Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Estados Unidos
El dinero del narcotráfico se lava en los grandes bancos norteamericanos

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Wall Street
- Alerta Barrick Gold
- Think Tanks
-
El imperio contraataca (y pierde)
-
El Porno antiguo

 

Google

Avizora - Atajo Google

 

. Wachovia, narcotráfico y lavado de dinero

200810 - Algunos de los principales bancos y empresas financieras estadunidenses, entre ellos Wells Fargo, Bank of America, Citigroup, American Express y Western Unión, han lucrado durante años con el lavado de fondos provenientes del narcotráfico y sólo pagan multas mínimas, sin que ningún ejecutivo sea encarcelado cuando las autoridades logran detectar el negocio ilícito.

En múltiples casos fiscalizados durante los últimos años, estos bancos estadunidenses han confesado no haber cumplido con leyes y regulaciones federales para controlar el lavado de dinero al participar en las trasferencias de millones de dólares en fondos ilícitos provenientes del narcotráfico mexicano.

Ese el caso de Wachovia Corp. antes el sexto banco del país, comprado por Wells Fargo en 2008, y que ahora, fusionado con él es el banco con más sucursales en Estados Unidos. Wells Fargo admitió ante un tribunal que Wachovia no vigiló ni informó sobre actividades sospechosas de lavado de dinero por narcotraficantes, incluyendo fondos para la compra de por lo menos cuatro aviones en Estados Unidos, que transportaron un total de 22 toneladas de cocaína. El otro banco involucrado en la transferencia de fondos, con los cuales se compró uno de estos aviones -un DC-9 que subsecuentemente fue confiscado en México con toneladas de cocaína- fue Bank of America, reporta Bloomberg News.

Todo esto se reveló en un acuerdo judicial del banco con fiscales federales, en marzo de 2010. En los documentos oficiales judiciales del caso, revisados por La Jornada, Wachovia admitió que no hizo lo suficiente para detectar fondos ilícitos en su manejo de más de 378.4 mil millones de dólares en sus negocios con casas de cambio mexicanas entre mayo de 2004 y mayo de 2007.

De este total, Wachovia procesó por lo menos 373.6 mil millones en transferencias electrónicas, más 4.7 mil millones en traslados de efectivo, y otros 47 millones en depósitos de cheques internacionales. No todos estos fondos están vinculados con el narcotráfico, pero, según las investigaciones del Departamento de Justicia, miles de millones no fueron sujetos a la vigilancia ordenada por la ley, y cientos de millones de dólares de estos fondos sí han sido ligados directamente con el narcotráfico.
 

Wachovia, violación récord

Por el volumen total de fondos que no fueron sujetos a la vigilancia antilavado de dinero, el caso de Wachovia resulta ser la violación más grande de la Ley de Secreto Bancario en la historia. Esa ley obliga a los bancos a reportar a las autoridades toda transferencia de fondos en efectivo mayor de 10 mil dólares, así como informar sobre toda actividad sospechosa de lavado de dinero.

El fiscal federal en el caso, Jeffrey Sloman, declaró en marzo, al anunciar el acuerdo con Wells Fargo: “la flagrante desatención de nuestras leyes bancarias por Wachovia otorgó una virtual carta blanca a los cárteles internacionales de cocaína para financiar sus operaciones al lavar por lo menos 110 millones de dólares en ganancias de la droga”.

No es que nadie se haya fijado. El propio banco admitió ante el tribunal que ya desde 2004 Wachovia reconoció el riesgo, pero a pesar de las advertencias permaneció en el negocio, según los documentos judiciales oficiales del caso revisados por La Jornada.

Ese negocio era el manejo y traslado de fondos de por lo menos 22 casas de cambio en México que tenían cuentas con Wachovia. Un ejemplo citado en los documentos es el de la Casa de Cambio Puebla SA, cuyos gerentes crearon empresas ficticias para los cárteles y, según el Departamento de Justicia, lograron blanquear unos 720 millones a través de bancos estadunidenses.

De hecho, fue el asunto de la Casa de Cambio Puebla el que detonó esta investigación de las autoridades federales. Desde 2005 ya estaban bajo investigación ciertas transferencias electrónicas de fondos a cuentas de Wachovia, en sus sucursales en Miami, desde México por casas de cambio, y estos fondos se utilizaban para comprar aviones destinados al narcotráfico, informan los documentos judiciales del caso.

Por otro lado, durante ese periodo el director de la unidad antilavado de dinero de Wachovia en Londres, Martin Woods, sospechaba que narcotraficantes utilizaban al banco para mover fondos. Informó a sus jefes, quienes le ordenaron dejar el asunto, y por ello renunció a su puesto, reportó Bloomberg. Woods le dijo al servicio de noticias que “es el lavado de dinero de los cárteles por los bancos lo que financia la tragedia…. Si uno no ve la correlación entre el lavado de dinero por los bancos y las 22 mil personas asesinadas en México, no entiende el punto”.

