Argentina Al día
De la independencia de los poderes del estado y los auto-aumentos

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos
Libros en línea

Buscador
Central

La Educación y el Mundial de Fútbol - Municipales comen de la basura - Prostitución infantil en Rafaela - Luís Castellano y la emergencia del agua

Rafaela Al día - Santa Fe Al día

070506 - Fuente La Opinión

La independencia y razones de "pesos" -
Roberto J Actis

La independencia de los poderes es usada según la conveniencia. Cuando de subir haberes se trata, el enganche está al alcance de todos.

¿No era que los poderes son independientes? Ejecutivo por un lado, Judicial por el otro y Legislativo por quien sabe donde. Así debe ser y ojalá se pudiera cumplir a rajatabla, pues sería la mejor garantía para el buen funcionamiento de esas benditas instituciones que por aquí siempre se estuvieron arrastrando con muletas.
Los malos recuerdos son tantos, que nos viene a la memoria la famosa servilleta con los nombres de los jueces leales al menemismo, la Corte -integrada por cortesanos, nada mejor para definirlo en ese momento- del voto automático, los legisladores que votan en bandada con mano alzada y mente cerrada, sirviendo intereses que no siempre son los de la gente. O directamente recibiendo sobornos para aprobar una Ley. Si es realidad aquello de que para muestra alcanza un botón, lo dicho es más que suficiente, en una lista que podría tener más botones que el traje de Víctor Leoni.
Y por ahí, de vez en cuando, se escuchan -y con razón-, algunas quejas de los avances que se intentan sobre la autarquía de algunos de los poderes. Aunque son los menos, seguramente los más novatos incorporados, aunque muy pronto se van disciplinando, siendo arrastrados por la marea. Salvo, que alguno intente algún acto de rebeldía, como Chacho Alvarez cuando salió a denunciar a los cuatro vientos los sobornos que De la Rúa le pagó a los senadores, aunque después le faltaron agallas -o tal vez le recordaron algún tufillo propio- para seguir adelante, quedándose sin dar el paso que lo hubiese llevado, seguramente, a convertirse en el político más respetado del país, ya que los argentinos estábamos, y seguimos estando, hambrientos de ejemplos de esa clase. Pero faltaron uñas de guitarrero, pues como diría el tablón, avanzó algo pero después se quedó en el molde.

Guerra del Agua - FMI: Kirchner convalida corrupción histórica - En aguas, negocio es negociado

 

 

 

 

 

Volvamos a la tan mentada, declamada y vapuleada independencia, esa misma que es utilizada según las conveniencias e intereses. Los enganches por ejemplo, que permiten engrosar haberes, trasladando la responsabilidad a otros. En pocas palabras, el mentado costo político.
¿Por qué será que los tres poderes siempre trataron de ocultar lo que ganan? ¿Ganan?, bueno, al fin y al cabo de alguna forma hay que decirlo. Acaso, ¿les dará vergüenza los montos que se manejan? Es que hablar de muchos miles de pesos, cuando un jubilado que vive al lado de su casa recibe 490 pesos no es sencillo de digerir. Ni siquiera para los estómagos de acero inoxidable.
Días atrás, el Gobierno provincial les dio un aumento a los empleados y jubilados de la Provincia, y zácate, atrás reflotaron una Ley de hace varios años, de esas que quedan cajoneadas pero que nadie deroga pues pueden llegar a ser útiles -hasta algunas de la dictadura todavía se tienen a mano-, enganchándose todo el personal político del Gobierno.
Los legisladores también tienen su Ley para engancharse con este aumento que oscila entre 30 y 45 por ciento, pues así lo faculta una norma complementaria del presupuesto que fue aprobada a fines del año pasado.
Fue tal la repulsa e indignación de la gente, que por ahora esa posibilidad de salariazo quedó en el freezer, al menos para los diputados. La presidencia de la Cámara y los presidentes de bloque salieron al cruce de las versiones, asegurando que en las próximas sesiones no se tratará -y por lo tanto tampoco se aprobará- una suba de dietas.
No es el caso de los senadores, ya que de los 19 que hay, 17 de ellos cobrarán el aumento que ya se paga por el mes de abril. Son los 15 justicialistas más los 2 radicales, quedando en cambio al margen las dos senadoras socialistas, Marta Nardoni y Patricia Sandoz -sus nombres deben destacarse, es lo menos que corresponde-, pues renunciaron a percibir un salariazo tal que calificaron de "abusivo". Dicen que por ahora cobran y se llevan el dinero al bolso, pero que más adelante lo van a pensar. ¿Usted que cree?
Es que existen tantos antecedentes para ser malpensados, que en buena medida se justifica. Invariablemente, los aumentos de ingresos de los legisladores -tanto santafesinos como de cualquier otra Provincia, o los muy duchos nacionales-, siempre salieron entre gallos y medianoche, disfrazados bajo números, anexos e incisos, tanto como para pasar lo más desapercibidos posible.
En este caso, el campo era orégano para engancharse a un aumento pasando la responsabilidad a otros. Pero si nos atenemos a la independencia y autarquía que tienen, los legisladores pueden fijarse los haberes y aumentos que quieran sin necesidad de que otros pongan la cara ante la gente. Esa es la forma, ¿quieren aumento?, pues que rindan entonces las cuentas que corresponda, sin subterfugios.
Hace poco, de un plumazo los senadores se aumentaron la plata que reciben cada mes para distribuir en subsidios de 6.000 a 14.000 pesos, sin que a ninguno le temblara el codo para levantar la mano. Y tampoco dudaron demasiado ahora: cobrar primero, pensarlo después.


Principal-|-Consulta |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman
Textos históricos | Libros en línea | Publicaciones | Glosarios


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 / ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com