Argentina Al día
Cara y Ceca de Monseñor Jorge Casaretto

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

EL ARI de Rafaela se pronuncia sobre el agua potable - El "corralito" financiero renace en Rafaela, Santa Fe - Superficial nivel de discusión de los concejales de Rafaela - En aguas, negocio es negociado

Rafaela Al día - Santa Fe Al día
Cara - 230106 - Fuente: Editorial de La Opinión sobre declaraciones de Monseñor Jorge Casaretto

La inequidad social


Cuando aún las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia no han quedado totalmente recompuestas, si bien existen algunas firmes señales en tal sentido, debe rescatarse un nuevo llamado formulado por monseñor Jorge Casaretto, quien es uno de los obispos que con mayor énfasis formula planteos al Gobierno respecto a la situación de los sectores más relegados de la sociedad.

Precisamente Casaretto, quien fuera consagrado obispo para ocupar el cargo en la Diócesis de Rafaela, volvió a plantear -con absoluta claridad y precisión- la urgente necesidad de solucionar la inequidad social, que divide a la Argentina por mitades.

Por un lado, quienes disfrutan de las comodidades y asistencias que les permiten sus buenos niveles de ingresos, mientras que por el otro, aquellos que deambulan en la pobreza -y buena parte de ellos en la indigencia-, sin posibilidades casi de poder emerger de esa penosa situación.

Reclamó Casaretto que se activen los caminos de diálogo entre el Gobierno y la Iglesia, ya que la abismal diferencia social que hay en nuestro país, continúa siendo una deuda pendiente de resolución, si bien dejó muy en claro que tales afirmaciones no debían interpretarse como un ataque a la actual gestión de gobierno de Kirchner.

Justamente lo último mencionado, tiene que ver con la gestión de media docena de años que el obispo Casaretto lleva al frente de Cáritas, la organización de asistencia social de la Iglesia, que es en realidad la más importante y efectiva en funcionamiento. Y que además de sus propios mecanismos de ayuda, siempre estuvo en colaboración con el gobierno para monitorear la implementación de los planes sociales, como así también otras formas de ayuda que vienen desde el ámbito oficial.

"Aunque a veces no se vean con claridad los pasos que se van a dar", Casaretto instó al Gobierno a "reactivar con energía los caminos del diálogo".

Es que el prelado no sólo es uno de los representantes más identificados con la línea progresista, sino que siempre se ha mostrado muy predispuesto al diálogo.

Por ese motivo, sostuvo Casaretto en sus declaraciones "leí que el presidente dijo que debemos llegar al bicentenario con algún programa de desarrollo más ampliado", razón por la cual "desde la Pastoral Social vamos a trabajar para que eso sea posible", constituyendo un verdadero puente de acercamiento, apuntando al objetivo común de las partes: el mejoramiento de la situación social.

Guerra del Agua - Pago al FMI: Kirchner convalida corrupción histórica

Ceca - 050106 - Fuente Política y Desarrollo - Carta a Monseñor Jorge Casaretto
 

Entre otras cuestiones que lo afligen, el autor de esta carta se extraña que el prelado no haya desmentido su enrolamiento en "la línea más progresista de la Iglesia".

Un envío de Soberanía y Fe (SYF)
 

Un feligrés de San Isidro, Prov. de Buenos Aires, Argentina, ha enviado al Obispo ordinario de su diócesis (Monseñor Casaretto) la siguiente carta, la cual, a la fecha no ha sido respondida. Entre otras cuestiones que lo afligen, el autor extraña que el prelado no haya desmentido su enrolamiento en "la línea más progresista de la Iglesia".

 

Bella Vista, 5 de Enero de 2006

 

Excelencia Reverendísima:

 

Ante la duda de que mi anterior carta, fechada el 21.12.05, haya llegado a sus manos, cumplo en dirigirme respetuosamente a V.E., para reiterar y ampliar diversas consideraciones y adjuntar algunos antecedentes, en relación con su pensamiento favorable al pago dispuesto a favor del FMI.

 

Me refiero a las versiones recogidas por la agencia oficial Télam sobre su beneplácito ("No perjudica a los pobres": La Nación 17.12.05 p.16); acerca de lo cual la difusora Infobae (17.12.05) comentó que V.E. es decidido partidario del diálogo con el Gobierno y está enrolado en la línea más progresista de la Iglesia. Esto último impone una digresión, porque sin duda más que un cumplido representa un juicio temerario, conociendo la acción del progresismo en la auto demolición de la Iglesia argentina, la postración litúrgica y hasta la procacidad admitida en los templos.

