Biografías
Jan Amós Comenius (Comenio o Komensky)

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Enseñar con textos e imágenes.Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio - Didáctica, educación y enseñanza: Conceptos - Alexander Sutherland Neill

Contenidos disponibles en español y en inglés - Availables resources in spanish and english - Compilador / Compiler Jorge T Colombo

. Biography 1 (English)
. Biography 2 (English)

. Portada de una edición de 1659 de la obra "Orbis sensualiun pictus" de Comenius

. Biografía 2 (Español)

Biografía 1 (Español) - Carolina García - espejosmaradentro@yahoo.com

Breve reseña sobre la vida y obra de quien es considerado el “Padre de la Educación Moderna

Jan Amós Comenius es uno de los grandes cristianos de los que poco se habla como tal. A lo largo de su vida escribió más de 154 libros, la mayoría de los cuales fueron quemados durante la rebelión en Holanda.
 
Hablar de Comenius, es hablar de la Europa renacentista de los siglos XVI y XVII. De aquella donde reformistas como Lutero, de las ideas planteadas de Juan Hus, debían luchar contra un sistema inquisidor creado por la iglesia católica para mantener la unidad y pureza en la fe, y recuperar la supremacía sobre los hombres encabezadas por el Papa.
 
Vida
 
Nació el 28 de Marzo de 1592 en Nivnice. Con apenas unos días de nacido, sus padres se instalan en el poblado de Unersky Brod, donde recibe el bautismo de la Hermandad Moravia (iglesia evangélica). Sus padres deciden bautizarlo con el nombre de Juan Amós Comenius en honor a Juan de Hus del cual deseaban fuera imitador, como de hecho lo emuló. El nombre Amós, de origen judío, ofrece razones para recibir testimonio de bendición de Yahveh.
A muy corta edad, quedó huérfano.

Su destacada inteligencia y creatividad lo hicieron brillar como estudiante.
Debido a su excepcional aplicación, algunos nobles protectores de la hermandad morava centraron su atención en el joven Comenius enviándolo a la escuela secundaria de Prevov como becado.
Comenius asimiló los clásicos latinos y griegos, profundizo en el estudio de la historia de los pueblos. Adquierió los rudimentos de diversas lenguas. Los sufrimientos que le producían la memorización de reglas ininteligibles, le hacieron reaccionar después, redactando manuales para aprender lenguas de una forma natural, como se aprende la propia en la infancia, basándose en frases y no de reglas, "las reglas deben ser redactas después por el aprendiz, luego de dominar la lengua aprendida".

Como premio a su aprovechamiento, Comenius es seleccionado para estudiar en la universidad de Herborn, sobresaliendo entre todo el alumnado. Luego entre 1611 y 1614 triunfa en la universidad de Heidelberg, gracias al apoyo dado por Carlos Zerotin al costear sus estudios. Nuevamente la guerra llega, ahora a los claustros universitarios.
En su estadía Heidelberg, Comenius absorbe conocimiento de las ciencias naturales, que giraban alrededor de la teología.
Despertó su interés el "memorial " de Ratke, en el cual el pedagogo alemán expone un nuevo método para enseñar que concordaba con los principios que Comenius utilizaba en la sistematización de la pedagogía que ya empezaba a planear.

El creyente

Su gran pasión por el estudio y la pedagogía era parte de lo mismo que motivaba otra de sus pasiones: La Obra de Cristo.
Comenius comenzó a trabajar como pastor y capellán de escuela en 1618, justamente cuando comenzó la Guerra de los Treinta Años.
Después de la derrota del ejército protestante, in la Batalla de la Montaña Blanca – uno de los eventos más desastrosos en la historia checa – el escapó salvando su vida mientras los soldados enemigos murieron quemados debajo de su casa.

Tiempo después, su joven esposa y sus dos pequeños hijos murieron por causa de la plaga. Durante siete años permaneció como fugitivo en su propio país, ocultándose en chozas abandonadas, en cuevas e incluso en árboles huecos.

Entrevistas con Fidel Castro - Farabundo Martí - La democracia como procedimiento y como régimen: Cornelius Castoriadis

A principios de 1628 él Comenius organizó a un grupo pequeño de protestantes que huyeron de su natural Moravia para aguardar épocas mejores en la vecina Polonia. Comenius tenía la idea de guardar la semilla que algún día replantaría en su patria. Jamás pudo regresar a ella.


