Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Adolescencia y Juventud / Adolescents and Youth
Masturbación. Una mano amiga para tu vida sexual

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Apunten al Punto "G"
- La Masturbación
-
Datos sobre el orgasmo femenino
-
Good nigth´s sleep
-
Algunos datos sobre el orgasmo femenino

 

Google

Avizora - Atajo Google

 


Del mismo autor El Amor a través de la historia - Sexo Oral Un océano de placer - Autoestima y Sexualidad

 

La masturbación puede convertirte en un mejor amante, si lo haces bien

Por un lado, está la masturbación. Por otro, está el sexo. Cada uno es maravilloso en su propia forma, sin embargo el único hecho en común es que ambas prácticas finalizan con los dedos del pie encrispados, y aún así no tiene nada en común. ¿Está bien?. Pues bien, sí y no.

Verás, hay algunas técnicas que puedes aprender cuando te encuentras volando sólo, que hará que ciertas cosas tomen nuevas dimensiones cuando te encuentres con tu copiloto, si entiendes bien todo lo que te vamos a decir.

Típicamente los hombres se masturban para quitarse una carga de encima y punto. Muchos hombres afirman masturbarse en la regadera, debido a que esto es pulcro y eficiente. Está bien en algunas ocasiones, pero esto no logrará que te transformes en un buen amante. Aquí te mostramos 12 formas para hacer que la masturbación no sea tan sólo un forma sencilla de alcanzar el orgasmo, sino una oportunidad de ser mejor en la cama

Desensibilízate: las mujeres se quejan de que los hombres no son lo suficientemente sensibles. ¿Acaso piensan que estamos locos?. Nueve de cada 10 hombres son lo suficientemente sensibles. Un hecho claramente demostrado en la cama es el que eyaculan más rápido de lo que desearían. Las buenas noticias son que a través de la masturbación, el hombre puede desensibilizarse y durar mucho más. La clave es proceder en fases: cuando el hombre logra durar 10 minutos usando la mano seca, lo recomendable es subir de grado y aplicar un lubricante, por ejemplo aceite de bebé o crema para manos. Cuando el hombre puede durar 10 minutos con lubricación, lo mejor es introducir una revista erótica en la escena. Cuando el hombre logra durar 10 minutos con lubricación y una revista, se estará en muy buena forma. Cuando puedas durar 30 minutos con lubricación y una revista frente a ti, considera el solicitar un papel en una película XXX). La clave para esta técnica de desensibilización por supuesto, es el aprender a reconocer el momento en que el orgasmo es inminente y luego poder retroceder. Una vez que se ha aprendido a detectar el momento preciso y las señales de precaución, lograrás aprender a aproximarte al punto climático sin tener que conquistar la montaña hasta estar completamente listo y preparado

Sube y baja: nada mata el estado de ánimo más rápido que una débil erección. A menos de que sepas cómo conseguir devolverla. Cuando te masturbas, deténte ocasionalmente y permítete ir suavemente. Después puedes pensar en diversas fantasías, movimientos o cualquier cosa con la que logres volver a tener rigidez. Necesitas aprender que el perder tu erección no es el fin del mundo, y que fácilmente la puedes volver a conseguir de nuevo

No te quites los pantalones: masturbate por debajo de tu ropa interior, bajo la cobija o sábana, cualquier elemento que añada un poco de fricción es bienvenido. Esto desensibilizará gradualmente al pene, para que así algo suave y húmedo como lo es una vagina, no acelere tu eyaculación. Tan sólo no lo sobre practiques o te talles demasiado fuerte. El peligro aquí es que tu pene puede desensibilizarse demasiado, lo que puede causar problemas como lo es la eyaculación retardada

Ocupa el material porno...¡con precaución!: los videos eróticos y las revistas pueden ser grandes herramientas, siempre y cuando mejoren tu vida sexual en lugar de reemplazarla. El problema sucede cuando las personas utilizan a lo porno para evitar la intimidad en lugar de iniciarla. Intenta leer una revista a la hora o dos antes de que sepas que te encontrarás con tu pareja. Te puedes tocar si así lo deseas, pero no te permitas eyacular tan fácilmente. Un consejo: apoyarte demasiado en el material pornográfico puede ser contraproducente. Si no eres cuidadoso, gradualmente te entrenaras para excitarte tan solo con las \"mujeres ardientes\" del mundo de la pornografía. Ya sabes: aquellas con las piernas largas y bien formadas, pechos talla 44-D y con obsesiones de cinturones anchos y tacones altos. Esto sucede mucho. La pareja del hombre deja de tener atracción para él, comparada sexualmente a éstas arpías sexuales

