Cargando

Rusia / Russia
Elecciones 2008

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- El sucesor de Putin es Dimitri Medvedev
- La Guerra Fría
- USA 2008: Carrera a la Casa Blanca
- Chechenia
- Enlace ------------------------------------

 

 

020308 - BBC - Carolina Robino - ¿Tendrá Dmitry Medvedev la misma suerte que Vladimir Putin tuvo con el alza del precio de los combustibles? ¿Será tan liberal como dicen? ¿Y cómo va a ser su gobierno? ¿Logrará controlar la inflación? ¿Y quién mandará: él o el actual mandatario, que asumirá como primer ministro?

Ésas son algunas de las principales preguntas que rondan en el aire ahora que se confirmó lo que ya se sabía: que el candidato oficialista Dmitry Medvedev será el nuevo presidente de Rusia.

¿Quién es Dimitri Medvedev?

Las cifras, como se había anticipado fueron arrolladoras. Con cerca del 60% de los votos escrutados, "el delfín" de Putin obtenía el 68,76% de las preferencias.

Su rival más cercano, el comunista Gennady Zyuganov, alcanzaba el 18,40 %, seguido de Vladimir Zhirionovsky (del partido Liberal Democrático) con el 10,24% y Andrei Bogdanov (del partido Demócrata) con el 1,33%.

La gran incógnita de cuántos rusos acudirían a las urnas también favoreció al favorito del gobierno, que vio superadas sus expectativas de repetir la asistencia que hubo en las elecciones parlamentarias de diciembre. En esa ocasión fue del 62%. Este domingo fue superior al 64%.

Para el Kremlin fue un triunfo redondo.

"Escenario sombrío"

Pero la jornada estuvo plagada de acusaciones de presiones y manipulación.

Los escasos observadores que la supervisaron manifestaron su preocupación por lo que llamaron irregularidades. Entre ellas denunciaron intentos de rellenar urnas de votación en la región de Moscú antes de que se iniciara el proceso electoral.

"El escenario es sombrío. Está claro que en las regiones, donde los resultados son muy altos, por sobre el 90%, la proporción de votos a favor de Medvedev también lo serán", dijo Liliya Shibanova, directora general de Golos, un ente supervisor ruso independiente.

Dos de los candidatos -Zyuganov y Zhirinovsky- también alzaron la voz para impugnar los resultados.

Y la oposición extraparlamentaria liderada por el ex campeón mundial de ajedrez, Garry Kasparov, confirmó que este lunes realizará marchas en Moscú y San Petesburgo para protestar contra "la farsa" de las elecciones presidenciales.

Cantando bajo la nieve

Pese a las acusaciones, el Kremlin celebra. Y lo hace en grande.

A las 11 de la noche -hora de Moscú- un poco después de que se difundieran los primeros resultados, Putin y Medvedev aparecieron en televisión caminando codo a codo bajo la nieve.

Vestidos informalmente, sonriendo y con música de fondo parecían más los personajes de un videoclip que los líderes del país más grande del mundo.

Estaban en la Plaza Roja, donde se realizaba un concierto para celebrar la jornada.

Hablando ante los más de 35.000 asistentes, Medvedev agradeció a todos los que votaron por él y por los otros candidatos.

"El hecho de que dos tercios de la población haya sufragado demuestra que los rusos no son indiferentes al futuro", afirmó.

Cuando Putin tomó el micrófono la multitud comenzó a corear su nombre. El presidente saliente defendió los comicios, asegurando que se llevaron a cabo "de acuerdo a la ley".

Luego felicitó al presidente electo, le deseó la mejor de las suertes y dijo lo que la mayoría de los rusos quería escuchar: que habrá continuidad.

280208 - BBC - Carolina Robino - Olvídense de los carteles, los bocinazos y los gritos a favor y en contra que marcan las elecciones en los países latinoamericanos. Aquí en Moscú no hay sensación de campaña.

Los Candidatos

Las calles rusas siguen su rutina como si este domingo no hubiese comicios presidenciales. Una bandera aquí, otra allá, un afiche en una esquina, un póster gigante cerca de la Plaza Roja, ésas son todas las señales de competencia que hay.