Durante 42 años de su larga y dolorosa vida, él vagó por distintos países de Europa como refugiado sin hogar. Él era siempre pobre.
Su segunda esposa también murió, dejándolo con cuatro niños a su cuidado. Los aliados políticos de la nación checa habían muerto o fueron asesinados en la guerra. Su amado país había quedado en la desolación total.
La iglesia, de la cual otrora se había convertido en obispo se había dispersado y, empobrecida, al borde de la desintegración desde sus primeros años de exilio.
La ciudad polaca de Leszno, su hogar muchos años, fue quemada hasta la tierra por el enemigo. Su atesorada biblioteca y los numerosos manuscritos, algunos de ellos, resultado de décadas del trabajo, fue destruido totalmente en el fuego, dejando a Comenius, un hombre ya viejo, de 64 años, virtualmente con nada más que sus ropas.
Sin hogar ni dinero, se dirigió a Amsterdam, Holanda, en donde algunos amigos hospedaron, país que pasó a ser su hogar hasta su muerte en 1670.

Comenius era ministro (un anciano o un obispo) de una iglesia conocida como Unitas Fratrum (la unidad de hermanos), que se transformó en reservorio de grandes conocimientos teológicos, literatura y diversos logros culturales durante la Guerra de los Treinta Años.
A pesar de que era una congregación numéricamente pequeña, estimuló con gran vigor promoviendo el adelanto cultural de la nación checa. Los hermanos que fueron exiliados se habían transformado en los guardas de los tesoros espirituales checos. Esperando poder algún día volver a casa, intentaban prepararse para la gran tarea de reconstruir la tierra y la sociedad devastadas por guerra, y sabían que la educación sería una parte vital en ella.

Los hermanos no tenían el concepto de creerse la “única Iglesia verdadera” sin la cual no se podría ser salvado, sino solamente una parte de la iglesia universal en el mundo.
No hay duda que su pensamiento fue grandemente influenciado por la misión de John Wyckliffe en su país, y luego más adelante por Juan Hus en Bohemia. Esta idea de unidad entre los cristianos protestantes tuvo mucho peso por la reforma empezada en la época de Hus (1369-1415).
Esta reforma no murió en Bohemia cuando él fue quemado en la estaca. Un número de comunidades pequeñas hicieron reavivar las cenizas del hussismo, cada uno rebelándose contra Roma a sus propias maneras.
Dijeron, “así como creemos en las Sagradas Escrituras y en una Iglesia santa, no sostenemos que solo nosotros componemos la iglesia universal santa, o que la salvación será dada solamente a nosotros (...)”

Comenius tampoco adhirió a la teoría de la “Predestinación” y evitó entrar en las controversias que se daban por ese entonces acerca de la Supremacía del Señor, entre los luteranos y el resto de los protestantes.

Como ya se dijo, la esposa y los niños de Comenius habían muerto debido a la plaga. Comenuis se casó por tercera vez.

Su vida estuvo caracterizada por las frecuentes mudanzas, la desesperación y la agitación constante.
Sin embargo, Comenius siempre se hizo tiempo para el estudio.
Compuso numerosos trabajos sobre teoría de la educación y su fama se extendió a través de toda Europa por el contenido de sus escritos.
Publicó algunos de los primeros libros en cuadros para niños.
Al tiempo que realizaba sus trabajos sobre los principios pansóficos, los hicieron de Comenius una persona de renombre.
¿A que se refiere realmente el concepto de “pansofía? Comenius sostenía que existía una única verdad. ”La luz de la razón debe someterse en obediencia a la voluntad Dios”. Éste es principio pedagógico fundamental de Comenius y la pansofía .

En Inglaterra, en inglés, un idioma prácticamente desconocido para él, publicó sus notas sobre el asunto. Fue por esa razón que fue invitado para viajar a Inglaterra para trabajar allí en abrir una escuela nueva. Desafortunadamente, a poco de llegar, explotó la guerra civil y detuvo esa posibilidad de una escuela.
Visita primero Inglaterra, estando allí recibe invitación del Cardenal Richellieu para que lo oriente en la organización de una escuela pansófica que el cardenal proyectaba en Francia; Comenius no acepta, ya que Francia es católica, y el catolicismo perseguía al reformador Comenius.
 
