocom. [39]

En 2008, el BPI volvió a advertir ante el potencial de otra Gran Depresión, ya que “complejos instrumentos crediticios, un fuerte apetito por el riesgo, los crecientes niveles de deuda doméstica y los desequilibrios a largo plazo en el sistema monetario mundial, forman todos parte de la política monetarista disoluta que podría llevar a otra Gran Depresión.” [40]

En 2008, el BPI también dijo que: “Los actuales disturbios en el mercado no tienen precedente en el período de la posguerra. Con un significativo riesgo de recesión en EE.UU., exacerbado por un agudo aumento de la inflación en muchos países, crecen los temores de que la economía global pueda estar en una especie de punto de inflexión,” y que todo lo que han hecho los bancos centrales “es postergar la hora de la verdad.” [41]

A fines de junio de 2009, el BPI informó que como resultado de los paquetes de estímulo, sólo ha habido un “progreso limitado” y que “las perspectivas de crecimiento están en peligro,” y que otras “medidas de estímulo no lograrán agarrar, y pueden llevar sólo a un aumento temporal en el crecimiento.” En última instancia: “Una recuperación pasajera sólo empeorará las cosas.” [42]

El BPI ha dicho, en lenguaje suavizado, que los paquetes de estímulo van a causar en última instancia más daño del que han evitado, demorando simplemente lo inevitable y haciendo que lo inevitable sea mucho peor. En vista de las anteriores advertencias del BPI sobre una Gran Depresión, los paquetes de estímulo en todo el mundo sólo han demorado la depresión que viene, y al agregar cifras importantes a las masivas burbujas de la deuda de las naciones del mundo, llevarán en última instancia a que la depresión sea peor que si los gobiernos no hubieran inyectado cantidades masivas de dinero a la economía.

Después de la Gran Depresión, economistas keynesianos emergieron victoriosos al proponer que una nación debe encontrar su salida de la crisis gastando. Esta vez, resultará que se equivocaron. El mundo es un sitio muy diferente ahora. Créditos incontrolados, gasto fácil y masivas deudas es lo que ha llevado al mundo a la actual crisis económica, el gasto no es la salida. El mundo ha estado funcionando con una economía global basada en la deuda. Ese sistema monetario basado en la deuda, controlado y operado por el sistema global de bancos centrales, cuyo ápex es el Banco de Pagos Internacionales, es insostenible. Esa es la verdadera burbuja, la burbuja de la deuda. Cuando reviente, y reventará, el mundo entrará a la Mayor Depresión en su historia.

Notas

[1] Barrie McKenna, End of housing slump? Try telling that to buyers, sellers and the unemployed. The Globe and Mail: August 6, 2009:

http://www.theglobeandmail.com/report-on-business/end-of-housing-slump-try-telling-that-to-buyers-sellers-and-the-unemployed/article1240418/

[2] Gene Sperling, Double-Bubble Trouble in Commercial Real Estate: Gene Sperling. Bloomberg: May 9, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601110&sid=a.X91SkgOd8g

[3] AL Sull, Commercial Real Estate - The Other Real Estate Bubble. Financial Post: July 23, 2009:

http://network.nationalpost.com/np/blogs/fpmagazinedaily/archive/2009/07/23/commercial-real-estate-the-other-real-estate-bubble.aspx

[4] Hui-yong Yu, U.S. Office Vacancies Rise to Three-Year High, Cushman Says. Bloomberg: April 16, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601087&sid=aegH6dXG8H8U

[5] Parija B. Kavilanz, Malls shedding stores at record pace. CNN Money: April 14, 2009:

http://money.cnn.com/2009/04/10/news/economy/retail_malls/index.htm

[6] Ilaina Jonas and Emily Chasan, General Growth files largest U.S. real estate bankruptcy. Reuters: April 16, 2009:

http://www.reuters.com/article/businessNews/idUSTRE53F68P20090417

[7] Jamil Anderlini, China property prices ‘likely to halve’. The Financial Times: April 13, 2009:

http://www.ft.com/cms/s/0/9a36b342-280e-11de-8dbf-00144feabdc0.html

[8] Reuters, Fed Might Extend TALF Support to Five Years. Money News: April 17, 2009:

http://moneynews.newsmax.com/financenews/talf/2009/04/17/204120.html?utm_medium=RSS

