Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Vida y Salud
¿Por qué el ejercicio rápido y breve es mejor?

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Salud Humana
- Sexualidad Humana

-
50 píldoras para entender la crisis
-
El agua: el "oro azul" del Siglo XXI
- Metabolismo

 

 

 

 

. ¿Cuánto ejercicio es beneficioso?

290109 - BBC - Una rutina corta e intensa de ejercicio -como una aceleración rápida- podría reducir dramáticamente el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedad del corazón.
Así lo indica un estudio publicado en BMC Endocrine Disorders (BMC Trastornos Endocrinos), llevado a cabo en la Universidad Heriot-Watt, en Escocia.


Según los investigadores, más que pasar largas horas en el gimnasio, la gente debería concentrarse en ejercicio breve e intenso que dure sólo unos pocos minutos.

El ideal, afirma el profesor James Timmons -que dirigió el estudio- son 4 aceleraciones de 30 segundos en una bicicleta fija tres veces a la semana.

Según el científico, este tipo de ejercicio tiene un "efecto importante" en la capacidad del organismo para procesar azúcar.

Agrega que la gente, principalmente aquellos con poco tiempo para llevar a cabo largas rutinas de actividad física, podría beneficiarse con este tipo de ejercicio breve y riguroso.

"El riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2 se reduce sustancialmente con la actividad física regular", afirma el investigador.
"Desafortundamente, mucha gente siente que no tiene tiempo de seguir las actuales recomendaciones para ejercitarse (al menos 20 minutos diarios)", agrega.

"Descubrimos que realizando ejercicios musculares intensos, cada uno de unos 30 segundos, se mejora dramáticamente el
metabolismo de la persona en sólo dos semanas".

Entrenamiento de alta intensidad

Para determinar el efecto de lo que llama "entrenamiento de intervalos de alta intensidad" en los
procesos metabólicos, el científico estudió a 16 hombres sedentarios que llevaron a cabo tres sesiones de ejercicio cada siete días durante dos semanas.

Cada sesión consistía de hasta 4 aceleraciones de 30 segundos en la bicicleta fija.

En cada aceleración los hombres debían ejercitarse lo más rápido posible durante los 30 segundos y tomar unos minutos de descanso total entre cada aceleración.

A las dos semanas, el científico afirma que encontró una mejora de 23% en las funciones de la insulina.

Y aunque el estudio fue llevado a cabo con hombres jóvenes, el profesor Timmons cree que esta rutina podría beneficiar a gente de todas las edades y de ambos sexos.

"Esta investigación analizó la forma como nuestro organismo descompone los depósitos de glucógeno", dice el investigador.

"En la diabetes, hay un exceso de glucosa que está circulando en la sangre en lugar de estar almacenada en los músculos, que es donde debería estar", explica.

(El glucógeno es la forma almacenada de la glucosa en nuestro cuerpo).

Contracciones musculares

"Si sacamos el glucógeno de los músculos por medio del ejercicio -agrega el científico- los músculos entonces pueden retirar el exceso de glucosa que circula en la sangre".
Según el profesor Timmons "si usted sale a correr o a trotar lo que hace es oxidar su glucógeno pero no logra reducir los niveles del compuesto en sus músculos".

"La única forma de llegar a este glucógeno es por medio de contracciones muy intensas en los músculos".

El científico cree que si las personas de 20, 30 y 40 años hace estos ejercicios dos veces a la semana, se podría ver un "dramático efecto en la futura prevalencia de diabetes tipo 2".

Por eso, dice, es necesario llevar a cabo una revisión de las actuales recomendaciones sobre cuánto ejercicio debe realizar la gente.

Otros expertos afirman, sin embargo, que este estudio es muy pequeño y es necesario llevar a cabo más investigaciones para confirmar estos resultados.

101007 - ¿Cuánto ejercicio es beneficioso?
- BBC - María Elena Navas

Mucha gente cree erróneamente que hacer ejercicio moderado tiene los mismos beneficios a la salud que la actividad vigorosa.
La realidad, dicen los expertos, es que la única forma de prevenir enfermedades es hacer 30 minutos de ejercicio vigoroso cada día, cinco días a la semana.
Un sondeo llevado a cabo con 1.200 personas en Gran Bretaña encontró que 50% de los hombres encuestados y 75% de las mujeres creen que los mayores beneficios se obtienen con el ejercicio moderado.

La gente, dice el estudio, piensa que caminar, hacer jardinería o nadar un poco en la piscina local, puede mejorar la salud.

Pero según un equipo de investigadores de las Universidades de Exeter y Brunel, con este tipo de actividad la gente obtendrá muy pocos resultados beneficiosos.

Tal como dijo a BBC Ciencia el doctor Miguel Acevedo, especialista en Salud Pública de la Universidad de Chile, "desde hace mucho tiempo se conoce que la actividad física sí contribuye en una acción preventiva a disminuir los riesgos de enfermedades, como las cardiovasculares".

"Y el consenso respaldado por estudios señala que en acciones preventivas el ejercicio físico debe ser frecuente, no menor de tres veces por semana, y con una intensidad que produzca por lo menos sudor o taquicardia (aceleración del ritmo cardiaco)", afirma el experto.

Preocupante

Los autores del estudio, publicado en la revista Medicina Preventiva, afirman que es "extremadamente preocupante" que los adultos crean que una breve caminata o un poco de jardinería es suficiente para mantenerlos en buen estado de salud.

Para obtener la mayor protección contra enfermedades como obesidad, diabetes tipo 2 o trastornos cardiovasculares son necesarias las actividades vigorosas como correr, trotar, o algún ejercicio similar.
Según los expertos, estudios previos han demostrado que los individuos vigorosamente activos viven más y gozan de una mejor calidad de vida que los individuos moderadamente activos o la gente sedentaria.

Además de reducir a la mitad los riesgos de
enfermedades cardiovasculares y diabetes, estudios recientes han demostrado que el ejercicio regular protege contra ciertos tipos de cáncer.

Tal como subraya el doctor Acevedo "no estamos hablando de un ejercicio pausado o reposado, estamos hablando de un ejercicio que imponga una cuota de esfuerzo corporal".

Confusión

Los resultados del estudio no sorprenden a los expertos ya que de cualquier forma, dicen, muy poca gente hace ejercicio, sea moderado o vigoroso.

Y existe una confusión generalizada entre lo que es ejercicio moderado y el vigoroso.
"El ejercicio es particularmente difícil para la población urbana que encuentra dificultad para incorporar en su agenda diaria minutos para desarrollar otras actividades", señala el experto.

"Para estas personas nuestro consejo es: si viaja en transporte privado cámbiese a transporte público. Si viaja en metro, no tome la estación más cercana, camine una estación más allá".

"Si está en un edificio no ocupe el ascensor, suba por las escaleras y si almuerza en la oficina, impóngase la tarea de ir a un lugar distinto y distante para hacer de ida una marcha vigorosa".

El doctor Acevedo afirma que podría incluso ser aceptable que se dosifique en dos porciones de 15 minutos la actividad vigorosa.

"Lo importante -agrega- es que esta actividad se sienta, que produzca el nivel de esfuerzo perceptible en el que los latidos cardíacos se aceleran y que se tiene un leve sudor".

Los expertos subrayan que los adultos sedentarios deben llevar a cabo un programa de entre seis y doce semanas que se inicie con ejercicio moderado y continúe con ejercicio vigoroso.

Sin embargo, advierten, los hombres mayores de 45 años y las mujeres mayores de 55 deben consultar a su médico antes de involucrarse en actividades vigorosas.


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com