Google

Avizora - Atajo Google

Adolescencia y Juventud / Adolescents and Youth
Virus del papiloma humano HPV

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Ciclo menstrual normal
- ¿Cómo se cuando voy a menstruar? Menarca
- La Pubertad
- Is Internet addiction real?
-
Good nigth´s sleep

 

Google

Avizora - Atajo Google

200508 - Gineconet - Mariana Nisebe - Una enfermedad venérea que afecta al 20 % de las mujeres sexualmente activas. Es la mayor causa de cáncer de cuello de útero y se conoce como HPV. Afecta principalmente a mujeres pero también se contagia a la pareja y a los bebés durante el trabajo de parto. Se cree que, en dos o tres años, estaría lista una vacuna para prevenirla

El diagnóstico del ginecólogo se refiere a una infección denominada HPV (Human Papillomavirus). Pero, ¿de qué se trata? Pues bien, el Virus del Papiloma Humano infecta con predilección la piel y las mucosas, produciendo ciertas formas de verruga. Algunos aparecen como una callosidad en las manos y los pies aunque otros, tienen la habilidad de infectar el área genital, llegando incluso a provocar lesiones precancerosas. Existen alrededor de cien tipos de este “poco simpático” agente y, de ellos, más de treinta afectan la mucosa genital casi siempre a través del contacto sexual.

Sin embargo, no todos son de temer. Según su capacidad de alterar el comportamiento celular, se clasifican en virus de bajo o alto riesgo. Esto quiere decir que sólo algunas de estas variantes virales se asocian con la aparición de cáncer cervical. Según cuenta la doctora María Beatriz Sosa directora de Gineconet, en nuestro país no hay estadísticas poblacionales a nivel nacional. Sin embargo, explicó la especialista en Patología Cervical Uterina, "podemos mencionar los datos de detección citológica del Instituto Papanicolaou de Buenos Aires que muestran que de cada cien mujeres que realizan un Papanicolaou de rutina, en dos se encuentran alteraciones en las células inducidas por el virus".

A pesar de que en muchos casos se manifiesta por la aparición de pequeñas verruguitas genitales que pueden producir escozor; en muchos casos las lesiones no se advierten a simple vista. “No producen síntomas y sólo se detectan a través del Papanicolaou y/o la colposcopia”, explicó la especialista. En las mujeres una mancha cervical anormal observada por colposcopía puede ser la primera señal de alerta de la presencia de VPH, pero no es una prueba definitiva. Según datos de la Organización Mundial de la Salud , “el predominio de la infección de HPV entre mujeres sexualmente activas puede extenderse desde el 18 hasta el 25 por ciento”. El mayor impacto se da en la edad reproductiva, con un pico entre los 26 y los 27 años. Estas mujeres pueden transmitir HPV a sus parejas o a sus bebés recién nacidos.
 

Algunas reflexiones sobre el sexo - Jorge T Colombo

Eres libre para disfrutar del sexo con quién te plazca y siempre que el otro esté de acuerdo con disfrutarlo
Realizar el sexo sin culpas, con respeto, de manera divertida y placentera, hace más buenos a los seres humanos

La mejor manera de disfrutar del sexo, es hablar de sexo con tu pareja, siempre que necesites decir algo

El sexo es divertido y une a las parejas más allá de las palabras

Considera tus relaciones sexuales con orgullo y jamás sientas vergüenza, porque realizarlas es natural y un derecho

No te prives del goce sexual, y si algo te sucede o no sabes, averigua, pregunta, lee, investiga. Cuanto más sepas de sexo, más disfrutarás y mejor persona serás

El sexo disfrutado en libertad y sin culpas, aleja la violencia.

 

A diferencia de la mujer, explica la doctora Sosa, en el hombre “la infección generalmente es transitoria, sólo un bajo porcentaje desarrolla lesiones que se manifiestan como las clásicas ‘verrugas’ que pueden ser detectadas durante un examen físico común. El doctor Juan Carlos Flichman , bioquímico y consultor de la División Dermatología del Hospital de Clínicas, explica que el papilomavirus es una de las infecciones más comunes transmitidas sexualmente: “Se estima que una de cada diez personas es portadora del virus y una de cada cien tiene verrugas visibles”.

El riesgo latente que implica el HPV, es que la mujer se desconozca portadora de lesiones que pueden ser precancerosas y degenerar en carcinomas del tracto genital. El segundo cáncer más común en mujeres jóvenes de todo el mundo es el del cuello del útero, detectándose HPV en más del 95 por ciento de los casos. En la Argentina, la incidencia de cáncer cervical es de 32,5 mujeres por cada 100 mil habitantes; promedio que sube notoriamente en poblaciones rurales siendo la primer causa de muerte por tumores malignos en la mujer en algunas provincias del norte. En medicina, prevenir es curar. Si el cáncer se detecta en el estadio inicial, la probabilidad de sobrevida de la mujer puede alcanzar el 80 por ciento, si lo que se diagnostican son las lesiones precursoras la curación es del 100 por ciento

Como no existe una cura para las infecciones por papilomavirus, el propósito del tratamiento es controlar el brote de las verrugas. Algunos médicos optan por no tratarlas de inmediato en ciertos individuos porque se ha demostrado que en el 20 al 30 por ciento de los casos, las verrugas genitales desaparecen espontáneamente dentro de los tres meses. Si no, el tratamiento se clasifica en tres categorías: recetar sustancias químicas tópicas cuyo fin es destruir el tejido de la verruga, recurrir a métodos quirúrgicos para extirpar el tejido o enfocarse en el virus subyacente que causa la verruga. “El tratamiento es local y la elección del mismo va a depender de la localización, el tamaño, el tipo de HPV, la edad de la paciente, las posibilidades de seguimiento, etc. Es decir que no existe un tratamiento único ni la misma conducta en todos los casos” explicó a la doctora Sosa.
 

Actualmente, existen varios grupos científicos en el mundo trabajando en el desarrollo de una vacuna para el HPV y las lesiones que éste produce. "Si bien crean buenas expectativas, hasta el momento sólo son proyectos en investigación" confirma el doctor Flichman. A lo que la doctora Sosa agrega: "La vacunación se realizará en niñas antes del inicio de las relaciones sexuales y, de acuerdo a la información más reciente, probablemente en un lapso de dos a tres años se podrá contar con ellas". Aunque los tratamientos han conseguido la reducción del número de afectados de las más conocidas enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis y la gonorrea, hay otras, como el Virus del Papiloma Humano que sigue creciendo. Por eso, prevenir a través del control periódico, más precisamente la colposcopía y el Papanicolaou que se practica anualmente es lo mejor que se puede hacer.

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com