[9] Francesco Guerrera and Greg Farrell, US banks warn on commercial property. The Financial Times: July 22, 2009:

http://www.ft.com/cms/s/0/3a1e9d86-76eb-11de-b23c-00144feabdc0.html

[10] Mark Pittman and Bob Ivry, Financial Rescue Nears GDP as Pledges Top $12.8 Trillion. Bloomberg: March 31, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601087&sid=armOzfkwtCA4

[11] Gerald Celente, The "Bailout Bubble" - The Bubble to End All Bubbles. Trends Research Institute: May 13, 2009:

http://geraldcelentechannel.blogspot.com/2009/05/gerald-celente-bubble-to-end-all.html

[12] Tom Braithwaite, Treasury clashes with Tarp watchdog on data. The Financial Times: July 20, 2009:

http://www.ft.com/cms/s/0/ab533a38-757a-11de-9ed5-00144feabdc0.html

[13] AFP, US could spend 23.7 trillion dollars on crisis: report. Agence-France Presse: July 20, 2009:

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5iuL1HParBuO4WyHJIxw6rlOKdz-A

[14] John Whitesides, Warren Buffett says second stimulus might be needed. Reuters: July 9, 2009:

http://www.reuters.com/article/pressReleasesMolt/idUSTRE5683MZ20090709

[15] Vidya Ranganathan, U.S. should plan 2nd fiscal stimulus: economic adviser. Reuters: July 7, 2009:

http://www.reuters.com/article/newsOne/idUSTRE56611D20090707

[16] Carly Crawford, US may increase stimulus payments to rein in unemployment. The Herald Sun: August 3, 2009:

http://www.news.com.au/heraldsun/story/0,21985,25873672-664,00.html

[17] David Cho and Binyamin Appelbaum, Treasury Works on 'Plan C' To Fend Off Lingering Threats. The Washington Post: July 8, 2009:

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2009/07/07/AR2009070702631.html?hpid=topnews

[18] Charles Bremner and David Charter, Germany and France lead €1 trillion European bailout. Times Online: October 13, 2009:

http://business.timesonline.co.uk/tol/business/industry_sectors/banking_and_finance/article4937516.ece

[19] Douwe Miedema, Europe banks silent on reported AIG bailout gains. Reuters: March 8, 2009:

http://www.reuters.com/article/topNews/idUSTRE5270YD20090308

[20] Elitsa Vucheva, European Bank Bailout Total: $4 Trillion. Business Week: April 10, 2009:

http://www.businessweek.com/globalbiz/content/apr2009/gb20090410_254738.htm?chan=globalbiz_europe+index+page_top+stories

[21] Bruno Waterfield, European bank bail-out could push EU into crisis. The Telegraph: February 11, 2009:

http://www.telegraph.co.uk/finance/financetopics/financialcrisis/4590512/European-banks-may-need-16.3-trillion-bail-out-EC-dcoument-warns.html

[22] Ian Traynor, EU doubles funding for fragile eastern European economies. The Guardian: March 20, 2009:

http://www.guardian.co.uk/world/2009/mar/20/eu-imf-emergency-funding

[23] Anatole Kaletsky, The great bailout - Europe's best-kept secret. The Times Online: June 4, 2009:

http://www.timesonline.co.uk/tol/comment/columnists/anatole_kaletsky/article6426565.ece

