Ucrania
Yulia Timoshenko y la "Revolución Naranja"

Mapas de Ucrania
Historia de Ucrania

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

 Ucrania Al día De Putin a Bush, con cariño - Rusia Al día
0105 - Eduardo Bajo - Kiev- Admirada por unos y criticada por otros, Yulia Timoshenko posee la cualidad de no dejar a nadie indiferente. Calificada como la mujer del año en Ucrania, esta mujer de 44 años y rostro angelical es la auténtica artífice de la «revolución naranja» que ha supuesto un antes y un después en la historia de Ucrania. Compañera de coalición desde su propio partido, Bloque Timoshenko, y brazo derecho del presidente, Victor Yuschenko, está llamada a ocupar un puesto relevante en el nuevo Gobierno.  A continuación, la entrevista a la que puede convertirse en Primer Ministro de Ucrania

–Tanto usted como el presidente Yuschenko han insistido en la idea de abrir una nueva etapa en la historia de Ucrania. ¿Tan grande es el cambio que pretenden hacer?
–Ucrania necesita cambiar radicalmente el rumbo de su política y de su economía. El período soviético terminó en el momento que Yuschenko, representando al bloque de la oposición, ganó las elecciones. Con esta victoria queremos poner fin a 12 años de dependencia de Moscú y dar por concluido un sistema heredado de la época soviética que en nada estaba beneficiando al país. Vamos a cortar muchos lastres al mismo tiempo que vamos a empezar el período de la Ucrania civilizada.

–¿Quiere decir que Ucrania no era un país civilizado?
–En política, no. Los gobernantes que se han perpetuado en el poder desde la independencia han seguido el sistema soviético. Podemos decir que Ucrania era un país independiente pero no cien por cien libre. No había libertad de Prensa, el sistema judicial no era independiente y buena parte del país estaba dominado por «clanes» que acaparaban el poder económico y político. Algo así como un sistema feudal beneficiado por el presidente Kuchma y del que sacaba provecho.
   
–Sobre Leonid Kuchma, el presidente saliente, Yuschenko declaró hace pocos días que le perseguirá hasta juzgarle como un ciudadano más. ¿Es una venganza o una demostración de que todos los ucranianos van a ser iguales ante la ley?
–No es ninguna venganza. Todo el mundo sabe que Kuchma es el padre de todos los males de Ucrania. Él y sus colaboradores han violado la ley sistemáticamente construyendo un sistema que privaba de libertad a periodistas y políticos independientes. Los casos de corrupción auspiciados por él merecen mención aparte. Podría pasarme horas y horas hablando de ello. Sólo queremos demostrar que la amnistía en política no puede existir y que nadie merece inmunidad, mucho menos Kuchma, que será investigado y procesado como cualquier ciudadano que comete un delito. No se puede meter en la cárcel a una persona que roba pan para comer y dejar libre a este señor.

–¿No tiene miedo de que en un grupo tan numeroso como el que representan pueda haber gente interesada en sacarle partido al poder?
–Sí, desde luego. Es algo que nos preocupa. Tanto que vamos a perseguir, juzgar y aplicar un castigo ejemplar a cualquiera que a partir de ahora quiera hacer de la política un negocio. Desde luego, en este Gobierno vamos a hacer todo para que nadie se aproveche de la confianza que la gente ha puesto en nosotros. Si hemos criticado lo pasado es porque vamos a cambiarlo.
   
–Yuschenko ha manifestado su deseo de ser nombrado presidente en la plaza de la Independencia de Kiev, escenario de las movilizaciones. ¿Son conscientes de que sin esas protestas no estarían en el poder?
–Por supuesto. Ellos son nuestra razón de ser. Y si hemos llegado al poder es porque el pueblo lo ha querido. Nuestra victoria ha dependido en un 90 por ciento del pueblo.
   
–¿Qué es la «revolución naranja?
–La «revolución naranja» no es un acto espontáneo. En junio tuvo lugar una reunión entre todos los miembros de la coalición opositora y empezamos a trabajar preparando un programa que supusiera una alternativa. Nos esmeramos en darlo a conocer hasta en la ciudad más pequeña de Ucrania. Tras lo ocurrido en la primera vuelta de las elecciones, con tanta irregularidad denunciada por electores y observadores, empezó a crecer la indignación entre la gente. Personas que no dudaron en hacer las maletas y venir a Kiev para hacerse oír. No fue una protesta solamente del pueblo de Kiev, sino de gran parte de Ucrania.
El naranja es el color que usaron los opositores desde el principio de las manifestaciones
   
–Pero sabe que no cuentan con el apoyo de las regiones del este, que hablaron de independencia.
–Las regiones orientales están gobernadas por esos «clanes» que tienen miedo de perder su poder. No existe un deseo real de independencia y la gente de allí lo está demostrando. Yuschenko ha sido elegido como el presidente de Ucrania, como un solo país.
   
–¿Cuál será su papel en este ejecutivo? Hay gente que habla de usted como la futura primer ministro.
–Todo está en manos de Yuschenko, aunque puedo decir hoy que el presidente ya me lo ha propuesto.
   
–¿Cuáles son sus prioridades?
–En política exterior, hacer todo lo posible por agilizar la entrada de Ucrania en la UE. En temas internos la cosa se prevé más difícil porque nuestro principal objetivo es acabar con los clanes internos, arraigados en algunas regiones desde la caída de la Unión Soviética. Será un camino largo, pero no imposible.
   
–¿Y la entrada en la OTAN?
–Hasta ahora, el país ha mirado demasiado a Rusia. Es el momento de hacer las cosas por nosotros mismos

Yulia Timoshenko

 




 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com