Cargando

USA
Gestión George W Bush

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- George W Bush, la verdadera historia
- George W Bush, un hombre peligroso
- Luchando por la verdad del 11 de Septiembre
- El acorazado Maine
- USA: reino de la muerte, las torturas y...

 

Google

Avizora - Atajo Google

. Fahrenheit 911

150907 -
Los estadounidenses quieren que se investigue a George W Bush y a Dick Cheney en relación con los atentados del 11 de Septiembre

1006 - El muro de la deshonra

06 -
Dicen que las Torres de New York colapsaron por demolición controlada

0805 - Abu Musab al-Zarkaui (Zarqawi), el superhéroe del Mal

200105 -
Bush asume y festeja en medio del dolor y el repudio mundial

1004 - Bush ordenó personalmente el ataque a las Torres Gemelas dijo Stanley Hilton

0701 -
¿Puede colapsar la democracia en EEUU?
Bush
delira ahora con la postergación de las elecciones  de Noviembre - El gobierno de George W. Bush analiza retrasar las elecciones generales de noviembre venidero, en caso de un atentado en Estados Unidos, informó hoy la revista Newsweek.

Según la publicación, que cita a fuentes anónimas, el Departamento de Seguridad Nacional solicitó al de Justicia determinar las acciones legales para prorrogar los comicios generales de ocurrir un ataque contra el país.

Newsweek destaca que la Oficina de Asesoría Legal del Departamento de Justicia examinará una carta enviada por el presidente de la comisión de Ayuda a las Elecciones, DeForest Soaries, al Secretario de Seguridad Nacional, Tom Ridge.

En la misiva, Soaries asegura que no hay un departamento del gobierno con la competencia para cancelar y posponer unas elecciones federales.

Soaries señaló que Ridge deberá recibir del Congreso 'la aprobación de una ley de emergencia que entregue poderes a su comisión' para lograr tal objetivo.

El jueves último, Ridge acusó a Al Qaeda de preparar un ataque contra la Unión, con el objetivo de influir en las elecciones, pero se abstuvo de presentar pruebas.

Líderes demócratas acusaron al Ejecutivo de manipular las alarmas antiterroristas con fines electorales, con el propósito de mantener en alto el tema de la seguridad, clave para el mandatario.

Al respecto, el representante Robert Wexler dijo que 'al constatar que la administración haya decidido no elevar el nivel de alerta terrorista y no haya dado pruebas que sustenten la gravedad de sus informaciones, es imposible dejar de pensar que su objetivo es desviar la atención' de los candidatos demócratas.

'Jamás me sentí tan frustrada como ahora', comentó la senadora Hillary Clinton, en una alusión a las denunciadas manipulaciones del Ejecutivo republicano.

La revista estadounidense New Republic divulgó esta semana declaraciones de oficiales de alto rango pakistaníes, quienes aseguran que la Casa Blanca les ha pedido que realicen un 'hallazgo terrorista de gran valor' antes de las elecciones en Estados Unidos.

Según las fuentes citadas por New Republic, asesores de la mansión presidencial solicitaron al jefe del espionaje pakistaní, incluso, que de ser posible arrestaran o mataran a algún presunto terrorista el 26, el 27 o el 28 de julio próximos, durante la Convención Nacional Demócrata, a realizarse en Massachussets

0604 Bush has misled Americans on Iraq - Así titula el conservador diario británico Financial Times un editorial que puede traducirse y resumirse de esta manera:

"La administración Bush ha engañado al pueblo estadounidense. Ha aislado a los Estados Unidos, como lo han señalado diplomáticos y mandos militares norteamericanos. Sus torpezas en Irak han dado nueva y terrible vida al culto de la muerte defendido por Osama Bin Laden"

 

0404 Gigantesca marcha a favor del aborto y contra Bush  - Cientos de miles de personas marcharon por el centro de Washington en defensa del aborto y en contra de Bush, que, según los manifestantes, alienta la erosión de ese derecho y perjudica la libertad de las mujeres a elegir.

