Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Unión Europea
Elecciones 2009 en la UE: Resultados

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Líbano: 2009: Gana Hariri y pierde Hezbolá
-
Kirchner entrega a General Motors el dinero...
- Discurso completo de asunción de Obama
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
Obama, Bush y el soldado Ryan

 

 

 

 


.
Europa votó, con escepticismo y enfado

Las medidas tomadas para enfrentar la crisis indican que a los políticos les importa más el dinero y las finanzas que las necesidades sociales de las ciudadanos europeos. Esto, sumado a actos de corrupción, genera desencanto y pesimismo para los tiempos que vienen.

080609 - Sólo el 43,01% de los europeos votó para la Eurocámara - La abstención alcanza un nuevo récord en la UE

>>Resultados en gráficos>>
 

La abstención en los países de la Unión Europea ha superado el récord que alcanzó en 2004. Sólo el 43,01% ha participado en las elecciones a la Eurocámara, lo que supone un descenso de alrededor de dos puntos y medio respecto a la cifra de hace cinco años, cuando una media del 45,47% acudió a votar.

La cifra de participación ha ido descendiendo progresivamente desde la primera cita de 1979, cuando llegó hasta el 61,99% entre los nueve países que por entonces eran miembros de la UE.

>>Funcionamiento básico de la Unión Europea>>

Resultados provisorios

Los partidos de centro-derecha seguirán siendo la fuerza principal en el Parlamento Europeo, tras unas elecciones en las que la participación bajó a mínimos históricos.

Igualmente, organizaciones minoritarias de extrema derecha y anti-inmigrantes lograron algunos avances en unos comicios en los que la cifra de participación descendió a entre el 43 y 44%.

La centro-derecha consiguió su victoria a expensas de la izquierda, con organizaciones como el Partido Laborista británico, la socialdemocracia alemana y el Partido Socialista francés encaminándose a derrotas históricas.

Corresponsales de la BBC indican que el Partido Popular Europeo (PPE) -que aglutina a muchas de las organizaciones de centro-derecha en la Unión Europea- continuaría ejerciendo su control parlamentario.

José Manuel Barroso -que probablemente permanecerá en un segundo mandato como presidente de la Comisión Europea- agradeció a los votantes y aseguró que sus voces serán escuchadas.

"En general, los resultados son una innegable victoria de los partidos y de los candidatos que apoyan el proyecto europeo y quieren que la Unión Europea tenga una política que atienda sus preocupaciones diarias", dijo.

Martin Schulz, presidente del grupo Socialista en el Parlamento Europeo, aseguró que la derrota sería analizada. "Es una tarde triste para la socialdemocracia en Europa. Estamos particularmente decepcionados; (es) una noche amarga para nosotros", indicó.

Las victorias y las derrotas

Los resultados electorales muestran avances de partidos minoritarios de extrema derecha y anti-inmigrantes en países como Holanda, Austria, Dinamarca, Eslovaquia y Hungría.

El ultraderechista Partido Nacional Británico (que no admite personas de raza negra entre sus integrantes) obtuvo dos escaños, por primera vez en una elección nacional.

El Partido Pirata de Suecia -que quiere legalizar el uso compartido de archivos de internet- ganó el 7% de la votación nacional y uno de los 18 escaños del país en el Parlamento Europeo.

La corresponsal de la BBC en Bruselas, Oana Lungescu, aseguró que varios gobiernos que hicieron frente a la recesión económica están recibiendo una pesada derrota.

Sin embargo, los partidos gobernantes en Francia y Alemania parecen haber salido relativamente airosos, a pesar de la crisis.

El Parlamento Europeo -que consta de 736 integrantes- es el único órgano de la UE que es elegido por voto directo.

Entre sus funciones se encuentra debatir, enmendar, rechazar o aprobar la legislación que propone la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE. Luego, los 27 parlamentos nacionales deben adaptar sus legislaciones nacionales a las leyes europeas.

Los resultados

* El presidente francés Nicolás Sarkozy, de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) derrotó a sus opositores socialistas, mientras que los verdes del partido Europa Ecológica también salieron victoriosos.

* El grupo de centro-derecha de la canciller alemana Angela Merkel perdió terreno pero terminó por arriba de sus rivales. Los socialdemócratas -compañeros de Merkel en una gran coalición- mostraron sus peores resultados desde la Segunda Guerra Mundial.

* En Italia, la coalición del primer ministro Silvio Berlusconi, de centro-derecha, va delante de la oposición socialista con un 36% de los votos.

* En el Reino Unido, el gobierno del Partido Laborista sufrió una grave derrota al conseguir la votación más baja en un siglo.

* El partido socialista que ostenta el poder en España quedó detrás del Partido Popular de oposición, según resultados parciales.

* En Polonia, el gobierno del partido de centro-derecha Plataforma Cívica ha ido ganando terreno a expensas del Partido Euroescéptico Ley y Justicia.

* Los primeros resultados en Portugal muestran que el partido socialista de gobierno perdió 18 puntos porcentuales de frente principalmente a los Verdes y partidos de extrema izquierda.

