Argentina Al día
Omar Perotti y la debilidad
de los superpoderes

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo
- by freefind

La desnacionalización de Sancor y el silencio de Omar Perotti - Prostitución infantil en Rafaela - Nueva Terminal de Rafaela: la historia sin fin  - Secretaria de Omar Perotti  intimidó y censuró a los alumnos de una escuela de Rafaela - Ricardo Peirone criticó duro a Omar Perotti

Rafaela Al día - Santa Fe Al día

071106 -
El controvertido artículo sexto de la ordenanza del presupuesto anual del Municipio de Rafaela, que otorga superpoderes al Ejecutivo permitiendo la reasignación arbitraria de partidas
presupuestarias, vuelve a ser postulado por el oficialismo, como en años anteriores.

La debilidad de los superpoderes - Alonso Quijano

La máxima debilidad del que gobierna es aferrarse a su cargo y lograr superpoderes.

 

Una vez más el intendente de Rafaela Omar Perotti, evidencia que no puede gobernar si no es con superpoderes.
 

Abusar de la mayoría parlamentaria es una tentación constante de todos los que llegan al poder en esas condiciones.

Lo cierto es que, al mismo tiempo, aspirar a poseer superpoderes  demuestra: escasez de ideas creativas, incapacidad para argumentar y convencer o persuadir, temor a la consulta popular en asuntos estratégicos, en suma, aversión inconfesada por el funcionamiento pleno del sistema republicano. Debilidad, en suma.

El gobernante débil es aquel que escapa a la discusión plural; es aquel que no desea dar cuenta de todos sus actos; es aquel que no se rodea más que de colaboradores dóciles y que temen contradecirlo; es aquel que opina sólo sobre aquellos temas que cree que no lo perjudicarán; es aquel que tratará, por cualquier medio, de embozar al periodismo disidente; es aquel que para ganar una elección, especula con la necesidad de la gente y trata de comprarles el voto...

En fin, el gobernante que se siente muy seguro de sí mismo y del poder que los ciudadanos le delegaron transitoriamente, no necesita de superpoderes.


"¿Para qué estudiamos y aprobamos un presupuesto, si después hacen lo que quieren?", disparó Luis Peretti, del Partido Demócrata Progresista. "¿Para qué vamos a ponernos a planificar y estudiar el presupuesto, si de todos modos el año que viene van a hacer lo que quieren?". La cruda pregunta proviene de los dichos de Luis Peretti, edil del Partido Demócrata Progresista, quien cuestionó el polémico artículo sexto de la ordenanza presupuestaria 2007, que le otorga facultades al Poder Ejecutivo para modificar la ordenanza presupuestaria que se votará en el Concejo los próximos días.
 

"Cada vez que notamos que hay incongruencias en la ejecución presupuestaria, desde el Ejecutivo dicen que es porque redestinaron partidas hacia otros trabajo. De este modo, es imposible seguir la ejecución del presupuesto", explicó el concejal.


Germán Bottero, del bloque de la Unión Cívica Radical, adscribió a las palabras de Peretti, indicando que en la sesión donde se trate el tema votarán en contra de este artículo que le otorga "superpoderes" al intendente Omar Perotti.

 

Cómo se hace el presupuesto

 

El sistema de presupuesto está estructurado con el objetivo de que se planifiquen previamente los proyectos que el municipio local encarará en la ciudad durante el año que viene. Así, en los últimos meses del 2006, el gabinete de Omar Perotti trabajó sobre esta planificación que conformó el presupuesto 2007, y luego fue elevado al Concejo Deliberante para su consideración.

La aprobación y modificaciones que el Concejo realice sobre la ordenanza presupuestaria se basará en las opiniones de los legisladores democráticamente elegidos para controlar y opinar sobre los proyectos que se encararán durante el próximo período. En definitiva, la ordenanza presupuestaria es un documento que define cómo y en qué se gastarán los dineros públicos que se esperan recaudar para el próximo año.


Mientras que la tendencia progresista es "abrir" el presupuesto a la consideración popular, mediante una herramienta denominada "presupuesto participativo", en Rafaela el debate sobre la ordenanza presupuestaria está circunscrito a las decisiones de los funcionarios municipales y legisladores del PJ, que son mayoría en el Concejo.


Fue el mismo Héctor Sierra, concejal justicialista, quien aseguró a CASTELLANOS que los ediles del Partido Justicialista participan de la construcción de la ordenanza de presupuesto en la primera instancia de configuración de la ordenanza.


Por un lado, esto es beneficioso desde el momento en que el Ejecutivo cuenta con la ayuda de los legisladores para la planificación presupuestaria, pero a la vez abre dudas sobre la independencia de poderes, un tema sumamente delicado si consideramos que el partido de gobierno tiene mayoría en el Poder Legislativo. El asunto se torna problemático desde que los ediles de la oposición denuncian que a ellos no se los escucha. "Nosotros no podemos hacer nada más que indicar, pero no tiene sentido en estudiar y tratar de modificar el presupuesto si, encima, después te redireccionan las partidas".

 

Artículo sexto: luces y sombras

 

La redirección de partidas es una modalidad que comenzó a utilizarse hace once años, durante la primer administración de Ricardo Peirone, y se continuó con la actual gestión de Perotti. Por un lado, esta modalidad le permite al Ejecutivo amoldar el presupuesto anual a la coyuntura, una idea que no es descabellada, pero sí fuertemente cuestionada.

"Nunca se le negó la redirección de una partida al Poder Ejecutivo desde aquí del Concejo", explicó Peretti a la hora de votar en contra de este artículo durante diciembre pasado, durante el debate del presupuesto 2006. Es que, a pesar de que el artículo sexto permite una solución rápida a las necesidades de flexibilización presupuestaria, hecha sombras al momento de realizar un control legislativo de la ejecución presupuestaria en relación a la ordenanza votada, trabajo que realizan los ediles cada principio de mes.

 

Presupuesto Participativo
 

La tendencia del progresismo es la de realizar presupuestos participativos, donde la ordenanza presupuestaria no sólo sería modificada por los concejales locales, sino también por los mismos vecinos de la ciudad, quienes estarían autorizados a participar. El Municipio durante este año implementó un sistema de participación a través de las vecinales que fue altamente cuestionado por la oposición, por considerarlo "informal", ya que no se sustenta en una norma, sino en el trabajo de la Secretaría de Coordinación de Intendencia, la cartera de la profesora Marta Engler.

En este punto el accionar municipal es contradictorio: por un lado alimenta la participación vecinal a través del encuentro con los referentes barriales para relevar pedidos, y, por el otro, incluye en la ordenanza el articulo sexto, del que, según las explicaciones de los concejales, parece que el intendente se sirve de sobremanera.

Fuente Castellanos - Rafaela

Guerra del Agua - FMI: Kirchner convalida corrupción histórica - La Educación y el Mundial de Fútbol

 

¡Atención Estudiantes!
Monografías - Tesis - Trabajos de investigación, finales y prácticos - Evaluación de ingreso universitario - Material difícil de hallar
Resolvemos todos estos problemas
y en los plazos necesarios
Consultar a Profesores

profesores@avizora.com

 

 

 

 AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com