Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

¿Qué es...? / OTAN / NATO
La OTAN y el neoimperialismo de EE.UU.

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Informe sobre la riqueza mundial
-
El vino "aumenta el deseo sexual femenino"
-
Billy Joya, formado en asesinatos y torturas
-
5 consecuencias filosóficas de la crisis 5
-
Mercosur dio un golpe al golpe en Honduras

 

Google

Avizora - Atajo Google

170210  - ¿Podríamos imaginar algún país del mundo con una base militar en tierra de Estados Unidos? Inconcebible, ¿no?. Sin embargo, Estados Unidos las tiene a pares en decenas de países de todo el mundo.

 

OTAN es muerte y destrucción

Europa entera es una base militar de EE.UU., en continuo ampliamiento y expansión. Somos la avanzadilla del Imperio apuntando a Rusia y a los países musulmanes. Somos -asumámoslo sinceramente- una colonia militar de EE.UU., que se hincha lenta e implacablemente como una esponja en un plato con agua. O con sangre. Nuestro cielo es una poderosa arteria que nutre las guerras de Afganistán y de Irak y, en sentido inverso, una ancha vena que retorna a las cloacas de Guantánamo.

Ahora EE.UU. quiere instalar -ya lo está haciendo- un sistema ofensivo de misiles (de escudo, nada) como
una cuchillada en el corazón de Europa (el radar en Chequia, los misiles en Polonia). Así tiene a un tiro de
piedra a Rusia, a Irán y, en general, a todo el que se le ponga flamenco en el hemisferio norte.
George W. Bush está
obsesionado -con pertinacia casi patológica- con Irán, tanto o más que lo estaba con Sadam Hussein. Si no
le va a dar tiempo de invadir Irán es porque las cosas en Irak -y de nuevo, ahora en Afganistán- se
complicaron más de la cuenta. Pero McCain está ansioso por acabar lo que él no pudo empezar. Y las
piruetas en el discurso de
Barak Obama -prodigiosas, por otra parte- dejan un horizonte al menos de incertidumbre
en el, pese a todo, bastante hipotético caso de que gane las próximas elecciones.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte -OTAN es la expresión máxima de la cobardía europea, de la miseria moral e ideológica a que hemos llegado
el Viejo Continente después de haber sido los dueños del mundo: ahora que (casi) no tenemos colonias,
ahora que nuestra economía nos la está devorando China, ahora que nos están invadiendo hordas de
hambrientos en troncos vaciados, ahora que la Unión Europea se ha declarado definitivamente a los ojos del
mundo como una desabrida concurrencia de egoístas intereses nacionales, que no dejan ni una gota de aire a
la solidaridad; ahora, en definitiva, que no somos nada, nos ponemos de parte del fuerte, nos arrugamos bajo
su ala aunque sus plumas sean de espino, nos escondemos tras su bota. Para qué trabajar por la paz y por el
desarrollo de los pobres: intentemos mantener nuestros privilegios, que mientras tengamos al primo de
Zumosol al lado, nadie se atreverá con nosotros.

Claro, eso implica callar, cuando no ser cómplice con tropas o armas o diplomacia, de todas las masacres y el
dolor que el Imperio inaugura en los países pobres, los que sabe que no van a poder responderle -Irak,
Afganistán. Porque el primo de Zumosol será fuerte, pero no imbécil: jamás se le ocurrirá irle de cara a Rusia,
o a China: a éstos los rodea sutilmente, los cerca como una serpiente implacable, pero las bombas sólo se las
lanzará a los que no tengan misiles que devolverle.

La OTAN ha pasado de ser pues una organización defensiva surgida al albur de la guerra fría para convertirse
en una punta de lanza a través de la cual EE.UU. perpetúa su hegemonía en el mundo. Las cucarachas del
Viejo Mundo, es decir nosotros, seguimos revoloteando alrededor de la reina, con alambre de espino en los
ojos, para no ser aplastados por la bota de hierro. Mientras, los pobres saltan por los aires despedazados por
bombas caídas desde diez mil metros de altura, hay niños, hay bebés, hay mujeres embarazadas y mujeres no
embarazadas, hay hombres fuertes y trabajadores, hay jóvenes, hay ancianos, incluso hay de vez en cuando
un talibán con un kaláshnikov, pero están demasiado lejos y no se parecen a nosotros, es prácticamente
como si no existieran.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com