Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Estados Unidos
16 tonterías que creen los estadounidenses

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Dilma y el Brasil real
- Alerta Barrick Gold
- Think Tanks
- Glosario Urgente de Economía y Finanzas
-
Bellos desnudos de la reina del pop

 

201110 - Alter Net - Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens y revisado por Marina Almeida

Y las mentiras de la ultraderecha que las fundamentan


Generalmente los estadounidenses están mal informados, y a veces son francamente tontos ya que se dejan engañar fácilmente por rumores tentadores. Y mientras la derecha saca amplia ventaja de esta realidad, la izquierda, por recato, se resiste a denunciarlos como falsos.

¿Recuerdan cuando el congresista Joe Wilson se puso de pie durante el discurso de Obama sobre el estado de la Unión y vociferó “¡Usted está mintiendo!”? Fue increpado enérgicamente por un grupo de expertos y se lo criticó mayormente por descortés comparándolo con Kanye West y otros famosos críticos inoportunos.

Rememorar aquella insensata invectiva de Wilson pone de manifiesto el estado en que se encuentra nuestra política: patas arriba. Ante una verdad enunciada por el presidente, Wilson vociferó “¡Usted está mintiendo!”… ya se sabe que Obama no se atreve a responder cuando lo incriminan esgrimiendo evidentes y descaradas mentiras. Se seguirá con esta funesta ironía en el invierno, cuando los republicanos se hagan con la Cámara de Representantes y se sigan propagando los rumores e insinuaciones de los expertos de la ultraderecha. Parecería que no hay nadie que posea un megáfono suficientemente potente y que tenga el coraje de llamar a las cosas por su nombre, o más exactamente, que designe a la mentira por su nombre.

Hemos superado ampliamente la “certecidad” de Stephen Colbert para llegar a algo así como “al diablo con la verdad”; lo que Rick Perlstein describió en el Daily Beast como la “mendocracia. Es decir, un gobierno de mentirosos”.

He aquí algunos ejemplos de cómo hemos progresado últimamente en nuestra ignorancia:

- Sondeos realizados durante y después de las elecciones de medio término de la semana pasada indicaron que muchos estadounidenses creen verdaderamente que el presidente Obama les ha aumentado sus impuestos, aunque en realidad nuestro presidente los haya reducido para la mayoría de nosotros. Esto significa que la gente confía más en lo que dicen los expertos como Rush Limbaugh, principal impulsor de la propagación de esta mentira, que en las cifras que figuran en sus propias declaraciones de renta.

- ¿Otro fenómeno reciente? La mitad de los nuevos congresistas no creen en el recalentamiento global. No es que difieran a propósito de sus causas o sobre la gravedad del problema. Simplemente no creen en el recalentamiento global del planeta, a pesar de la evidencia, visible a través de sus ventanas.

- Es probable que el nuevo Congreso trate de asignar millones de dólares al financiamiento de programas escolares sobre “la abstinencia como única solución” —inexactos desde un punto de vista científico y extremadamente peligrosos- y a propósito de los cuales se ha comprobado que muchos de ellos propagan mentiras tales como “los condones no dan resultado” o “el aborto causa cáncer”.

- Las agencias de noticias han recogido de un blog indio una afirmación extremadamente exagerada y totalmente estrafalaria según la cual uno de los viajes al extranjero de Obama costó 200 millones de dólares diarios, y aquéllos que la han escuchado se la han tragado. (Esta noticia fue desmentida rápidamente por la Casa Blanca).

Lo que es de temer es la manera en que este tipo de rumores se arraigan en la conciencia popular. Justo cuando la contienda electoral comenzaba a caldearse, hace algunos meses, Newsweek publicó una lista de “Estupideces en las que creen los estadounidenses”. En algunos casos se trata de disparates comunes y corrientes, sin embargo, hay un número impresionante de mentiras que fueron transmitidas a los estadounidenses por nuestros líderes de la ultraderecha. Esto demuestra que las mentiras propagadas por los medios de comunicación pueden fácilmente echar raíces en la memoria colectiva a no ser que se contrarresten inequívoca y rápidamente. La lista de Newsweek incluyó los 12 siguientes resultados que arrojaron los recientes y menos recientes sondeos y encuestas. Los de la primera mitad corresponden a los rumores propagados por la derecha.

- Casi una quinta parte de los estadounidenses cree que Obama es musulmán. Agradecemos a Fox News por tratar este tema como un asunto de divergencia de opiniones y no como un hecho.

- Menos de un 40% de los estadounidenses creen en la teoría de la evolución de Darwin, mientras que un 25% no cree en ella. Se debe tener en cuenta el hecho de que varios de nuestros dirigentes recientemente elegidos comparten esta última opinión, como el nuevo gobernador de Kansas, Sam Brownback.

- Este año, casi un 40% de los estadounidenses todavía creía que los “paneles de la muerte” —una mentira fomentada por Sarah Palin— habían sido incluidos en la reforma del sistema de salud. (Ver: ¿Qué es el Tea Party?

- Hace sólo algunos años, cerca de la mitad de los estadounidenses todavía sospechaba que existía un vínculo entre Sadam Hussein y los ataques del 11-S, una mentira que fue reforzada nada menos que por el propio Dick Cheney.

- Aunque esta falta de información se va reduciendo considerablemente a medida que disminuye la edad de los encuestados, no todo anda bien entre los menores de 30 años. Una mayoría de “jóvenes estadounidenses” son incapaces de ubicar Irak o a Afganistán —lugares en los que combaten y mueren sus pares— en un mapa.

- Pese a que la total separación de la Iglesia y el Estado es un fundamento de nuestra democracia, dos de cada cinco estadounidenses piensan que los maestros deberían poder dirigir las oraciones en las aulas. Por consiguiente, parecería que esos derechistas que exigen a gritos que se derribe el muro entre la Iglesia y el Estado no son los únicos que ignoran nuestros principios constitucionales.

- Muchos estadounidenses todavía creen en la brujería, la percepción extrasensorial y otros fenómenos sobrenaturales. ¿Acaso es ésta la razón por la que Christine O’Donnell se apresuró a desestimar sus “devaneos” juveniles?

- En lo que respecta a las creencias religiosas arcaicas, hace casi una década un 20% de los estadounidenses todavía creía que el sol gira alrededor de la tierra. Es lamentable, considerando que hasta el Vaticano indultó a Galileo por haber tenido razón.

- Menos de la mitad de los estadounidenses saben que el judaísmo es la más antigua de las tres religiones monoteístas. Otros ejemplos de insólitos malentendidos a propósito de la religión y la separación de la Iglesia y el Estado figuran en la encuesta realizada este otoño por Pew acerca del conocimiento que tienen los estadounidenses sobre las cuestiones religiosas.

- Cuando se publicó, la siguiente noticia apareció en una inmensa primera plana. En 2006 había más estadounidenses capaces de citar los nombres de dos de los “siete enanitos” que los de dos magistrados de la Corte Suprema. Y eso fue antes de que aparecieran Kagan y Sotomayor. A decir verdad, es mucho más fácil recordar a Feliz y a Dormilón …

- Son más los estadounidenses que pueden reconocer a Los Tres Chiflados que los que pueden identificar los tres poderes del Estado, esos mismos poderes que se disputan por nuestro bienestar.

Sarah Seltzer es escritora de RH Reality Check y escritora independiente basada en la Ciudad de Nueva York. Su trabajo ha sido publicado en Bitch, Venus Zine, Women's eNews y Publishers' Weekly


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com