Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

¿Qué es...? / OTAN / NATO
La paz mundial amenazada por Estados Unidos y la OTAN

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Informe sobre la riqueza mundial
-
El vino "aumenta el deseo sexual femenino"
-
Billy Joya, formado en asesinatos y torturas
-
5 consecuencias filosóficas de la crisis 5
-
Mercosur dio un golpe al golpe en Honduras

 

170210 - Ángeles Maestro - La Organización del Tratado del Atlántico Norte -OTAN fundada el 4 de abril de 1949 celebra sus sesenta años de maléfica existencia con una Cumbre que reunirá a 26 Jefes de Estado de Europa y a Barak Obama de Estados Unidos. Esta Cumbre se efectuará en los días 3 y 4 de abril de 2009 en las ciudades de Estrasburgo en Francia y Kehl en Alemania. El bucólico puente peatonal de Passarelle sobre el Rhin será profanado por los cultores de la guerra y la violencia, pero millares de personas que representan a centenares de organizaciones de al sociedad civil de todo el mundo se manifestarán en la anticumbre que rechaza la guerra y la amenaza a la paz mundial.

Desde que la OTAN se fundara, pretendía ser un bloque militar férreo e invencible para defender al “bloque
libre de Europa Occidental, cristiana y capitalista”, contra “el comunismo internacional agresivo del Este”. En
plena “Guerra Fría” la OTAN concibió la operación secreta Gladio para aplastar los movimientos de izquierda y
participó activamente en los golpes de Estado en Grecia en 1967 y Turquía en 1980.

El objetivo permanente de la OTAN era aniquilar a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, por tanto, si desapareció la Unión
Soviética y si el fantasma del comunismo ya no asusta a nadie, lo lógico era que la OTAN también
desaparezca, pero no ocurrió así y al contrario aumentó su fortaleza bélica con el despliegue de formidables
máquinas de guerra, incluidas las nucleares, ideadas para matar y destruir masivamente.

Cuenta con nuevos planes de agresión militar a cualquier país de la tierra con el pretexto de cumplir “misiones
de paz”, y con la aplicación de novedosas políticas y estrategias que demuestren a la población mundial su
poderío bélico colectivo. Entre sus nuevos objetivos constan la redefinición de estrategias militares y
políticas, la expansión territorial mediante la incorporación de nuevos Estados de Europa del Este, Albania
inclusive; todo para proteger los corredores de los hidrocarburos en Oriente Medio, cerrar el cerco armado a
Rusia y abrir los caminos que sean necesarios para un posible enfrentamiento con China Popular.

La sede de la OTAN está en Bruselas y el acta fundacional fue suscrita por Bélgica, Dinamarca, Francia, Gran
Bretaña, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Holanda, Portugal, Canadá y Estados Unidos. En 1953 se
incorporaron Turquía y Grecia, en 1955 Alemania Occidental y en 1982 ingresó España. Los tres primeros
países que eran miembros del Pacto de Varsovia y que fueron “admitidos” por la Alianza Atlántica son
Hungría, Polonia y la República Checa. Ahora quiere Ucrania, Georgia y todas las repúblicas que conformaron
la desaparecida Unión Soviética.

En la cumbre de la OTAN del 3 y 4 de abril, los jefes de gobierno y de Estado de los países miembros se
proponen consolidar el status global guerrerista y beligerante de la Organización, intensificar la protección
militar y la protección de la economía capitalista en crisis, la defensa de los intereses de la Vieja Europa en el
saqueo de los recursos energéticos y materias primas que extraen de los “países del sur” mediante la más
descarada e inicua explotación

La OTAN ansía definir nuevas estrategias a partir de la propuesta publicada a principios del 2008, con el
título: “Hacia una Nueva Gran Estrategia para un Mundo Incierto” que establece la criminal teoría del “primer
golpe” que no es otro que el primer ataque nuclear, con el que se promueve “el estreno de armamento
nuclear que debe permanecer en una intensificación del arsenal nuclear como el máximo instrumento con que
prevenir el uso de armas de destrucción masiva”. Según esa deshumanizada estrategia, los primeros ataques
nucleares deberían dirigirse contra Estados que no posean armas nucleares, como Irán, por ejemplo.

En el marco del documento: “Hacia una Gran Estrategia”, la OTAN significa:

° Incremento de intervenciones militares en cualquier parte del mundo mediante los despliegues para las
denominadas “misiones de paz” o “misiones humanitarias”. Según las nuevas definiciones estratégicas, la
OTAN actuará por encima de la Organización de Naciones Unidas y no tendrá necesidad del consenso o veto
de parte de los miembros de la Organización. Ahora, las decisiones intervencionistas se tomarán por mayoría
de votos con la advertencia de que si algún miembro expone su voto en contra de la operación,
automáticamente quedará afuera de las decisiones futuras.

