Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Estados Unidos
Millones de hambrientos en EE.UU. La "Libertad" de Morir de Hambre

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Sociedad alemana y  conciencia antifascista
-
¿Qué fue la Santa Inquisición?
- Alerta Barrick Gold
- Glosario Urgente de Economía y Finanzas
-
Albert Camus

 

 

. Récord de desempleo en EE.UU.
.
Qué dice el New York Time
.
Que dice El Mundo de España
.
New report: More than 49 million americans at risk pf hunger

060110 - Rebeca Logan - Pocos se imaginan que en Estados Unidos, el país más rico y que más alimentos produce, existen niños como Daniel, quien a sus cinco años tiene que depender de un banco de comida para su alimentación.
Su padre perdió su trabajo en el 2008 y desde entonces su familia ha batallado para mantenerse a flote, incluso en ocasiones subsistiendo con sólo una comida al día. Su madre, Santana, trabaja como vendedora en una tienda, pero el dinero no le alcanza para alimentar a sus seis hijos, a pesar de recibir bonos de alimentos del gobierno y subsidios escolares.


Y el caso de Daniel y su familia no es único, según explica Russ Fraser de Feeding America, la principal organización de lucha contra el hambre en Estados Unidos, que anualmente provee alimentación gratuita a nueve millones de niños, incluyendo la familia de Daniel quien reside en Colorado.

"El número de niños que pasan hambre en este país es impresionante. Uno de cada cuatro niños están en una situación de inseguridad alimenticia, que significa que no tienen el acceso adecuado a una alimentación completa, pero también estamos viendo que incluso hay un porcentaje que está pasando hambre, que se acuestan sin comer", dijo Fraser a BBC Mundo.

Uno de los factores que mitiga el hambre para estos niños son las comidas que reciben en las escuelas públicas del país, pero incluso ahí se están viendo los estragos.

"Me han contado algunos maestros que han visto niños que envuelven los sobrados del almuerzo en la escuela para llevarse y tener que comer cuando llegan a sus casas", relata Fraser.

Y para quienes crean que las campanas para "adoptar" niños pobres se limitaban al Tercer Mundo, en la página web de Feeding America, se pueden ver fotos de niños tiernos al lado de titulares que rezan: "por cada dólar donado ayudas a proveer 7 comidas para hombre, mujeres y niños que enfrentan hambre en nuestro país"
 

Vacaciones con hambre

Pero cuando llegan las vacaciones, 17 millones de niños dejan de recibir estas comidas diarias y recurren a organizaciones como la que representa Fraser que coordina una red de bancos de comida en todo el país que proveen asistencia alimenticia a millones de familias.

En los últimos dos años, con la tasa de desempleo más alta en décadas, millones de familias que han perdido sus casas y empresas que cierran a diario, la necesidad ha alcanzado cifras exorbitantes en un país donde más de 49 millones de personas viven al borde del hambre.

Según datos del gobierno, en el último año el número de personas que viven en la pobreza aumentó en 1.1 millón.

"La demanda de alimentos de nuestra organización a nivel nacional ha subido el 30% en comparación al año pasado, pero en algunas zonas del país, donde han cerrado empresas y no hay ingresos, la demanda aumentó en un 100%, hay comunidades realmente devastadas", anotó Fraser, cuya entidad repartió 400 millones de libras de comida más que el año anterior.
 

Los ricos también lloran

Pero no sólo los pobres "tradicionales" están sufriendo los estragos de la recesión y la falta de comida. Fraser comentó de un caso en la Florida en el que recibieron una llamada de una familia que necesitaba alimentos.

"Cuando llegaron a la casa vieron que era una vivienda elegante en un buen barrio, y les pareció extraño que los mandaron a distribuir comida a esa dirección. Pero cuando la familia abrió la puerta vieron que la casa estaba completamente vacía. Ambos padres habían perdido su trabajo, y habían empleado o vendido todo lo que tenían, apenas les alcanzaba para pagar la hipoteca, y estaban a punto de perder su casa", relató Fraser.

"La gente no se da cuenta que a pesar de la gran abundancia también existe un nivel de pobreza muy grave. Uno de cada ocho recibe cupones del gobierno para comprar alimentos. Incluso para la gente que tiene trabajo es difícil, primero pagan sus cuentas como el arriendo y la luz, pero a mediados del mes ya no tienen dinero para comprar comida", señaló.