Después de ser acusado de violar la ley, Wells Fargo, ahora dueño de Wachovia, se comprometió en un tribunal federal de Miami a reformar sus sistemas de vigilancia. Pagó 160 millones en multas, y si cumple con su promesa las autoridades federales desecharán los cargos contra el banco en marzo de 2011.

Esta práctica es común en estos casos y se llama acuerdo de fiscalización diferida, por el cual un banco paga una multa, coopera con la investigación y se compromete a no violar la ley otra vez.

Ningún empleado rehusó el soborno

En su reportaje, Bloomberg enumera varios casos más donde bancos pagaron multas y cambiaron sus prácticas, pero no enfrentaron ninguna consecuencia penal importante por sus acciones. Es el caso del American Express Bank International de Miami, que pagó multas en 1994 y 2007; del Bank of America, cuyas sucursales en Oklahoma City fueron utilizadas para comprar aviones para narcotraficantes, así como también cuentas en sus sucursales de Atlanta, Chicago y Brownsville, Texas, y también hay casos documentados o bajo investigación sobre el uso de sucursales en México de bancos extranjeros como Citigroup, HSBC y Santander.

Otro caso es el de Western Union, que a principios de este año pagó 94 millones para resolver una investigación criminal y civil del procurador general de Arizona, después de que en una operación agentes clandestinos de la policía estatal, disfrazados de narcotraficantes, lograron sobornar en múltiples ocasiones a empleados de la empresa para trasladar fondos de manera ilícita. En 20 oficinas diferentes de Western Union ningún empleado rehusó jamás un soborno para permitir envíos bajo nombres ficticios.

Se calcula que casi 30 mil millones de dólares en efectivo se mueven de un lado a otro de la frontera mexicana con Estados Unidos, y una parte de estos recursos se deposita en bancos de ambos países y bancos internacionales, desde donde los fondos pueden ser trasladados por todo el sistema financiero internacional. - Cubadebate

(Con información del Clarín de Chile)

Wachovia, narcotráfico y lavado de dinero

Muchos bancos estadounidenses blanquean capitales provenientes del narcotráfico, las sanciones son multas insignificantes para los montos de las ganancias.

‘Demasiado grande para caer’ es un problema mucho mayor de lo que piensas. Todos hemos leído informes condenatorios sobre que el Gobierno salva a los bancos de sus apuestas de alto riesgo, pero resulta que el problema del privilegio de Wall Street está arraigado mucho más profundamente en el sistema legal de
Estados Unidos de lo que los simples rescates atestiguaron en 2008. Los mayores bancos de EE.UU. pueden involucrarse en actividades descaradamente criminales a escala masiva y emerger casi completamente indemnes. El último ejemplo repugnante proviene del Banco Wachovia: Acusado de lavar 380.000 millones de dólares de dineros de cárteles de la droga mexicanos, se espera que el gigante financiero emerja con sólo un tirón de orejas gracias a una política oficial del Gobierno, que protege a los megabancos contra acusaciones criminales.

Michael Smith de Bloomberg ha escrito una devastadora revelación que detalla las operaciones del Wachovia con dinero de la droga y la torcida reacción del Gobierno. El banco hacía transacciones con dinero que provenía literalmente de toneladas de cocaína de violentos cárteles de la droga. No fue por accidente. Denunciantes internos del Wachovia advirtieron de que el banco estaba lavando dinero del narcotráfico, los mandamases del banco los ignoraron totalmente para lograr mayores beneficios y el Gobierno de EE.UU. está a punto de dejar que todos los involucrados queden impunes. El banco no será acusado, porque es política oficial del Gobierno no procesar a megabancos. Del artículo de Smith:

Ningún gran banco estadounidense… ha sido acusado alguna vez por violar la Ley de Secretos Bancarios o cualquiera otra ley federal. En vez de eso, el Departamento de Justicia resuelve acusaciones criminales utilizando acuerdos de suspensión de actuaciones judiciales, según los cuales un banco paga una multa y promete no volver a violar la ley… Los grandes bancos están protegidos de los enjuiciamientos gracias a una variante de la teoría de demasiado-grande-para-caer. Encausar a un gran banco podría provocar una carrera frenética de los inversionistas para vender acciones y causar pánico en los mercados financieros.

Wachovia fue adquirido por Wells Fargo a finales de 2008. El castigo al banco por lavar más de 380.000 millones de dólares en dinero de la droga consistirá en una promesa de no volver a hacerlo y una multa de 160 millones de dólares. La multa es tan pequeña que es casi seguro que Wachovia obtendrá beneficios de su negocio de financiamiento de la droga después de considerar costes legales y multas.