Durante su estadía en Inglaterra, ocupó gran parte de sus esfuerzos en bregar a favor de la aceptación de los judíos que pretendían inmigrar desde distintas partes de Europa. Sus esfuerzos dieron resultado. Comenius tenía en gran estima al pueblo judío y fundamentaba teológicamente su sentimiento.
  • Jan Comenius es considerado por el pueblo judío, especialmente en Inglaterra, como uno de los grandes próceres de la Historia de Israel.
Viajó a Suecia invitado por el industrial Luis de Geer.
Allí, la Reina Cristina, su primera alumna, dió fe de los adelantos en sus estudios lingüísticos logrados con el método expuesto por Comenius en sus manuales. El entusiasmo de la Reina contagió a toda la Corte.
Comenius inició allí su reforma educativa, revolucionando métodos, textos y escuelas, en forma paidocéntrica, beneficiando la educación popular.
  • En la ciudad Sueca de Leyden se entrevistan Comenius y Descartes, dos revolucionarios pero en diferentes disciplinas; Comenius daba como centro de la educación al alumno, Descartes establecía como punto de partida del conocimiento a la razón. Estos dos revolucionarios aparecen en el inicio del ocaso medieval de la Escolástica. Así surgen filósofos y posteriormente pedagogos que guiaron a la razón y a la conducta de occidente por senderos de experiencia en la edad moderna.
El viaje a Suecia tenía otra motivación, además de la académica. Albergaba la esperanza de que el canciller sueco Oxenstierna, escuchase su ruego para ayudar al pueblo bohemio una vez que el tratado de paz calmase los tormentosos asuntos del país.
El tratado de Westfalia fue la clave del cese de la Guerra de los Treinta años. Sin embargo, sus condiciones fueron ampliamente favorables para los luteranos y los calvinistas, en desmedro de los grupos pequeños. Los hermanos en Bohemia por los cuales él había bregado todavía continuaban presos. Oxenstierna se había olvidado de él.

Su pensamiento y contribución

Sus contribuciones a la escena educativa son inmensurables de muchas maneras, y, según lo dicho antes, es considerado el “padre de la educación moderna.”
Él contestó a la pregunta ¿Existe un camino que permita enseñar a los niños al mismo tiempo de manera agradable, pero rápida?”
Lo hizo de una manera más bíblica y provechosa.
Las variadas “escuelas” de su día pensaron que esto era imposible. Se inclinaban sobre la disciplina corpórea al extremo, y desestimaban la posibilidad de incluir en la enseñanza conjunta a las niñas.
 
Comenius decía que "el aprendizaje debe comenzar en el hogar (siguiendo las ideas sustentadas a partir de la Reforma) siendo de esta manera que los padres serían los primeros educadores. Y esto significaba la inclusión de la madre. Entonces si las madres no fueran educadas, después no educarían a sus niños".

Escribió el libro The Great Didactic (publicado en 1657 en Holanda) en el que trató el tema de la Educación aportando desde una perspectiva cristiana ensamblando sus principios con lo que él llamó "el segundo libro de Dios”: la naturaleza.

Planteó métodos de ayuda a los padres a fin de que estos participen en la educación de sus hijos y especialmente que les enseñen sobre Dios en todas las maneras posibles.
“Enseñaron a los niños a para repetir palabras y conjugaciones latinas memorizadas, pero no les enseñaron a pensar ¿Si uno no puede pensar bien, cómo pueden aprender o entender un asunto dado?"

Comenius definió la educación como “el arte de hacer germinar las semillas interiores que se desarrollan no por incubación sino cuando se estimulan con oportunas experiencias, suficientemente variadas y ricas y sentidas siempre como nuevas, incluso por quién la enseña”.
Concibe la educación como un sistema donde el niño y el sujeto del acto educativo en general es el centro de la atención.

Con el desarrollo de sus obras literarias y los pensamientos pedagógicos, Comenius logra un sitial importante en la educación mundial.
Es precursor de la educación audiovisual y catalogado padre de la didáctica.
Su énfasis en el método y en las relaciones significativas tales como las relaciones entre el hombre y el mundo entre la educación general y el conocimiento especializado, entre la ciencia y la sociedad, entre el individuo y la sociedad, etc., plantearon posteriores problemas que necesitaron solución.
Aunque limitado por sus estudios y utópico en su tiempo, su sistema de una educación comprensiva y como proceso para toda la vida, su meta de integrar las actividades creativas humanas y sus principios para una amplia reforma social basada en la integración de la teoría, la práctica y la crisis, aún dan estímulo al pensamiento contemporáneo.

Estructuró el mundo armónicamente concebido como totalidad en tres estratos fundamentales: la naturaleza el hombre y Dios.
Estaba convencido de que cualquier fenómeno del mundo tiene su base objetiva en la unidad del cosmos creado por el Dios perfecto
A partir de la armonía del macrocosmos Comenius dedujo que el hombre, igualmente, debe convertirse en un todo armónico si han de desarrollarse plenamente todas sus potencialidades y habilidades, y no simplemente la razón.

Ya que Comenius consideró al hombre como una imagen de Dios, estaba convencido de que a cada uno se le ha dado una oportunidad para la perfectibilidad continua e interminable, para la creatividad, para la educación permanente y para la autoeducación. Todo el mundo tiene el deber de aprovechar esta oportunidad, un deber tanto filosófico, como político y religioso.

