Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Ciencia
El aire limpio alarga la vida

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Dónde está el futuro que nos prometieron?
-
Crece el desempleo en todo el mundo
- El poder del olor humano
-
Lula pide a Obama el fin del embargo a Cuba
-
Los problemas ambientales en las ciudades

 


230109 - BBC Ciencia -
Gracias a las medidas para reducir la contaminación del aire en varias ciudades de Estados Unidos, los habitantes de esas urbes ahora vivirán más.

En promedio podrán tener cinco meses adicionales de vida, afirma una investigación publicada en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra).
El estudio comparó los niveles de contaminación con las estadísticas de expectativa de vida de 51 ciudades entre 1980 y 2000.


Los investigadores de la Universidad Brigham Young y la Escuela de Salud Pública de Harvard encontraron que, en promedio, la expectativa de vida aumento casi tres años en las décadas recientes.

Y aproximadamente cinco meses de esos "tres años más de vida" fueron consecuencia de un aire más limpio.

Aumento "extraordinario"

"Este importante incremento en la expectativa de vida que puede atribuirse a la reducción de la contaminación del aire es extraordinaria", afirma el doctor Arden Pope, quien dirigió la investigación.

"Ahora podemos decir que estamos obteniendo un rendimiento importante de lo que hemos invertido para mejorar la calidad de nuestro aire", agrega.

Para obtener sus resultados, los investigadores utilizaron modelos estadísticos avanzados para comparar los dos grupos de datos tomando en cuenta factores que podrían afectar la esperanza de vida promedio.
Estos incluyeron cambios demográficos en la población, ingresos, educación, migración y tabaquismo.

Tal como señalan los autores, en las ciudades que previamente habían sido las más contaminadas y que luego habían logrado la mayor reducción en esos niveles se logró agregar aproximadamente 10 meses en el promedio de vida de los residentes.

En promedio, al final de las dos décadas de estudio, los estadounidenses en general habían logrado vivir 2,72 años más y 15% de esta cifra (5 meses) fue resultado de un aire más limpio.

Estudios en el pasado han demostrado que es probable que este incremento en la esperanza de vida se deba a la reducción de las enfermedades cardiovasculares y cardiopulmonares que por lo general acompañan a la contaminación.

Pequeñas y peligrosas

En la nueva investigación los científicos se centraron en las llamadas partículas PM 2,5, las más pequeñas que pueden respirarse y que tienen 2,5 micrómetros o menos de diámetro (la vigésima parte de un cabello humano).

A pesar de su tamaño, estas partículas (de polvo, metales y otros materiales tóxicos) son las más peligrosas ya que pueden viajar hasta la profundidad de los pulmones.
Las PM 2,5 han sido en el pasado vinculadas al empeoramiento de asma y enfermedades del corazón.

Este estudio nos trae un mensaje importante y positivo. Y es que los esfuerzos para reducir las concentraciones de partículas contaminantes durante los pasados 20 años han resultado en mejoras sustanciales y mensurables en la expectativa de vida 
Dr. Douglas Dockerty

Los científicos descubrieron que por cada reducción de 10 microgramos por metro cúbico de contaminación de partículas en una ciudad, los residentes agregaban en promedio más de siete meses a su vida.

Durante los 1980 y 1990, el promedio en los niveles de PM 2,5 en las 51 ciudades estudiadas cayó de 21 a 14 microgramos por metro cúbico.

En ciudades previamente muy contaminadas como Pittsburg y Buffalo, la disminución fue de casi 14 microgramos por metro cúbico.

"Este estudio nos trae un mensaje importante y positivo" afirma el doctor Douglas Dockerty, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de de Harvard y otro de los autores del estudio.

"Y es que los esfuerzos para reducir las concentraciones de partículas contaminantes en el aire en los Estados Unidos durante los pasados 20 años han resultado en mejoras sustanciales y mensurables en la expectativa de vida", agrega el investigador.

En otros países del mundo, sin embargo, no han podido realizarse estudios similares para medir los efectos de la contaminación en la esperanza de vida.

