Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Biografías
Walter Benjamin

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Textos de W Benjamin
-
“El fracaso de la razón y los límites materiales
- Acerca de Walter Benjamin
- Arquitectura en Grecia
- Walter Gropius

 

Google

Avizora - Atajo Google

 

06 - Walter Benjamin: la memoria de las víctimas
"Es imposible dar en pocas palabras ni siquiera una idea de la filosofía de Benjamin... Se desplegará en el tiempo, porque incluso su deseo más secreto es el deseo de todos. Pero se ha perdido la mirada que veía el mundo desde la perspectiva de los muertos... De manera incansable, esta mirada mortalmente triste derramó toda clase de calor y esperanza sobre esta vida gélida."
Theodor W. Adorno, 1940

Suele ocurrir a veces, que cuando se anuncia la muerte de una persona se manifiesta respeto por ella, pero también después suele oírse la expresión 'qué le vamos a hacer; la vida sigue.' Se puede tener la sensación sin embargo, de que esa expresión pudiera ser dicha con facilidad por personas ajenas al fallecido, pero es de dudar que pudieran ser de consuelo para quienes más lo amaban. Además, la muerte de alguien después de una vida larga, en la vejez, quizá se pueda 'entender' un poco más que la muerte durante la juventud, pero mucho más difícil de entender es la muerte precoz por violencia.

La historia humana tiene un largo registro de muerte de millones de personas por violencia. Solo el siglo XX es un triste recuerdo de todo eso: dos guerras mundiales segaron la vida de unos ochenta millones de seres humanos. Decir con frialdad 'pero la vida sigue' podrá ser verdad pero eso también sería volver la espalda a quienes así sufrieron. Ese fue precisamente el sentir del sensible pensador Walter Benjamin.

Walter Benjamin
nace en 1892 en el seno de una próspera familia judía de Berlín, Alemania. Estudia filosofía en Berlín y Turingia, y se hace ensayista y crítico literario. Su obra incluye una gran variedad de temas tratados con igual rigor filosófico que penetración imaginativa, y constituye una de las producciones críticas más importantes de la primera mitad del siglo XX. Con la ascensión de Hitler al poder, Benjamin se instala en Paris donde escribe sus principales obras. Al invadir los nazis Francia intenta huir a Estados Unidos a través de la frontera española, pero el gobierno de Franco niega el paso de los refugiados hacia Lisboa. Estando en Port Bou, Benjamin está ya cansado de tanto horror y tanto sufrimiento. Ya no puede más y decide quitarse la vida ingiriendo una gran cantidad de morfina. Era la noche del 25 de septiembre de 1940.

Se podría decir que Walter Benjamin es una víctima más de la violencia de la historia. Le tocó vivir dos horribles guerras mundiales y eso afectó profundamente su visión de la vida y su obra. Llegó a crear una visión filosófica del recuerdo de las víctimas prohibiendo vehementemente que se olvidaran. Tenía un gran temor: que la modernidad, que lo que se conoce con el nombre de 'progreso' borrase todo el pasado y que la humanidad fuera la única víctima. Criticó el frenesí consumista y la vorágine del mundo moderno e intentó resucitar lo sencillo y lo no contaminado. Su gran obsesión fue la violencia soterrada que suele haber en las transformaciones industriales, sociales, estéticas, culturales y políticas provocadas por la modernidad. Y sobre todo, que la violencia ha convertido la historia humana en un 'matadero.' Por eso Walter Benjamin se pregunta: ¿Qué hacemos con las víctimas de la violencia? ¿Qué pasa con los perdedores, con los vencidos, con los desechos de la historia? ¿Podemos concebir alguna esperanza para ellos? ¿Se ha pronunciado ya la última palabra sobre su dolor y su muerte?

En aquel tiempo Benjamín se había aproximado al marxismo, pero reconoce que el simple materialismo es totalmente incompetente para dar respuestas a esas preguntas vitales ya que el pasado está cerrado y los muertos no serán redimidos de ningún modo. Pero Benjamin reconoce aquí que la pregunta por los derechos de las víctimas sí es patrimonio de la tradición religiosa. De ésta, él solo recoge las preguntas, pero no las respuestas que ofrece. Sin embargo, la religión no olvida el pasado. Lo recuerda. La teología deja abierto lo que la ciencia deja cerrado. Sobre ese mismo asunto, Manuel Fraijó, profesor de Filosofía de la Religión de la UNED escribe:

"La tradición bíblica no archiva las causas de las víctimas de la injusticia. Sabe que ahí hay derechos pendientes y mantiene abiertos sus expedientes... La tradición religiosa ofrece una respuesta serena a este dilema. Encomienda las víctimas del pasado al Dios del futuro, al Dios que resucita a los muertos. Desde esa confianza en la instauración de una armonía final, el hombre religioso puede, si no ser feliz, -cosa a todas luces desmesurada-, al menos alcanzar una paz de fondo." -A vueltas con la religión, Verbo Divino (1998), 114.

