Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Sexualidad y Sexo
Ser o no ser en la cama

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Comida afrodisíaca
- De culo somos
- Vino, mujeres y metafísica
- Precalentamientos sexuales
- Gastronomía

 

. Los 10 mandamientos en la cama
.
Para no aburrirse en la cama
.
Conversación fatal en la cama

111208 - El conocimiento y la aplicación de ciertas técnicas pueden ser de gran ayuda para mejorar nuestras "habilidades amatorias". Sin embargo, es improbable que exista alguien que sea el amante perfecto con todo tipo de personas y sin importar las circunstancias. No todos compartimos los mismos gustos y aficiones. Lo que para algunos es excitante, a otros puede dejarles fríos −y viceversa−. Tal generalización resulta demasiado aventurada. Desengañaros la perfección no existe, y su búsqueda compulsiva genera neurosis.

Un mensaje lanzado por los medios de comunicación −y por parte de algunos de los denominados "expertos en el sexo"− es que el amante ideal siempre hace el comentario adecuado en el momento correcto. Que es alguien que puede convertir cualquier espacio en un lecho y cualquier encuentro en una experiencia inolvidable de placer sexual.

No obstante, las relaciones sexuales tienen mucho que ver con la química existente entre las personas en cuestión. Podrías −por ejemplo− encajar en la idea que alguien tiene de un o una amante ideal. Pero, con otra pareja —aun realizando el mismo tipo de actividades y prácticas; incluso siguiendo exactamente la misma rutina sexual—, el resultado sería completamente distinto. Más fácil es saber si somos buenos y buenas amantes. Hay una forma de descubrir lo que piensan tus parejas −pasadas y presentes− acerca de sus relaciones sexuales contigo. Atrévete a preguntarles —o a contestarles—. No sugerimos que sea en medio del encuentro sexual —ni justo antes—. Elige una hora y un lugar adecuados. Tienes que estar dispuesto a escuchar cosas que pueden poner a prueba tu auto-estima o auto-concepto —para bien o para "mal"—. La experiencia puede ser muy estimulante en sí misma, a la par que constructiva, si se hace bien.

Para que una relación sexual funcione y sea placentera es necesario que las personas implicadas consigan conectar. Que haya suficiente receptividad y que sean ellas capaces de percibir lo que resulta agradable para la otra persona. Recuerda que lo que estimula a una persona puede ser lo que apague la pasión de otra. En fin, comunicación, esa es la clave.

Pregunta a tu pareja qué opinión tiene de tu modo de hacer el amor y −si acaso− que le gustaría que hicieses de otro modo. ¿A ti qué te enciende? ¿Y qué te apaga?

111208 - Mujer al día - Los 10 mandamientos en la cama

El principal objetivo en la cama es la diversión, si aun sigues sintiendo vergüenza, si la comunicación en la cama, con tu pareja no fluye, o si has entrado en una rutina y una monotonía desastrosa tienes un problema, y grave. ¿Quieres que tus encuentros sexuales sean de película? Sigue los diez mandamientos claves para seguir en la cama.

1.- Preservativos:

Es el método anticonceptivo más utilizado, el más seguro y el que evita enfermedades, pero es sabido por todos que es el mayor corta rollos en una relación sexual, por ello lo mejor es introducirlo como una parte más del juego sexual. Atrévete con los distintos sabores, las texturas..., y si se lo pones tú la cosa irá mucho mejor.

2.- Orgasmos de verdad:

Si eres mujer seguro que has fingido alguna vez, y si lo has hecho una, probablemente hayas recaído en más de una ocasión y en más de una ocasión lo hayas cogido como rutina, asi que la próxima vez ¡evítalo!, tienes que ser más sincera con tu pareja y decirle lo que te gusta y lo que no.

3.- Lubricante:

Es el mejor compañero si eres de las que te gustan experimentar cosas y posturas nuevas. Si practicas sexo anal, será tu aliado.

4.- Sexy girl:

A ellos les encanta que tomes la inicitativa, que le lleves a límites que él nunca sospecharía, que le provoques. Estimula sus sentidos y te deseará como nunca.

5.- ¡No seas egoísta!

Piensa que en la cama no solo estás tú. Por supuesto que a todas nos gusta recibir placer, pero él está ahí también deseando recibirlo, si le complaces él hará realidad tus sueños más íntimos.

6.- ¿Eres glotona?

Dicen que tus fluidos saben a lo que comes, así que si los dulces son lo tuyo aprovéchalo, él seguro que te lo agradecerá, también se lo puedes pedir a é. El sexo oral será mejor, seguro.

7.- Besos, besos

Son los protagonistas de toda relación, sorpréndele con tus mejores besos, pasionales, lentos, dulces, largos...sus labios y su cuerpo se estremecerá...

8.- Explora tu cuerpo:

Siente cada caricia, explora lo que gusta, céntrate en tu cuerpo, y házle saber que es lo que te pone a cien.

9.- Entrantes muy sensuales

Provócale con tu cuerpo, utiliza tus manos, siente sus zonas erógenas... excítalo antes de que llegue el momento de la penetración.

