Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Vida y Salud
A diario una manzana... realmente es cosa sana
Manzana, corazón y salud

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Tamara de Lempicka: Arte, sexo y cocaína
- Brócoli y Cáncer
- Sexualidad Humana

- ¿Cuál es la peor dieta del mundo?
-
23 razones para hacer el amor

 

120811 - BBC - Todos hemos escuchado el dicho: comer a diario una manzana ayuda a la gente a estar sana. Pero ahora un estudio lo ha comprobado científicamente

Los investigadores de la Universidad del Estado de Florida, en Estados Unidos, encontraron que las manzanas realmente son frutos "milagrosos" y no sólo por su alto contenido de fibra.

"Los científicos encontraron que la pectina y los polifenoles que contienen las manzanas ayudan a proteger la salud cardiovascular reduciendo los niveles del llamado colesterol malo y de otros compuestos dañinos en la sangre.

(Ver: Tiene artritis, ¡Muévase!)

Además, el consumo de estas frutas también parece ayudar a reducir el peso corporal, informaron los científicos en la reunión anual de la Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental, que se celebra en Washington.

El estudio, dirigido por el doctor Bahram Arjmandi, profesor del Departamento de Ciencias de Nutrición, Alimentos y Ejercicio de la Universidad del Estado de Florida, involucró a 160 mujeres de entre 45 y 65 años.

Las participantes fueron divididas en dos grupos: uno debía consumir 75 gramos de manzanas secas diariamente durante un año y el otro grupo consumió ciruelas pasas.

Se tomaron muestras de sangre de las mujeres a los 3, 6 y 12 meses del estudio.

Los resultados, según el doctor Arjmandi, los sorprendieron.

(Ver: El peso corporal, principal causante de cáncer de mama)

Cambios "increíbles"

"En las mujeres que comieron las manzanas ocurrieron cambios increíbles a los seis meses" expresa el investigador.

"Éstas experimentaron una reducción de 23% en el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad o colesterol malo) y un aumento de 4% en el colesterol HDL (colesterol bueno)".

El consumo diario de manzanas, agrega el científico, también condujo a una reducción en los niveles de hidroperóxido y proteína C reactiva, ambos marcadores de inflamación.

"Nunca esperé que el consumo de manzanas reduciría en ese grado el colesterol malo" afirma el investigador.

"Y además, otra ventaja fue que las 240 calorías diarias que se ingirieron al día con la manzana seca no provocaron un aumento de peso corporal en las mujeres".

"De hecho, éstas perdieron, en promedio, cerca de 1,5 kilos".

El investigador cree que el responsable de esta pérdida de peso es la pectina, un compuesto que, se sabe, produce una sensación de sasiedad.

Los científicos planean ahora llevar a cabo un estudio más amplio en todo el país para confirmar los resultados de este estudio.

El año pasado, un estudio encontró que la fibra soluble que contienen las manzanas -y otros alimentos como las nueces y avena- parece reducir la inflamación asociada a enfermedades como las cardiovasculares y diabetes, además de reforzar al sistema inmune.

Los científicos de la Universidad de Illinois encontraron que la fibra soluble, que contiene entre otros compuestos la pectina, provoca un aumento en la producción de una proteína antiinflamatoria, la cual ayuda a las células a sanar y recuperarse de infecciones.

El estudio fue publicado en 2010 en Brain, Behavior and Immunity.

090611
- BBC - Cáscara de manzana: alimento "poderoso"

Los estudios han demostrado que consumir una manzana al día puede ofrecer grandes beneficios a la salud.

Además de ser una fuente rica de fibra, esta fruta contiene compuestos como pectina y polifenoles que ayudan a proteger la salud cardiovascular reduciendo los niveles de colesterol malo y otros compuestos dañinos en la sangre.


Ahora, científicos en Estados Unidos descubrieron que, en efecto, sí debemos comer una manzana, pero debe tener cáscara.

Los investigadores de la Universidad de Iowa descubrieron que la cáscara de manzana contiene una sustancia cerosa, llamada ácido ursólico, que reduce el desgaste muscular y promueve el crecimiento de músculo.

En el estudio llevado a cabo con ratones, los científicos encontraron también que esta sustancia reduce la grasa y los niveles de glucosa, de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Tal como afirman los investigadores en la revista Cell Metabolism, (Metabolismo Celular), el ácido ursólico podría ser utilizado como tratamiento para la atrofia muscular, una enfermedad que provoca la disminución de la masa muscular.

Y también podría ser útil para tratar trastornos metabólicos como la diabetes.

"La atrofia muscular causa enormes problemas" explica el doctor Christopher Adams, endrocrinólogo de la Universidad de Iowa que dirigió el estudio.

"Y también es un trastorno muy común que afecta a la mayoría de la gente en algún momento de su vida, ya sea por enfermedad o debido al envejecimiento".

"Sin embargo, no existe un medicamento contra este mal", agrega el investigador.
 

..

En busca de ese tratamiento, el doctor Adams y su equipo estudiaron la actividad de los genes del músculo en personas que sufrían atrofia muscular.

Para ello utilizaron una nueva técnica que determina qué genes se activan o apagan en el músculo humano durante la atrofia y compararon esos patrones con los de genes en líneas celulares cultivadas en el laboratorio que habían sido tratadas con una variedad de compuestos.

Descubrieron que uno de los compuestos más efectivos para bloquear la disminución de masa muscular que provoca la atrofia era el ácido ursólico.

Este compuesto se encuentra en muchas plantas, incluidos la albahaca, arándanos, saúco, menta, romero, lavanda, orégano, tomillo y ciruelas pasa.

Pero la cáscara de manzana contiene cantidades particularmente concentradas de ácido ursólico.

Menos grasa, menos colesterol

Para comprobar la efectividad del ácido ursólico para combatir la atrofia muscular, los científicos llevaron a cabo experimentos con ratones que habían sido alimentados con el compuesto.

Descubrieron que estos animales habían quedado protegidos de la atrofia muscular causada tanto por el desgaste del tejido como por daños de los nervios.

Además, los investigadores observaron que los ratones que habían sido alimentados con ácido ursólico desarrollaron músculos más largos y fuertes que los ratones que no habían recibido el compuesto.

"El viejo refrán dice que a diario una manzana hace a la gente sana" dice el doctor Adams.

"Y nosotros encontramos que el ácido ursólico de la fruta incrementó el tamaño y fortaleza de los músculos de ratones. Al incrementar el tamaño del músculo se reduce la atrofia muscular".

El investigador cree que el compuesto actúa sobre dos hormonas responsables del desarrollo muscular: el factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1) y la insulina.

El ácido ursólico, explica el investigador, parece incrementar la actividad de los receptores de la IGF-1 y la insulina, amplificando los efectos beneficiosos de estas hormonas en el músculo.

"Sorprendentemente, el compuesto también mostró otros beneficios en los ratones: por ejemplo, redujo la grasa corporal y disminuyó los niveles de glucosa y colesterol en la sangre" afirma el investigador.

Los investigadores planean ahora llevar a cabo estudios en seres humanos.

Si se comprueban los resultados, dice el investigador, podría ser posible desarrollar un suplemento o medicamento de ácido ursólico para tratar la atrofia muscular.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com