Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Hassan Nasrallah

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Qué es Hezbollah?
- Discurso de Hassan Nasrallah
- Hamas
- ¿Qué es el terrorismo?
- El sionismo norteamericano

 


Ernesto Gómez Abascal -
 Nasrallah, secretario general del Partido Hizbollah del Líbano

Considerado uno de los líderes políticos más prestigiosos e importantes de los países árabes, Hassan Nasrallah nació en 1960 en un barrio de Beirut Este, Líbano y se vinculó desde muy joven a la actividad política dentro de la comunidad chiita libanesa.

En 1992, cuando el lider del partido Hizbollah, Sheik Abbas al Mussawis, es asesinado junto a su esposa y una hija de tres años, a los que alcanzó un cohete disparado por un helicóptero de Israel, Nasrallah es designado para asumir ese cargo, en el cual ha distinguido por lograr altos niveles de organización y eficacia en la lucha contra los ocupantes sionistas en el sur del territorio libanés.

De hecho, el efectivo accionar de las fuerzas de Hizbollah al frente de las fuerzas patrióticas libanesas, puso en crisis al ocupante sionista al producirle constantes bajas y obligarlo a una humillante retirada en mayo del 2000, en una demostración de que un ejército moderno, poseedor de sofisticado armamento, puede ser derrotado y expulsado, cuando se le hace una resistencia popular inteligente.

Hizbollah o "Partido de Dios", es un partido legal en el Líbano, con importante representación en el Parlamento y en los gobiernos municipales de ese país.

Estas son las opiniones del Sheik Nasrallah, durante una entrevista con el investigador de temas sobre el Medio Oriente, Ernesto Gómez Abascal:

-Hizbollah, a pesar de ser una fuerza política legal, es acusada de ser una organización terrorista por el gobierno de Estados Unidos. ¿Cómo valora usted esa calificación de Washington?

-Hizbollah se formó como una reacción popular ante la invasión sionista al Líbano en 1982. Desde los primeros momentos de la invasión, sus militantes comprometieron sus vidas, resistiendo a la agresión y a sus consecuencias, principalmente a la ocupación. Con su perseverancia, a lo largo de más de dos décadas, se han enfrentado a las tropas militares del ocupante sionista con valor, sabiduría e inteligencia, tanto en sus cuarteles fortificados como a sus patrullas militares.

Cuando ocurrió la agresión de abril de 1996, y gracias a la firmeza de los combatientes de la resistencia, se logró el denominado “Entendimiento de Abril”, considerado por la resistencia un marco propicio para salvaguardar a los civiles fuera del campo de batalla. Estados Unidos fue, en aquel entonces, socio en dicho Entendimiento, que prácticamente daba legitimidad a la realidad de la resistencia en el Líbano y dejaba patente su auténtico derecho.
 

Los primeros informes anuales del Departamento de Estado de Estados Unidos no calificaron de terrorista la actividad de resistencia llevada a cabo por Hizbollah. Luego, la administración norteamericana incluyó a Hizbollah como organización terrorista en su tercera lista. El motivo radica en el hecho de que han intentado poner a Hizbollah bajo su supremacía en el marco de un plan hegemónico a escala internacional. Pero Hizbollah ha sido y seguirá siendo siempre una organización de vanguardia por la libertad, que rechaza totalmente el sometimiento a cualquiera de las presiones que tiendan a socavar su libre determinación.

El término “terrorismo” está siendo utilizado por Estados Unidos para presionar a quienes ellos intentan someter. Por tanto, se trata de una interpretación que carece de valor jurídico y moral, sólo es de tipo funcional. La mejor prueba de esto es que la propia administración, que había calificado a los Mujahidin Khalj’ como una organización terrorista, recientemente decidió protegerla y patrocinarla para que incremente sus actividades terroristas contra la República Islámica de Irán, según han señalado varios dirigentes norteamericanos.

Con este ejemplo constatamos la continuidad de una larga historia en la que Estados Unidos ampara sistemáticamente a organizaciones terroristas que actúan contra la voluntad de los pueblos libres, sirviendo a sus intereses. Todos recordamos el apoyo norteamericano a la organización de los contras en Nicaragua. Pero Estados Unidos no se ha limitado a apoyar a las organizaciones terroristas, sino que ha contribuido a planificar numerosos y sangrientos golpes de Estado en los cuales miles de personas han perdido sus vidas, al estilo de lo ocurrido en Irán en 1958, en Indonesia, en Chile y otros países.