Mira a través de las páginas: y claro, no las páginas de las revistas antes mencionadas. Lee algo clásico como el \"Kama Sutra\" o un título mucho más moderno. Revisa alguna nueva posición sexual o técnica novedosa, después masturbate al fantasear sobre realizar lo aprendido con tu compañera. Cuando pongas en práctica todo lo aprendido en la lectura, ella te agradecerá por el haber realizado bien tu tarea

Llega hasta el margen: llega al borde del orgasmo, y después retrocede. Considera esto como juego personal previo al sexo. Esto funciona mejor si sabes que vas a tener sexo pronto. Al momento en que tu pareja aparezca, estarás listo y preparado para entrar en acción

Descubre tus puntos débiles: probablemente pienses que tienes tan sólo un punto débil, una pequeña cosa llamada \"pene\". Piensa, realmente cuentas con varios (¡puntos débiles, no penes!). La cabeza del pene es probablemente el más obvio de todos. Menos obvio es el frénulo, la zona de piel en donde la cabeza se encuentra con el cuerpo del pene; el área de piel bajo la mitad de tu escrotos; y el perineo, localizado entre el escroto y el ano. Explora estas áreas altamente sensitivas de tu cuerpo. Una vez que hayas entendido de qué forma responden, muéstrale a tu pareja lo que has aprendido y luego anímala a que ella te estimule

Házlo con jazz: o cualquier otro tipo de música que te ponga a tono. No tiene que ser jazz. La idea es relajarse y hacerte sentir cómodo. Es difícil auto entrenarte para lograr ser un gran amante mientras estás al frente de un W.C. y la música de un comercial de refresco en la televisíon suena en la otra habitación. A las mujeres les encanta jugar con el pene del hombre. Tu también lo debes de hacer. Construye el ambiente óptimo. Usa algo de aceite lubricnate y concéntrate en lo que haces

Simular que te estimulas: párate sobre tus pies, o sobre tu espalda, o sobre lo que quieras. Nuestra recomendación es recostarte boca abajo y rozar tu pene sobre una toalla limpia. Esto imita la posición sexual de misionero, así que es mejor entrenarse de esta forma para la realidad

Una y otra vez: el mejor consejo de los amigos es que te masturbes antes de ver a tu próxima conquista. La idea aquí es durar más si se te presenta la oportunidad de tener sexo. Esto tiene sentido. Y es verdadero. Por lo menos en algunos casos. Si eres lo suficientemente joven y sabes que puedes eyacular una y otra vez, házlo y deja liberar algo de vapor. Si no es así, probablemente será mejor no practicar esta técnica

No aprietes tanto: si por lo general te masturbas con un agarre del tipo Kung-Fu, intenta no apretar demasiado. Imitar los impeles con la ayuda de una mano poco cerrada simulara mucho más el coito. Coloca tu pene en la palma de tu mano y ligeramente coloca tus dedos alrededor de él, empleando un suave y ligero movimiento. El factor más importante es el explorar diferentes sensaciones, para así conocer más a profundidad a tu cuerpo. Puedes aprender mucho de tu pene y todas las cosas que puedes hacer con él

El Amor a través de la historia

Desde siempre las relaciones entre hombres y mujeres se han regido por códigos. En plena Edad media apareció el cortejo hacia la amada. Los ritos amorosos son dignos de contemplarse con atención. El placer y la sexualidad son parte de la vida asiática. Leyendas de pasión

Las relaciones entre hombres y mujeres se regían por códigos

Las primeras civilizaciones regularon las relaciones hombre-mujer mediante códigos más o menos estrictos. Aún pervivieron durante siglos ciertos ritos en los que el culto a las divinidades constituía la excusa para abandonarse a los designios de Eros.

En Babilonia, las mujeres estaban obligadas al menos una vez en su vida, a acudir a un templo y ofrecerse a un hombre desconocido para culminar el coito y según Herodoto, rendir culto a la diosa Mylitta, un equivalente de Afrodita, la divinidad griega del amor.

Por el contrario, los egipcios tenían prohibido mantener comercio carnal en el interior de los templos, pero abrieron la puerta al incesto para perpetuar la estirpe, por lo que era frecuente el matrimonio entre hermanos.

A pesar de estas licencias, la vida amorosa de sus habitantes estaba regulada por un código moral riguroso, que incluía la norma de no acercarse a una mujer durante la menstruación por considerarla contaminante e impura

En plena Edad media apareció el cortejo hacia la amada

En buena parte del mundo antiguo se institucionalizó el rapto como método lícito de elegir pareja, como el de Paris a Helena, la esposa de Menelao que origino la guerra de Troya, o en Roma, la leyenda del rapto de las Sabinas a manos de los soldados romanos.