Su Pansofía no sólo fue una teoría del conocimiento sino también un camino hacía la sabiduría de la vida que incluye no únicamente el conocimiento del mundo entero sino también el conocimiento de parte del mundo, esto es, conocimiento del hombre total. Por lo tanto contenía elementos morales, sociales, religiosos y principios para la reforma del mundo. La educación general que ofrece el camino hacía el sentido de la vida en la filosofía del hombre y de sus relaciones con el mundo, y el conocimiento especializado tienen que formar una cultura integrada.

Algunas de sus principales Obras:

Reglas gramaticales más fáciles: de 1616, es la primera que publica Comenius a sus 24 años de edad, son conceptos gramaticales que siguen un proceso inductivo, de casos particulares se deduce la regla.
La puerta abiertas de las lenguas: Su primera obra famosa, escrita en 1631, es un cuaderno de lectura bilingüe, basado en al latín con 100 títulos compuestos con 10 frases, dando como resultado 1000 frases.
La escuela materna: En el mismo 1631, esta obra trata la educación durante los 6 primeros años del niño, para prepararlo al ingreso a la escuela primaria. La educación doméstica debe realizarse en el hogar, lo cual transforma a la madre en educadora.
La puerta de la sabiduría: Propedéutica para quienes quieren alcanzar el verdadero saber. Escrita en 1673. El científico es erudito, acumula conocimientos, el sabio es contemplativo, rumia lo conocido.
El aprendizaje del latín: De 1637, es un manual dirigido a los niños que inician el estudio del latín por medio de conversaciones latinas, el método novedoso esta en empezar hablando como el niño aprende la lengua materna.
El estudio del latín: Es un curso superior para los aprendices infantiles, escrita en 1638, con el estudio de las declinaciones y conjugaciones, y pequeñas traducciones de trozos.
Pródromo de la pansofía: Publicada en 1638, es una introducción a la sabiduría universal que dan al hombre los años, para que los adultos que la han adquirido faciliten su consecución a los jóvenes, pues Comenius no soportaba ver que se enseñaba, no por lo jóvenes aprendices, sino por la petulancia de los viejos que enseñaban.
El camino de la luz: Escrito en Inglaterra en el año de 1641. Es un tratado de política trascendente en la cual confía su idea de que ilustrando a la humanidad entera, se elevaran los niveles de cultura y moralidad en el mundo, no existirán guerras y reinará la paz en todas las naciones. Con el libro Comenius pide crear un consejo de la luz o academia mundial de sabios, que formaran una liga internacional.
Tratado sobre las oportunidades que hay para proseguir la investigación didáctica: De 1643. El maestro no solo debe impartir asignaturas, sino estudiar a cada alumno para dar la respuesta adecuada a sus exigencias personales, no solo instruir sino formar.
La dilucidación pansófica: Escrita en 1643 en Suecia. Describe un itinerario que arranca de la naturaleza, para llegar al hombre, a Dios y a la sabiduría. Llama templo a la enciclopedia del conocimiento universal.
Compendio de física proyectada hacía Dios: Manual de 1643, en el cual Comenius reforma la filosofía natural, para proyectar la cosmología espiritualizada que eleva al hombre hacía su creador.
Moderno método lingüístico: Escrito en 1648, es una gramática de treinta capítulos, en la cual se habla del concepto, variedades, prerrogativas de algunas lenguas, en especial la latina, expresando un método más reciente para enseñarla.
Léxico portátil: Para uso de viajeros, aparece en 1650, explica en latín y alemán voces derivadas.
El testamento: Obra pastoral, especie de sermón. Escrita en 1650, son palabras de aliento a compatriotas que vivieron el destierro con él.
Mandamientos para evitar el mal: De 1653, para que los hombres vivan con buenas costumbres.
La felicidad de la nación: Dedicada en 1654 al Príncipe Jorge. Describe la personalidad de un gobernante sabio y prudente, orienta los caminos que debe seguir el mandatario para dar bienestar a su pueblo.
La clase juego: Obra teatral, con la cual quiere hacer de la escuela un lugar agradable. Escrita en 1655.
Panegírico de Carlos Gustavo: Pieza oratoria en honor del Rey Carlos Gustavo X en 1655.
Vestíbulo de la lengua latina: Introducción bilingüe, en latín y alemán, de la puerta de la lengua latina, en 1656.
Puerta de la lengua latina: Exponer nociones de gramática. Define el arte de hablar correctamente, dividida en: etimología, sintaxis y ortografía.
Adnotaciones gramaticales: Complemento de la puerta de la lengua latina.
Opera didáctica omna: Obras didácticas completas de 1657, contiene diversas obras de Comenius.
Diccionario latino: Manual de sentencias, frases con las letras del alfabeto; publicado en 1657.
Templo de la latinidad: Con ejercicios graduales en latín, en el orden que Comenius siempre utilizaba: Pórtico, atrio, vestíbulo y santuario.
Disertación del latín: Escrito para facilitar el aprendizaje del latín.
El mundo ilustrado en imágenes (Orbis Pictus): Primer texto escolar ilustrado de la historia de la pedagogía; de 1658, ha sido modelo para los posteriores textos escolares, con este libro, se da a Comenius el título de: precursor de la educación audiovisual.
El laberinto del mundo y paraíso del corazón: Escrito en Checo desde 1623y después de la batalla de la Montaña Blanca (1620). Este libro aparece en 1633, refleja una sociedad trastornada, llena de injusticias y de abusos. El mundo es una ciudad donde por cada calle pululan gente de diversas profesiones. Diagnostica males, siguiere soluciones constructivas.
Tratado universal para la reforma de la humanidad: Comenius quiere ayudar a los hombres a salir del gran desorden babilónico en que están perdidos. Se divide en varías partes como: 1) La Pampedía que trata la educación universal de todo genero humano, el plan de educación que propone en este capítulo es más amplio que el de la didáctica magna. 2) La Panotorsia: "renovación universal".
Lo único necesario: Profundo y conmovedor testamento espiritual y confesión pública ante el mundo y con el cual pide a la humanidad reprimir la violencia y profesar amor entre todos.

