Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Estados Unidos
Obama se asegura la seguridad con el trío Clinton-Gates-Jones

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Ha comenzado la guerra del agua
-
Los Kirchner, ¿"Una banda de ladrones"?
-
Reserva monetaria de China record histórico
- Glosario Urgente de Economía y Finanzas
- Virus del papiloma humano HPV

 


Hillary Clinton

. ¿Equipo belicista para un presidente antibélico?

011208 - Clinton-Gates-Jones: Conozca al trío que rodeará a Obama en el tema seguridad para enfrentar, no sólo un mundo cada vez más convulsionado, sino, ahora, en inédita crisis económica.

La seguridad (término que involucra también políticas expansionistas agresivas) es todo un problema, ahora más que nunca, cuando los datos planetarios indican que  aumentará el hambre, la pobreza y la escasez de recursos naturales, algunos tan esenciales como el agua.


011208 - El Mundo - Washington -
Ricard González - El presidente electo de los EEUU, Barack Obama, ha presentado ante la opinión pública lo que era un secreto a voces: los integrantes de su equipo de seguridad nacional. Todos ellos comparten una ideología política centrista, y una amplia experiencia en la administración pública.

Hillary Clinton, secretaria de Estado

Tras haberse quedado a las puertas de la nominación de la Casa Blanca, con más de 17 millones de votos en las primarias demócratas, un hito histórico para el feminismo norteamericano, Hillary asumirá uno de los cargos más importantes del Gobierno. Para ello, deberá renunciar a su escaño de senadora de Nueva York, que ocupa desde el año 2000. Con este movimiento, Hillary pone fin a las especulaciones sobre su intención de presentarse a las próximas elecciones en caso de que la presidencia de Obama sea fallida.

Hillary, de 61 años de edad, fue una brillante abogada antes de convertirse en la primera dama de los EEUU, en 1992. Sin embargo, nunca aceptó el rol pasivo tradicional de sus antecesoras en el cargo, y estuvo implicada directamente en algunas de las iniciativas políticas lanzadas por su marido. La más conocida, fue el intento de realizar una reforma profunda del sistema sanitario del país. El proyecto de reforma fracasó en el Congreso, y desde entonces Hillary convirtió la mejora de la sanidad en una de sus cruzadas, que prosiguió desde su escaño del Senado.

En la rueda de prensa, Obama la ha definido como “inteligente”, “dura”, y “disciplinada”. También ha dicho que comparten los mimos valores. No obstante, durante las primarias, Hillary adoptó un perfil más de halcón en temas de política exterior, por lo que se ha cuestionado la capacidad de ambos para trabajar estrechamente.


 

 

 

 

 

 



Robert Gates

Robert Gates, secretario de Defensa

Robert Michael Gates es el actual secretario de Defensa. Juró el cargo el 18 de diciembre del 2006, después de que el presidente Bush decidiera deshacerse del denostado Donald Rumsfeld. A pesar de la controversia y oposición que ha suscitado la guerra de Irak, Gates, de 65 años, ha sido capaz de ganarse el respeto de republicanos y demócratas gracias a su eficacia, y sentido de la responsabilidad. Por ejemplo, se alabó que no le haya templado el pulso a la hora de reemplazar mandos que hubieran cometidos errores importantes.

Antes de entrar en el Gobierno, Gates trabajó durante 26 años en la CIA, el principal servicio de inteligencia de los EEUU, llegando a ocupar el cargo de Director Central de Inteligencia con George Bush Senior -una posición que tiene como deber coordinar las diferentes agencias de inteligencia del país.

Se le atribuye una ideología moderada, razón por la que fue escogido por Bush. A pesar de haberse mostrado favorable a una reducción de las tropas en Irak durante el 2006, como secretario de Defensa gestionó de forma brillante la escalada militar decretada por Bush, y que ha conseguido reducir de forma significativa el nivel de violencia en Irak. En varias ocasiones se ha manifestado a favor de negociar con Irán, uno de los principales puntos de la política exterior de Obama.

James Jones, asesor nacional de Seguridad


James Jones

El general Jones asumirá el cargo de asesor nacional de Seguridad después de una amplia y brillante trayectoria en el ejército de los EEUU de más de cuatro décadas. A sus 65 años, Jones fue el comandante supremo del ejército norteamericano en Europa entre los años 2003 y 2006.

Nacido en Kansas, y con un físico imponente, en 1967, Jones empezó su carrera militar en un difícil escenario: Vietnam. Enseguida destacó en el campo de batalla, lo que le permitió una rápida ascensión en la marina norteamericana.

A Jones se le atribuye un carácter parco, que le puede proporcionar algunas dificultades en sus relaciones con la prensa, y una gran habilidad como negociador. De hecho, Condolezza Rice le ofreció dos veces ser su mano derecha como máxima responsable de la diplomacia norteamericana, pero declinó la oferta en ambas ocasiones. No obstante, sí aceptó su propuesta de ser actuar como enviado especial a Oriente Medio.
 