Estas ceremonias fueron anuladas con la irrupción del cristianismo, cuya preocupación moral por las lides amorosas impregnó la Edad Media europea. Sacralizada la unión monógama, el catálago de prohibiciones no tardó en establecerse: estaba prohibido practicar el coito durante los días de penitencia y mientras la mujer tuviera la menstruación o estuviera embarazada, pues se \\\"corría\\\" el riesgo de tener hijos monstruosos. En medio de tal rigidez surgió el cortejo del hombre a la mujer. la poesía caballeresca instituyó el culto al amor y el ímpetu por alimentar y cultivar ese sentimiento hacia la amada.

En el extremo Oriente, el rito amoroso se vivía de forma más o menos rígida. En la sociedad china, entre los nobles era imprecindible que los novios se conociesen antes de la boda, entre el campesinado solía hacerse de \\\"la vista gorda\\\" a las relaciones prematrimoniales e incluso se organizaban concursos mixtos de canto para facilitar los encuentros amorosos. En el mundo islámico era distinta. La mujer se encontraba subordinada al hombre y apenas era dueña de su destino, lo que dificultaba cualquier lance amoroso. Oculta tras el velo y entregada a su marido mediante un matrimonio concertado, su mundo se expresaba a través de la sumisión.

Ritos amorosos

En el continente africano, referente inevitable, más que hacer el amor, se copula. Apenas conocen el beso, y el coito suele vivirse como un acto mecánico y reproductivo en el cual el deleite está reservado al hombre. A la mujer no solo se le entrega al hombre en matrimonio a cambio de dinero, ganado o tierras, sino que se le extirpa el clítoris para que no conozca el placer. Así sucede en muchos países africanos, al igual que en otros de Oriente Medio y Asia. Dejando al margen esta crueldad, las relaciones sexuales en Africa, aún siendo poco imaginativas, no están exentas de rituales y supersticiones curiosas.

Aunque no existen demasiados prejuicios en que los maridos ofrezcan a sus mujeres a sus invitados para mantener relaciones con ellas. Esta generosa hospitalidad sexual resulta muy habitual entre los masai y los bantúes. Estos últimos se muestran tan obsesionados con el semen, la semilla de fecundiad que eyaculan sobre un paño para que las ancianas de la tribu diluciden si el esperma es de buena o mala calidad, aunque es un secreto qué tipo de criterios usan para saberlo

El placer y la sexualidad son parte de la vida asiática

Cuando nos adentramos en el mundo asiático, donde la sexualidad y el placer forman parte de una filosofía de vida, vemos que de hecho alumbró los complejos manuales eróticos chinos e hindúes.

Otro referente inevitable es el KAMA SUTRA, vasto tratado erotológico donde los haya, atribuido al erudito VATSAYANA siglos VI- y del que derivaron otros no menos famosos como el KOKA SHASTRA y el ANANGA RANGA. Una de las más importantes se refiere al semen, entendido como un fluido que hay que conservar el mayor tiempo posible en el interior porque es fuente de vigor y autentico creador de superhombres. Es tal la obsesión por retenerlo en grandes cantidades que los hindúes más ortodoxos evitan utilizar jabón en el baño porque creen les robará el aceite corporal necesario para la producción de esperma. Ahí están los complejos manuales para aprender diferentes técnicas de placer en pareja sin que el fluido abandone el organismo. Las técnicas usadas son complejas, y las posturas 529 según contabilizó el sexólogo indio Yashodhara, casi gimnásticas y de lento aprendizaje.

Más o menos primitivo, más o menos civilizado, refinado, el ser humano convive estrechamente con el erotismo. O al menos lo persigue. Por algo es el único animal que puede permitírselo

Leyendas de pasión

Tristán e Isolda: de aquí a la eternidad

Una de las más célebres obras de la literatura caballeresca, inmortalizada por el compositor alemán Richard Wagner, narra la pasión de Tristán por Isolda, prometida de su tío, el rey Marcos. El joven conoció a la doncella cuando se le encargó llevarla a Cornualles (Inglaterra) al encuentro de su esposo. Durante la travesía, ambos bebieron inadvertidamente un vino mágico y se enamoraron. El rey les descubrió y condeno al exilio a Tristán, que moriría en combate. Isolda, a su vez, expiraría repentinamente minutos más tarde para seguirlo a la eternidad

Sexo Oral: Un océano de placer

El sexo oral resume algunos de los retos sexuales más importantes. ¿Qué hay detrás del sexo oral?