El terrorismo ha sido uno de los instrumentos utilizados por las sucesivas administraciones de Estados Unidos contra sistemas políticos independientes y contra pueblos libres.

En cuanto a lo que ocurrió el 11 de septiembre, Hizbollah condenó aquellas acciones terroristas, al igual que todos los hombres libres del mundo, pero se impone en ese marco aclarar dos aspectos: Primero: la naturaleza de las relaciones existentes entre los aparatos de Seguridad norteamericanos y algunos de los responsables de los sucesos el 11 de septiembre del 2001, sobre todo si tomamos en cuenta que el movimiento Talibán gozaba del reconocimiento de sólo tres Estados, y éstos son los aliados más importantes de Estados Unidos en el mundo islámicos.

Segundo: Estados Unidos utilizó lo ocurrido como pretexto para justificar el principio de la “guerra preventiva”. instrumento que refuerza el carácter imperialista de la administración de Bush. Por lo tanto,estos elementos indican que el terrorismo, del cual es víctima tanto el pueblo norteamericano como los demás pueblos del mundo, ha estado sirviendo de una u otra forma a las políticas imperialistas.

-El gobierno de EEUU se lanzó a una guerra ilegal para ocupar Iraq con ambiciones colonialistas y hegemónicas, y ahora enfrenta la creciente resistencia del pueblo iraquí, al que también acusa de terrorista. ¿Cuáles serían las perspectivas de la situación en Iraq?

-Existe un consenso entre todos los observadores y analistas de diversas tendencias de que el objetivo del dominio sobre Iraq constituye un preámbulo del plan de supremacía de Estados Unidos sobre la región del Medio Oriente y el Golfo, llegando hasta Asia Central, cuyos objetivos estratégicos y económicos están al servicio de la continuidad hegemónica imperialista.

Antes de la agresión a Iraq, nosotros teníamos el criterio de que a EEUU no le era posible hacer triunfar su plan político en ese país porque carecía de bases internas sólidas, ya que el pueblo iraquí, incluyendo amplios sectores opositores del régimen anterior, rechaza someterse a la voluntad norteamericana. Luego esperamos que madurara la voluntad de rechazo a la dominación y se materializara en hechos concretos, y esto fue lo que ocurrió antes de concluir el primer año de ocupación. Hoy seguimos creyendo que la hegemonía norteamericana sobre Iraq está condenada al fracaso, de manera que los ocupantes se verán obligados necesariamente a retirarse.

En cuanto a la posibilidad de realizar una nueva aventura (contra otro país de la región), aunque ello se corresponde con la naturaleza de la mentalidad imperialista, no concuerda con la lógica de la realidad actual. El mundo conoce los crímenes cometidos por la ocupación, ya sean las torturas en la prisión de Abu Ghraib, o la brutal destrucción de las ciudades iraquíes, particularmente la ciudad sagrada de Al-Najaf.

-El gobierno sionista de Israel está cometiendo un verdadero genocidio contre el pueblo árabe de Palestina, ¿qué solución ve para este conflicto?

-El silencio de las grandes potencias ante la conducta brutal y racista de los israelíes contra el pueblo palestino seguirá siendo una mancha de deshonor para la humanidad.

A nuestros oídos han llegado comentarios tales como que Israel debería ser un Estado judío, etc. Tal aspiración la calificamos de racista, porque además de ignorar los derechos de millones de palestinos de la diáspora a retornar a su propia tierra, de donde fueron desplazados, omite la realidad evidente de que más del 25% de los llamados habitantes del Estado de Israel no son judíos, lo que significa que plantear un Estado judío constituye el aviso de una catástrofe doble, por un lado contra los palestinos de la diáspora, y por otro lado, contra los habitantes no judíos de las regiones bajo la hegemonía de Israel.

El futuro es para los Estados multiétnicos, multiconfesionales, multirreligiosos, y por tanto, cualquier solución que omita los intereses de cinco millones de refugiados no resolvería nada.

-Estados Unidos y algunos de sus aliados tratan de presentar la agresión a Iraq y el genocidio sionista en Palestina como parte de su guerra global contra el terrorismo y hacen propaganda tratando de presentar a los pueblos árabes e islámicos como enemigos de Occidente y de la civilización. ¿Cuál es su criterio?

