Otros textos del autor
A río revuelto ganancia de pescadores
Jorge Paredes Romero
arielperu@hotmail.com

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros tema

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Perú Al día - Textos sobre Deuda Externa

031006 - Desde Perú - Codalco - Octubre del 2006, en Perú hoy celebramos el Día del Periodista, una profesión que cada vez es mas vapuleada por empresarios en muchos medios de comunicación, otros son asesinados por el hecho de denunciar lo que corresponde hacer a un comunicador honesto, pero hay también quienes claudican ante la presión ominosa, de quienes tienen el poder del dinero y del salario, lamentable pero cierto.

(Este cuadro fue difundido en Enero del 2006 por La República)

Por otro lado los del Poder Judicial se lamentan la baja de sus salarios, que con justicia y equidad han sido nivelados a los del Poder Legislativo, ¿esto traerá como consecuencia que surjan más magistrados corruptos y coimeros? A mi juicio con mucho o poco sueldo, esta lacra existirá por siempre, mientras no haya una verdadera siega de la corrupción en nuestro país y en todos aquellos donde subsista.

La violación de menores se ha regado a muchos contextos, la escuela, el hogar, la iglesia, los semilleros de fútbol, es decir ha traspasado barreras que considerábamos infranqueables, los pederastas, pedófilos y corruptores de menores están enclavados a todo nivel, incluso en el ámbito familiar, donde ni siquiera los hijos  escapan de las garras de padres degenerados. La pena de muerte está en el tapete, dos bandos argumentan cada cual lo que consideran acertado según sus puntos de vista, personalmente creo que la pena de muerte para estos casos es justa, pero para ello deberíamos tener un Poder Judicial equilibrado, honesto y creíble. Por ejemplo hace poco un juez dictamina una sentencia, para el caso de un individuo convicto y confeso, que violó y asesinó a un niño. Del mismo modo hay otro tipo de sentencias que son increíblemente dictadas, de apenas unos años para quien en estado de ebriedad arremete contra varios jóvenes, dejando tragedia y dolor tras de su acto criminal. Hoy el culpable está libre.

La violencia se ha enseñoreado en todos los rincones del país, donde las alcaldías son tomadas, los colegios ocupados, la propiedad pasa de una mano a otra, según el capricho de sentencias judiciales, dinamizadas por dinero corruptor. Los hogares, las oficinas públicas, los sindicatos, los colegios, el mismo palacio legislativo, los ambientes de los partidos políticos, son presa de actos violentos y todo por luchas intestinas de poder, cargos directivos, dineros de tesorería, es decir cualquier cosa puede encender la mecha, que hará explotar los ánimos de los grupos sociales, que arremeten contra quien se les ponga delante y hacen uso de las piedras, bombas incendiarias o lo que tengan a mano, con tal de lograr sus objetivos, sean o no válidos. Es la ley de la selva en un país donde por lustros se viene desarrollando una “democracia” enfermiza y el desgobierno cunde desde la capital al poblado más remoto del país.

Los maestros imponen condiciones para ser evaluados, en un quehacer educativo irresponsable y comercializado, el Poder Judicial se estremece ante la existencia de magistrados coimeros y los rezagos del accionar del gobierno anterior, se hacen notorios en omisiones verdaderamente escandalosas, en donde están involucrados altos mandos militares en actividad y personalidades políticas del gobierno anterior.

Las noticias del exterior convulsionan a los candidatos al sueño americano, cuando ven que la justicia yanqui es severa y vertical para quienes siendo latinos caen en desgracia, mientras en los pasillos judiciales se vocea una pena de 20 años para el otrora jerarca del servicio de inteligencia nacional. Se canta victoria por adelantado en un tema que tiene muchos años de bulliciosa discusión: la renta básica de la poderosa Telefónica, que lejos de inmutarse hace uso de su poder político enclavado a todo nivel en el aparato estatal y hasta una conductora de un programa político, se atreve a profetizar que en ese tema no pasará nada, que Telefónica seguirá ingresando a sus arcas la misma cantidad de dinero por cualquier concepto.

El narcotráfico sigue vigente en el país, los cocaleros se defienden a capa y espada, ahora tienen presencia en el ámbito político, pero los verdaderos causantes de esa lacra siguen demandando la droga desde sus alfombradas oficinas de Europa y EE.UU., la verdad es que la presencia de la demanda es lo que ocasiona la existencia de la oferta, son aquellos consumidores de ultramar, los que han ocasionado que muchos agricultores nacionales opten por sembrar coca, en lugares donde hay abandono del estado para solucionar la problemática económica, técnica y social en el agro peruano.

Anuncian con bombos y platillos que el precio de la gasolina baja, pero los precios de los alimentos por el contrario suben, la economía tropieza con un dólar dubitante y la galopante recesión de nunca acabar. El gobierno anterior hablaba de cifras positivas, de haber vencido en algunos puntos la pobreza y que dejaba al país en una boyante posición económica, pero eso no se refleja en la mesa del peruano, mucho menos en sus posibilidades de recreación y logro de mejor calidad de vida, por el contrario los salarios se hacen cada vez más insuficientes para paliar las necesidades de otros meses. Antes, hace 20 años, una familia podía salir de paseo, cenar en un restaurante y disfrutar de unos helados, hoy tiene que conformarse con seguir espectando los groseros programas de televisión en casa, con inventos de las amas de casa en servir pescuezos de pollo fritos en aceites usados por enésima vez. La “canchita” es la alternativa para los niños, que sentados frente a la pantalla chica dejan pasar las horas, hasta encontrar el sueño por cansancio y aburrimiento. No todos pueden disfrutar de programas de cable, así que tienen que tolerar los absurdos programas de la televisión comercial, que lejos de recrear, lo que hace es destruir conciencias y degradar a quienes trabajan, como también a los obligados espectadores. Parece increíble el límite de resistencia de estos “actores”, que supuestamente han estudiado, para terminar por convertirse en travestís o repetir libretos ridículos, que denigran a quienes lo recitan. ¡Qué poca autoestima tienen estos personajes! ¿A tan baja situación tienen que llegar para agenciarse los salarios de los broadcasters? Es que los empresarios de los medios de comunicación tienen que servir a sus empleadores, los poderosos que necesitan que el pueblo permanezca embrutecido, y así incapaz de tomar conciencia, de la necesidad de enrumbar a una nueva toma de bastillas. ¡Pan y circo!, esa es la consigna.

Consideramos que todos estos problemas sumados hacen que el país se encuentre adormecido, a expensas de sus explotadores, de allí que los dueños de las minas, la telefónica, los dadores de justicia, los narcotraficantes, los corruptos en el poder, hacen de las suyas. Claro, a río revuelto ganancia de pescadores.

 

 

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 / ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com