Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

¿Qué es?
UNASUR

UNASUR dijo: Yankees go home

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- FMI: E regreso de Predador
-
Los musulmanes continúan sitiados en EEUU
- Estados Unidos
-
Democracia Argentina de baja intensidad
-
¿Desaparece el diario en papel?

 

 

280809 - Alonso Quijano - Este firme rechazo producido en Bariloche, Argentina, en ocasión de esta reunión excepcional de UNASUR, es realmente histórico.
Para América Latina significa una reivindicación de soberanía americana prácticamente unánime. Esta reunión y sus resultados eran impensables hace no muchos años atrás, cuando la mayoría de las naciones hoy agrupadas en UNASUR intentaban resolver sus problemas de manera bilateral como podían y generalmente en términos de sometimiento a las ordenes del gobernante estadounidense de turno.

Las cosas han cambiado drásticamente y este nuevo escenario americano -que hoy retoma concepciones sanmartinianas y bolivarianas- preocupa seriamente a los estrategas de Estados Unidos, al punto de proceder a la instalación de múltiples bases militares en territorio americano, de manera abrupta y que desprecia elementales procederes diplomáticos. Es tan grosera esta espasmódica conducta -que incluye el guiño bajo cuerda a los narcogolpistas de Honduras- que es lícito sospechar que vientos de guerra comienzan a soplar en el continente.

Estados Unidos está malamente herido: retrocediendo en su estrategia asiática; jaqueado por China en primer lugar y preocupado por conductas "peligrosamente" independendientes de potencias en ascenso; sin claridad con respecto a su relación con el ascendente nacionalismo ruso; envuelto en una crisis económica monstruosa que no sabe como encarar...

Para situaciones de asfixia geopolítica como la que someramente describimos, para naciones llenas de ciega soberbia como Estados Unidos, el único camino posible puede ser la guerra: lo único que puede llegar, además, a cohesionar el frente interno. De ahí que para las naciones suramericanas, ninguna hipótesis debe ser descartada y todas las medidas preventivas deben ser encaradas. -
Atajo

 


Venetiaan, Uribe, Lula, Correa, Cristina,
Evo, Michele, Lugo y Chavez (Antes de la foto se reiraron Tabaré y Alan García)

280809 - Al rechazo a la presencia de bases de Estados Unidos en América Latina se sumaron Bolivia, Uruguay, Ecuador, Paraguay y Brasil, mientras que Perú mostró una postura más moderada e indefinida.

 

Sin embargo, los mandatarios coincidieron en que la presencia militar norteamericana puede afectar la "estabilidad de la región", pidieron garantías jurídicas e instaron a discutir sobre el tema con el presidente estadounidense Barack Obama. A continuación los argumentos de cada país:

HUGO CHÁVEZ (Venezuela): El bolivariano reiteró su rechazo al acuerdo de cooperación entre Colombia y Estados Unidos, al afirmar que "si se instalan esas bases, nadie podrá garantizar la paz en Sudamérica y va a quedar sembrada la semilla de la guerra y los conflictos".

Chávez propuso que la misma Unasur visualice una iniciativa de paz para Colombia y le exigió a Uribe que aporte el documento del acuerdo para transparentar la gestión. "Propongo hacer un seguimiento del acuerdo de Colombia y de todos. Yo no tengo ningún problema en que analicen mi acuerdo con Rusia ni con China. No tengo ningún problema de mostrar lo que estamos haciendo con Rusia, con China y con Irán, aunque nos acusen de traer terroristas", expresó.

Y concluyó: "Proponemos que el Consejo de Defensa se active para analizar este acuerdo entre Colombia y EE.UU. Ratifico la mejor voluntad para continuar por el camino de la unión".

TABARÉ VÁZQUEZ (Uruguay): El presidente charrúa ratificó que su país "aboga por que no existan bases militares extranjeras en su país y en ninguna otra nación de América del Sur". Para dar ejemplo de ello, recordó el rechazo a "la instalación de bases extranjeras británicas en las Islas Malvinas y lo hacemos sin estridencias, pero tratando de actuar con eficacia ante estos problemas".