Técnicamente, el acto de que una mujer use su boca o lengua sobre el pene de un hombre se le conoce como \"felación\". El hecho de que un hombre use su boca o lengua sobre la vulva de una mujer se le conoce como \"cunnilingus\". Estos son los nombres oficiales; estos, ciertamente no transmiten mucho acerca de los puntos delicados y el placer envuelto al besar o chupar sobre esta área tan íntima. El concepto del sexo oral es demasiado grande. Tan grande como el océano del placer. El concepto es ardiente. O frío, dependiendo a quién se le pregunte. Algunos hombres y mujeres lo consideran una ofensa inpronunciable e intolerable a la civilización. Otros, no consiguen obtener lo suficiente y vehementemente esperan la próxima oportunidad de ser partícipes en un encuentro sexual de este tipo.

Múltiples encuestas demuestran que a diferencia de lo que dicen las personas o no dicen públicamente, a muchas les agrada dar y recibir sexo oral. Aún en los estratos más conservadores, más de dos tercios de las mujeres entre 18 y 44 años afirman haber descubierto que recibir sexo oral es algo demasiado satisfactorio. Y más de un 80 por ciento de los hombres entre 18 y 44 años de edad puntualizan sentirse muy bien al llevarlo a cabo. Además, los grupos de jóvenes menores de los 18 años aseguran que el dar sexo oral a su pareja es un acto muy placentero. Muchas de las parejas de recién casados en los últimos 10 años, reportan el hecho de haber experimentado con el sexo oral, al menos una vez. Se puede concluir, en consecuencia que las personas en general lo disfrutan. ¿Tu lo disfrutas? Si estás interesado en intentarlo, o en mejorar tu estilo, entonces por favor continúa leyendo. Todos los demás pueden pasar a la siguiente página.

De cierta manera, el sexo oral resume algunos de los retos sexuales después de todo. Puede ser intimidante la primera vez. Tal vez se tenga que trabajar muy duro en contra de algunas actitudes profundamente arraigadas, y algunas emociones pueden demostrar la vulnerabilidad de tu propia posición y la de tu pareja. Estas son algunas de la áreas primarias en donde tú y tu amante se pueden envolver juntos con la sábana blanca de la intimidad. Como ya se ha dicho, no para muchos es bien vista esta práctica. El estar abierto a nuevas posibilidades, dispuesta(o) a aprender y comunicarse, así como estar completamente envuelto en la vida emocional de la pareja, se puede lograr en los terrenos del sexo oral

6 razones para practicar el sexo oral

  1. Satisfacción. Primero que todo, no necesitas una razón particular para disfrutar del sexo oral. Sin que ambas personas estén interesadas, esa es una razón suficiente. Sin embargo, hay otras razones que tal vez no hayan considerado, y posiblemente deseen considerar en un futuro. Un hecho al que nos referiremos continuamente es que muchas mujeres absolutamente \"aman\" el tener la boca de un hombre en su clítoris, y en una menor exención, la lengua sobre su vagina. Muchas mujeres consideran esta práctica como la perfecta en el juego previo al coito. De hecho, muchas mujeres consideran las sensaciones físicas de este acto mucho mejor que el propio coito.

  2. Control de concepción. Para las parejas jóvenes (o aún maduras) que quieren evitar el embarazo, el sexo oral es una combinación estelar de un 100 % de contracepción efectiva, junto con una gran carga de placer. Por supuesto, la obvia pretensión aquí es que el sexo es algo más que un acto reproductivo.

  3. Después de dar a luz. Una vez más, dependiendo de las preferencias de la pareja, si ambos sienten la urgencia erótica y el deseo de compartir el hecho de que la vagina este completamente recuperada, el sexo oral puede muy bien recibir a la intimidad. No es necesario decir aquí, que ella es quién debe de dar el llamado inicial de acción.

  4. Intimidad instantánea. Algunas veces la pasión corre rápido pero en un tiempo muy corto. Si las circunstancias son adversas, la mejor opción es el sexo oral. Y mucho más si el hombre es quien recibe el placer por parte de ella. Si se cuenta con una pareja que entiende esto, se corre con mucha suerte.

  5. Durante su ciclo. De acuerdo, esta opción no es para todos. Pero hay que recordar que la menstruación no es un asunto fijo, ni aún necesariamente se tiene que disminuir el deseo. Así que si ella se encuentra limpia y preparada, y el coito no se encuentra en la lista de tareas por hacer, será mejor situar la mirada (y la boca) hacia abajo.