"Despidan a Bush", "Mantengan el aborto legal", "Es tu elección, no la de ellos", rezaban algunas de las pancartas que inundaron desde antes de las 10 de la mañana el Mall, la inmensa explanada situada entre el Capitolio y el monumento a George Washington. Otros carteles alertaban: "No al retorno del aborto clandestino".

El objetivo de las más de 1.200 organizaciones que lanzaron la convocatoria fue enviar un fuerte mensaje a la Casa Blanca y colocar en primer plano el debate por el derecho de cada mujer a elegir cuándo interrumpir un embarazo, un tema que será central en la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre.

Varios oradores durante la manifestación aseguraron que éste es sólo el comienzo de una movilización política que se reforzará en los próximos meses.


Con mayoría de mujeres, pero también de hombres de todas las edades provenientes de distintos estados y otros 50 países, la de ayer se convirtió en la marcha más multitudinaria a favor del aborto desde 1992. Aunque la policía no hizo estimaciones, los organizadores calculaban que había un millón de personas, que también reclamaron una mejor atención de la salud de la mujer en todo el mundo, control de natalidad y educación sexual.

Según The Washington Post, la policía informó que antes de las 10 de la mañana 800 ómnibus habían llegado hasta el centro de la ciudad y otros 300 estaban estacionados en las afueras. Además, una multitud colmó los vagones de los trenes y subterráneos. Autoridades del Metro señalaron que hasta el mediodía viajaron unas 350.000 personas hacia el centro de Washington.

Bush fue el blanco principal de las críticas. El presidente ha manifestado públicamente su oposición al aborto —legalizado en EE.UU. en 1973— y en los últimos seis meses firmó dos leyes que limitaron el derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo: una prohíbe un método abortivo tardío, y la segunda otorga al feto un status jurídico en caso de violencia contra la madre. Además, prohibió que se destinen fondos federales a organizaciones no gubernamentales de planificación familiar que promueven o practican el aborto.

Francis Kissling, dirigente del grupo Católicos a favor de la Libre Elección, se dirigió a las autoridades para afirmar que "las voces a favor de la libertad de elección resonarán en sus oídos hasta que permitan a todas las mujeres tomar nuestras decisiones sobre la reproducción".

Pero no sólo el derecho a elegir estuvo presente en las consignas de la marcha. La guerra en Irak y las elecciones también marcaron la manifestación. "Bush alimenta el terrorismo", decían algunos carteles. Otros llamaban a votar por el demócrata John Kerry, quien se manifestó públicamente a favor del aborto.

La ex primera dama y actual senadora demócrata Hillary Clinton fue una de las caras conocidas que apoyó esta postura. "Este es el comienzo de lo que debe ser un largo esfuerzo para intentar mostrar claramente que esta administración (la de Bush) no se conforma con retrotraernos en el tiempo cada vez que puede sobre temas tan importantes para las mujeres", señaló.

"Todas las personas están presentes hoy no sólo para manifestar en favor de la vida de las mujeres sino también para movilizarse en vistas de la elección presidencial", aseguró Hillary. "Un voto por un candidato proelección es un voto por la libertad de conciencia", afirmó en alusión a Kerry, cuyas dos hijas también participaron de la marcha.

Una cantidad de personajes del espectáculo también se acercaron a la multitud. Entre ellos se destacaban los actores Whoopi Goldberg, Demi Moore, Susan Sarandon, Kevin Bacon y Alec Baldwin. También estuvo el magnate de los medios Ted Turner.


Aunque la marcha fue pacífica y tuvo una fuerte custodia policial, antes de la desconcentración se generaron algunas tensiones entre el público y militantes antiabortistas de la ultraconservadora Coalición de Defensa del Cristianismo, que organizó una "contramanifestación"


0404
- EEUU es "peor" que el terrorismo

Dice el 52.3 % de los oyentes encuestados por la BBC Los otros principales males que preocupan a la gente son: La "globalización", el "terrorismo", la corrupción, las guerras, los cambios climáticos, la falta de agua potable, la persecución de las minorías étnicas, el
analfabetismo...
Como todas las encuestas de este tipo, los consultados casi no pueden hacer aclaraciones, y términos como EEUU, "terrorismo" y "globalización" no siempre están bien definidos. Por ejemplo, George Bush no es sinónimo de EEUU; y "terrorismo", es una palabra cuyo significado varía mucho según quién sea el que lo use, lo mismo que "globalización

