Cargando

Paraguay
Ahora Lugo

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Fernando Lugo habla al asumir la Presidencia
- Elecciones 2008
-
Paraguay, paraíso militar yanqui
-
La Guerra del Agua
- Agosto, mes del idioma Guarani

 

. ¿Cómo piensa Fernando Lugo?

150808 - BBC - El nuevo presidente de Paraguay, Fernando Lugo, de tendencia izquierdista y 57 años de edad, es -por donde se lo mire- una figura atípica.
 

Es el primer ex obispo en convertirse en presidente en América Latina; y el mes pasado, en una medida sin precedentes, el Papa Benedicto XVI acordó personalmente su dimisión como obispo.

Y en lo que respecta a su ceremonia inaugural Lugo prometió usar un nuevo par de sandalias, un símbolo de su estilo relajado y su compromiso con los pobres.

Pero su calzado simple está en franco contraste con la compleja y monumental tarea de cambiar al país, desgastado por décadas de corrupción, pobreza y desigualdad.

En primer lugar es un novato en el ámbito político en el que ingresó tan sólo en 2006. Pero algunos dicen que sus 30 años de experiencia trabajando en la Iglesia Católica, primero como sacerdote y luego como obispo, fueron un buen campo de entrenamiento para desarrollar las habilidades políticas que necesita para mantener la cohesión de una coalición amplia.

Él ganó las elecciones en abril como líder de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), poniendo fin a 61 años de gobierno del derechista Partido Colorado. Pero la APC abarca a un gran abanico de fuerzas que van desde el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) hasta varias organizaciones de izquierda más cercanas a la ideología de Lugo.

La APC no cuenta con mayoría en ninguna de las cámaras del Congreso, y tendrá que formar alianzas con facciones disidentes del Partido Colorado para aprobar nuevas leyes. Además, el Partido Colorado tiene una gran presencia en el país, particularmente en el ámbito judicial, y esto puede representar un freno a la hora de hacer cambios.

Desestabilización

Lugo ya denunció en una entrevista con BBC Mundo que las fuerzas de la oposición están tramando desestabilizar al nuevo gobierno creando falsos desabastecimientos de combustible y suministros hospitalarios.

También le dijo a BBC Mundo que su prioridad es combatir la corrupción, uno de los muchos legados del general Alfredo Stroessner, quien gobernó a Paraguay como si fuese su propio feudo entre 1954 y 1989.

Stroesnner hizo la vista gorda a las actividades de sus amigos que controlaban una economía de contrabando, la cual incluía tráfico de drogas, whisky y aparatos electrónicos, un sector que generaba quizás tantos ingresos como la economía formal.

Lugo hará gala de su honestidad personal como un antídoto contra la corrupción generalizada. Pero la tarea tomará tiempo. Transparencia Internacional colocó a Paraguay en el puesto número 138 (de un total de 180) de su lista de 2007 de países más corruptos del mundo.

El problema de la tierra

El ex obispo se hizo conocido apoyando a los campesinos pobres que ocupaban grandes fincas en el departamento de San Pedro, de donde era obispo. Pero todo indica que será cauteloso a la hora de introducir cambios en los patrones inequitativos de tenencias de tierras, uno de los peores en América Latina.

El acceso a la tierra es crucial en un país donde hay poco trabajo en la industria. La soja es el principal producto de exportación de Paraguay y este país es el cuarto exportador del mundo de esta oleaginosa.

Por esta razón Lugo no querrá hacer nada que ponga en peligro a los grandes productores de soja, muchos de ellos brasileños, que son los principales impulsores de la economía.

Pero también estará bajo la enorme presión de un movimiento cooperativo de campesinos cada vez más fuerte, que ha llevado a cabo recientemente ocupaciones de tierras. Algunos líderes campesinos dicen que organizarán más invasiones para el día después de que asuma Lugo.

El ex obispo dice que su primer paso será iniciar un diálogo nacional e implementar un censo agrario nacional para ordenar el caótico estado de la tenencia de tierras, que hace que muy pocos paraguayos tengan títulos de propiedad.

Lugo descartó las expropiaciones forzosas e instó a la paciencia. Pero lograr mejoras para los campesinos pobres lo suficientemente rápido será su mayor desafío.

Brasil

Otra de sus principales tareas es tratar de persuadir a su vecino gigante, Brasil, a que pague más por la electricidad que recibe de la represa hidroeléctrica más grande del mundo, Itaipú.

