Cargando

Vida y Salud
Frigidez

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Salud Humana
- Sexualidad Humana
- El Punto "G"
- La belleza de las tetas
-
Diccionario del Beso

 

 

010508 - Decía un viejo chascarrillo feminista que "no hay mujeres frígidas, sino hombres inexpertos". En el pasado (porque me gustaría creer que esas cosas ya no pasan), generaciones de mujeres dejaron en manos de sus parejas su sexualidad. Ya sabéis: una señora no tenía por qué hablar de sexo y muchísimo menos plantearse ciertas cosas.

Además, si a una mujer en la tómbola de la vida le tocaba un gañán sin excesivo interés en proporcionarle placer o alguien con más lagunas o ignorancias que ella misma, la posibilidad de tener una vida sexual anémica era muy elevada. Sin embargo, el viejo proverbio sobre la frigidez desprendía un tufillo paradójicamente machista. La concepción de la mujer como simple receptáculo erótico-festivo y de su sexualidad como algo secundario o, en el mejor de los casos, colateral, llevaba a considerar la aparición de cualquier disfunción sexual en la mujer como un problema masculino. Vamos, que ni para tener problemas erais buenas...

En la actualidad el término 'frigidez' no goza de muchas simpatías entre el sector. Bajo esa denominación solía hacerse referencia a la ausencia de placer en las relaciones sexuales. Ahora se distingue entre un problema de excitación sexual y un trastorno del orgasmo femenino. Por un lado, habría que hablar de la disfunción que se caracteriza por la ausencia total de deseo sexual, que lleva implícitas ciertas anomalías físicas como la ausencia de lubricación o dilatación vaginales, y, por otro, de la anorgasmia, la incapacidad de llegar al orgasmo a pesar de tener una buena predisposición física o psicológica ante y durante el acto sexual. En este sentido, conviene aclarar que todas las mujeres frígidas son anorgásmicas pero no todas las anorgásmicas son frígidas.

Las causas que generan esta disfunción sexual femenina suelen ser de orden psicológico, aunque también existen condicionantes físicos como la vaginitis, la cistitis, o la diabetes. Haber recibido tratamiento médico con ansiolíticos o antidepresivos también puede ocasionar trastornos en la respuesta sexual de la mujer. Por lo que respecta a las causas psicológicas de esta disfunción sexual hay que mencionar el hecho de haber sufrido experiencias sexuales traumáticas, que suelen generar un rechazo ante cualquier estímulo sexual, así como haber recibido una educación represiva que lleva a la paciente a poseer prejuicios religiosos o condicionantes morales que asocian cualquier tipo de actividad sexual con el pecado o la suciedad. Tampoco hay que desdeñar ni olvidar que ciertos condicionantes educativos han forjado la idea, persistente en amplios círculos, que asegura que la mujer tiene un deseo sexual menor al del hombre o que no es de buena educación dejarse llevar por el placer de los sentidos. Vamos, considerar el sexo como una especie de servicio a la patria o al marido y afrontarlo con entereza y resignación...

Toda esta serie de condicionantes también suelen estar detrás de muchos casos de anorgasmia, en el que también tiene mucha importancia el desconocimiento de los órganos sexuales y su funcionamiento, no sólo por parte de la pareja, sino de la propia mujer. Pensar que se tiene un problema porque no se llega al orgasmo mediante la penetración es un error bastante común entre muchas mujeres que desconocen las posibilidades orgásmicas del clítoris, por ejemplo. Sea como sea, y siempre que la frigidez no vaya asociada a un rechazo absoluto por el compañero, que para eso ya están los juzgados, esta disfunción sexual puede tratarse y solucionarse. Por supuesto, acudiendo a un terapeuta. También es muy importante conocer e interesarse por el propio cuerpo, así como investigar todas sus funciones y posibilidades. En muchos casos, tras años y años de 'abandono' puede resultar una labor titánica. Pero no imposible.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com