[24] Gideon Rachman, Europe prepares for a Baltic blast. The Financial Times: August 3, 2009:

http://www.ft.com/cms/s/0/b497f5b6-8060-11de-bf04-00144feabdc0.html

[25] JAD MOUAWAD, Swings in Price of Oil Hobble Forecasting. The New York Times: July 5, 2009:

http://www.nytimes.com/2009/07/06/business/06oil.html

[26] Christopher Doering, Masters says signs of oil bubble starting to appear. Reuters: June 4, 2009:

http://www.reuters.com/article/Inspiration/idUSTRE55355620090604

[27] Javier Blas and Chris Flood, Analyst warns of oil at $200 a barrel. The Financial Times: May 6, 2008:

http://us.ft.com/ftgateway/superpage.ft?news_id=fto050620081414392593

[28] Ed Wallace, The Reason for High Oil Prices. Business Week: May 13, 2009:

http://www.businessweek.com/lifestyle/content/may2008/bw20080513_720178.htm

[29] Christine Harper, Goldman Sachs Posts Record Profit, Beating Estimates. Bloomberg: July 14, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601087&sid=a2jo3RK2_Aps

[30] Peter Martin and John Garnaut, The great China bailout. The Age: November 11, 2008:

http://business.theage.com.au/business/the-great-china-bailout-20081110-5lpe.html

[31] Paul Cavey, Now China Has a Credit Boom. The Wall Street Journal: July 30, 2009:

http://online.wsj.com/article/SB10001424052970204619004574319261337617196.html

[32] Joe McDonald, China's stimulus-fueled stock boom alarms Beijing. The Globe and Mail: August 2, 2009:

http://www.globeinvestor.com/servlet/story/RTGAM.20090802.wchina02/GIStory/

[33] Matt Jaffe, Watchdog Refutes Treasury Claim Banks Cannot Be Asked to Account for Bailout Cash. ABC News: July 19, 2009:

http://abcnews.go.com/Business/Politics/story?id=8121045&page=1

[34] The China Post, Bank lending slows down in U.S.: report. The China Post: July 28, 2009:

http://www.chinapost.com.tw/business/americas/2009/07/28/218141/Bank-lending.htm

[35] David Uren. Bank for International Settlements warning over stimulus benefits. The Australian: June 30, 2009:

http://www.theaustralian.news.com.au/story/0,,25710566-601,00.html

[36] Simone Meier, BIS Sees Risk Central Banks Will Raise Interest Rates Too Late. Bloomberg: June 29, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601068&sid=aOnSy9jXFKaY

[37] CNBC.com, We Are Facing an 'Inflation Holocaust': Jim Rogers. CNBC: October 10, 2008:

http://www.cnbc.com/id/27097823

[38] Chen Shiyin and Bernard Lo, U.S. Inflation to Approach Zimbabwe Level, Faber Says. Bloomberg: May 27, 2009:

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601110&sid=avgZDYM6mTFA

[39] Ambrose Evans-Pritchard, BIS warns of Great Depression dangers from credit spree. The Telegraph: June 27, 2009:

http://www.telegraph.co.uk/finance/economics/2811081/BIS-warns-of-Great-Depression-dangers-from-credit-spree.html

[40] Gill Montia, Central bank body warns of Great Depression. Banking Times: June 9, 2008:

http://www.bankingtimes.co.uk/09062008-central-bank-body-warns-of-great-depression/

[41] Ambrose Evans-Pritchard, BIS slams central banks, warns of worse crunch to come. The Telegraph: June 30, 2008:

http://www.telegraph.co.uk/finance/markets/2792450/BIS-slams-central-banks-warns-of-worse-crunch-to-come.html

[42] HEATHER SCOFFIELD, Financial repairs must continue: central banks. The Globe and Mail: June 29, 2009:

http://v1.theglobeandmail.com/servlet/story/RTGAM.20090629.wcentralbanks0629/BNStory/HEATHER+SCOFFIELD/

Andrew Gavin Marshall es Investigador Asociado del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG). Actualmente estudia Economía Política e Historia en la Universidad Simon Fraser. - Global Research - Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=14680


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com