Pero tal como señalan los expertos, esta investigación demuestra que los esfuerzos que muchos países han llevado a cabo en las últimas décadas para reducir la contaminación ambiental sin duda están teniendo un impacto favorable en la salud de sus habitantes.

Apocalíptica advertencia por cambio climático


El secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon hizo una de las más apocalípticas advertencias jamas hechas por el tema del calentamiento global por una figura de su talla: si no se toman medidas urgentes para combatirlo, los cambios en los patrones climáticos pueden llevar a la violencia y a disturbios en masa en todo el planeta.

La severa advertencia la hizo en un foro sobre el medio ambiente en Corea del Sur.

Según Ban, a menos que en la conferencia internacional sobre el clima -que se realizará en diciembre en Copenhague- se llegue a un acuerdo sobre el control de emisiones de gases de efecto invernadero, podría haber un "incalculable sufrimiento humano" y consecuencias catastróficas para el planeta.

"Si no actuamos, el cambio climático intensificará las sequías, inundaciones y otros desastres naturales", aseguró el secretario general.

"La escasez de agua afectará a cientos de millones de gente. La malnutrición va a arrasar con gran parte de los países en desarrollo. Las tensiones se agravarán. Y los disturbios sociales -incluso la violencia- podrían seguir", agregó.

Si no actuamos, el cambio climático intensificará las sequías, inundaciones y otros desastres naturales. La escasez de agua afectará a cientos de millones de personas. La malnutrición va a arrasar con gran parte de los países en desarrollo. Las tensiones se agravarán. Y los disturbios sociales -incluso la violencia- podrían seguir.
Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas
Ban dijo que los países industrializados deberían comprometerse a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 25% y 40% por debajo de los niveles de 1990.

Y también llamó a los países en desarrollo a realizar acciones "mensurables y verificables" para reducir las emisiones.

La Cumbre de Copenhague en diciembre prevé la negociación de un nuevo tratado para el clima de ONU, que busca reemplazar al Protocolo de Kioto que expira en 2012.

En busca de un tratado
Sus palabras recogen la preocupación expresada en Bonn, Alemania, donde unos mil funcionarios de Naciones Unidas buscan allanar el camino para la adopción de un nuevo tratado.

El objetivo de esta conferencia es reducir el número de borradores y acortar el texto.

Y el tiempo se empieza a acabar.

"Tenemos un documento de más de doscientas páginas plagado de paréntesis cuadrados, es decir, lleno de asuntos no resueltos. Me preocupa pensar de qué manera vamos a reducirlo a todo a un lenguaje comprensible en el escaso tiempo que nos queda para negociar", aseguró Yvo de Boer, el funcionario para el clima de mayor rango en Naciones Unidas.

Los 119 días que quedan para la cumbre pueden verse como la cuenta regresiva para la explosión de una bomba.

Así se traduce, de manera gráfica, lo que significan una enorme cantidad de intereses divergentes, escaso tiempo de discusión, y un documento complicado sobre la mesa y problemas de financiación.

Tenemos un documento de más de doscientas páginas plagado de paréntesis cuadrados, es decir, lleno de asuntos no resueltos. Me preocupa pensar de qué manera vamos a reducirlo a todo a un lenguaje comprensible en el escaso tiempo que nos queda para negociar
Yvo de Boer, funcionario para el clima de mayor rango en Naciones Unidas
Las naciones industrializadas exigen que todos los grandes contaminadores del mundo - léase China e India - estén incluidos en cualquier acuerdo.

Sin embargo, las naciones en desarrollo insisten en que la mayor parte de los gases que producen el efecto invernadero proviene del mundo industrializado.

El otro motivo de tensión es el que se relaciona con la ayuda financiera que el mundo en desarrollo dice necesitar para lidiar con los efectos del cambio climático.

Estos países creen que las naciones que son responsables por los nuevos patrones climáticos tienen la obligación de ayudar a los países que los sufren.

De Boer, instó a los gobiernos a hacer "progresos concretos y sustanciales" para sustituir al Protocolo de Kioto. - BBC

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com