La OTAN fue la que intervino en la ex Yugoslavia para bombardear y aniquilar Kosovo. Fue y es el brazo
derecho de Estados Unidos en esa guerra intervencionista y descarada. Ha participado activamente en una
guerra genocida y en la que se han cometido crímenes de lesa humanidad.

Hoy, la OTAN interviene en la agresión a Afganistán con 55.000 tropas que están bajo su comando de un
total de 70.000 militares internacionales cedidos al imperio por países vasallos.

Robert Gates, Secretario de Defensa del gabinete de Obama, el pasado 2 de marzo en una visita a Europa,
previa a la cumbre, anunciaba que Estados Unidos enviará 17.000 soldados adicionales a Afganistán y
advertía que para derrotar a los talibán, ese esfuerzo no bastaba y solicitó la colaboración de los países
miembros de la OTAN para que destinen más soldados a esa “guerra perdida” según muchos analistas
internacionales. Gates decía que “esto no debe verse como un esfuerzo extra de Estados Unidos y el resto
de los aliados deben actuar en consonancia”.

En otras palabras, el guerrerismo imperial no cambia, se incrementa con Obama en la Casa Blanca. Gates por
su discurso recibió aplausos y promesas de mayor apoyo por parte de los europeos para la denominada
Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) que actúa desde el 2003 en ayuda a la guerra
imperialista de agresión justificada con “la guerra global contra el terrorismo internacional”, la que comenzó
en el año 2001, luego del 11-S, con el pomposo nombre de “Libertad Duradera”. En realidad, la euforia de las
victorias militares iniciales, se ha convertido en martirio para los soldados yanquis que pierden la vida o son
gravemente heridos por los talibanes que han recuperado terreno perdido y han propinado efectivos golpes
en los dos últimos años. Además, muchos testimonios de soldados que sobreviven en Afganistán afirman que
los cultivos y producción de amapola y opio se ha incrementado hasta en un 172% y que la heroína es
transportada hasta Europa en aviones de la OTAN.

Desde la invasión militar de Estados Unidos a Afganistán, el imperio ha tratado de imponer la “democracia al
estilo yanqui”, sin respetar la cultura o tradiciones del pueblo afgano y de las propias formas
político-culturales de lo talibán que bien pueden rechazadas por el fundamentalismo y el anacronismo, pero
no por eso se los debe asesinar en una guerra desigual.

En Afganistán no hay ningún tipo de democracia, pero se han creado estructuras de un supersubdesarrollado
mercado capitalista; es decir una economía de mercado libre que ha condenado a la pobreza extrema a la
inmensa mayoría del pueblo. Según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas –PDNU-la situación del
pueblo se ha deteriorado drásticamente desde la invasión y ocupación de Afganistán por fuerzas militares
extranjeras. Desde la intervención de la OTAN, el 61% de la población padece de desnutrición crónica y el
68% no tiene acceso al agua potable. Se calcula, además, que el 80% de la población carece de elementales
servicios como redes de alcantarillado, servicios hospitalarios y elementales centros de educación. Muchas
instalaciones han sido destruidas por los bombardeos de la OTAN y de Estados Unidos. Las mejoras de los
derechos humanos son mínimas y las mujeres están en similar o peor situación a la que vivían bajo el gobierno
talibán.

La operación militar de la OTAN en Afganistán, en cada escalada ofensiva aumenta el terror, sangre
derramada y muerte y en la misma medida crece la resistencia a la ocupación extranjera.

° La instalación de armas nucleares de manera ilegal y arbitraria en países europeos. Con este Plan terrorífico
busca estar en alerta para asestar el “primer golpe nuclear” donde sea, con tal de conseguir la ventaja
inhumana del “primer golpe”. Esta estrategia de la OTAN podría significar el principio del fin de la humanidad.

La OTAN, en última instancia se ha convertido en un instrumento imperialista que coadyuva a la ejecución de
los planes expansionistas del imperio y al cumplimiento de sus objetivos geopolíticos. Varios analistas
internacionales consideran que la OTAN es una herramienta al servicio de Estados Unidos en primer lugar y
luego al servicio de los países de la Vieja Europa, en especial, de los países poderosos del G-7.