Además de los bancos de comida y organizaciones caritativas, millones de familias en Estados Unidos dependen de los cupones de alimentos, un programa del gobierno que subsidia la compra de productos básicos.

Cupones para millones

Este programa también está viendo cifras récord con 36,5 millones de personas inscritas hoy en día, en comparación a los 29,4 millones que reciban esta ayuda mensual en el 2008. Según J.P. Morgan, que administra en más de 20 estados las tarjetas automáticas que se utilizan para comprar comida bajo este programa, el 85% de los beneficios se agotan en los 3 primeros días.

Pero incluso este alto número no refleja la magnitud del problema ya que hay millones más que son elegibles para recibir estos cupones por sus bajos ingresos, pero que no los utilizan, debido al burocrático proceso de inscripción, porque no saben que tienen acceso o por el estigma relacionado con recibir asistencia pública.

Por ejemplo en el estado de Nueva York, para recibir estos beneficios, que a veces equivalen a US$80 al mes, los solicitantes deben someter sus huellas digitales al igual que quienes son arrestados por cometer un crimen.

La pobreza en otro idioma

"Para muchos recibir los cupones de alimentos es tocar el fondo, se sienten mal. Pero dicen que es preferible eso a dejar a los niños con hambre", explicó Ofelia Tapia, quien da clases de nutrición a personas que utilizan la asistencia pública y los bancos de alimentos en el estado de Virginia.

Tapia relató a BBC Mundo que en particular las familias inmigrantes han sido muy afectadas por la crisis económica y prefieren inscribir a sus hijos en programas de asistencia antes que utilizar beneficios para ellos mismos. Otros simplemente están regresando a sus pases por la falta de trabajo.

"Aunque estamos en el país que toda la gente dice que es el más rico del mundo, aquí también hay pobreza y gente batallando para sobrevivir", comentó Tapia, quien nació en Estados Unidos de padres mexicanos.

"En México hasta en el pueblo más humilde la gente tiene que comer, si hay poco, se reparte y las familias se acogen. Aquí cada uno tiene que pagar lo suyo, y las familias no se acogen", agrega - BBC
 

061109 - Récord de desempleo en EE.UU.

Las últimas cifras de desempleo en Estados Unidos, publicadas este viernes, son peores de lo que se esperaba.

El índice de desocupación se ubicó en 10,2% en octubre, el más alto en los últimos 26 años.

Durante ese mes, los empleadores recortaron 190.000 puestos, según datos suministrados por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, y ésa es una de las razones para el preocupante aumento del paro.

Ello a pesar de que el ritmo de despedidos se ha desacelerado desde principios de año, cuando se perdieron casi 750.000 empleos.

Desde que Estados Unidos entró en recesión en diciembre de 2007, el número de desocupados ha crecido a alrededor de 8,2 millones. En aquella fecha, el desempleo se ubicaba en apenas 4,9%.

Ello a pesar de que el ritmo de despedidos se ha desacelerado desde principios de año, cuando se perdieron casi 750.000 empleos.

Desde que Estados Unidos entró en recesión en diciembre de 2007, el número de desocupados ha crecido a alrededor de 8,2 millones. En aquella fecha, el desempleo se ubicaba en apenas 4,9%.

Menos esperanzador

Según el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, la nueva cifra del Departamento de Trabajo parece ir contra los datos más esperanzadores sobre la recuperación económica que había presentado el gobierno en los últimos días.

Chirinos informa que muchos economistas han advertido sobre el "fenomeno" de la poca creación de puestos de trabajo, que parece ser una característica de esta crisis.

En coyunturas similares en las décadas de los años 80 o 90, aunque fueron menos intensas que la crisis actual, los niveles de empleo empezaban a mejorar junto al resto de las demás variables económicas.

En este caso, dice nuestro corresponsal, los analistas advierten que eso no está sucediendo y podrían pasar varios meses hasta que se regrese a cifras de trabajo "normales", menores del 6%.

"Decepcionante"

"En general, los últimos datos resultan bastante decepcionantes", comentó Richard Franulovich, analista del banco australiano Westpac.

"La pérdida de empleos no se está moderando tan pronto como se esperaba, pese a indicadores anteriores sobre el mercado laboral".

