Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Vida y Salud
La dieta de la Edad de Piedra

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Más grasa, menos vida
- Sexualidad Humana

- ¿Cuál es la peor dieta del mundo?
- Cómo detectar un derrame cerebral o como...
- Tacones y Mujer: Lesiones más frecuentes

 


101108 - Psicología para todos - Vladimir Gessen y Maria M. de Gessen

La dieta "prehistórica" adelgaza 3 kilos por semana con alimentos naturales que sean de "cacería", "pesca" o de "recolección"

Enero es el mes de las dietas. La mayoría de las personas quieren adelgazar después de los excesos de diciembre y del año nuevo.

Se ha puesto de moda la denominada dieta "Paleolítica" o dieta del "cazador-recolector". Sus defensores se basan en que hace 130 mil años los hombres primitivos se alimentaban de lo que cazaban o pescaban y de los nutrientes que recogían. No solamente sobrevivieron muy bien sino que evolucionaron asombrosamente. Este período duró hasta hace unos 10 mil años, cuando nuestra especie comienza a domesticar animales y aprende a cultivar. Allí cambió la dieta, aparecen los lácteos, el arroz, el trigo, los cereales, granos y el ganado. En el presente, luego de la revolución industrial del siglo diecinueve, surgen los alimentos refinados, las harinas, las conservas, las hormonas, la manipulación genética y toda una serie de "alimentos" de dudosas consecuencias para la salud.

La dieta "prehistórica" adelgaza, pero con alimentos naturales hasta donde se pueda. Productos que sean de "cacería", "pesca" o de "recolección". De manera que se dice adiós al arroz, al maíz, trigo y a las harinas. No se deben comer frijoles, papas ni pan. No a la leche y sus derivados como el queso y el yogurt. La idea es reducir todos los carbohidratos como en la dietas "scardale" y "south beach", pero quitando los lácteos y productos elaborados. Cero azucares y poca sal.

Adaptando la dieta al presente, podremos comer proteínas como las carnes, preferiblemente de cerdo y cordero, productos del mar y de los ríos especialmente el pescado, aves como el pato o el pavo y el pollo alimentado sin hormonas.

Estas proteínas debemos acompañarlas con todo tipo de verduras mientras dure la dieta, tales como cebolla, zanahoria, champiñones y distintos hongos, lechuga, repollo, acelga, espinaca, coliflor, brócoli, calabacín, tomate, pimentones, berenjena, pepinos, jalapeños, espárragos, rábanos, cebollín, calabazas, remolachas y aguacate, entre otros. Los carbohidratos debemos tomarlos fundamentalmente de las frutas como el melocotón, ciruela y albaricoque, ricas en magnesio, potasio, hierro y calcio. Los cítricos que contienen vitamina C, el melón, fresas y el kiwi. Las frutas amarillas como la lechosa y el mango nos suministran betacarotenos muy buenos para fortalecer el sistema inmunológico. También debemos comer la mandarina, el níspero, la guayaba, la guanábana y el cambur. La proporción por comida es 45 por ciento proteínas animales, 30 por ciento vegetales y 20 por ciento frutas. Deberá perder unos 3 kilos por semana.

¡Buena suerte!
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com