Paraguay tiene propiedad conjunta de la represa pero sólo usa una fracción de lo que genera. Para Brasil, en cambio, representa aproximadamente el 20% de su suministro eléctrico.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha sido cauteloso ante la posibilidad de un nuevo acuerdo con Asunción. Paraguay tiene muy poco poder de negociación ya que no puede exportar su electricidad a ningún otro país. Pero es posible que Lula quiera hacerle un favor a su aliado ideológico.

Todo indica que en otras áreas el cambio también será gradual. El equipo económico de Lugo habla de reformas impositivas, inversión del sector privado en empresas estatales y control de la inflación. Esto tiene poco que con la visión socialista radical de Evo Morales en Bolivia o Hugo Chávez en Venezuela.

Con frecuencia, Paraguay ha seguido un camino histórico diferente al de otros países de América Latina. Lugo puede formar parte de este reciente giro a la izquierda que se ha venido observando en la región. Pero como él dice, lo que quiere son "soluciones paraguayas a problemas paraguayos".

¿Cómo piensa Fernando Lugo?. "Recibimos un país devastado" - Fernán González

El presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, quien toma posesión de su cargo el próximo 15 de agosto, ha denunciado en los últimos días un plan para desestabilizar su gobierno.

En entrevista telefónica con BBC Mundo, Lugo dio detalles de su denuncia, habló de petróleo, Venezuela y explicó las prioridades que tendrá su gestión.

DENUNCIA

Usted ha denunciado un plan para desestabilizar a su gobierno. ¿Quiénes están detrás de esto?

Las informaciones y los indicios que tenemos es que son personas que han detentado el poder por mucho tiempo, un poder fáctico dentro del país. No desean que el cambio por el que la ciudadanía ha votado el 20 de abril se realice de forma tranquila, en forma progresiva.

Hay gentes que están en conversaciones, en reuniones donde se incita a desestabilizar, a crear un clima de protestas, de sabotaje. Inclusive aquí tenemos la información de que Petropar, que es el importador de petróleo, puede estar desabastecido, lo mismo con los insumos de salud.

Esos son ingredientes que pueden hacer reaccionar a la ciudadanía. En esos términos es que hemos denunciado que hay toda una orquestación para que el nuevo gobierno no tenga la capacidad de hacer los cambios con tranquilidad y transparencia.

¿Qué pruebas tiene?

Las tenemos. Aquí ya habido regulaciones en la distribución de petróleo. Hace dos semanas no está llegando el combustible como debiera, no se están haciendo las licitaciones para los implementos y los insumos que están faltando en los hospitales. Esto no es una simple especulación.

En este momento se está tratando de diseñar un acuerdo con PDVSA de Venezuela para que este fluido energético importante no pueda faltar en nuestro país

¿Qué haría su gobierno de materializarse el plan que Ud denuncia?

En primer lugar, estamos haciendo que esta información sea conocida, llamando a la solidaridad internacional, sobre todo de los países proveedores de petróleo.

En este momento se está tratando de diseñar un acuerdo con PDVSA de Venezuela para que este fluido energético importante no pueda faltar en nuestro país. Lo mismo con los medicamentos.

Estamos viendo las posibilidades con algunas agencias porque aquí todo pasa por una licitación y el proceso burocrático es lento. Pasan dos o tres meses para que se puedan implementar. Estamos viendo la manera de agilizar todo esto y de que la comunidad internacional nos pueda dar una mano en ese sentido.

PRIORIDADES

¿Cuáles serán las prioridades de su gobierno por las cuales, según dice, exigirá resultados a sus ministros a los cien días de tomar posesión?

En primer lugar la lucha frontal contra la corrupción que es como un cáncer que corroe toda la sociedad.

Vamos a exigir transparencia en todos los órganos del Estado, los ministros, el presidente de la República y un gran control ciudadano

Los cien días serán días de prueba donde se pueda informar a la ciudadanía de todos los programas, de reducción de la pobreza, de asistencia médica, programas de emergencia médica en diferentes regiones, sobre todo para los grupos indígenas que están viviendo en la extrema miseria, sin comunicación, sin medicamentos, sin educación, sin vestido, sin trabajo, sin alimentación.

Estamos encontrando un país devastado, sin instituciones. Lo primero que vamos a exigir es que se normalice la funcionalidad y la institucionalidad de la república.

Usted habla de corrupción. Paraguay tiene el dudoso honor de encabezar la lista de los países más corruptos del mundo. ¿Cómo piensa enfrentar un problema que parece endémico en su país?