Y es que en realidad esta es una elección sin contienda y los postulantes saben que la suerte está echada: si no hay sorpresas -y pocos creen que las habrán- ganará Dimitri Medvedev, el candidato apoyado por Vladimir Putin.

Las cámaras de televisión también conocen esa certeza y lo siguen haga lo que haga. Si va a una reunión, si pone flores ante la tumba de un soldado, si se reúne con el patriarca de Moscú, si habla, si canta, si se calla, Dimitri Medvedev es filmado como si ya fuese el presidente de Rusia.

El hecho de que se haya negado a participar en debates televisados parece no haber hecho mella en su protagonismo. Ciertamente, en los cinco días que llevo en Moscú, es el único candidato al que he visto en la pantalla chica.

Aparte de en la franja electoral obligatoria, de sus tres rivales -Gennady Zyuganov (del Partido Comunista), Vladimir Zhirinovsky (del Liberal Democrático) y Andrei Bogdanov (del Democrático) no hay rastro. Ni en la tele ni en la prensa ni en las calles. No han invertido demasiado dinero en publicitarse. Los expertos dicen que saben que es un dinero que no dará frutos.

Las últimas encuestas publicadas por el Centro de Opinión Pública de Rusia hace unos días indican que el 73,5 por ciento del electorado tiene la intención de votar por Medvedev. Zyuganov, su competidor más cercano, tiene una proyección del 13,5 por ciento.

Aunque los márgenes de error fuesen importantes, son cifras contundentes.

De hecho, lo único que parece temer el partido Rusia Unida es que los rusos estén tan convencidos de la victoria de Dimitri Medvedev, que muchos no se tomen la molestia de votar este domingo. Si el porcentaje de votantes es muy bajo, el mandato del presidente que sea elegido podría perder legitimidad.

¿Qué es la libertad?

Durante dos días salí a las calles a preguntarle a la gente qué pensaba de esta falta de campaña.

Algunos me dijeron que les habría gustado ver más debates; otros que les parecía suficiente; unos pocos me preguntaron para qué era necesaria y los menos me insinuaron que era un abuso de un gobierno que no respeta la libertad de expresión.

Pero para la gran mayoría la prominencia de Medvedev es algo justo y necesario, que se ha ganado porque ya está en la cima y le seguirá haciendo bien al país.

Rodrigo Fernández es corresponsal de El País en Rusia desde hace casi 20 años. Vivió los años soviéticos, el auge y la caída de Boris Yeltsin y ha sido testigo privilegiado del mandato de Putin.

Para él, la clave de este proceso está en que "aquí la libertad se entiende de una manera distinta a como la entendemos en Occidente. El ruso joven, de entre 18 y 40 años, se siente completamente libre porque puede hacer cosas que antes no podía, como viajar, comprar y leer lo que quiera y con eso le basta".

"No está dispuesto a poner en juego su estabilidad para que realmente haya elecciones libres y competitivas, con lucha de opiniones, programas e ideas", le dijo Fernández a BBC Mundo.

Dupla ganadora

El analista Anatoly Sosnovsky ve la falta de competencia y campaña bajo la óptica de la transición:

"Para el observador internacional, la situación electoral rusa puede resultar exótica. Ésta es una época de cambio y sería ingenuo esperar que un país que por siglos no tuvo partidos y luego por decenios fue monopartidario pase de un momento a otro a tener una democracia como se entiende en Occidente", indicó.

"No es un modelo perfecto, pero funciona porque aquí las libertades políticas no son una prioridad. Los estudios confirman que la ciudadanía está más interesada en temas como la seguridad, la grandeza de Rusia, los valores morales y la religión", explicó.

De vuelta en la calle, el electorado parece estar listo para las elecciones del domingo.

Si las encuestas no se equivocan, Dimitri Medvedev obtendrá una victoria contundente. Y en mayo se instalará en el Kremlin, con el actual presidente Vladimir Putin como su primer ministro y mano derecha.

Desde allí buscarán continuar proyectándose como la dupla ganadora que difunden en el afiche gigante que está a unos metros de la Plaza Roja y que es quizás el máximo exponente de esta singular campaña.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com