En este sentido, el jefe de sondeos y planificación de BBC World, Jeremy Nye dijo: "Nos sorprendió que las potencias mundiales y la corrupción ocuparan los primeros lugares, e investigaremos si estos resultados son consecuencia puntual del actual contexto mundial, o si también se proyectan a largo plazo", señaló


0404 Una ex traductora del FBI acusa a Bush de saber que se preparaba el atentado del 11-S

La reelección de George W. Bush depende, en buena medida, del juicio de los norteamericanos sobre lo que sabía antes del 11-S. Cuenta Rafael Ramos en La Vanguardia que una antigua traductora del FBI ha declarado en el diario inglés “The Independent” que el Gobierno norteamericano tuvo conocimiento previo de que se preparaban atentados con aviones

La pregunta de qué sabía, cuándo lo supo y qué hizo para impedirlo persigue a Bush como los fantasmas de Hamlet, y es probable que no le deje en paz hasta las elecciones de noviembre. Primero fue Richard Clarke, ex coordinador antiterrorista, quien alimentó las dudas sobre el comportamiento de la Administración norteamericana, y el relevo ha sido tomado ahora por Sibel Edmonds, una antigua traductora del FBI.

Edmonds, de 33 años y de origen turco, tiene la boca tapada en Estados Unidos por una orden judicial obtenida por el Gobierno en función de “razones de seguridad nacional”, pero ha utilizado el periódico inglés “The Independent” como vehículo para efectuar una acusación demoledora: la Casa Blanca, la CIA y el Pentágono tenían conocimiento de que iba a haber ataques terroristas con aviones contra rascacielos de una gran ciudad y se quedaron con los brazos cruzados.

La ex funcionaria, contratada dos días después del 11-S para ayudar a traducir documentos relacionados con la lucha antiterrorista, afirma haber tenido acceso a materiales que indican sin lugar a dudas que la amenaza de un ataque similar al de las Torres Gemelas llevaba tiempo circulando por las más altas esferas del poder en Washington sin que nadie tomase cartas en el asunto.

A riesgo de ser castigada en su país, Sibel Edmonds asegura en el diario británico que la consejera nacional de seguridad, Condoleezza Rice, “miente como una bellaca al proclamar que la CIA, el FBI y la Inteligencia de Defensa no sabían nada de posibles ataques con aviones”, y hace notar que el presidente Bush dice que carecía de información sobre un atentado específicamente el 11 de septiembre, pero ello no quiere decir que no hubiese sido advertido de una manera más general, sin mencionar fechas concretas.

Edmonds asegura ser consciente de que la Casa Blanca va a hacer todo lo posible para desacreditarla, igual que está haciendo con Richard Clarke, pero siente la obligación de “explicar las cosas como son”.

La reelección de Bush depende del juicio de los votantes sobre su política de prevención y lucha contra el terrorismo. El testimonio de la antigua traductora es que en la primavera y verano del 2001, meses antes del espectacular ataque a las Torres Gemelas, circularon por los despachos del FBI y los servicios de inteligencia norteamericanos diversos memorandos clasificados que anunciaban “planes terroristas para atacar con aviones”.

Entre los blancos, además de Nueva York, se mencionaban los rascacielos de varias ciudades. “No se trata de fantasías por mi parte –señala categórica la ex funcionaria–, sino que he suministrado a la comisión investigadora detalles específicos de documentos específicos con fechas concretas, con la mención de blancos concretos, personas concretas y métodos concretos. Los interesados en rascar la verdad no tienen más que acudir a los archivos y desempolvar los documentos pertinentes, ya que mis acusaciones se pueden comprobar con gran facilidad.”

Las advertencias que circulaban por los pasillos de Washington meses antes del 11-S, según Edmonds, suministraban incluso los nombres de los terroristas y de dónde procedían las órdenes. “No sólo me consta por los documentos que tuve que traducir del turco, el fasri, el árabe y el inglés –dice–, sino por las conversaciones que escuché en el edificio del FBI donde trabajaba junto a otros doscientos traductores. Hay cosas que no se pueden ocultar.”