Biografía 2 - Juan Amós Comenio: Ángel de la paz - Frantisek Kosík - México: Trillas, 1996 (reimpresión 2000)

Síntesis
 

Juan Amós Comenio ha sido uno de los grandes maestros de la pedagogía moderna. Su labor humanístico-cultural se desarrolló en la Europa del siglo XVII, durante una época marcada por profundos cambios ideológicos, políticos, religiosos, económicos y socioculturales.
Sus obras -alrededor de 250- han sido escritas en su propio idioma, en checo, en latín y en alemán y han sido inspiradas en las ideas de reformadores protestantes como Lutero y Calvino, de filósofos como Bacon y Campanella, y de pedagogos de la talla de Vives y de Ratke. En el plano de la educación, Comenio proyectó un sistema sumario del saber realista, el cual denominó "pansofia", que debería servir para universalizar el conocimiento y eliminar los conflictos del mundo.
En otras palabras, su reforma educativa estaba íntimamente ligada a una renovación moral, política y cristiana de la humanidad. Su método pedagógico tenía como base los procesos naturales del aprendizaje: la inducción, la observación personal, los sentidos y la razón.
Comenio defendió la idea de la escuela para todos, señalando a las autoridades gubernamentales como responsables de su difusión y organización. Otro de los grandes aportes de Juan Amós Comenio fueron sus teorías acerca de la paz mundial. Desde su punto de vista, la paz era un valor que debía ser resguardado por un tribunal internacional encargado de evitar las causas de los conflictos bélicos.

  Tabla resumen  

EJES ANALÍTICOS

Comenio (Checoslovaquia) 1592- 1670)

PROPUESTA PEDAGÓGICA

  • Su método pedagógico tenía como base los procesos naturales del aprendizaje: la inducción, la observación, los sentidos y la razón.

  • Parte de su propuesta pedagógica era eliminar totalmente la violencia del proceso educativo.

  • Exigió con firmeza que la educación primaria fuera obligatoria.

FUNCIÓN SOCIAL DE LA EDUCACIÓN

  • La reforma educativa que propuso estaba íntimamente ligada con la búsqueda de una renovación moral, política y cristiana de la humanidad.

  • Defendió la idea de una escuela para todos, señalando a las autoridades gubernamentales como responsables de su difusión y organización.

  • La instrucción ayudaba a aumentar el bienestar de un país, así como también sus buenos modales.

DESEMPEÑO DEL DOCENTE

  • Le costó un gran trabajo cambiar los métodos tradicionales basados en el uso de golpes y violencia.

  • El maestro según Comenio debía conocer primero las cosas que enseñaba. Además, debe aprender a que no debe avanzar mientras los conocimientos básicos no estén firmes en la mente del alumno

  • La docencia para Comenio era el oficio más noble entre todos.

CONCEPCIÓN DEL ALUMNO

  • Los jóvenes son seres "blandos como la cera", por eso se puede educar mejor sin represión.

PAPEL DE LA ESCUELA

  • Diseñó una arquitectura de cómo debían ser construidas las escuelas: con patios, jardines, etc

CONCEPTO DE LOS VALORES

  • Dado el contexto bélico en el cual vivió, uno de los ideales más importantes para Comenio era la paz.

Breve biografía.  

