Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Vida y Salud
El secreto de la pandemia de 1918

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Gripe: Definición de términos relacionados
- Salud Humana
- Sexualidad Humana

- ¿Cuál es la peor dieta del mundo?

- 23 razones para hacer el amor

 

 

 

 


280409 - Un experimento para reconstruir el mortal virus de influenza de 1918, reveló cómo fue que la infección logró propagarse hasta cobrar millones de víctimas en todo el mundo.

La investigación realizada con ratones fue llevada a cabo por científicos de la Universidad de Washington y la Escuela de Medicina Monte Sinaí, en Nueva York.
Los investigadores descubrieron que al infectar a los ratones con un virus reconstruido, provocaron una severa reacción en el sistema inmunológico de los animales.


El equipo cree que esta extrema respuesta inmunológica podría provocar que el organismo comience a matar a sus propias células.

Esto, dicen, hace que el virus se torne aún más letal.

Según los expertos, el estudio, publicado en la revista Nature, podrá ayudar a entender mejor el comportamiento del actual virus de
influenza o gripe aviar.

"Es un estudio importante porque ayuda a conocer el mecanismo por el cual los virus pueden sortear nuestras propias respuestas de defensa", dijo a BBC Ciencia el doctor Amadeo Esposto, jefe de infectología del Hospital San Martín, en Argentina.

Experimento

Los científicos en Estados Unidos reconstruyeron el virus H1N1
para entender mejor cómo se convirtió se convirtió en un asesino tan efectivo.

En la pandemia de 1918 murieron unas 50 millones de personas.

La devastadora infección, que se cree se originó en aves, resultó más grave en los adultos jóvenes.

Los investigadores contagiaron ratones con un virus de influenza reconstruido.

Por medio de análisis genómico funcional descubrieron que los sistemas inmunológicos de los ratones respondieron ferozmente a la infección.

El virus permaneció activo hasta que los animales murieron varios días más tarde.

Al mismo tiempo, los ratones padecieron la grave enfermedad pulmonar que es característica de este virus.

El doctor John Kash, jefe de la investigación y profesor de microbiología de la Universidad de Washington, indica que "creemos que lo que sucede es que la respuesta inflamatoria del huésped está siendo intensamente activada por el virus".

Agrega que "la respuesta está haciendo al virus mucho más perjudicial para el huésped".

"El sistema inmunológico del huésped podría estar reaccionando de forma exagerada y matando a demasiadas células y esto podría ser un contribuyente clave a lo que hace al virus más patogénico".

Los investigadores informaron que ahora repetirán estos experimentos, pero intentarán deconstruir la forma en que responde el sistema inmunológico.

Así, dicen, se podrá entender porqué está reaccionando de manera tan agresiva y no está logrando combatir la infección.

Entendimiento

Los expertos indican que la gente que está muriendo ahora de gripe aviar revela muchos de los síntomas experimentados por los que fallecieron durante la pandemia de 1918.

Y ésta, dicen, es una forma terriblemente desagradable de morir.

Pero la diferencia entre el virus actual de
gripe aviar  y el de 1918 es que el contemporáneo no ha desarrollado la capacidad de propagarse de persona a persona.

Es por eso que el estudio de la epidemia de 1918 podría ser muy importante para entender como funciona el virus de
influenza aviar  que circula hoy en día.

Según los expertos, el estudio podría también ayudar a encontrar terapias efectivas para combatir infecciones patogénicas, incluidos los distintos tipos de influenzas, como la
gripe aviar.

"El problema --afirma el doctor Esposto-- es que entre el descubrimiento y la aplicación práctica pasa bastante tiempo".

"Se conoce la forma como el virus se comporta pero todavía nos falta mucho para encontrar la forma de combatirlo", concluye el experto. - BBC
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com