Fahrenheit 911

0504 - Fahrenheit 911, la obsesión de Bush, ganó en Cannes
La película de Michael Moore, Fahrenheit 9/11 ganó la Palma de Oro de la 57 edición del Festival de Cannes, un premio inesperado que es más una declaración política que una recomendación cinematográfica
El filme del director de Bowling for Columbine trata sobre los acontecimientos políticos en su país desde la elección del presidente George W. Bush hasta la actualidad, haciendo centro en el atentado del 11 de setiembre y sus consecuencias.

El documental acusa directamente al gobierno norteamericano de mentir a la población, inventar una guerra por motivos económicos mandando a la muerte a miles de jóvenes y tener secretas conexiones con la familia de Osama bin Laden, además de ridiculizar al presidente por sus torpezas. El segundo galardón en importancia, el Gran Premio del Jurado, recayó en la coreana Old Boy, de Park Chan-wook, una de las favoritas desde que se supo que Quentin Tarantino, presidente del jurado, era admirador del filme, brutal historia acerca de un hombre que es encerrado en una cárcel durante 15 años sin saber el motivo, que sale al borde de la locura y desesperado por saber quién y por qué lo encarceló.

Ninguno de los filmes con participación argentina estuvo presente en el palmarés oficial, ni La niña santa, de Lucrecia Martel, ni Diarios de motocicleta, de Walter Salles. El jurado ecuménico del Festival dio su premio principal a Diarios.... Como se rumoreaba, el premio a la mejor actriz recayó en Maggie Cheung, una cantante adicta a las drogas en el francés Clean, de su ex marido, Olivier Assayas. El chico de 14 años Yagira Yuuya inolvidable protagonista de Nobody Knows, drama del japonés Hirozaku Kore-eda, fue mejor actor.

Una de las mayores sorpresas fue el premio al mejor director, al argelino radicado en Francia Tony Gatlif, por Exils. Los franceses siguieron de racha con un tercer galardón: el del guión fue para los también actores Agnes Jaoui y Jean Pierre Bacri, por Comme une image, y el premio del jurado quedó en un raro empate entre un filme, Tropical Malady, del tailandés Apichtapong Weerasethakul, y una actriz, Irma P. Hall, coprotagonista de El quinteto de la muerte.

La ceremonia fue conducida por la actriz italiana Laura Morante, y el primero en subir al escenario tras ella fue Pablo Trapero, miembro del jurado de cortometrajes. El filme de clausura fue De-Lovely, una mediocre biografía musical de Cole Porter, dirigida por Irwin Winkler, y protagonizada por Kevin Kline y Ashley Judd, con canciones interpretadas por Robbie Williams y Alanis Morisette, entre otros, algunos de los cuales participaron en un show posterior en la playa.

Como era de prever en un jurado presidido por Tarantino, las elecciones no fueron las obvias, y decepcionaron a muchos. Exceptuando el premio a Moore (que excede su dudosa cualidad cinematográfica), muchas de las ganadoras habían tenido tibia recepción. Otras, como Clean, Nobody Knows y Comme une image, aparecen como inobjetables.

Con más estrellas que en años anteriores y un nivel que no terminó de ser satisfactorio, culminó Cannes. El cine argentino y latinoamericano se fue sin premios importantes, pero con una repercusión mediática inmensa y la sensación de que la participación del continente en los grandes festivales de cine seguirá creciendo con el correr de los años


0504 -  Perdió la censura. Disney vendió sus derechos sobre el filme de Moore y Miramax lo distribuirá.

La distribución había sido prohibida por la compañía Walt Disney, de la cual Miramax es subsidiaria, pero ambas partes llegaron a un acuerdo.

El director ejecutivo de Disney, Michael Eisner, había dicho que no quería una película política como esa en un año de elecciones presidenciales.

Sin embargo, según informes, los jefes de Miramax, Harvey y Bob Weinstein, acordaron pagar a Disney lo que había invertido hasta ahora en el documental, a cambio de que Disney no reciba ningún beneficio de su distribución.

Un acuerdo similar se realizó en 1999 para la distribución del filme Dogma de Kevin Smith, que incluía posiciones muy controvertidas sobre el catolicismo.