Juan Amós Comenio nació en una época de amenazantes preparativos para el estallido de la guerra que luego sacudiría a toda Europa. Cuando Comenio inició y creó su obra, el panorama ideológico, político, religioso y económico de Europa era muy complejo debido a los terribles y sangrientos movimientos de reforma y contrarreforma, lo que lo llevó a pensar en soluciones claras y concretas, las cuales encuentran expresión en su obra.
En su época, toda Europa estaba bajo el dominio de la religión; todo en el mundo se explicaba según la Biblia y el credo dirigía las vidas humanas. Cualquier desviación de estos preceptos equivalía a una herejía que se pagaba cruelmente. El camino de la instrucción también cruzaba a través de la religión.

  a) Nacimiento.  

Su familia se destacó en la historia de la Hermandad como grandes predicadores. La Hermandad era una pequeña y modesta iglesia fundada en 1547 por el husita Rehor (seguidor del movimiento basado en las ideas reformistas del sacerdote y teólogo Jan Hus). Allí se predicaban ideas muy radicales con las que querían llevar a la iglesia a recuperar la sencillez de la primitiva sociedad cristiana, por lo que la Hermandad fue perseguida desde un principio. La iglesia fue prohibida y sus miembros acosados. Muchos de los hermanos murieron martirizados, sin embargo, la Hermandad persistía. En este contexto, el 28 de marzo de 1592 nace Juan Amós Comenio, en un pueblo llamado Nivnice. Allí, las lecturas comentadas por su padre le fueron ayudando a desarrollar su pensamiento crítico, y sus ideas sobre la fe en la justicia que tarde o temprano llegaría. Luego de muertos sus padres y de haber perdido sus pertenencias en un terrible incendio huye en compañía de su tía buscando su porvenir.

b) Joven estudiante.  

Bajo las recomendaciones del obispo de la Hermandad, Juan Lenecius, Comenio -el joven inteligente e inquieto- empezó a aprender afanosamente el latín, le gustaba leer a los poetas, Virgilio, Ovidio, Cicerón, y con la misma atención leía la Biblia. Con entereza y valentía expresaba sus desacuerdos sobre algunos textos ante sus profesores, acostumbrados a que los alumnos obedientemente repitieran las doctrinas preestablecidas. Sus preguntas los desconcertaba, pues veían que era directo y pensaba libremente. Su espíritu crítico le hizo merecer que lo enviaran a la Universidad de Herborn -escuela de gran prestigio- donde enseñaban los mejores profesores.
En esta etapa de su vida, Comenio reflexionó profundamente acerca de la religión católica. Él pensaba que esta institución había cometido muchos crímenes por debilidad, por venganza o por ceguera. Comenio se volvió famoso por su espíritu crítico y agudo: no acogía ninguna doctrina sin preguntas o dudas. Esta fama lo ayudó a entrar como ayudante en el cuerpo docente de la Universidad. En la Universidad de Heidelberg, encontró al profesor David Pereus, quien buscaba la reconciliación y unidad de todas las religiones protestantes, idea que a Comenio le fascinaba. La astronomía era una ciencia excitante para Comenio: en ella, el pensamiento humano tocaba los más lejanos espacios y las más delicadas y profundas preguntas de la existencia humana, la creación y el sentido del mundo -que vivía volviendo su cara hacia el Universo-.
Luego de tres años de estudio en universidades extranjeras, tenía que volver a la patria a rendir cuentas a la Hermandad. A su regreso fue admirado por grandes personalidades de su patria. Juan Amós le confió a Lenecius sus intenciones relacionadas con la carrera de maestro. En esta etapa comenzó a proponer renovadas ideas con relación a la forma de enseñar, para que los alumnos aprendan por gusto, que sientan la alegría de aprender y que estudien no por obligación sino por deseo. Después de siete años, regresó a su escuela, ya como maestro, estaba convencido de que despertaría el interés de los alumnos sin necesidad de gritos ni amenazas.
 
c) Matrimonio.
 
Una vez casado con Magdalena -hermana de un gran amigo suyo- y viendo que su aplicación y actividad superaba a muchos sacerdotes mayores que él, fue elegido como administrador de la escuela y guía espiritual del Concilio de la Hermandad. En esa pequeña y acogedora ciudad -su nueva residencia- habitaban todavía en convivencia pacífica, evangelistas y católicos, checos y alemanes, mientras que en Moravia occidental -en las haciendas reales- los niños eran expulsados de las escuelas protestantes.

  d) Su labor como maestro.  

Enseñaba a sus alumnos, con todo detalle y admiración, la biodiversidad del pequeño bosque cercano a la escuela. Basándose en el trabajo de las abejas -de las colmenas que tenía en el jardín de la escuela- enseñaba a sus alumnos los beneficios de una actividad constante y unida. En esas horas felices él se olvidaba del peligro amenazante que vivían. Propiciaba la competencia entre sus alumnos, la cual se daba en un equilibrio entre la disciplina y el estimulo hacia el trabajo.
 
e) Penas y persecución.
 
