Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Sexualidad y Sexo
El poder del sexo oral entre las jóvenes

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Comida afrodisíaca
- Glosario del sexo y la sexualidad
- Vino, mujeres y metafísica
- Los celos y el sexo
-
El Porno antiguo

 

 

. El sexo oral es una práctica cada vez más común entre los adolescentes

220810 - El sexo oral se ha convertido en "una parte muy importante del repertorio sexual de las jóvenes", según se desprende de un estudio llevado a cabo en Canadá.

La investigación tenía como objetivo indagar sobre los cambios en los comportamientos y actitudes de las mujeres hacia esta práctica sexual y conocer cuáles son las implicaciones de ello para las adolescentes, los padres y para la educación sexual en general.

"Me di cuenta que no había muchos estudios empíricos sobre el tema, sobre lo que los jóvenes están realmente haciendo y pensé que era importante investigarlo para saber cómo se les puede dar educación sexual en un aula", le explicó a BBC Mundo Brea Malacad, investigadora de la Universidad de Alberta y autora del estudio.

Malacad asegura que una de las conclusiones más relevante de su investigación -que apareció recientemente publicada en la Revista Europea de Contracepción y Salud Reproductiva- "es que las actitudes respecto al sexo oral están cambiando y se ha convertido en una práctica sexual común entre los jóvenes".

Del estudio -en el que participaron 181 mujeres de entre 18 y 25 años- se desprende que "el sexo oral es tan común como el coito o incluso más común entre las jóvenes adolescentes" heterosexuales.

De hecho, todas las encuestadas que reconocieron mantener relaciones sexuales con penetración admitieron también practicar sexo oral.

"Emociones positivas"

"Las mujeres asocian el coito y el sexo oral con emociones positivas, lo que sugiere que la mayoría llevan a cabo estas prácticas porque las disfrutan", asegura Malacad.

Un dato curioso es que "algo más del 30% de las participantes afirmaron que cuando realizan una felación se sienten poderosas".


Adán y Eva. Miguel Ángel Buonarotti. (Capilla Sixtina, Vaticano)

Por otro lado, mientras que el 50% de las encuestadas considera el sexo oral como una práctica menos íntima que el coito, el 41% cree que es igual de íntima y un 9% lo percibe como una práctica aún más íntima.

Malacad subraya que los resultados del estudio no deben hacer pensar que existe una mayor promiscuidad entre las jóvenes.

De la muestra de 181 chicas, muchas sólo habían tenido una pareja tras volverse sexualmente activas y el 25% no habían mantenido ningún tipo de relación sexual.

Práctica riesgosa

Un aspecto que la autora del estudio quiere resaltar es el elevado número de jóvenes que practican sexo oral sin protección: el 82% de las encuestadas reconocieron que nunca habían usado un preservativo cuando practicaban una felación, frente al 7% en el caso del coito.

"Eso significa que el mensaje sobre el sexo seguro que educadores y medios intentan trasmitir a los jóvenes se entiende bien en lo que se refiere al coito pero no en cuanto al sexo oral", le dijo Malacad a BBC Mundo.

"Necesitamos ponernos al día y hablar de esta práctica como parte del currículo de la educación sexual y (los jóvenes) deben entender que han de protegerse igual que con cualquier otra práctica sexual", aseguró la investigadora.

Según Malacad, la relajación de las jóvenes frente al sexo oral se debería a que muchas de ellas no saben que las enfermedades sexuales pueden transmitirse con esta práctica.

Es por eso que destaca la importancia de que tanto padres como educadores aborden en sus charlas esta práctica.

"Para ofrecer educación sexual que sea relevante debemos adentrarnos en estos asuntos difíciles: enfermedades de transmisión sexual y las formas de transmisión, especialmente a través del sexo oral, así como las implicaciones sociales y emocionales de las prácticas sexuales", concluye. - BBC

El sexo oral es una práctica cada vez más común entre los adolescentes

Los adolescentes norteamericanos distinguen entre sexo y sentimientos. Así, consideran normal tener encuentros sexuales, siempre que no haya penetración vaginal, con alguien al que no se sienten emocionalmente ligados, mientras que reservan el sexo vaginal para "esa persona más especial". Además, hacen otra distinción: si no hay orgasmo, no es sexo.

Sexo sin sentimientos

La Dra. Haffner se entrevistó con un par de docenas de adolescentes, los cuales señalaron que el sexo oral es aquel que se puede mantener con cualquier persona sin necesidad de tener con ella una relación especial porque, aclararon, para esa situación "están las relaciones sexuales coitales". Esta diferencia emocional entre cada tipo de relación es ampliamente conocida por los expertos que trabajan con los jóvenes: para ellos el sexo oral no va ligado a lazos emocionales.Los profesionales de la salud refuerzan la idea aparecida en la prensa en la que se ponía de manifiesto que los adolescentes de hoy consideran el sexo oral como una forma menos arriesgada y menos comprometida (en cuanto a intimidad) de mantener relaciones sexuales. "El sexo oral es visto como algo muy distinto a las relaciones sexuales", apunta Susan Rosenthal.

