Google

Avizora - Atajo Google

Agricultura. Ganadería /
Agriculture. Cattle ranch
Diarrea viral bovina (Enfermedad de las mucosas)

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- El lado oscuro de la soja
- Alambrados y tranqueras
- Fiebre aftosa
- Aceite de oliva
- Métodos anticonceptivos

 

Google

Avizora - Atajo Google

Definición: Enfermedad viral infecciosa del ganado, que se manifiesta clínicamente por estomatitis erosiva aguda, gastroenteritis y diarrea...

 

 

Necrosis y desprendimiento de epitelio en los orificios nasales en diarrea viral bovina.

Etiología:
El agente etiológico es un virus clasificado dentro de la familia Togaviridae y el género Pestivirus, muy sensible a la temperatura, siendo inactivado en pocos minutos a 56°C o a un pH ácido. Antigénicamente se reconocen tres serotipos: Nueva York, Indiana y Oregon, de los cuales el último se utiliza en la producción de vacunas. El virus de la Diarrea Viral Bovina (DVB) muestra una estrecha relación antigénica con el virus del Cólera porcino, relación que se puede mostrar en pruebas serológicas y en pruebas de protección cruzada in vivo.

Distribución geográfica: El virus clásico de la DVB entérica se encuentra en todo el mundo. 
 


Erosiones en la porción dorsal de la base de la lengua.

Erosión en las encías.

Erosiones en la porción ventral y bordes de la lengua.

Hospederos: Afecta preponderantemente novillos y animales de 2 a 3 años de edad aunque también se presenta con menor frecuencia entra ganado adulto. Los bovinos son la única especie afectada, pero se ha observado una enfermedad semejante en búfalos y ciervos. Las ovejas pueden llegar a infectarse y se ha demostrado que transmiten el mal a los bovinos.

Transmisión: Se realiza mediante el contacto directo con animales clínicamente enfermos o portadores, o por contacto indirecto a través de alimentos contaminados con orina, secreciones nasales u orales, heces y fetos abortados o sus envolturas. También se ha considerado la transmisión por aerosoles y a través de vectores. 

Signos clínicos: La tasa de infección en la mayoría de los rebaños es alta, pero la incidencia de la enfermedad clínica en baja, aproximadamente 5%, con una tasa de casos fatales del 90% entre los animales afectados clínicamente. Un alto porcentaje de ganado joven en un hato afectado evidenciará lesiones orales menores con escasa o nula enfermedad sistemática detectable. El período de incubación es de 1 a 3 semanas. Los signos iniciales de la enfermedad aguda son descarga nasal sero-mucoide, tos polipnea, salivación, depresión, y fiebre, seguidas pronto por una diarrea profusa, acuosa y mal oliente que podrá persistir por 3 a 4 semanas o durar varios meses en forma intermitente. Puede presentarse cojera y enrojecimiento e inflamación de la piel y los tejidos subyacentes de la pezuña. Con frecuencia se observa laminitis que puede llegar a hacerse crónica. Puede ocurrir también opacidad corneal, con una incidencia de hasta el 10%, aunque por lo general unilateral y transitoria.

Las lesiones orales en aproximadamente un 75% de los casos clínicos, cuando los animales empiezan a tener diarrea. Inicialmente se observa un enrojecimiento difuso de la mucosa oral, en la que luego aparecen manchas con puntitos que generalmente crecen hasta 1 o 2 cm como erosiones epiteliales poco profundas. Los lugares de erosión incluyen el paladar duro y el blando, la lengua, encías y comisuras de la boca; los ollares y el morro pueden llegar a ponerse hiperémicos y a encostrarse. Puede haber abortos. El curso de la enfermedad puede variar de 2 a 3 días hasta 3 semanas, y el ganado con DVB aguda pude morir en 48 horas. Frecuentemente el ganado afectado sufrirá anorexia y presentará lesiones orales y diarrea ligera durante 2 a 4 días, para luego volver a alimentarse e ir recuperándose gradualmente. Sin embargo, si la diarrea es profusa, la prognosis es siempre grave.