Por los relatos de la gente sencilla, Comenio se daba cuenta de la terrible situación existente: el pueblo era maltratado por el trabajo forzado y cruelmente explotado por las altas contribuciones. Las grandes desproporciones entre el lujo de la nobleza y la miseria del pueblo irritaban a Comenio. Cuando escribió Un llamado de los pobres al cielo, se sentía un luchador: no tenía miedo a amenaza alguna, escribía por aquellos que no sabían hacerlo, también por aquellos que creían que el mundo se había creado para ellos y por eso podían abusar de la gente. Esta postura le atrajo venganzas de los católicos, quienes le llamaban ateo y afirmaban que estaba depravando a los niños. Los mismos agustinos lo calumniaron y difamaron. Con la misma agresión quisieron responder algunos fervientes luteranos, pero Comenio se oponía con dignidad buscando la paz y reconciliación entre unos y otros.
Debido a esta situación tuvo que abandonar Fulnek, la escuela y los primeros bosquejos de sus libros. Puesto que la gente desposeída por las injusticias y en constante temor por su vida no podía adentrarse en la lectura de la Biblia, quiso prepararles una antología de pasajes abreviados para que en ellos encontraran consuelo y fortaleza. A Comenio le dolió saber que en la plaza de Fulnek habían quemado solemnemente todos los libros evangelistas, entre los que estaban sus manuscritos, así como la crueldad con la que fueron ejecutados los principales lideres de la rebelión:
 
Su obra
 
Dada la situación terriblemente amenazadora, Comenio huyó a Brndys, donde como guía espiritual se preocupaba por animar a los abatidos y perseguidos y como no les podía hablar, escribió un tratado que tituló: Sobre la perfección cristiana, que le envió a su esposa para hacerle más llevaderas las penas que habían caído sobre los evangelistas en Bohemia. Escrito que ella no alcanzó a leer pues murió, con sus dos hijos, y muchas personas más, a causa de la peste. Todas estas penalidades, que difícilmente podía soportar, lo impulsaron a escribir El afligido (al que constantemente anexaba nuevos datos), El laberinto del mundo, el sermón Sobre la pobreza y un folleto titulado Prensa de Dios y más tarde La profundidad de la seguridad. Mucho de lo que escribió, se oía en las conversaciones de la gente sencilla. Y aunque vivía en su patria, se tenía que esconder como un desterrado.

Su visión de la didáctica.  

Una de las convicciones de Comenio era, que "con los golpes, generalmente, el maestro encubre sus propias deficiencias". Evitaba hacer trabajar a los alumnos, por miedo. Más bien se esforzaba por establecer buenas relaciones y pronto los muchachos lo querían. Cuando trabajó en el gimnasio de Lesno, descontento con el régimen que tenía la escuela se esforzó por conseguir material de apoyo y motivó a los alumnos a hacer sus propias síntesis y a dirigir su mente desde la teoría hacia la vida. Afirmaba además que era necesario: 1° enseñar en el idioma materno, 2° conocer las cosas para luego enseñarlas, y 3° eliminar de la escuela la violencia.
Creía que a la juventud podía ser guiada sin represión, porque es blanda como la cera y se logra más sin violencia. Pero pensó en escribir sobre los más pequeños, sobre la educación en la escuela primaria. Los niños -decía- todo lo quieren imitar, por lo que les debemos enseñar lo más rápido posible, lo que hace del hombre un hombre. Seguro de que pronto serán dueños y gobernantes. Y por eso mismo los padres necesitaban aprender la forma en que debían conducir a sus hijos e hijas hacia los conocimientos más complejos: "que aprendan a usar correctamente sus sentidos y reconozcan las causas y las consecuencias", decía.
Todas estas convicciones las escribió en su obra donde introduce al niño en la geografía, conociendo desde su habitación hasta su patria y donde da consejos para ejercitar la mente infantil así como para cultivar el sentido de cumplimiento, encargándole además, pequeñas tareas. Comenio daba instrucciones sobre la educación musical reconociendo que ninguna otra cosa elevaba tanto el alma como una canción. Para él era decisivo que los padres hicieran de la visita a la escuela, una fiesta, y que los niños fueran a la escuela con alegría. El aprendizaje debía ser un juego. Y todas las experiencias que tenía en el gimnasio, iban quedando plasmadas en su Didáctica.
En ella se dirigía al futuro gobierno checo, a los maestros y a los padres; imaginó una escuela primaria en cada pueblo y deseó que ésta llamara la atención de los alumnos: con árboles alrededor y flores en las huertas. Las paredes de los salones debían ser adornados con cuadros. Cerca de ella debían estar los talleres y junto a las aulas las canchas para los juegos de los alumnos. Era consciente de que en la práctica, no todos los alumnos tienen ganas de aprender lo mismo, por lo cual -decía- "no debemos enseñar lo que sabemos, sino lo que son capaces de aprender los alumnos", lo cual no es tarea fácil para el maestro, quien no debe avanzar mientras los conocimientos básicos no estén firmes en la mente del alumno y deben estar convencidos de que se les encomendó un noble oficio, el más grande bajo el sol.
Todas sus afirmaciones partían de la fe en las ricas posibilidades de la mente humana. Y para los niños de escasos recursos pedía que recibieran ropa, libros y los materiales escolares, gratis a fin de que tuvieran las mismas oportunidades que los ricos. Respecto a las mujeres, opinaba que ellas están dotadas, muchas veces, con una mente más ágil que la de los hombres y exigía con firmeza que la educación primaria fuera obligatoria para todos.