¿Equipo belicista para un presidente antibélico? - BBC - Rebeca Logan

Tras semanas de especulación, de críticas y elogios adelantados, el presidente electo de EEUU, Barack Obama, le presentó al mundo su equipo de Relaciones Exteriores, y describió a quienes lo conforman como individuos con "fuertes personalidades" para desatar "vigorosos debates".

Encabezado por su ex rival, la senadora Hillary Clinton, como secretaria de Estado y el general Robert Gates como secretario de Defensa, Obama ya logró desatar un "vigoroso debate", pero no dentro de su nuevo gabinete, si no entre sus mismos partidarios, quienes miran con lupa cada selección.

La designación de Hillary Clinton ha generado aplausos por parte de su base de apoyo en Nueva York y en el Partido Demócrata, pero también provocó el rechazo de un sector de "obamamistas" y de los activistas opuestos a la guerra en Irak.

Para el profesor de política de la Universidad de San Francisco, Stephen Zunes, la selección de Hillary Clinton como secretaria de Estado es una "agria desilusión" para quienes esperaban grandes cambios en Washington.

Zunes explica que es preocupante no sólo la postura de Clinton en favor de la invasión a Irak, si no además sus acciones como senadora en cuanto a temas de derechos humanos y ley internacional.

"Hillary Clinton se alió con la administración Bush en muchas de sus políticas más polémicas, como la invasión a Irak, las amenazas de guerra con Irán, el apoyo a Israel en la ofensiva del 2006 contra Líbano, su oposición a la Corte Internacional de Justicia y el apoyo a la exportación de minas antipersonales", escribió Zunes tras darse a conocer la selección de Clinton.

El discurso de Irak

"Yo no sólo quiero terminar la guerra (de Irak); quiero acabar con la mentalidad que nos llevó a la guerra", esas fueron las palabras del candidato Barack Obama en febrero del año pasado cuando su oposición contundente fomentó su popularidad en un país cansado de este conflicto bélico.

Cada vez que Obama criticaba la guerra en sus eventos públicos, y el tema nunca faltaba, sus seguidores lo aclamaban con aplausos y vivas.

"Mientras que Obama durante su campaña hizo repetidas referencias a su discurso contra la guerra en Irak en el 2002, ahora numerosos individuos que apoyaron la invasión de Irak (...) son considerados para importantes puestos de relaciones exteriores", lamenta Sam Husseini, director de comunicaciones del Institute for Public Accuracy, un grupo de medios progresistas.

Husseini señala que desde la selección del senador Joe Biden, quien votó a favor de la autorización de la invasión, como su compañero de formula, hasta la designación de Rahm Emanuel como jefe de gabinete de la Casa Blanca, de la misma postura, ya se veía el cambio -pero de visión- de Obama.

Husseini agrega que ninguno de los 23 senadores y 133 congresistas que votaron en contra de la guerra en Irak fueron considerados para estos importantes puestos.

El mismo Pentágono de Bush

La decisión de Obama de mantener al general Robert Gates en su puesto como secretario de Defensa, también desató las críticas, sobre todo, por parte de grupos pacifistas.

Gates fue jefe de la CIA bajo el primer presidente Bush y en 1984 abogó en favor de una campaña de bombardeo contra Nicaragua para derrocar al gobierno sandinista.

El actual secretario reemplazo al frente del Pentágono a Donald Rumsfeld en el 2006. Desde entonces es el encargado de administrar las guerras de Irak y Afganistán y fue el promotor de un incremento de tropas de EE.UU. en Medio Oriente el año pasado, un plan inicialmente criticado por Obama.

"El compromiso de Obama con el bipartidismo y su deseo de incluir diversos puntos de vista en su gabinete es refrescante pero, aunque inteligente y calladito, Gates no es ni moderado ni realista", fue la reacción de Jon Rainwater, director ejecutivo del grupo pacifista Peace Action.

"Nadie dice que Gates no es mejor que Rumsfeld, pero Gates como secretario de Defensa envía un turbio mensaje al mundo", agregó el activista.

Viva Team Obama

Pero no todas las reacciones son negativas. El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, felicitó al presidente electo por escoger un equipo bipartidista de personas respetadas por republicanos y demócratas.

"Barack Obama presentó hoy un equipo sumamente competente, robusto y bipartidista, que tendrá encomendado proteger la seguridad nacional de los Estados Unidos".

"Este excelente grupo de hombres y mujeres son prueba de que esta nueva administración enfrentará a los adversarios y las amenazas a nuestro país con todas las herramientas disponibles: nuestra capacidad militar, nuestra fortaleza diplomática y nuestra autoridad moral", declaró Reid.

Por su parte el senador republicano, John Warner, quien hizo campaña en contra de Obama, indicó en un comunicado que este equipo genera mucha confianza dentro y fuera de Estados Unidos y fomenta "el respeto por la valentía y el buen juicio del presidente electo".

Y al final serán los senadores, y no los comentaristas, ni los activistas, los que tendrán la palabra final sobre el gabinete Obama, ya que ninguno de los seleccionados podrá juramentar a su cargo designado, sin la aprobación del Senado de Estados Unidos.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com