  6. Disfunción eréctil. Cuando un hombre, por la razón que sea, experimenta disfunción eréctil (sin lograr la erección del pene), el sexo no debe de terminar. Cabe recordar que el sexo oral es tan satisfactorio para muchas mujeres, que lo prefieren por sobre el acto sexual. Aún se puede lograr la intimidad total de distintas formas, y el sexo oral es una de las más poderosas. ¿Edad, lesiones, problemas circulatorios, etcétera? ¡No hay problema! Siempre cabe la posibilidad de emplear la lengua (después, claro, de haber consultado a un médico especialista)

Autoestima y Sexualidad

La autoestima es muy importante para una sexualidad sana, pero existen muchos mitos que la perjudican. ¿Cuáles?

En nuestro cuerpo, equipado con más de 400 músculos, diversos sistemas y una extensa capa de piel es lo que forma la parte material de nosotros. Al igual que nuestra vestimenta, la estatura y el físico en su conjunto también son componentes de la imagen que proyectamos al exterior. Todo ello tiene que ver con la identidad de una persona. Lo anterior involucra el cómo nos vemos a nosotros mismos y cómo nos ven los demás. Esto, sin duda, determina en algún sentido la autoimagen y puede estar relacionada con la seguridad o inseguridad que se tenga. Por ejemplo, una persona obesa que no esté conforme con su cuerpo, es probable que experimente cierta pesadumbre a la hora de mostrar su físico en el acto sexual.

El auto visualizarse con una pobre imagen corporal, coloca a la persona en situación de desventaja. Ya no digamos en el sexo. Esta inseguridad se trae a cuestas desde el momento en que se pretende cortejar a alguien, O en convivencias en donde hay que mostrar parte del cuerpo, por ejemplo, al ir a la playa o en la práctica de algún deporte. En ocasiones, una persona obesa y que padece angustia por su estado físico, si tiene una pareja delgada, se siente inhibido en la intimidad.

Por otra parte, el tamaño del pene y todo el mito que esto encierra, también es motivo de preocupación para muchos hombres, pues por una influencia cultural machista se cree erróneamente que un miembro de gran tamaño es más potente y es capaz de satisfacer mejor a cualquier mujer. Se ha señalado en diversos estudios que cifrar el goce de la sexualidad sólo en este órgano, es empobrecerla. Además, se ha comentado que en varias pruebas y análisis, las mujeres dan poca importancia al tamaño y que la estimulación genital es factible independientemente del miembro viril, en virtud de que las partes más ricas en fibras nerviosas, como el clítoris, se encuentran prácticamente en la entrada de la vagina.

Nuestro físico, nuestra casa, cuando está acorde con la imagen que deseamos, nos da confianza, no sólo para el desempeño sexual sino para enfrentar la propia vida. Sin embargo, hay personas que aman su cuerpo más que a nada. Olvidan muchos de los valores que como personas pueden desarrollar, tales como conocimientos, cultura y su calidad humana. Es cierto que un cuerpo ejercitado, moldeado por la disciplina y un régimen alimenticio adecuado, genera cierta seguridad, además de la virilidad y la energía para el disfrute de la sexualidad; pero una persona que logra alcanzar el abdomen con el que siempre soñó y por eso olvida saludar a sus compañeros del gimnasio por sentirse superior, está perdiendo la sensatez humana.

Cuando el espejo se busca de manera obsesiva una y otra vez sólo para reafirmarse como \"perfecto\", entonces estamos ante un Narciso del siglo XX. Recordemos que Narciso era un joven de la mitología griega realmente atractivo. Todos admiraban su figura fuerte, símbolo de la eterna juventud. Embelesado de sí mismo, el muchacho se mostró indiferente al amor que le profesaba la hermosa doncella Eco. Por tanta arrogancia la Diosa del amor, Afrodita lo castigo, haciendo que se prendara aún más de la propia belleza. En una soleada mañana al caminar cerca del lago, Narciso se vio reflejado en el agua. Eso le hizo enamorarse más de él, tanto que intentó abrazarse; lógicamente cayó al agua y murió ahogado.

Una persona esbelta, atlética, sana y con una actitud positiva en todos los renglones de su vida, es digna de ser imitada. De hecho, ideas de esta naturaleza motivan la producción de muchas revistas de este tipo; pero la gente que se centra demasiado en su cuerpo suele tener problemas graves de identidad, ya que pierde el sentido de su realidad y la de su propio entorno.

La autoestima, el respeto y el amor por nuestro cuerpo, el desarrollo personal e intelectual, la superación, la familia, la pareja y la sociedad son áreas también muy importantes que trascienden más allá de un solo cuerpo de mister universo.
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com