La economía estadounidense salió de la recesión en el tercer trimestre del año, pero el presidente Barack Obama advirtió que la recuperación todavía era frágil, pese al impacto positivo de su paquete de estímulo.

Aunque los números más recientes son negativos, las cifras siguen apoyando la posición de que se está produciendo una reactivación, debido a que el ritmo de despidos es cada vez más lento.

Sin embargo, el analista económico de la BBC, Mark Gregory, afirma que con el índice de desempleo aún en ascenso, "muchos estadounidenses sienten que aún se experimentan los efectos de la recesión" - BBC
 

1109 - Bonos de alimentación ahora son la única fuente de ingresos de seis millones de estadounidenses

The New York Times informa que aproximadamente seis millones de estadounidenses que recibieron bonos de alimentación informaron que no tenían otra fuente de ingresos.

Aproximadamente uno de cada 50 estadounidenses ahora integra un núcleo familiar con un ingreso que presuntamente consiste únicamente de bonos de alimentación.

Con millones de puestos de trabajo perdidos y las principales industrias contra las cuerdas, millones de estadounidense requieren para sobrevivir de ayuda del gobierno - incluidos los seguros de desempleo, estampillas de comida y asistencia social en efectivo, afirma el Times.

"Sin los cupones de alimentos que probablemente estaría muriendo de hambre", dijo Rex Britton, quien ha tenido problemas para encontrar trabajo en la construcción y vive con su novia, Amy Freeman. (NY Times)
 

1109 - Hambre en Estados Unidos

En el Bajo Manhattan, a la vuelta de Wall Street y a un paso de donde los afortunados de Goldman Sachs se reparten bonos a más de 500.000 dólares por cabeza, la gente de la New York City Coalition Against Hunger hace otro tipo de cuentas.

. 49 millones de norteamericanos pasan más o menos hambre.
. 1,5 millones de neoyorquinos están por debajo del nivel de la pobreza.
. 1,3 millones vive en situación de “emergencia alimentaria”.
. 350.000 niños y 140.000 ancianos no saben con certeza cuándo llegará la próxima comida.
. El 34% de los necesitados tiene que elegir entre comprar comida o pagar la renta.


Los ricos vuelven a levantar el vuelo, o eso parece. Y desde su mirador privilegiado se atreven a afirmar, como en tiempos Ronald Reagan, que los únicos americanos que pasan hambre son los que están a dieta…

“Presumimos de ser el país más rico del mundo y parece que nos da vergüenza admitir que este país se pasa hambre”, asegura Jim Wrengler de la Coalición Contra el Hambre. “Pero los números no mienten, y la afluencia a los comedores públicos ha aumentado un 20% en un año, y el 55% de los programas de emergencia no tienen suficiente comida para los necesitados”.

Los “necesitados” no son ya los “homeless” o a la gente desesperadamente pobre. Los “necesitados” son familias enteras como la de la mexicana Mariana Sánchez, 36 años y dos hijos… “Ellos no lo saben, pero yo voy a los comedores públicos a la hora del ‘lonche’ (almuerzo) para que puedan comer por la noche. A mí me echaron de mi empleo como ‘mesera’ en un restaurante, y con lo que gana mi marido en una contrata de limpieza nos llega para pagar la renta no más”.

Los “necesitados” son gente como Jaime Agosto, 48 años, de origen puertorriqueño… “Perdí mi empleo en un almacén, va para un año ya. Desde entonces no ha habido manera de encontrar nada. Primero tuve que dejar el apartamento, después supe lo que es pasar hambre. Me dan 200 “pesos” (dólares) en cupones de alimentación, pero no siempre me llega. Ahora duermo en un refugio del Bronx y cuando puedo vengo al comedor la misión”.

La “misión” no es otra que la de la calle Bowery , 130 años ayudando a los “necesitados” de Nueva York. James Macklin, jefe de operaciones, certifica lo urgente de la situación: “El año pasado dimos de comer a 55.000 personas. Este año, en septiembre íbamos ya por las 60.000… Tenemos más de mil voluntarios por Acción de Gracias, y eso está estupendamente, pero no podemos olvidarnos: hay muchísima gente que no tiene qué comer todos los días del año”.

Desde Virginia, con sus dos comedores ‘rodantes’, se ha venido hasta Nueva York Gary Leblanc, de los MercyChefs… “Vamos donde hay huracanes, donde hay tornados, donde hay gente que necesita ayuda como en esta ciudad. Vamos a repartir 900 pavos durante toda la semana… Alimento para el cuerpo y para el alma, como yo digo”.

