USA Al día
Arnold Schwarzenegger: Estúpido, engreído y bárbaro, niega el perdón a Stanley Tookie Williams

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

35 millones de pobres en EEUU - Bush ordenó atacar las torres - Gestión Bush

1205 - Estúpido, engreído y bárbaro, Arnold Schwarzenegger (Terminator) provoca la vergüenza de la especie humana y hace honor a la despreciable política exterior e interior, terrorista y genocida, que ostenta el gobierno de Bush.

Es el momento de recordar la reflexión de María Elena Walsh a propósito de la pena de muerte:

"
Cada vez que se alude a este escarmiento la Humanidad retrocede en cuatro patas"

 

El ex líder pandillero estadounidense Stanley “Tookie” Williams, fue ejecutado este martes con una inyección letal, 24 años después de haber sido sentenciado por la muerte de cuatro personas en 1979.

Durante su tiempo en la cárcel Williams encabezó varias campañas para alejar a los jóvenes de las pandillas violentas y escribió libros para niños sobre el tema, por lo que fue nominado al premio Nobel de la Paz.

El ex pandillero siempre mantuvo su inocencia y su petición de clemencia se basó en que supuestamente se había reformado.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, fascista declarado, señaló que el convicto no mostró arrepentimiento real por los crímenes cometidos y que su cambio de actitud no era genuino. Seguidamente le negó la condonación de la pena de muerte.


El perdón de Schwarzenegger era la última esperanza para el ex jefe pandillero, que fue postulado incluso para Nobel de la paz.

 

A último momento, Schwarzenegger negó el perdón con el que podría haber cambiado la pena capital por una cadena perpetua reabriendo el debate en EE.UU. sobre lo que muchos consideran un acto de barbarie.

 

Williams, cuya controvertida figura incluía también la profesión de escritor de libros para chicos que comenzó en prisión, recibió una inyección letal en los primeros minutos de hoy (en California, poco después de las 5:00 en Argentina) en la penitenciaría de San Quintin, al norte de San Francisco, donde pasó casi la mitad de su vida en el corredor de la muerte.

Fue condenado a la pena capital en 1981 por el homicidio de cuatro personas, pero siempre se declaró inocente.

 

Tras su encarcelamiento renegó de su pasado, escribió libros en los que aconseja a los niños evitar las pandillas y el crimen, y promovió la no violencia.

Según informó un portavoz de la prisión, el detenido rechazó la célebre última cena


El condenado fue declarado muerto a las 5:35 de Argentina. Al darse a conocer la noticia, miles de personas que se habían congregado en el exterior de la prisión expresaron su descontento. "Ha terminado pero no ha terminado", les dijo el reverendo Jesse Jackson, un defensor de Williams.

Recuerdos de Hiroshima y Nagasaki - ¿Cómo elige presidente el país más "democrático" del mundo? - Democracia en EEUU La gran Farsa - Perfiles guerreros - "El poder de las pesadillas" o Al Qaeda no existe


La Pena de Muerte
- María Elena Walsh

Fui lapidada por adúltera. Mi esposo, que tenía manceba en casa y fuera de ella, arrojó la primera piedra, autorizado por los doctores de la ley y a la vista de mis hijos.
    Me arrojaron a los leones por profesar una religión diferente a la del Estado.
    Fui condenada a la hoguera, culpable de tener tratos con el demonio encarnado en mi pobre cuzco negro, y por ser portadora de un lunar en la espalda, estigma demoníaco.
    Fui descuartizado por rebelarme contra la autoridad colonial.
    Fui condenado a la horca por encabezar una rebelión de siervos hambrientos. Mi señor era el brazo de la Justicia.
    Fui quemado vivo por sostener teorías heréticas, merced a un contubernio católico-protestante.
    Fui enviada a la guillotina porque mis Camaradas revolucionarios consideraron aberrante que propusiera incluir los Derechos de la Mujer entre los Derechos del Hombre.
    Me fusilaron en medio de la pampa, a causa de una interna de unitarios.
    Me fusilaron encinta, junto con mi amante sacerdote, a causa de una interna de federales.
    Me suicidaron por escribir poesía burguesa y decadente.
    Fui enviado a la silla eléctrica a los veinte años de mi edad, sin tiempo de arrepentirme o convertirme en un hombre de bien, como suele decirse de los embriones en el claustro materno.
    Me arrearon a la cámara de gas por pertenecer a un pueblo distinto al de los verdugos.
    Me condenaron de facto por imprimir libelos subversivos, arrojándome semivivo a una fosa común.
    A lo largo de la historia, hombres doctos o brutales supieron con certeza qué delito merecía la pena capital. Siempre supieron que yo, no otro, era el culpable. Jamás dudaron de que el castigo era ejemplar. Cada vez que se alude a este escarmiento la Humanidad retrocede en cuatro patas


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com