 

Erosiones en la mucosa bucal.

Hemorragias y erosiones en la mucosa del paladar duro y blando. 

El animal que ocasionalmente sobrevive a la enfermedad aguda está generalmente tan debilitado que será una carga económica y eventualmente morirá de necrobacilosis secundaria o infecciones micóticas.

La infección por el virus de la DVB también se asocia a anomalías congénitas del cerebro (ataxia cerebelar), a un síndrome debilitante de novillos jóvenes con artritis (síndrome del ternero débil) y a una enfermedad ulcerativa crónica del tracto alimenticio de reses mayores (enfermedad mucosa).

Lesiones macroscópicas: Estas se reducen al tracto alimenticio y son erosiones características, poco profundas, de base roja en carne viva y poco inflamadas en sus bordes, que pueden ser apreciadas sobre el morro, en la boca, faringe, laringe, y ollares posteriores, es el esófago, rumen, omaso, abomaso y ciego, y menos comúnmente en el intestino delgado. Puede haber eritema de la mucosa y hemorragia submucosa en el abomaso, intestino delgado, y particularmente en el colon, donde la decoloración puede ser marcada en los pliegues de la mucosa, dando una apariencia rayada parecida a la observada en la Peste bovina. Los defectos congénitos de los becerros consisten en hipoplasia o aplasia cerebelar, cataratas, degeneración de la retina e hipoplasia e inflamación de los nervios ópticos.

Diagnóstico: un diagnóstico presuntivo de DVB puede basarse en los signos clínicos y las lesiones microscópicas y macroscópicas cuando se presentan, las lesiones orales son especialmente sugerentes de la enfermedad. Sin embargo, la diferenciación de las enfermedades que producen lesiones erosivas en la mucosa oral es difícil, tanto clínicamente como a la necropsia y es particularmente importante, dado que la Peste bovina y la Fiebre aftosa tienen que tomarse en consideración en el diagnóstico diferencial. 

 

Erosiones en la mucosa del esófago. 

Congestión y erosiones en la mucosa del rumen. 

Abomasitis.

Hemorragias y erosiones en la mucosa del intestino delgado.

Hemorragias en una placa de Peyer.

Hipoplasia cerebelosa; cerebro del becerro de la siguiente foto en comparación con un cerebro normal (Izq).

Ataxia cerebelosa en un becerro infectado in utero; efecto teratogénico. 

Diagnóstico diferencial: Una estomatitis erosiva y gastroenteritis son síntomas característicos en la Peste bovina, Diarrea viral bovina y Fiebre catarral maligna. La estomatitis y la hiperemia son particularmente severas en la FCM, además de observarse opacidad de la córnea, generalmente bilateral e irreversible, así como el marcado aumento de los ganglios linfáticos, especialmente los preescapulares, hematuria y encefalitis terminal. La Peste bovina se caracteriza por una alta morbilidad y mortalidad. Las enfermedades vesiculares se caracterizan por la presencia de vesículas sobre la lengua y la mucosa bucal, los pezones y las bandas coronarias, y puede distinguirse de las erosiones sin formación de vesículas que se ven en la DVB. La Lengua azul también produce lesiones erosivas en la boca de las ovejas y reses. Las enfermedades que producen diarrea pero no lesiones orales incluyen la Diarrea de invierno, la Salmonelosis, la Paratuberculosis y las parasitosis

Confirmación de laboratorio: se basa en el aislamiento de virus en cultivos celulares y su detección por inmunofluorescencia; las muestras que se envían son heces, exudado nasal, sangre y tejidos recolectados en la necropsia. Otra posibilidad es la aplicación de pruebas serológicas en sueros pareados. Los animales afectados pueden no tener anticuerpos neutralizantes específicos a causa de inmunosupresión o por una incapacidad para producir anticuerpos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com