Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Vida y Salud
Un estudio identifica una molécula para detectar el cáncer de próstata en la orina

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Salud Humana
- Sexualidad Humana

- ¿Cuál es la peor dieta del mundo?
- ¿Alternativas para el desarrollo humano?

- 23 razones para hacer el amor

 

 

 

 

110209 - El Mundo - Ángeles López - El nivel de este metabolito está elevado en presencia de un tumor
Su concentración es más alta si el cáncer está avanzado o hay metástasis


No es un gen ni una proteína, se trata de un metabolito, es decir, una molécula resultado de los procesos biológicos que se dan en el interior del organismo y que a su vez influye en otros mecanismos celulares. Este producto del metabolismo, denominado sarcosina, ha sido identificado como un posible marcador de la presencia y malignidad del cáncer de próstata. Su detección en la orina, lo hace apto para que la ciencia se anime en un futuro a desarrollar un test que sirva para diagnosticar de una forma sencilla y no agresiva este tipo de tumores.

Investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU) han sido los artífices de este hallazgo, que recoge la revista 'Nature', y que promete facilitar a varones de todo el mundo la detección del cáncer de próstata, el tumor más frecuente en los hombres y principal causa de morbilidad y mortalidad, de una manera más eficaz y sencilla que los métodos actuales.

A partir de los 50 años, los hombres deben empezar a realizarse análisis sanguíneos para valorar los niveles de PSA (antígeno prostático específico), una proteína producida por la próstata. Si la prueba ofrece un resultado sospechoso, el varón debe someterse a un tacto rectal digital para valorar la presencia de una anomalía de la glándula. Sin embargo, la prueba sanguínea falla en muchas ocasiones y la mayoría de los especialistas recibirían con entusiasmo la aparición de un marcador más fiable.

La sarcosina, podría ser eso que tanto esperan médicos y varones en general, una forma más fiable y sencilla de detectar el temido tumor, y algo muy importante, su progresión. Sin embargo, y a pesar de los resultados prometedores del estudio, sus autores se muestran cautelosos. "Necesitamos valorar la sarcosina en tejidos y orina de pacientes de una cohorte de diferentes instituciones médicas [para someterlo a un estudio más amplio]", señala a elmundo.es Arul Chinnaiyan, director del Centro Michigan de Patología Traslacional y profesor en la Universidad de Michigan.

En el presente trabajo, los investigadores empezaron a rastrear unos 1.100 metabolitos entre 262 muestras de tejido, sangre u orina de personas sanas, pacientes con un cáncer de próstata en estadio temprano y enfermos con un cáncer avanzado o metastásico. Después de analizar todas esas moléculas, observaron que unas 10 estaban presentes más frecuentemente en las células tumorales que en las sanas y su presencia era todavía mayor en las muestras correspondientes a los tumores más agresivos.

 

De todos estos 10 metabolitos, comprobaron que los niveles de uno de ellos, la sarcosina, fue el mejor indicador de la progresión de la enfermedad. La concentración de este aminoácido estaba elevada en el 79% de las muestras de cáncer de próstata metastásico y en el 42% de aquellas procedentes de tumores en fase temprana, mientras que no se pudo encontrar su rastro en los tejidos libres de cáncer.

 

Determinar su papel como diana terapéutica

Estas cifras vienen a confirmar la superioridad de este marcador, a la hora de detectar el tumor, frente a la prueba tradicional. Además, su otra posible ventaja es la de servir para conocer la progresión de la enfermedad. "La PSA no tiene valor en la predicción de la agresividad del cáncer de próstata y, aunque es improbable que la sarcosina sea el único marcador de la progresión del tumor, estamos intentando desarrollar un panel de varios metabolitos", explica Arul Chinnaiyan.

Aunque estos investigadores han demostrado en el laboratorio que atenuar el gen responsable de la producción de sarcosina reduce la invasión celular y que la adición de esta molécula a tejidos de tumores benignos genera la activación de propiedades invasivas, su papel como posible diana terapéutica todavía no está claro. Estudios previos en animales han mostrado que la falta del gen parece desencadenar cáncer hepático, pero en muestras de tumores prostáticos humanos, en las que una copia del gen se ha perdido, la disminución de la expresión del gen parecer reducir la progresión de la enfermedad. "Esto debería ser el tema de futuros estudios", señala Chinnaiyan.

Mientras tanto, este científico que, además de intentar desarrollar un conjunto de marcadores presentes en la orina, se dedicará próximamente a intentar "comprender, mediante experimentos en laboratorio y con pacientes, las vías de la sarcosina activas en el cáncer".


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com