Las autoridades internacionales conocen la conexión entre banqueros y narcotraficantes mucho más allá de Wachovia, pero los gobiernos no hacen nada al respecto. Un informe de 2009 de la Oficina de las Naciones Unidas sobre la Droga y el Crimen estableció que la mayoría de las reglas para impedir el lavado de dinero de la droga a través de los bancos se violan.

Del informe:

“En tiempos de quiebras de grandes bancos, los bancos parecen pensar que el dinero no huele. Ciudadanos honestos que enfrentan dificultades en tiempos de penurias financieras, se preguntan por qué los ingresos del crimen –convertidos en ostentosos inmuebles, coches, botes y aviones– no se confiscan”.

A finales de 2009, el jefe de esa oficina de la ONU, Antonio María Costa, dijo a la prensa que muchos préstamos entre bancos –préstamos a corto plazo que los bancos hacen entre sí– se apoyaban en dinero de la droga. Cuando los mercados financieros se paralizaron en 2007 y 2008, los bancos se volvieron hacia los cárteles de la droga para obtener dinero. Es posible que muchos bancos importantes no hubieran sobrevivido sin ese dinero de la droga. - http://diariodeoriente.mforos.com

Wachovia y el Narcotráfico

Amplio Reportaje de Bloomberg Markets

Los carteles mexicanos de la droga encontraron un refugio seguro en el banco Wachovia, en el que el narcotráfico blanqueó más de 378 mil millones de dólares entre 2004 y 2007. Un reportaje de la revista Bloomberg Markets ofrecerá amplia información acerca de este caso en su edición de agosto de 2010. Wachovia, con sede en Charlotte, Carolina del Norte, es propiedad de Wells Fargo desde 2008.

Según Bloomberg Markets, este caso representa la mayor violación del Acta de Secreto Bancario y de las leyes contra el lavado de dinero en la historia de Estados Unidos. La cantidad mencionada, que Wachovia admitió en un tribunal estadounidense, representa también la tercera parte del producto interno bruto de México.

"La actitud descarada de Wachovia de olvidarse de nuestras leyes otorgó a los carteles internacionales de cocaína una virtual carta blanca para financiar sus operaciones", manifestó el fiscal federal Jeffrey Sloman, quien está a cargo del caso.

"Es el lavado de dinero de los carteles que ocurre en los bancos, lo que financia la tragedia", manfiestó Martin Woods, director de la unidad contra el lavado de dinero del propio banco Wachovia en Londres, Gran Bretaña.

Woods dijo a Bloomberg Markets que abandonó Wachovia en 2009 disgustado por el hecho de que los ejecutivos del banco ignoraban sus informes acerca de las fórmulas que utilizaban los narcotraficantes para lavar dinero a través de las sucursales de Wachovia.

El escándalo ocurre mientras México afronta la mayor guerra contra el crimen organizado en toda su historia. Desde 2006, más de 22 mil personas han sido asesinadas por los carteles de la droga a lo largo de la frontera de tres mil 200 kilómetros que comparten Estados Unidos y su vecino del sur. Sólo en Ciudad Juárez, Chihuahua, ciudad fronteriza con El Paso, Texas, 700 personas habían sido asesinadas este año hasta mediados de junio. Desde que ocupó la presidencia de México en diciembre de 2006, Felipe Calderón ha desplegado 45 mil soldados en territorio mexicano para combatir al narcotráfico. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó en mayo pasado el despliegue de mil 200 soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México, que se han agregado a los 17 mil 400 agentes que ya operaban en esa zona.

"Si usted no ve la relación que hay entre el lavado de dinero en los bancos y los 22 mil muertos en México, usted no está concentrado en el meollo del asunto", agregó Woods.

El reportaje de Bloomberg Markets cita informes del Departamento de Justicia de Estados Unidos en los que se señala que los carteles de la droga han logrado establecer una red de vendedores de cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas en 231 ciudades de Estados Unidos, de costa a costa. Esa red estaría recibiendo anualmente 39 mil millones de dólares por la venta de narcóticos.

En el artículo se asegura que 20 millones de estadounidenses consumen drogas ilegales de manera regular, y que los narcóticos cuestan a la economía de Estados Unidos 215 mil millones de dólares al año, cantidad suficiente de dinero para financiar la salud pública de 30.9 millones de norteamericanos.

Este año, Wells Fargo, nuevo propietario de Wachovia, aceptó pagar una multa de 160 millones de dólares por este caso. Previamente, Bank of America y American Express fueron también multados en Miami, Florida, por no detectar lavado de dinero en sus redes financieras. En febrero de 2010, Western Union, empresa de envíos de dinero a todo el mundo, tuvo que pagar 94 millones de dólares como parte de un arreglo con el estado de Arizona, por la misma razón. - http://www.contactomagazine.com


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com