Lo que entienden por sexo

El Dr. Robert Blum, Director del Programa de Salud para Adolescentes de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, afirma que "sabemos que hay muchas prácticas sexuales distintas a la penetración que predisponen a los jóvenes a resultados negativos para su salud. Lo que en realidad no sabemos es la edad en la que se focaliza la abstinencia y qué es lo que la gente joven entiende por ser sexualmente activo".

En los datos obtenidos de las encuestas realizadas en el año 1991 a más de 600 estudiantes de bachillerato, el 59% creía que el sexo oral no se podía calificar como sexo y el 19% pensaba lo mismo con respecto al anal. Al igual que los chicos, el 56% de las chicas aseguró que el cunnilingus y la felación no son sexo.

Sólo es sexo si hay orgasmo

Lo que los adultos consideran sexo también cambia en función de las variables contextuales y situacionales, como quién hace qué a quién y si eso lleva al orgasmo. Por otro lado, siete años más tarde, el 54% seguía sin considerar la felación como una forma de sexo y el 59% opinaba lo mismo del cunnilingus. Estos resultados eran además más altos si se especificaba que con el sexo oral no siempre hay orgasmo. En cuanto a la consideración que los jóvenes tienen de su pareja, no es la misma si se ha tenido sexo oral que vaginal, ya que en el primer caso el compañero se considera sólo "pareja sexual".

Cuestión de percepciones

Una fuente importante de información para los adolescentes son las revistas especializadas en este público, pero al mismo tiempo, arrojan información a los investigadores sobre qué es lo que piensan ellos sobre el sexo oral.
Los adultos y los jóvenes no tienen que tener necesariamente la misma percepción ni estar de acuerdo en qué actividades está implícita la palabra sexo. El problema para el presidente del Legacy Resource Group de Iowa, en Estados Unidos, Tom Klaus, es que "está emergiendo un nuevo paradigma según el cual pensamos que estamos al mismo nivel que nuestros hijos, cuando en realidad estamos hablando de cosas distintas".

Lo que entienden por abstinencia

Si los adolescentes perciben el sexo oral como una forma diferente al sexo, el problema está en entender qué es para ellos la abstinencia. Un estudio realizado en 1999 sobre 282 adolescentes de 12 a 17 años residentes en zonas rurales del medio-este de Estados Unidos muestra cómo los adolescentes que han recibido educación sobre la abstinencia interpretan bien el término, sobre todo los más mayores. No obstante, la gama de respuestas obtenidas fue muy amplia y variaba desde un simple "besar" a "hasta justo antes de la penetración vaginal". Así, uno de los estudiantes consultados veía el matrimonio como una forma de abstinencia mientras que para otros significa llegar tan lejos como uno quiera o hasta que deja de sentirse cómodo.

Abstinencia es evitar embarazos

De este modo, existen datos que muestran que el 61% de la población estudiantil considera la masturbación mutua como una forma de practicar la abstinencia, el 37% describe así también el sexo oral y el 24% piensa lo mismo con respecto al anal. Ante los resultados obtenidos, los autores percibieron que evitar los embarazos era la finalidad de este grupo, por lo que todos los comportamientos desligados de la gestación eran considerados abstinencia. Finalmente, casi un 25% de ellos etiquetó las acciones de besar, bañarse y ducharse juntos como "no-abstinencia".

Por lo tanto, el problema que ven los investigadores a este respecto es la falta de consenso entre los educadores al definir los términos. Antiguamente se consideraba abstinencia todas las actividades sexuales en las que intervinieran los genitales, por aquello del embarazo, y parece ser que es precisamente evitar éstos lo único que ha transcendido, causando la actual confusión terminológica.

Consecuencias e implicaciones

Si los adolescentes perciben que el principal objetivo de la abstinencia es evitar embarazos, adquirirán comportamientos esquivos al embarazo como seguridad y abstinencia. Pero el problema subyacente es que no han sido debidamente educados sobre el riesgo potencial de las relaciones no coitales, por lo que se dedican a mantener estas actividades sin tener plena conciencia de sus consecuencias.

No obstante, los padres y los educadores necesitan esforzarse más para ayudar a sus hijos a interpretar libremente el contexto en el que se emiten los mensajes sobre sexualidad, con los que constantemente se les bombardea desde los medios de comunicación, sobre todo desde Internet.

Varios de los expertos consultados para los estudios están de acuerdo con la línea que se está siguiendo actualmente en cuanto a la educación que los quinceañeros están recibiendo con el fin de que sean capaces de identificar aquellas relaciones que impliquen violencia o abuso, pero desde su punto de vista, "aún queda mucho camino por recorrer". - Canal Salud
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com