Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Vida y Salud
No sólo la medicina alarga la vida

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Salud Humana
- Sexualidad Humana

- ¿Cuál es la peor dieta del mundo?
- ¿Alternativas para el desarrollo humano?

- 23 razones para hacer el amor

 

 

 

 


210409 - Yolanda Valery - La medicina no lo es todo

Valentina Ortiz trabaja en un hospital de niños, en Venezuela, y es ahí, "en el comienzo de la vida", donde quiere ejercer su profesión.

La joven doctora venezolana afirma que en esa etapa está la clave para espantar la muerte.

Valentina está obteniendo su especialización en pediatría y, más que en medicamentos, cree en la importancia de sentirse bien por dentro, "ahí donde los químicos no llegan".


Es el concepto de medicina integral el que, dice, está calando poco a poco en su profesión.

Para ella, iglesias y curanderos tienen un papel que jugar.

Atención integral

Desde su visión como médico, ¿cuál es la mejor manera de alargar la vida o espantar la muerte?

En primer lugar uno tiene que llevar un estilo de vida saludable. Eso va desde lo que comemos, el aire que respiramos, el agua que tomamos, cuánto nos movemos, y hasta la misma actitud ante la vida y la muerte. Hay que aceptar que forma parte de la vida y que un día nos va a tocar.

¿Cómo ayuda la medicina a alargar la vida?

Lo único que funciona para alargar la vida de una manera digna es la medicina preventiva. De niños, es tener un control, educación para la salud, conocer nuestro cuerpo.

De adultos, es tener una vez al año, al menos, un chequeo general y lo que llamamos los "screening" para detectar problemas tempranamente. Además está tener una actitud saludable en cuanto a prevenir accidentes.

Usted trabaja en el punto de la vida en el que ésta comienza. ¿Qué se puede hacer allí para garantizar una vida de mayor calidad?

El comienzo es hasta preconcepcional. En primer lugar tenemos que traer al mundo niños deseados.

Una vez que uno asume la responsabilidad de ser padre, tener un buen control prenatal. Y una vez que el niño nace no es sólo lo físico, sino también que tenga un núcleo familiar emocionalmente saludable, que le permita crecer como un individuo sano.

Me parece que todas las neurosis de los adultos comenzaron en los niños con un doble discurso de los padres, con cosas como decirte gritando que no grites.

¿Pero usted cree que esta visión integral, más allá de lo físico, la comparten sus colegas ampliamente?

Sin duda lo que estamos acostumbrados a ver en medicina es la parte curativa. Pero hay una tendencia desde hace unos años a ver al individuo de una manera biopsicosocial.

El modelo de la OMS y la OPS es el de atención integral. Nos hemos dado cuenta de que no es suficiente intervenir cuando el daño ya está hecho.
 

Tips de Valentina Ortiz para
alargar la vida,  en cantidad y en calidad


  • Aceptar la muerte como parte de la vida.
  • Tener un entorno familiar y social sano.
  • Moverse: no llevar una vida sedentaria.
  • Comer sano: frutas, vegetales y tomar agua.
  • Tener pareja y una vida sexual satisfactoria.

¿Entonces cuál es el papel de los medicamentos en el alargamiento de la vida?

Los medicamentos juegan un papel muy importante para que, una vez que tienes un problema de salud, ayuden al organismo a superarlo. Pero si se llega a poner en práctica la medicina integral, quizás en un futuro necesitemos menos medicamentos.

Curas y curanderos

¿Y qué papel juegan elementos como la religión o creencias dentro de esa visión?


La religión es una parte fundamental del individuo. No creo que haya nadie que pueda estar tranquilo diciendo que no cree en nada. Pero lamentablemente a veces hay religiones que tienen visiones demasiado radicales o que no se han actualizado a lo largo del tiempo.

¿Qué opina de la persona que está enferma y que en vez de acudir al médico le pide un milagro a un santo?

Una de las cosas más importantes en la situación del individuo enfermo es precisamente que él se quiera curar.

Al fin y al cabo los que se curan son las personas, los organismos. Yo como médico no soy la responsable de que alguien viva o no. Ése organismo está decidiendo, yo le estoy dando una mano.

La persona que tiene fe está haciendo algo a favor de su curación. Ahora: hay casos en particular en que eso no va a funcionar. Porque, ¿en qué se basa la medicina? En que se ha demostrado por análisis estadísticos que si a un número de personas grande le doy este tratamiento, eso funciona.

En cambio no hay estudios que digan si los milagros funcionan. Pero evidentemente esa parte de "yo me quiero curar" es fundamental. Es cuestión de pedir el milagro pero también hacer cosas para mejorarse.

¿Y qué hay de quienes acuden a curanderos?

A mí me parece que viene más o menos todo del mismo sitio. Es la fuerza de lo que en la ciencia médica se conoce como el placebo. Es el efecto que tiene el simple hecho de que el sujeto se quiera curar. El curandero juega con eso.

Yo quiero vivir más: ¿voy al curandero, a la iglesia o al doctor?

A los tres. Por un lado tienes que estar bien orgánicamente (controlar la presión arterial, los triglicéridos, el cáncer, los problemas de la piel...). A la iglesia porque quizás sin paz espiritual no vayas a poder vivir mucho tiempo. Y el curandero... no sé, realmente.

También hay que decir que existen curanderos que se aprovechan de ese efecto placebo para embaucar a la gente. Y con eso hay que tener mucho cuidado.

Inmortalidad y estrés

¿Cuáles son los factores que hoy en día en sociedades como las nuestras están amenazando ese objetivo de vivir más?

En primer lugar es paradójico que queremos vivir mucho cuando estamos tratando muy mal nuestro medio ambiente.

De hecho, en la vejez nos agarran cosas como la luz solar, el aire que respiramos, la comida que comemos, que están cargados de toxinas dañinas.

Por otro lado, el ser humano siempre ha querido lograr la inmortalidad... Pero eso no concuerda con el deseo de hacerlo todo de un solo golpe. La inmediatez también implica el paso rápido de la vida.

¿Y hasta dónde se debe o se puede llegar para alargar la vida?

Mi posición muy particular sería que yo no quisiera vivir una vida con discapacidades. Si yo tengo una enfermedad que me va a llevar a la muerte muy poco a poco, prefiero que no hagan nada conmigo.

¿Hasta dónde se debe llegar? Hasta que el individuo quiera. Estamos acostumbrados a salvar a la gente porque la familia lo quiere así. A veces se nos olvida que quien debe decidir es la persona. - BBC
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com