10.- Travesuras:

No te quedes solo con la postura del misionero aunque sea la más cómoda. Ponte arriba, domina, y sigue buscando posturas con las que disfrutar el sexo con tu pareja.

Canarias - Para no aburrirse en la cama - Carmilla

Al principio todo es maravilloso y el sexo, espectacular. Cuando pasa el tiempo, la cosa empieza a decaer, por norma general. Pero la monotonía sexual tiene salida. Se puede combatir la rutina sexual con cambios de espacio, juegos eróticos, aparatos placenteros y ropa interior sexy. Aquí le damos algunos consejos para que de rienda suelta a su imaginación y disfrute de unos de los placeres de la vida.

Al principio era todo tan maravilloso que hasta el aire olía a amor, y a sexo. Estaba servidita a todas horas, en la cocina, en la alcoba, en el despacho, en el recurrente sofá del salón, en el pasillo, ya desde el ascensor nos íbamos quitando la ropa.

Cuando estás en el comienzo de una hermosa relación, todo es perfecto y el sexo espectacular, no hay queja, por el contrario se lo pasan muy bien juntos y sólo esperan el momento de estar solos para dar rienda suelta a la pasión. Cada día una postura diferente y una repetida, para no perder las buenas mañas. Pero llega un momento en que la imaginación deja de funcionar y repetimos, repetimos y volvemos a repetir. UNO: el brikidans, DOS: el cruzaito, TRES: er maikel jasson, 4 el robocó. Ella empieza a sentirse una máquina, se siente utilizada, los besos pasan a un segundo plano, el acto sexual se reduce a 20 minutos, ella ya no se molesta en depilarse, total, ¿pa qué? Y es que la confienza da asco. La nube negra se ha posado sobre la pareja.

La monotonía llega a todos los espacios de nuestra vida. ¿O usted no está cansado de levantarse todos los días y hacer lo mismo un día y otro? Me refiero a aquello de lavar los platos, poner la lavadora, sacar al perro, preparase la comida, ir al súper... Y el sexo pasa a formar parte del saco de la pereza.

Para paliar el estancamiento sexual, unos recurren a las tiendas eróticas y llenan el cajón de la mesa de noche de aparatitos de colores escandalosos y formas extrañas. Pero todo sea por el sexo. Que si un consolador, que si unas bolas chinas, «cariño, me han hablado de una bala pequeñita para proporcionar placer en el clítoris»... Y así así, el cajón se llena de objetos que han quitado a la pareja la naturalidad, pero que, al menos, han permitido salir de la monotonía.

Manuales de sexo tántrico, zen, técnicas de masajes eróticos, el kamasutra en edición bolsillo, cómics porno, películas porno sin ningún contenido (aunque lo cierto es que algunos disfrutan más viéndolas solos/as que con sus parejas), disfraces de enfermerita cachonda o ropa interior provocativa.

Deje volar su imaginación y se dará cuenta de que hay muchas cosas que aún no ha hecho y que está a tiempo de hacer. Descubra más zonas erógenas, hágale un streptease, chupetee caramelo líquido, hielo o nata montada de su cuerpo, vaya a comprar una verdurita con forma fálica a su medida...

LUGARES. La cama no es el único sitio donde se puede hacer el amor. Dele rienda suelta a su imaginación, en la mesa del despacho, sobre el poyete de la cocina, sobre una alfombra en casa, con el centrifugado puesto encima de la lavadora (asegúrese de que hay toma de tierra no vaya a ser que se quede pegao), dentro de la ducha, sobre una silla con ruedas, en el probador de una tienda, en el agüita del mar, en el incómodo pero atractivo sillón de un coche, en el ascensor, en el último piso del edificio... Una lista interminable de sitios podrían resultar atractivos, pero desde que uno tiene casa no sale de la cama y del sofá. Algunos optan por abandonar el hogar un fin de semana y largarse a un hotel. Pero muchos ven en la monotonía sus ventajas: no tienes que hacer ejercicios mentales ni físicos para romper las normas. Y piensan, si algo funciona, ¿para qué cambiar?

Conversación fatal en la cama

Ella: ¿Que harías si me muriese?

Él: Te guardaría luto

Ella: ¿Durante mucho tiempo?

Él: Muchísimo tiempo

Ella: ¿Por qué?

Él: (serio) Porque te quiero y tu pérdida sería muy dolorosa para mí.

Ella: ¿Volverías a echarte novia?

Él: No.

Ella: (Con expresión dolida) ¿Por qué? ¿No te gusta estar en pareja?

Él: Si que me gusta

Ella: ¿Entonces, tendrías otra novia?

Él: Creo que después de haberte guardado luto durante el tiempo suficiente, sí

Ella: ¿También tendrías sexo con ella en nuestra cama?

Él: Seguramente llegaríamos a eso

Ella: ¿Jugarías también a golf con ella?

Él: Sí, lo haría

Ella: ¿Le darías mis palos?

Él: No, es zurda...

Ella: ¿Cómo?

Él: ¡Mierda


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com