-Numerosos intelectuales confirman que los medios de información internacionales están política e ideológicamente bajo un predominio unipolar ya conocido, de forma tal que dichos medios tergiversan los hechos. Por ello se impone la necesidad de un sistema de información internacional resistente que rompa esa unipolaridad que intenta hacer ver que el protagonista de las masacres de Sabra y Chatila, Ariel Sharon, es un hombre de paz, según dijo el propio presidente Bush, en tanto que califica de terrorista al niño palestino con una piedra en la mano y lo condena, legitimizando el bombardeo a las casas de esos niños palestino, con bombas que pesan más de una tonelada cada una.

Existe la necesidad de un frente de resistencia internacional que agrupe a los pobres y oprimidos que son saqueados por parte de las grandes compañías capitalistas industriales, militares y petrolera. Dicho frente tendría como objetivo recuperar la dignidad humana que se ha convertido hoy día en una mercancía equivalente a su valor financiero.

Ahora, en cuanto al porqué se ha escogido la imagen del árabe y del musulmán para apuntar contra ella, se debe a una serie de razones:

a) A raíz de la guerra fría y al acabar el llamado peligro comunista o rojo, el imperialismo sintió, desde su punto de vista, la necesidad de inventar o fabricar un nuevo peligro, movilizando a la opinión pública occidental. Así se inspiraron los nuevos orientalistas, evocando la importancia de pintar como peligrosa la imagen del árabe y el musulmán, porque esta imagen ya venía vinculada con la memoria colectiva que ha sido testigo del conflicto político-económico a lo largo de varios siglos entre los dos lados del Mediterráneo.

b) El campo de la guerra imperialista norteamericana por razones geopolíticas es, precisamente, el mundo islámico.

Los pueblos árabes y musulmanes son iguales que los demás pueblos oprimidos y pobres del mundo. Sufren la opresión de regímenes aliados de EEUU que se han impuesto para facilitar el saqueo y el robo de las riquezas y los bienes de dichos pueblos.

Hemos visto recientemente ciertos grupos confusos y extraños que llevan a cabo acciones que condenamos, ya que se hacen con el único objetivo de camuflar la realidad del conflicto que se desarrolla verdaderamente entre los prepotentes saqueadores de las riquezas del mundo, por un lado, y los desposeídos por el otro, y lo presentan como una guerra religiosa. Nosotros consideramos que las consignas de las guerras religiosas o de civilizaciones son tergiversadoras y van dirigidas hacia tres sectores:

- El de la opinión pública del propio país agresor, con el fin de movilizar a sus pobres como soldados de sangre barata que se mueren salvaguardando los intereses de las grandes compañías capitalistas.

- El de los pueblos del mundo no islámico, para evitar su solidaridad con los pueblos islámicos que comparten con ellos la pobreza.

- El de los pueblos árabes desorientados y cuyas reacciones serán aprovechadas para justificar el discurso militar estadounidense.

A partir de ahí, nosotros siempre hemos insistido en la importancia de dirigir bien el sentido de la lucha y definir bien la naturaleza de la confrontación. Esta no es una guerra religiosa ni de civilizaciones. Es el levantamiento de los oprimidos ante la ofensiva de los prepotentes saqueadores de los derechos y, particularmente, de la dignidad humana.

-Hezbollah, al frente de las fuerzas patrióticas libanesas, logró expulsar al ocupante sionista del territorio del Líbano. ¿Qué enseñanzas implica esto para la resistencia de otros pueblos?

-La experiencia de la Resistencia Islámica y la de Hizbollah en el Líbano ha ofrecido muchas enseñanzas y creemos que en particular dos han sido las más importantes:

1) Determinar la dirección de la batalla y concentrarse en ella uniendo los esfuerzos y las diversas fuerzas sin que las diferencias políticas, ideológicas, religiosas o confesionales, influyan en nada sobre la causa nacional central: derrotar a la ocupación.

2) La fuerza basada en la voluntad popular es capaz de derrotar a los ejércitos más poderosos del mundo. Y no exagero si digo que el ejército israelí es el más poderoso del mundo porque posee las armas más sofisticadas que son las del ejército norteamericano, inclusive las sobrepasan porque están más adaptados a las circunstancias del campo de batalla.

Esta victoria no sólo brinda una esperanza concreta para los pueblos que anhelan la libertad, sino que incluso ofrece una experiencia práctica de primer orden que, en su conjunto, puede aprovecharse de manera tal que permita a las fuerzas de la resistencia en el mundo alcanzar nuevas victorias.

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com