De la intervención “humanitaria” en Yugoslavia, pasó a proteger los intereses económicos y políticos del
imperio y sus aliados europeos. Así, la OTAN instaló bases militares en Oriente Medio y actúa con impunidad
en Irak y Afganistán. Israel para cometer sus fechorías criminales en contra de los palestinos cuenta con
Estados Unidos y la OTAN.

Francia dejó de formar parte del mando de la OTAN en 1966, pero con Sarkozy a la cabeza se ha reinstalado
con todos los efectos en el mando activo y en la cumbre de abril pasará a ser parte de la Comandancia.
Francia es miembro pertinente-impertinente de la guerra que Estados Unidos libra contra Afganistán desde
1991.

Nadie debe olvidar, ni por un instante siquiera el peligro que significa para la humanidad la OTAN y Estados
Unidos. La OTAN es la más impresionante organización de guerra que nunca tuvo la tierra. Sólo con Francia,
Estados Unidos e Inglaterra, la OTAN cuenta con miles y miles de bombas nucleares con inimaginable poder
destrucción masiva. El uso de una mínima parte del poder nuclear significaría el fin de la vida tal como la
conocemos en la actualidad ya que, prácticamente, arrasaría con todo lo que hay en la tierra, bajo ella y en
los mares.

Pero qué “compasivos y humanistas” son algunos estrategas de la OTAN, que ahora quieren que los
científicos desarrollen pequeñas o minibombas nucleares que permitan arrasar sólo un país o una región,
según sea del caso y sólo con fines preventivos. Fácil es imaginar una bomba atómica cayendo sobre Irán o
sobre Corea del Norte, sobre Argentina, Venezuela, Bolivia o Ecuador.

° La OTAN significa tener manos libres para desatar guerras donde sea, en cualquier tiempo y como quiera,
sin tener que pedir permiso a nadie. En definitiva se desvincula de cualquier atadura a las leyes
internacionales, del Derecho Internacional y de las decisiones de la ONU. Después de la cumbre de abril, la
OTAN tendrá plena libertad para guerrear, sólo con el voto mayoritario de los países miembros.

Esa Organización, en estos tiempos de crisis del capitalismo mundial, es el brazo armado no sólo del imperio
sino también de sus aliados para defender los intereses hegemónicos que siempre están en constante
oposición al desarrollo de los pueblos del sur y en contra de la paz.

La cumbre de abril de 2009 a instalarse en Estrasburgo y Khel servirá para que los jefes de gobierno y Estado
de 26 países decidan continuar con la profundización de estas políticas netamente guerreristas para que el
mundo sepa que está en permanente amenaza.

° Significa también que la Cumbre de la OTAN consolidará su violencia estructural sustentada en el poderío
bélico de los países miembros que, en conjunto, representa el 70 % del gasto militar de todo el mundo. Ese
demencial gasto en armas que son destinadas para matar y destruir, jamás servirá para fines de nobleza
humanitaria. Si sólo un 10% de lo que la OTAN gasta en armas se desviaría a los países pobres del sur, se
solucionaría el problema del hambre y se restauraría el equilibrio ecológico para salvar la tierra.

Andreas Speck, un líder histórico del movimiento antimilitarista alemán y Coordinador de la Internacional de
Resistentes a la Guerra, en una entrevista concedida a Carlos Barranco de le revista Diagonal, al referirse al
significado de la cumbre de abril, sostiene: “En la cumbre del 60° aniversario de la OTAN va a comenzar el
proceso de elaboración del Nuevo Concepto Estratégico que vendrá a sustituir al que se aprobó en la cumbre
de Washington en1999, el que sancionó sobre el papel que la OTAN llevó a cabo ya en la práctica con el
bombardeo a Serbia, Montenegro y Kosovo. Este debate que conducirá al Nuevo Concepto Estratégico está
muy influido por un documento de propuesta no oficial que suscribió un grupo de antiguos oficiales de la
OTAN. Entre sus propuestas se encuentra la sustitución del sistema de toma de decisiones actual, por
consenso entre los socios, por otro en el que solamente participen en las decisiones los integrantes de las
operaciones militares, lo que abriría la puerta a un mayor número de intervenciones lideradas por la OTAN. Las
diferencias entre los miembros que hoy dificultan la estrategia militar en Afganistán ya no serían obstáculo
para futuros ataques. El Concepto Estratégico que se empezará a debatir en Estrasburgo tiene como ejes la
profundización en la estrategia de guerra de “primer golpe”, la garantía de acceso a los recursos naturales,
los nuevos conflictos que surgirán a consecuencia del calentamiento global, y la continuación del proceso de
expansión de la Alianza”.