Vínculos

Fahrenheit 911, que compite por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, denuncia la política del mandatario estadounidense tras de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Moore también explora los vínculos de la familia Bush y sus allegados con grandes familias sauditas, entre ellas la de Osama bin Laden, el líder de al-Qaeda.

Además, investiga el papel que desempeñó el gobierno de Bush en la evacuación de miembros de la familia de Bin Laden tras los atentados de 2001.

Al recibir un Oscar en 2003 por su documental Bowling for Columbine, Moore describió a Bush como un mandatario ficticio que estaba enviando a su pueblo a la guerra por razones ficticias.

Contentos

"Estamos muy contentos de que Disney haya acordado vender Fahrenheit 911 a Bob y Harvey", dijo Miramax en un comunicado.

"Bob y Harvey esperan finalizar pronto esta transacción".

Harvey Weinstein ya había invertido más de US$6 millones en el documental, que Miramax tenía previsto distribuir en julio de este año, cuatro meses antes de las elecciones presidenciales en EE.UU., en las que Bush se estará jugando su reelección.

"Censura"

"Esperaba que a estas alturas podría presentar mi trabajo ante el público sin tener que salvar los obstáculos de censura que al parecer me persiguen", dijo Moore en una declaración divulgada a través de su página de internet cuando se hizo pública la decisión inicial de Disney.

El agente de Moore, Ari Emanuel, le dijo a la prensa que a Disney le preocupa perder los beneficios fiscales que recibe por su parque, sus hoteles y otras actividades en La Florida, estado del que es gobernador Jeb Bush, el hermano menor del presidente.

En su sitio en la red, Moore subraya las dificultades para llevar a cabo el proyecto: "por casi un año, esta lucha ha sido una lección acerca de cuán difícil es en este país crear una obra de arte que podría molestar a los que están al mando".

"Les diré esto: algunas personas pueden temerle a lo que mostrará esta película pero no hay nada que puedan hacer al respecto porque está hecha... la verán este verano porque, después de todo, éste es un país libre", enfatiza.

La semana pasada, Disney acusó a Moore de generar una disputa sobre la distribución del documental para alcanzar una gran publicidad

0504 -
Walt Disney censura en EEUU para proteger a Bush

Los estudios Walt Disney protagonizan un escándalo al impedir a su filial Miramax Films la distribución del documental "Fahrenheit 9/11", donde el director Michael Moore –ganador de un Oscar- critica abiertamente al presidente George W. Bush.

"Me han dicho que Disney decidió oficialmente impedir a su subsidiaria Miramax distribuir mi nuevo filme”, dijo Moore desde su su página de Internet

La empresa Disney parece no ser nueva en esto de ejercer la censura en el país que se dice paladín de la democracia. En Marzo censuró a la cantante Janet Jackson (Ver La hipocresia persigue a J Jackson)

El documental, que compite por la palma de oro en el Festival de cine de Cannes, denuncia la política de Bush antes y después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

"A estas alturas esperaba que podía exhibir mi trabajo al público sin tener que experimentar los profundos obstáculos de censura que a menudo debo atravesar" dijo Moore

La película censurada muestra el rol del gobierno de Bush en la evacuación de miembros de la familia de Bin Laden tras los atentados del 2001 que reivindicó Al Qaeda y en el que, según Bush, murieron 3000 estadounidenses

La empresa Disney optó por no hacer declaraciones. En realidad, si alguien tiene la voluntad de censurar, mucha más voluntad tiene para no dar explicaciones de sus actos. El censor cree que está más allá del bien y del mal

Según el New York Times, las razones de Disney para ejercer la censura de “Fahrenheit 9/11” son económicas. El diario argumenta que el documental puede poner en peligro las exenciones impositivas que Disney recibe en Florida por su parque de entretenimiento y hoteles. Económicas o morales, o ambas razones, son de todos modos repudiables

Aparentemente, si Disney no ejerce la censura sobre Moore, Jeb Bush –gobernador de Florida y hermano de George- podría tomar represalias quitándole los beneficios tributarios.

