Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Estados Unidos
12 millones de niños en Estados Unidos se enfrentan al hambre y a la inseguridad alimentaria

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- La pobreza en Estados Unidos
-
Los Kirchner y la Barrick Gold
- Reserva monetaria de China record histórico
- Glosario Urgente de Economía y Finanzas
- Virus del papiloma humano HPV

 

 

130509 - Naomi Spencer - Según un informe de la organización en defensa de un banco de alimentos Feeding America [Alimentar América], más de 12 millones de niños están amenazados con el riesgo de una alimentación no adecuada y de hambre en Estados Unidos. De manera significativa, el estudio concluyó que más de tres millones y medio de niños menores de cinco años se enfrentan al hambre. Esta cifra equivale al 17% (uno de cada seis) de los niños estadounidenses de cinco años y menores.

>>Hambre y Pobreza>>

“Inseguridad alimentaria infantil en Estados Unidos: 2005-2007”, publicado el 7 de mayo, es el primer análisis por Estados que se centra en el número de bebés y niños pequeños que viven en hogares donde hay inseguridad alimentaria. Feeding America basó su análisis en datos del Departamento Federal de Agricultura (USDA, en sus siglas en inglés) y de la Oficina de Censo desde 2005 hasta 2007, periodo clasificado oficialmente como la cumbre del último periodo de recuperación de la economía.

Al igual que los índices de pobreza, pérdida del hogar, bancarrota y otros muchos, los índices de inseguridad alimentaria documentados por el estudio reflejan claramente el deterioro de la calidad de vida que han sufrido los hogares de la clase trabajadora en los últimos cinco años. En los años comprendidos entre 2005 y 2007 la inseguridad alimentaria se ha extendido rápidamente junto con el paro y los recortes salariales.

Feeding America concluyó que en el periodo precedente a la aparición de la crisis económica en 11 Estados más del 20% de los niños pequeños corría peligro de pasar hambre. Louisiana, con un 24,2%, tiene el índice más alto de inseguridad alimentaria, seguido de cerca por Carolina del Norte, Ohio, Kentucky, Texas, Nuevo México, Kansas, Carolina del Sur, Tennessee, Idaho y Arkansas.

El estudio concluyó que en California una media de 1.6 millones de niños se encontraban en una situación de inseguridad alimentaria entre 2005 y 2007. En Texas la media era de 1.47 millones para el mismo periodo.
 

Ningún Estado tiene menos de un 10% de su población infantil expuesto al hambre. La escasamente poblada Dakota del Norte registró el índice más bajo, 10,9%.

Las familias que se enfrenta a inseguridad alimentaria sufren un intenso estrés. Muchas familias pobres se ven regularmente obligadas a elegir entre pagar comida u otros artículos. Las familias reducen las cantidades de sus comidas y los padres a veces se saltan alguna de ellas para que sus hijos puedan comer.

La inseguridad alimentaria entre los niños es especialmente preocupante debido al riesgo de desnutrición y retrasos en el desarrollo. Si los niños no comen lo suficiente o sólo reciben alimentos baratos “para llenar”, son proclives a enfermar con más frecuencia, tienen pobres resultados escolares, desarrollan diabetes, sufren retrasos cognitivos y problemas psicológicos. Muchos de los efectos de la desnutrición en niños pequeños son irreversibles.

El hambre es un problema cada vez mayor en Estados Unidos. Como más millones de familias pertenecientes a la clase trabajadora se enfrentan a la perdida del empleo y a la pobreza, los principales programas de la red federal de seguridad, incluyendo vales canjeables por alimentos y programas de asistencia en metálico de emergencia, llegan a menos personas de las que reúnen los requisitos y lo necesitan.

Según los últimos datos de USDA, las personas inscritas en el reparto de vales de comida ha aumentado en un millón de personas desde el pasado mes de septiembre hasta llegar a la cifra récord de 32.550.000 estadounidenses. La organización sin fines de lucro Food Research and Action Center calcula de otros 16 millones más de personas reúnen condiciones para recibir asistencia alimentaria federal pero no están inscritos en el programa.

Un análisis del New York Times publicado el 9 de mayo encontró enormes disparidades entre los Estados en la manera de administrar el programa de vales de comida. En California, por ejemplo, el periódico señaló que sólo la mitad de las personas que reúnen las condiciones están inscritas en el programa. En otros Estados, como Missouri, donde la inscripción de las personas que reúnen las condiciones llega al 98%, los criterios de selección son tan severamente bajos que cientos de miles de familias trabajadoras pobres no llegan al baremo. Además, millones de familias inscritas en el programa reciben mucha menos ayuda cada mes de lo que se requiere para mantener una dieta saludable.

A consecuencia de ello, cada vez más familias estadounidenses recurren a comedores populares y otras organizaciones de caridad, recortan los gastos en comida y recuren a comprar alimentos más baratos para poder satisfacer sus necesidades. - WSW

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos
 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com