La OTAN no es una simple alianza de los países del Norte rico y desarrollado destinada a garantizar la
explotación del pobre y subdesarrollado sur; es la espada de Damocles que pende sobre la humanidad. Basta
recordar que en 1991 se expidió la Declaración de Roma que adoptó una nueva estrategia diseñada para
enfrentar nuevos retos y aceptar nuevos desafíos y riesgos que podrían surgir de las dificultades económicas,
sociales y políticas de Europa Central y del Este que podrían entrar en las crisis cíclicas del capitalismo y
ocasionar problemas que demandarían la presencia armada de la OTAN a fin de que cumpliera su papel de
defensora de los intereses de los miembros de la alianza porque en esa Organización, sabían, perfectamente,
que los países del Este de Europa y Rusia habían dejado de ser un peligro o una amenaza para Occidente. Sin
la Unión Soviética y sin el Pacto de Varsovia, la OTAN ya no tenía contendientes y, por lo tanto, del Pacto
de Defensa pasó al Pacto de Agresión o de Intervención.

En consecuencia con el nuevo papel, la OTAN pasó a ser parte de las agresiones imperialistas y salió de su
zona natural para extender sus dominios y de esta manera en 1992 la OTAN desplegó buques de guerra en el
mar Adriático para vigilar el embargo de armas a Serbia y Montenegro. De esa “vigilancia” fácilmente pasó a
bombardear Bosnia y luego a todo el territorio de Yugoslavia hasta destruirla física y políticamente.

En el año 2003, la OTAN se instaló en Afganistán con 55.000 tropas, en Kosovo desde 1999 con 16.000
soldados, desde el año 2001 se instaló en el Mediterráneo con 2.000 soldados en la operación Active
Endavour y en Irak desde agosto de 2004, para adiestrar o entrenar a la policía del régimen impuesto por la
Casa Blanca. En el año 2008 participó en la “operación antipiratas” en las costas de Somalia.

Andreas Speck afirma que la OTAN no va a Estrasburgo y Baden Baden sólo para celebrar el aniversario. Por
encima de todo les interesa seguir desarrollando a la OTAN como un agresivo pacto de intervención, tal como
se puso en marcha con la Declaración de Roma de 1991. Por ello se abrirá en esta cumbre, la discusión sobre
una nueva estrategia que sustituirá en 2010 -si todo anda bien- la estrategia vigente hoy en día y que se
instauró en 1999 durante la guerra de Kosovo. De la estrategia del “primer golpe nuclear” se deriva toda la
estrategia de la agresión militar hasta convertirse en el brazo armado más poderoso del imperio que mantiene
guerras criminales y desiguales en Afganistán e Irak, enmascarando las agresiones en la “guerra contra el
terrorismo”

Con el respaldo del poderío nuclear, la OTAN apoya el “escudo antimisiles de Estados Unidos” y quiere
también desarrollar su propio proyecto para crear una extensa muralla atómica de defensa de misiles de la
Alianza. Este proyecto nuclear tiene un objetivo: cercar a Rusia y abrir caminos hacia China. Además, junto a
Estados Unidos se planifica establecer nuevas bases militares en la República Checa y Polonia. Extender la
Alianza hacia Europa del Este: Albania, Ucrania, Georgia, Letonia.

Instalar otras bases militares de Estados Unidos en nuevos países admitidos en la OTAN se fundamenta en un
estudio secreto de viabilidad y en el que se afirma que la OTAN subcontrató a varias empresas de armamento
para ese objetivo. “De acuerdo con estimaciones de varias de esas empresas el proyecto tendría un valor
aproximado de 20 billones de euros. El Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y Seguridad (SWP, por
sus siglas en inglés) el cual asesora al gobierno alemán, estima que los costes de este proyecto
desestabilizador sean el doble de altos”

Speck sostiene que la OTAN sobrevive porque se ha convertido en el instrumento insustituible de
intervención. Y ahora, con el nuevo ascenso del discurso de la multilateralidad de la mano de Obama, la
OTAN será el instrumento preferido por Estados Unidos para actuar militarmente con los Estados europeos y
aumentar así la presencia militar en los escenarios donde se libran las guerras actuales. Además, ahora hay
mucha más colaboración entre los Estados europeos dentro de la OTAN que antes. El ingreso de Francia en la
estructura militar de la Alianza, es prueba de que la colaboración europea dentro de la OTAN ha ganado
importancia. Esto se le puede ver en las sesiones del Parlamento europeo. Otros ejemplos de la estrechez de
los lazos europeos con la OTAN son la misión de la Alianza en la costa de Somalia que desde diciembre de
2008, ya es una misión de la Unión Europea, o la misión en Bosnia, que ha cambiado también para a estar
bajo la dirección de UE.