Más de 260.000 neoyorquinos comen precisamente todas las semanas gracias al grupo pionero del “rescate” de alimentos, City Harvest. Una flota de 17 camiones y varias bicis de reparto surca a todas las horas la ciudad, recolectando la comida de decenas de tiendas, mercados y restaurantes… “Estamos ahora en plena cosecha: desde octubre hemos “rescatado” ocho millones de libras de alimentos, aunque harían falta varias organizaciones como la nuestra para aprovechar todo lo que desecha y paliar el hambre en Nueva York”.

En la Coalición contra el Hambre, mientras, siguen haciendo cuentas… “Uno de cada cinco niños en Nueva York se marcha a la cama con el estomago vacío o sin haber comido lo suficiente”, certifica Filomena Encarnación Acevedo, dominicana y organizadora comunitaria. “Es una cifra que duele y que nos cuesta admitir en un país rico como éste, donde sería relativamente fácil acabar con el problema… El presidente Obama se ha propuesto erradicar el hambre infantil en cinco años. Nosotros vamos aún más lejos: acabar con todo el hambre en el país en el 2015″ - El Mundo, España
 

November 16, 2009 - New report: More than 49 million americans at risk pf hunger

Staggering Increase in Statistics Confirm Escalating Hunger Crisis
Chicago, Illinois

The U.S. Department of Agriculture’s Economic Research Service (USDA) reported today that 49 million Americans, including nearly 17 million children, are food insecure. The 2009 report on Household Food Insecurity in the United States paints an alarming picture of the pervasiveness of hunger in our nation.


This is an increase of 36 percent over the numbers released one year by the USDA, which found that 36.2 million American were at risk of hunger.“It is tragic that so many people in this nation of plenty don’t have access to adequate amounts of nutritious food,” said Vicki Escarra, president and CEO of Feeding America. “Although these new numbers are staggering, it should be noted that these numbers reflect the state of the nation one year ago, in 2008. Since then, the economy has significantly weakened, and there are likely many more people struggling with hunger than this report states.

The new data reinforces recent findings from a research study conducted by Feeding America, the nation’s leading hunger-relief organization, reflecting a dramatic increase in requests for emergency food assistance from food banks across the country.

Conducted in September, the Feeding America study shows that its network food banks experienced an average increase in need of nearly 30 percent this year. While the numbers vary geographically, some food banks are reporting increases of more than 50 percent in requests for emergency food assistance over a year prior.

“National socio-economic indicators, including the escalating unemployment rate and the number of working-poor, lead us to believe that the number of people facing hunger will continue to rise significantly over the coming year,” added Escarra. “Research on previous economic recessions indicates that people who fall into the grips of poverty in a time of recession do not recover financially. Many of those people are likely to be in need of our services now or in the future.

“Feeding America’s 200 food banks continue to work on the front lines feeding more than 25 million people each year, through our country’s food pantries, soup kitchens, and emergency feeding centers – more than 63,000 agencies in total,” said Escarra. “These establishments, many of which are grass root and faith based centers operated solely by volunteers, serve as an oasis for the more than 4 million people who seek relief weekly to help feed themselves and their families. Emergency food assistance is a critical link in the nation’s response chain to help people through times of crisis.”

Escarra observes, “Our network food banks are calling us every day, telling us that demand for emergency food is higher than it has ever been in our history. Feeding America will continue to work closely with our partners at USDA to ensure that the public and charitable sectors are keeping pace – as best we can – with the dramatically increasing needs for food assistance.”

About Feeding America
Feeding America provides low-income individuals and families with the fuel to survive and even thrive. As the nation's leading domestic hunger-relief charity, our network members supply food to more than 25 million Americans each year, including 9 million children and 3 million seniors. Serving the entire United States, more than 200 member food banks support 63,000 agencies that address hunger in all of its forms. For more information on how you can fight hunger in your community and across the country, visit http://www.feedingamerica.org. Find us on Facebook at facebook.com/FeedingAmerica or follow our news on Twitter at twitter.com/FeedingAmerica - Feeding America

Contact(s):

Ross Fraser
Feeding America
312.641.6422

Paula Thornton Greear
Feeding America
312.641.5663
 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com