Participación a la baja

Los votantes eligieron a representantes principalmente de sus propios partidos nacionales, muchos de los cuales se unirán después a grupos europeos con partidos de la misma tendencia.

Las cifras provisionales revelan una baja participación en varios países, incluyendo Francia (40,5%) y Alemania (42,2%).

En cambio, en Malta se esperaba una participación de cerca del 80%.

La participación ha descendido en cada una de las elecciones europeas en los últimos 30 años de casi 62% en 1979 a 45,47% en 2004.

 

 

040609 - Europa vota, con escepticismo y enfado - Gerardo Lissardy

Europa celebra elecciones legislativas a partir de este jueves marcada por problemas políticos y una crisis económica que podrían costarle caro a los partidos gobernantes y beneficiar a grupos menores, a veces radicales.

La votación del 4 al 7 de junio en los 27 países de la Unión Europea (UE) para elegir al Parlamento continental enfrenta el desafío de la falta de interés buena parte de los 375 millones de votantes, advierten analistas.

La paradoja, según los expertos, es que la amenaza de la abstención en estos comicios surge mientras el Parlamento Europeo gana relevancia en los asuntos de la unión, aunque pocos lo perciban así.

Desinterés

Una reciente señal de alerta para las autoridades de la UE se encendió a partir de una encuesta de Eurobarómetro realizada entre febrero y marzo, que anticipaba que apenas uno de cada tres votantes participaría en los comicios.

Sondeos más recientes sugieren que el interés en la elección de los 736 europarlamentarios habría crecido desde entonces, en medio de una campaña millonaria para movilizar a los votantes.

Una encuesta encargada por la UE indicó la semana pasada que la participación de los electores podría aproximarse a 45%, similar a la de los anteriores comicios de 2004.

Grecia e Irlanda son los países donde se proyecta la participación más alta, con 66%, mientras Bulgaria y Polonia se ubican en el otro extremo, con 14%, de acuerdo al mismo sondeo.

Pero aún en los países más entusiasmados, el grado de conocimiento sobre lo que se elige es bajo: a nivel general, tres de cada cuatro votantes dicen estar mal o muy mal informados respecto al Parlamento Europeo.

¿Voto castigo?

Los expertos recuerdan que la abstención en las elecciones del Parlamento Europeo ha aumentado desde 1979 y hay pocos indicios de que eso pueda revertirse en esta ocasión.

"Hemos visto una caída de la participación de votantes en las elecciones europeas de la última década y parece que la tendencia va a continuar", dijo Sara Hagemann, analista del European Policy Center, con sede en Bruselas.

Hagemann explicó a BBC Mundo que "esta elección europea ocurre en un contexto muy diferente al de las anteriores, porque hay una crisis económica y una crisis de varios años en la UE", sin que se haya logrado mejorar el funcionamiento de la unión.

Es posible que los votantes frustrados por esta situación o por recientes escándalos locales en el manejo de dineros públicos pasen factura a los partidos en el poder en el Reino Unido, España o en países que se integraron en fechas más recientes a la UE, como Eslovaquia y Polonia.

Divorcio

La coyuntura también favorece a que "partidos radicales incrementen su número de escaños en el Parlamento Europeo", advirtió Philippe Moreau Defarges, del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI).

Los grupos considerados extremistas o marginales controlan cerca de 50 escaños en el actual Parlamento Europeo de 785 miembros, donde predominan los populares, socialistas y liberales.
En diálogo con BBC Mundo, Moreau Defarges sostuvo que el desinterés y euroescepticismo de los votantes "muestra que el vínculo entre la construcción europea y el pueblo no es bueno".

Una razón de la falta de entusiasmo de los votantes es que Parlamento Europeo carece de potestades para nombrar cargos ejecutivos continentales, dijo Renaud Dehousse, experto de Notre Europe, un centro de análisis basado en París que aboga por la integración europea.

Agregó que también existe un divorcio entre los temas de interés de los ciudadanos, más volcados a cuestiones sociales o de seguridad, y el foco de atención de la UE, puesto sobre problemas de integración económica.

Futuro incierto

Pero los analistas también coinciden en que la importancia del Parlamento Europeo suele ser subestimada por los ciudadanos del bloque.

Según Dehousse, la mayoría de las enmiendas que la institución propuso últimamente, fueron aceptadas por el Consejo de la UE y esa es una diferencia respecto del nivel nacional, donde los gobiernos tienden a controlar más los procesos legislativos.

De hecho, en los últimos años la influencia del Parlamento Europeo aumentó no sólo en teoría sino en la práctica, desde que sus miembros se concentran más en temas en los que pueden marcar la diferencia, como el presupuesto de la UE.

Y la importancia del legislativo continental podría crecer si se ratificara el Tratado de Lisboa, diseñado para mejorar el funcionamiento institucional de la UE luego del fracaso del proyecto de constitución europea.

La duda es qué legitimidad tendrá el próximo Parlamento Europeo para tomar acciones concretas en los problemas que hoy afectan a la unión y que causan desánimo en la ciudadanía. - BBC
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com