Nadie puede poner en duda que Obama administrará el imperio de conformidad con los intereses que surjan de
la crisis mundial del capitalismo, consecuentemente será el imperio norteamericano el que imponga su poder
hegemónico en la Organización y será quien decida la acción militar, como ya se demuestra con el pedido a la
OTAN de reincrementar el número de soldados en Afganistán. El imperio no cambia sus objetivos y si Estados
Unidos decidió la guerra en Kosovo, la invasión a Afganistán, el apoyo logístico de la OTAN en la invasión a
Irak y el último desplazamiento de la Alianza con armamento nuclear incluido, cuando se produjo el problema
de Osetia del Sur que enfrentó a Georgia y Rusia. La OTAN está presente en el Mar Negro.

En un documento anterior de este Tribunal se expresaba: El profesor Joel Sangronis Padrón, de la Universidad
Nacional Experimental Rafael María Baralat, de Venezuela, sostiene que el caso del conflicto entre Georgia y
las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjazia, presentado en un primer momento por las grandes
agencias mundiales de la información como uno de los tantos conflictos interétnicos que cada cierto tiempo
tiñen de sangre esa región, el análisis más profundo y detallado permite formular cuestionamientos a esta
tesis.

Desde su separación de la antigua Unión Soviética, y sobre todo desde la llegada de Mijail Saakashvili al
poder en el 2003, de la mano de una de las revoluciones de colores que el Departamento de Estado
estadounidense promovió entre las ex repúblicas soviéticas para establecer en ellas gobiernos afines, Georgia
ha actuado en la práctica, aún si ser parte formal de este organismo, como una base de la OTAN.

Agrega que hay que recordar que la OTAN dejó de funcionar como un organismo de defensa paneuropeo
frente a una hipotética agresión soviética desde el momento en que este país dejó de existir en el año 1.991.
A partir de la disolución de la URSS, la OTAN va a modificar su estructura, su naturaleza y sus fines: de un
organismo nominalmente defensivo va a convertirse en un instrumento militar de la política imperial de
Estados Unidos en todo el mundo, con intervenciones en África, acuerdos de mutua defensa con Kuwait,
invasión militar a Afganistán y ejercicios militares contra una hipotética amenaza terrorista en Latinoamérica,
en este caso Venezuela. ¿Por qué será?

La desintegración de la Unión Soviética obligó a la disolución del Pacto de Varsovia. Este es un hecho de la
mayor trascendencia para Estados Unidos y la OTAN que de inmediato planificaron extender sus dominios
hacia Europa del Este. Ya en 1989 el Secretario de Estado de Estados Unidos, James Baker, advertía que
disminuida la “amenaza soviética” la OTAN estaba obligada a aumentar su poder para garantizar la paz a
niveles europeos y planetarios. Brzezinski en 1998 destacaba el valor estratégico de Eurasia en el “gran
tablero mundial”. Con semejantes ideólogos, la OTAN tenía vía libre para penetrar profundamente en las ex
repúblicas soviéticas y en la práctica extender sus dominios hasta la misma frontera con Rusia a la que el
imperio considera su enemigo natural o su rival en Europa, ya que Rusia cuenta con un enorme potencial en
recursos naturales, energéticos y humanos. Estados Unidos no puede permitir, por su propia sobre vivencia,
que Rusia forme alianzas con Europa Occidental que cuenta con un extraordinario desarrollo industrial.

Las decisiones del imperio para mantener su hegemonía que hoy está absolutamente perdida, incluyen a la
OTAN. Juntos se convierten en una amenaza que de una u otra forma afecta a millones de seres humanos no
sólo en Europa sino en Medio Oriente, África, Asia y América Latina. Las “misiones de paz” que dizque son
diseñadas para garantizar las democracias, defender los derechos humanos y las libertades de los pueblos, en
la realidad son guerras abiertas y francas invasiones armadas que siembran muerte y destrucción. Ni a
Estados Unidos, ni a la OTAN interesa el respeto al Derecho Internacional y menos aún, respetar el principio
de no intervención en los asuntos internos de los Estados libres y soberanos.

El imperio y su OTAN no engañan a nadie, pero es preciso denunciar sus maquinaciones infernales para que
todos los pueblos sepan quiénes son sus enemigos - 30 marzo de 2009 - TRIBUNAL DIGNIDAD, SOBERANIA, PAZ CONTRA LA GUERRA


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com