Walter Benjamin muestra una profunda sensibilidad por el sufrimiento de las víctimas de la historia. No es de extrañar que su amigo Theodor W. Adorno se refiriera a él como 'la mirada que veía el mundo desde la perspectiva de los muertos.' Para él es necesario que esa memoria no se olvide, pues mientras la causa de los vencidos no triunfe, siempre serán posibles nuevos holocaustos. Esa compasión por los que ya no están es lo que le aproxima a la tradición bíblica. De hecho, él mismo no descartó del todo una posible redención mesiánica, aunque de forma débil.

Sin embargo, las Escrituras siguen reflejando las promesas del Dios del futuro para las víctimas como muestra de que su memoria no se ha olvidado en absoluto:

"Pero que los muertos resucitan lo dio a entender Moisés mismo en el pasaje sobre la zarza, pues llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob'. Él no es Dios de muertos, sino de vivos; en efecto, para él todos ellos viven." -Jesús de Nazaret, según Lucas 20:37, NVI.
 

 

Cronología de Walter Benjamin

1902-12

Frecuenta el gimnasio Kaiser-Friedrich de Charlotteríburg.

1892

15 de julio. Nacimiento de Walter Benjamin, el mayor de los tres hijos de Emile Benjamin y de su mujer Pauline, cuyo nombre de soltera era Schönflies.

1905-07

Estadía en Haubinda donde conoce a Gustav Wyneken.

1912

Abitur (bachillerato) en Berlín.

1912-15

Estudios de filosofía en Friburgo y en Berlín. Milita en el movimiento de los estudiantes libres.

1912

Comienzo de la amistad con el poeta C. F. Heinle.

1914

Presidente del Movimiento de estudiantes libres. Conoce a su futura esposa, Dora Sophie Pollack. Al declararse la Primera Guerra Mundial, suicidio de C. F. Heinle y de su amiga. Se retira del Movimiento de la Juventud.

1915

Encuentro con Gerhard Scholem.

1915-17

Prosigue sus estudios en Munich.

1917

Se casa con Dora Pollack. Declarado inepto para el servicio militar, se instala en Suiza.

1917-19

Prosigue sus estudios en Berna.

1918.

Nacimiento de su único hijo Stefan. Conoce a Ernst Bloch.

1919

Tesis de doctorado: El concepto de crítica de arte en el romanticismo alemán sostenida cum iaude.

1920.

Regresa a Berlín. Dificultades económicas.

1921.

Proyectos para la revista Angelus Novus.

1921-22.

Redacción del ensayo sobre Las afinidades electivas. Amistad con Florens Christian Rang

1923

Semestre de verano en la Universidad de Francfort Prepara su habilitación (tesis de estado) en historia de la literatura alemana moderna. Conoce a Theodor Wiesengrund (Adorno) y a Siegfried Kracauer.

1924.

Mayo-octubre en Capri. Primera versión del Trauerspielbuch. Amor por Asja Lacis, quien lo inicia en el marxismo.

1925

Fracaso de su habilitación.

1926.

Mayo-octubre en París. Traducción de Proust con Franz Hessel. Comienza a escribir para la Francforter Zéitung y la Literarische Welt.

1926-27

Diciembre-mero: viaje a Moscú, donde vuelve a ver a Asja Lacis.

1927.

Comienza el trabajo sobre Los Pasajes en París, en donde vuelve a ver a Scholem. Proyectos para ir a Palestina. Primeras experiencias con el hachís.

1928.

Rowohlt publica Dirección única y Origen del drama barroco alemán.

1929

Primer encuentro con Bertált Brecht. AsJa Lacis en Berlín. Benjamin comienza a trabajar para la radiotelefonía.

1930

Divorcio. Proyectos para la revista Crisis y Critica con Bertolt Brecht y Bernard von Brentam.

1931

Proyecto de su volumen de ensayos para Rowohlt. Escribe el ensayo sobre Kraus.

1932

Abril-julio en Ibiza. Elabora Berliner Chronik. En julio regresa a Niza. Considera la posibilidad de poner fin a sus días. Redacta su primer testamento.

1933

En marzo emprende el camino del exilio. De abril a septiembre, de nuevo en Ibiza. Comienza a trabajar para el Institut für Sozialforschung.

1934-35

París, Skovsbostrand en casa de Brecht, San Remo en casa de su ex esposa. Dificultades financieras. Reanuda el trabajo sobre Los Pasajes.

1936

En París trabaja en La obra de arte en la era de su reproductibilidad técnica. Se publica en Lucerna con el seudónimo de Detief HoIz la antología de cartas titulada. Alemanes.

1937-38

Trabaja en el Baudelaire.

1938

Julio-octubre, última estadía en la casa de Brecht, Dinamarca. Termina el París del segundo imperio en Baudelaire.

1939

Sobre algunos temas baudelairíanos. Cuando estalla la guerra, es internado en el campamento del Clos-Saint-Joseph de Nevers. Puesto en libertad en noviembre.

1940

Regresa a París. Escribe las Tesis sobre concepto de historia. En junio, huye a Lourdes con su hermana. Por intermedio de Max Horkheimer obtiene en agosto un visado para los Estados Unidos. En septiembre, vano intento de pasar los Pirineos. El 26 de septiembre Walter Benjamin pone fin a sus días en Port Bou.

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com