 

En cuanto al fondo de la cuestión, al contrario de la recordada síntesis sobre su opinión ("no perjudica a los pobres"), para los economistas más ilustrados e independientes, el pago anticipado de casi 10.000 millones de dólares a favor del Fondo Monetario Internacional indefectiblemente recaerá sobre el sufrido pueblo argentino. En cuanto significa un fabuloso derroche a favor de la usura internacional en plena vigencia de la limosna-trampa de los planes "Trabajar, Jefes y Jefas".

 

Los expertos califican el hecho como una maniobra financiera ordenada desde el exterior y encubierta con gesticulaciones soberanas. En todo sentido un dispendio que perjudica al país, primero al consolidar en beneficio del FMI y sus copartícipes, una situación que exigía serias investigaciones y cuestionamientos por las maniobras que rodearon la deuda*. Y luego al evaporar reservas -en pleno proceso inflacionario- cargando con los más altos intereses de ineludibles préstamos para la reposición del capital esfumado. Todo esto, más las consecuencias previsibles del escándalo configurado por la diferencia de trato a los acreedores menos poderosos.

 

Es impresionante, Excelencia Reverendísima, cómo se han revuelto las cosas. Ahora los "enemigos del Capital inmolados por la dictadura" -montoneros, Madres y Abuelas de Plazo de Mayo- se identifican con el capitalismo salvaje, festejando ruidosamente la sumisión en la Casa de Gobierno. Y -recíprocamente- al mismo tiempo los ideólogos marxistas instalados en el Poder, logran que sus víctimas les pidan perdón y los apoyen. Pero en rigor lo más impresionante es ver cómo se cumple lo indicado por una aguda observación: que en la modernidad toda política está inspirada por el Gran Dinero, especialmente la política "progresista".

 

Duele pensar para cuántas cosas útiles hubieran servido aquellos fondos, ahorrados sobre el hambre de la población. Como -por cercano ejemplo- el saneamiento de La Cava y el salvamento de hospitales. O para dar trabajo a unos cuantos millones de desocupados, en lugar de la inmundicia del cirujeo en los basurales y la "industria" cartonera.

 

En fin, aunque desconcertante significa un notable aporte histórico, lo esclarecido por V.E. sobre el Diálogo Argentino. Al describirlo como "el ámbito creado en el gobierno de Eduardo Duhalde para buscar consensos para sortear la crisis del 2001". Con ello no cabe duda que se prestó un servicio fundamental al arraigo del régimen imperante. Evitándose -cuando estaba a punto de ocurrir- "que se vayan todos".

 

A solo título de mal cristiano y ciudadano viejo, junto al envío de los datos referidos, me he permitido expresarle con absoluta franqueza y profundísima preocupación estas inquietudes que afectan a numerosos católicos, esperando el eco favorable de su benevolencia. Rogándole quiera excusar la incontenible carga de amargura, saludo a V.E. con mi mayor consideración.

 

Juan E. Olmedo Alba Posse

Profesor universitario

 

A SER. Monseñor Jorge Casaretto

Obispo de San Isidro y presidente de la

Comisión Pastoral Social del Episcopado

 

* Nota 1: Extracto de una publicación aparecida en The Observer (Londres) de Greg Palast, un reportero que escribe "Dentro de la América Corporativa" para el "London Observer" y para "Newsnight", de la BBC. Pueden verse sus artículos en http://www.GregPalast.com

 

JOSEPH STIGLITZ, el FMI Y el BM

 

Joseph Stiglitz fue economista en Jefe del Banco Mundial.

 

Hay una Estrategia de Asistencia para cada nación pobre, diseñada, dice, por el Banco Mundial. La economía de cada nación es analizada individualmente y, en seguida, el Banco entrega a cada ministro el mismo programa de cuatro pasos.

 

El Paso Uno es La Privatización - lo cual Stiglitz dice que se puede llamar con más precisión, "la sobornización".

 

En lugar de oponerse a la venta de industrias estatales, los líderes nacionales -usando como excusa "las exigencias del FMI" - liquidan alegremente sus empresas.

