Otros textos del autor
Síntesis de Perú
Jorge Paredes Romero
arielperu@hotmail.com

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros tema

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

240607 - Desde Perú - Codalco - Ahora que alrededor del mundo existen millones de peruanos, que viajaron por razones sobre todo de trabajo y estudios, se hace perentorio tener una síntesis noticiosa y comentada acerca de lo que sucede en Perú en estos días. Me precio de ser equidistante de los trazos de poder, por ello asumo que proyectaré credibilidad y pues veamos qué pasa en Perú

Si, en este Perú donde vivimos, en momentos en que el Sr. Mario Vargas Llosa, ilustre arequipeño, nos honra con su visita y comentarios muy positivos, acerca de la necesidad de leer y acceder a la cultura mediante todo medio; también tenemos sucesos bochornosos, que avergüenzan a todos los peruanos, por la imagen que estamos proyectando al exterior, sobre todo por el modelo que proyectamos a nuestros niños y jóvenes, quienes ven en los líderes y personajes públicos, los paradigmas dignos de imitar, pero… ¿son dignos de ser imitados?

Estamos siendo testigos de sucesos, como el suscitado en la elección de los miembros del Tribunal Constitucional, entidad que controla cualquier exceso que pudiera cometerse no solo en el Poder Judicial, sino en los otros poderes del estado; al mismo tiempo somos espectadores de cómo se va diluyendo en el tiempo, los sucesos alrededor de ciertos congresistas, que en todo caso vendrían a ser la punta del iceberg, de lo que realmente ha venido sucediendo por muchos años en este órgano representativo del estado, que lejos de ser moral y honesto, ha venido malgastando el dinero de los peruanos, para satisfacer caprichos y componendas, para sostener gastos muy personales y nada santos, con el cuento de asesores al servicio del despacho congresal y en todo caso al servicio de la nación, cuando la realidad estaba muy, pero muy alejada de tal objetivo.

Los comentaristas de los medios de prensa, que tienen en cierta manera cautivo un rating apreciable, han coincidido en que esto es una enorme muestra de cómo se vienen manejando los asuntos legislativos y judiciales en el país, y lo menos que podríamos utilizar como adjetivo pues es “malversación de fondos e influencias para obtener favores políticos”.

Pero eso no es todo, hace unas semanas se dieron los aciagos sucesos del mercado de Santa Anita, en donde supuestamente debe construirse el futuro mercado mayorista para Lima y aún hoy se vienen descubriendo una serie de sucesos, como encontrar droga, armas, artefactos explosivos y no sería raro que hasta encuentren por allí alguna fosa clandestina, que colme toda nota policial y truculenta que ya tenemos acostumbrado leer en los diarios o espectar en la pantalla chica en casa. Paralelamente a lo de Santa Anita sucedieron hechos parecidos en otros distritos y provincias del país, en donde la lucha intestina de propietarios dio como resultado muertes y heridos, incluyendo la guerra entre contrabandistas en el mercado Tupac Amaru de Juliaca, es decir la violencia se encaramó en varios sitios del país en busca de víctimas y dando privilegios a quienes se esforzaron por conseguirlos.

Hace unas horas se dio una ley que despenaliza los actos sexuales con menores de 18 años, entre 14 y 17 específicamente, siempre y cuando sean consentidos, liberando con ello de penas que bordean los 25 años de penitenciaría a quienes lo venían cometiendo. Hay quienes aplauden dicha medida pero el sentir ciudadano es que se ha cometido un exceso legislativo, toda vez que expone a la frágil adolescencia a ser utilizada por quienes pueden argumentar o presionar para obtener dicho consentimiento y así librarse de la pena que corresponde a quien en realidad está cometiendo un delito. No podemos excluir a jóvenes y niñas de 14 años de la posibilidad de esta utilización ni hacernos de la vista gorda ante tamaño instrumento legal que ahora puede ser utilizado en contra de nuestros hijos, quienes incluso podrían ampararse en ello, para con la bandera de libertades, encaminar sus vidas a una liberalidad de graves consecuencias, como maternidad temprana, exposición a enfermedades venéreas, el mismo SIDA y sobre todo aumentar la vulnerabilidad de quienes nunca a esa edad dejaran de ser niños, mientras que otros estarán regocijándose de la norma legal que permitirá quizá aumentar el turismo sexual que ya se veían crecer en determinadas regiones del país. Justamente esa liberalidad es lo que por ejemplo a Cuba transformó en un “paraíso sexual” para quienes desde otras latitudes necesitan satisfacer sus filias con el dinero que tienen de sobra en sus billeteras.

Por otro lado los fuertes friajes que vienen sucediendo en el territorio nacional han cobrado víctimas, especialmente entre los niños, ancianos y gente pobre de todo el país, el estado viene haciendo esfuerzos por proveerles, echando mano a recursos como donaciones y economía del estado, para paliar los estragos de las inclemencias del clima, todo hace pensar que estas temperaturas seguirán bajando, hasta límites que son mucho más peligrosos para la salud, reitero sobre todo para quienes menos tienen, extendiéndose este peligro a la fauna y  flora del país, de toda forma estos fenómenos climáticos ya cobraron vidas y los causantes, muy bien gracias.

Las transnacionales, especialmente del país del sur, vienen haciendo esfuerzos por seguir apropiándose del potencial productivo y comercial del país, invirtiendo ingentes sumas de dinero, producto de su desarrollo regional, para continuar con el avasallamiento de nuestra economía, dejando con ello entrever la continuación de aquello que empezar hace ya mas  140 años, que desencadenó una guerra fraticida y hegemónica de sur a norte, en su afán de apropiarse de aguas y recursos energéticos que tenemos  en abundancia y descuidados, además de ser administrados con visos de corrupción e inmoralidad.

Pero lo peor de todo es quizá la permanente amenaza que pesa sobre muchísimos peruanos que tratamos de vivir en paz, amenazados de ser lanzados de la vivienda que alquilamos, de perder el trabajo por cualquier minucia que se le ocurra al patrono, de no ser atendidos en los hospitales de EsSalud, de no recibir medicinas; amenazados de perder cualquier derecho que hayamos ganado por ley, al aparecer un nuevo dispositivo legal; amenazados de muerte por denunciar abusos y atropellos…

 

 

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com