La primera forma de luchar es con el testimonio y que la cabeza (del Estado) no esté involucrada en temas de corrupción. Vamos a exigir transparencia en todos los órganos del Estado, los ministros, el presidente de la República y un gran control ciudadano.

Una encuesta de Transparencia Internacional indica que para los paraguayos los principales retos que deberá atender su gobierno serán, además de la corrupción, el desempleo y la inseguridad. ¿Cómo enfrentará el desempleo?

Aquí hay la posibilidad de crear y apoyar la pequeña y la mediana empresa, con créditos blandos, asistencia técnica, posibilidades de mercado y también la construcción de infraestructura.

Los ministerios tienen las posibilidades de grandes y pequeñas obras en todo el país. Un pequeño dato nomás: el Ministerio de Obras Públicas ya hizo el censo de la necesidad de 1.500 puentes en todo el país. Yo creo que hay necesidad de mano de obra.

La generación de empleo estable de la ciudadanía se dará estabilizando la economía. La creación de empleo se hará de manera privada, estatal o internacional. Yo creo que la seguridad jurídica, la ética de la administración pública y la seriedad del gobierno son ingredientes indispensables que van a garantizar las inversiones.

REFORMA AGRARIA

Usted ha prometido una "reforma agraria integral", que, según afirma, no es un mero reparto de tierras. ¿Cómo y cuándo se pondrá en marcha esta reforma?

Hay una gran cantidad de campesinos que han adquirido las tierras pero no han tenido los créditos y asistencia técnica.

Ya hemos tenido las primeras reuniones con los diferentes estamentos de la sociedad. El sistema de catastros nacionales es un desastre. Hay terrenos con dos o tres títulos y otros que no tienen ninguno.

Hay una gran cantidad de campesinos que han adquirido las tierras pero no han tenido los créditos y asistencia técnica.

La reforma agraria integral se va a dar mediante un diálogo abierto de los diferentes estamentos de la sociedad que estén interesados en dicha reforma: los campesinos sin tierra, las instituciones estatales, los técnicos, los dueños de las grandes extensiones de tierra para hacer un modelo consensuado que convenga a la mayoría de ellos.

¿Será entonces un proceso a largo plazo?

Sin duda, nosotros siempre hemos prometido que vamos a iniciar un proceso de reforma agraria. Tenemos la experiencia de otros países, en los que ha tomado (hasta) 15 años.

No es una fórmula milagrosa de hacer cambios estructurales. Los cambios estructurales son procesuales. Hemos dicho en la campaña que vamos a iniciar con ayuda de la ciudadanía una democracia participativa de todos los estamentos de la sociedad. Eso dará garantía al proceso y a la realización de esta reforma agraria integral.

POLÍTICA ENERGÉTICA

Usted ha dicho que exigirá a Brasil un precio más justo por la energía hidroeléctrica que exporta Paraguay. ¿Cuál es un precio justo para usted?

Hay un precio comparativo de los principales productos energéticos. Yo creo que los mismos técnicos no coinciden en los números.

Hemos tenido el primer acercamiento el viernes pasado. Fue la primera reunión de técnicos y asesores de política internacional del presidente Lula con el equipo (paraguayo) de la renegociación del Tratado de Itaipú y Yacyretá, aquí en Asunción. Hemos presentado seis ejes de reclamo de la comunidad paraguaya que han aceptado serenamente. Ese es el primer paso.

Si Brasil no paga el precio que usted considera justo, ¿qué pasos seguiría su gobierno?

Nosotros agotaríamos todas las instancias de diálogo con el hermano y vecino país de Brasil. En el Mercosur, el tema de integración energética nos interesa a todos. Aquí en casa, serenamente, maduramente, con racionalidad, lo podemos subsanar y recibir el mejor precio de Brasil.

GOBERNABILIDAD

La coalición de gobierno, la Alianza Patriótica para el Cambio, está formada por partidos de distinta orientación política. Ya se han dado desacuerdos por nombramientos. ¿Es esta una señal de que tendrá usted un problema de gobernabilidad?

Yo creo que hay un consenso, una matriz común. Hay seis ejes programáticos de nuestra política de los que nadie puede salir (reforma agraria, reactivación económica, recuperación de la institucionalidad de la República, justicia independiente, plan de emergencia nacional y recuperación de la soberanía). Son la prenda de unidad de la Alianza Patriótica para el Cambio.

Yo creo que la ejecución de esos seis ejes programáticos va a ser la garantía de la unidad y de la gobernabilidad al interno del gobierno.

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com