"Ha llegado la época en que actuemos con mucho dinamismo, eficacia, eficiencia y fuerza, en salvaguarda de los principios tan caros que permitirán asentar la unión tan necesaria de nuestros países para crear la patria grande" que soñaron muchos próceres latinoamericanos, concluyó el presidente del Uruguay.


EVO MORALES (Bolivia): Repasó la nefasta historia de la presencia de EE.UU. en su país y manifestó su convicción de que "nuestra soberanía no está en venta, ni se alquila". Además, sostuvo que "el imperio norteamericano nunca va a querer la unidad de latinoamericana y por eso aparece los de las bases para enfrentar a los presidentes de la región públicamente".

ALAN GARCÍA (Perú): El presidente peruano manifestó una postura menos radical respecto de su rechazo a la presencia de bases norteamericanas en la región. Por un lado, pidió a su par de Colombia, Alvaro Uribe, que "ponga las cartas sobre la mesa" y detalle, en el curso de la cumbre del Unasur, en qué consiste la colaboración militar que aceptó recibir de parte de los Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico.

Por otra parte, advirtió que su postura respecto de la polémica no está definida, porque si Colombia recibiera "radares esféricos y bombarderos invisibles", rechazaría de plano esa posibilidad, pero si en cambio obtuviera "equipos para ayuda civil y pacífica", lo aprobaría.

MICHELLE BACHELET (Chile): Planteó la necesidad de "adoptar un tratamiento integral" del tema de la seguridad en América Latina, así como una "mayor cooperación y transparencia" en los acuerdos que se firman con otras naciones. Bachelet afirmó asimismo que "no se puede discutir un tema por separado, sino tener una mirada comprensiva del resto del conjunto de la agenda de seguridad, y no solo la coyuntura".

FERNANDO LUGO (Paraguay): Afirmó que con la instalación de bases militares de EE.UU. en Colombia "está en juego la seguridad de nuestros países" y destacó la necesidad de que "ningún evento pueda poner en riesgo las democracias" de la región.

"Respeto el principio de autodeterminación de los pueblos, pero me preocupa que esas bases puedan traspasar las fronteras amenazando la soberanía y nuestras democracias. Está en juego la seguridad de nuestros países", dijo el mandatario paraguayo al exponer en el marco de la cumbre de la Unasur.

RAFAEL CORREA (Ecuador): Aseguró que la presencia de bases norteamericana "afecta la paz y estabilidad" de América del Sur. "Son un problema que concierne a toda la región, no es un tema de soberanía y autodeterminación colombiana", agregó el mandatario.

"Es falso que Colombia podrá tener el control de lo que suceda en estas bases, porque no existen mecanismos técnicos para hacerlo", afirmó y se preguntó: "¿Cómo se controla un avión radar en el aire?" y "¿Cómo se podría juzgar en Colombia a un soldado que comete un delito si tiene inmunidad?".

LUIZ INACIO LULA DA SILVA (Brasil): También fue crítico con su par colombiano Álvaro Uribe al señalar que "las pretensiones de Estados Unidos en la región se pasaron de los límites y avanzan sobre países como Colombia, Venezuela, Ecuador y Brasil, que comparten una inmensa área, que es la Amazonia", aseguró.

"Respetamos la soberanía de acuerdos entre países, pero queremos resguardarnos, queremos garantías jurídicas", añadió Lula y propuso al bloque de la Unasur "una buena discusión con Barack Obama sobre cuál es el papel de Estados Unidos para América Latina".

RONALD VENETIAAN (Surinam): El mandatario señaló que "existe un derecho regional que debe ser protegido" y exigió que "los apoyos militares no sean una amenaza para los demás países de la región". También aclaró que "cada país merece su respeto" y dejó en claro que "los principios de no intervención también se deben respetar"

Venetiaan aseguró que su país se suma "a la preocupación por la negatividad de la decisión de Colombia" y remarcó que "apoyamos la creación de instrumentos para analizar estos temas". "Surinam pone énfasis en que no tenemos que mirar las opciones militares, sino que los problemas son políticos, que la lucha contra el narcotráfico no es un asunto de militares", explicó. - Crítica

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com