 

Después de la "sobornización", el Paso Dos del plan "siempre la misma receta" del FMI / Banco Mundial es "La Liberalización del Mercado de Capitales". En teoría, la desregulación del mercado de capitales permite que la inversión de capital entre y salga. Las reservas de una nación pueden ser vaciadas en cuestión de días u horas.

 

En esta etapa, el FMI empuja a la exhausta nación al Paso Tres: "Precios regulados por el Mercado", un término sofisticado para subir los precios de la comida, agua y gas de cocina. Predeciblemente esto da lugar a un Paso Tres-y-Medio: lo que Stiglitz llama los "Disturbios del FMI".

 

Los disturbios del FMI son dolorosamente predecibles. Cuando una nación está "caída y en desgracia, (el FMI) se aprovecha y le exprime hasta la última gota de sangre. Incrementa el calor hasta que, finalmente, la olla entera explota".

 

(La BBC y el Observador consiguieron varios documentos internos del Banco Mundial, marcados como "confidencial," "restringido," y "no revelar").

 

Tomamos uno -dice la crónica-: la "Estrategia Interina de Asistencia de País" para Ecuador. En él, el Banco afirma varias veces - con fría precisión - que se esperaba que sus planes iban a dar chispa a "disturbios sociales", lo que es su término para una nación en llamas.

 

Eso no es sorprendente. El plan de "Asistencia" del Banco Mundial simplemente recomienda que se enfrenten las protestas civiles y el sufrimiento con "firmeza política" y precios aún más altos.

 

Stiglitz hace notar que el FMI y el Banco Mundial "no son tan desalmados". El FMI logró encontrar, con sudor y lágrimas, decenas de miles de millones de dólares para salvar a los financieros de Indonesia, y por extensión, a los bancos de los EEUU y Europa a los cuales ellos les habían pedido prestado.

 

Aquí se ve un "modus operandi". Hay muchos perdedores en este sistema pero claramente un solo ganador: los bancos occidentales y el Tesoro de los EEUU, quienes ganan buena plata de este nuevo remolino de capital internacional.

 

Ahora llegamos al Paso Cuatro de lo que el FMI y el Banco Mundial llaman su "estrategia de reducción de la pobreza": el Libre Comercio. Eso quiere decir el libre comercio según las reglas de la Organización Mundial de Comercio y del Banco Mundial. Stiglizt compara este libre comercio al estilo de la OMC con las Guerras del Opio.

 

Stiglizt es particularmente sensible respecto al tratado de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual (con la sigla "TRIPS" que en inglés se traduce como "TROPEZAR"). Es aquí, dice el economista, donde el nuevo orden mundial ha "condenado a muerte a la gente" por imponer tarifas y tributos imposibles de pagar a las industrias farmacéuticas por patentes medicinales. "A ellos no les importa si la gente vive o muere", dijo el profesor, hablando de las corporaciones y los préstamos del banco con quien él trabajó.

 

La preocupación más grande de Stiglitz es que los planes del Banco Mundial, diseñados en secreto y manejados por una ideología absolutista, nunca están abiertos a discusión o desacuerdo. A pesar del apoyo de Occidente hacia las elecciones a través del mundo en desarrollo, los llamados Programas de Reducción de la Pobreza, "sabotean la democracia."

 

Y, además, no funcionan. La productividad de África Negra, bajo la "asistencia" estructural del FMI, ha descendido hasta el infierno. ¿Alguna nación se salvó de este destino?... Sí, dijo Stiglitz, identificando a Botswana. ¿Su truco mágico?: "Ellos ordenaron al FMI hacer las valijas e irse." **

 

Una versión completa de este artículo fue publicado bajo el título "Los Cuatro Pasos al Infierno del FMI" en "The London Observer" (Londres) en abril y otra versión en la revista "The Big Issue".

 

** Nota 2 (un caso ilustrativo, agregado en este momento):

 

Hace tiempo leíase en un correo electrónico, que para el Obispo de Ndola (Zambia), Denis De Jong, la reducción de la deuda externa (con los "buenos oficios" del FMI y el BM) era una trampa: en el 2004 pagaría más que en 1999. Lo peor es -se decía- que en Zambia el 80% de la población está por debajo del límite de subsistencia.

 

Fuente Panorama Católico Internacional 20-01-06


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com