"Algunas personas pueden tener miedo de lo que este filme puede mostrar. Pero no hay nada que hacer porque (la película) ya está hecha”, dijo el cineasta. Y agregó: “Después de todo, este un país libre". Los hechos estarían demostrando que no, que al menos durante esta administración, el país dejó de lado una importante tradición de libertad de expresión, y que ahora menudean los "aprietes" y los chantajes económicos y políticos

Moore aseguró que esta situación demuestra "lo duro que es crear una obra de arte que pueda irritar a los que están en el poder”.

Moore ya dirigió otros documentales muy críticos de la sociedad norteamericana. Con Bowling for Columbine, un filme que retrató la tragedia en la escuela secundaria Columbine, el año pasado obtuvo un Oscar al mejor documental de 2002.

Durante su discurso gritó, respecto de la invasión a Irak: "Debería avergonzarse, señor Bush, debería avergonzarse"

Queda claro que el artista Michael Moore ya empezó a pagar caro el ejercicio de su libertad de pensamiento y expresión


Veinte premios Nobel acusan a Bush de censurar datos científicos

Manipula el sistema científico asesor para evitar los consejos que puedan ser contrarios a los intereses políticos

"Una actitud desdeñosa de cara a la ciencia". Así describe el doctor Kurt Gottfried la actuación de la Administración Bush en el terreno científico, una declaración que resume el punto de vista defendido por un grupo de más de 60 científicos que aseguran que el Gobierno de EEUU distorsiona los datos científicos para que éstos se adecuen a los objetivos políticos

Las acusaciones se basan en un documento presentado por la Unión de Científicos Preocupados (Union of Concerned Scientists), una organización que ya se ha enfrentado en anteriores ocasiones a la Administración estadounidense. Las 38 páginas que conforman la declaración, titulado 'Integridad científica en la política', muestran los resultados de una investigación llevada a cabo por distintos expertos.

La primera acusación que recoge el informe hace referencia a la supresión y distorsión de los hallazgos científicos y las consecuencias que este tipo de actuación puede tener sobre la salud humana, la seguridad pública y el bienestar común.

A continuación, la organización acusa al Gobierno de EEUU de estar manipulando el sistema científico asesor para evitar los consejos que puedan ser contrarios a los intereses políticos. Los autores también apuntan la existencia de evidencias que muestran cómo la administración restringe las declaraciones que los científicos realicen sobre aspectos que pudiesen despertar cierta polémica.

De este modo, aseguran que se ha censurado por lo menos un estudio sobre el cambio climático, que se han manipulado los resultados de las emisiones de mercurio por parte de las centrales eléctricas y que se ha suprimido información sobre el uso de preservativos.

"Otras administraciones han llevado a cabo este tipo de prácticas en alguna ocasión pero no de una forma tan sistemática y tan descarada", explican los participantes en la declaración, entre los que se encuentran 20 premios Nobel. La Administración "ha tergiversado el conocimiento científico y ha engañado a la opinión pública sobre las implicaciones de sus políticas", añaden.

El doctor John H. Marburger III, consejero científico del presidente Bush y director de la Oficina de Política científica y Tecnológica de la Casa Blanca, ha mostrado su disconfomidad con tales acusaciones. Según recoge 'The New York Times', Marbuger opina que el informe recoge una serie de casos aislados que no suponen un ejemplo de supresión de los consejos científicos correctos por parte de la Administración.

Asimismo, el doctor D. Allan Bromley, que fue consejero científico del padre del actual presidente de EEUU, también se ha opuesto a los hallazgos resumidos en el documento. Según publica el diario norteamericano, Bromley asegura que nos encontramos ante una actuación motivada por intereses políticos y carente de base detallada que la apoye. En este sentido, los científicos participantes niegan la existencia de motivos políticos que les hayan llevado a publicar este estudio en tiempos de campaña electoral.

El documento, en el que se asegura que no hay precedente de este tipo de actuación, subraya la necesidad de que esta "peligrosa tendencia" revierta y pide "al presidente, al Congreso, a la comunidad científica y a la opinión pública que den pasos inmediatos para restaurar la integridad de la ciencia en el proceso político federal".

Union of Concerned Scientists
 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com