Otro escritos

Cuando la peste atacó al mundo como un caos, Comenio trataba de evitarla. Estaba convencido de que esto sería posible si las autoridades ordenaban a la gente cumplir con los principios de la limpieza. De esta forma, luchaba por convencerlas de que - según la razón- se trataba de una enfermedad y no de un horror invencible y menos aún, de un castigo de Dios, para lo cual escribió instrucciones que fueron repartidas por las casas que a fin de cuentas, dieron buenos resultados. En otro texto que escribió, presentaba las reglas de cada disciplina, con lo que ayudaría a miles de alumnos. Y muy pronto salió el Laberinto del mundo y paraíso del corazón; después de La puerta abierta, el trabajo más difícil fue el de la Didáctica en el cual se esforzó por establecer las bases definitivas y efectivas para la educación y el aprendizaje.
Luego tuvo que prepararse a librar la lucha de sus ideas acerca de educar a todos, sobre todo, es decir: a los muchachos y a las muchachas, a los ricos y a los pobres. Lo cual veían peligroso para el orden del mundo: disminuiría las propiedades de los poderosos, agitaría la división, probablemente a los pobres les diera apetito de poder... Juan Amós deseaba, algo más que ser autor de textos escolares y diccionarios. En una situación de decadencia, fue elegido como escribano de la Hermandad y, en el Consejo de los Mayores, le asignaron la vigilancia de la juventud estudiosa y que escribiera la historia de la iglesia (muy pronto, la junta de profesores, lo nombraría rector).
Así fue como escribió Historia de la contrariedad de la iglesia checa, libro lleno de dolor pues los martirios sufridos en la Hermandad desde su fundación, eran innumerables. En él sacó a relucir el sufrimiento contenido en las viejas crónicas: cómo eran quemados los autores con sus libros, la persecución de los recién nacidos, los asesinatos de los sacerdotes... revivió todo de nuevo. Él afirmaba que si los hombres conocieran la verdad, reinaría entre todos la armonía completa. Y una armonía general sería la paz. Aspiraba a la reconciliación de las iglesias y al perfeccionamiento de la sociedad humana. Sostuvo fuertes disputas con algunos opositores de la Hermandad y adversarios suyos. No obstante en 1614, fue llamado a Inglaterra para que allí presentara sus sabios planes, lo cual le implicaba dejar familia, Hermandad y la escuela.
De esta manera veía la posibilidad de intervenir, educativamente, también en Inglaterra (posteriormente lo haría en Suecia) y apoyar -no tanto como protagonista, sino más bien como auxiliar- el movimiento de Reforma en ese país, pues simpatizaba con los opositores del rey, pero en esas condiciones, no era tan fácil mover el timón de la historia. A sus cincuenta años era un escritor apreciado y maestro de maestros. Entre sus grandes encuentros se puede mencionar el que sostuvo con Descartes, Otón, Juan Rulik, Cristina (futura reina de Suecia), entre los que figuraban científicos, cancilleres, predicadores, políticos... con quienes sostenía profundas reflexiones de índole científica, social, religiosa, política, etc. Tanto que a cambio de la ayuda a Suecia, en los trabajos escolares, él podría solicitar apoyo para los países checos. Se dedicó por un buen tiempo a los nuevos textos para las escuelas suecas. Después del texto en latín y la Didáctica, se propuso ordenar en un solo sistema, todos los conocimientos científicos (pansofía) luego de lo cual se imaginó que, con una educación bien dirigida, sería posible corregir y mejorar todo el deteriorado mundo, él se sentía llamado a intentar marcar el rumbo de una humanidad nueva: amorosa y pacífica. Aún no concluía su participación para Suecia cuando ya tenía ofrecimientos de rector tanto de Lituania como de Transilvania. Nuevamente tiene que huir por la guerra - 20 años después de haber dejado la patria- esta vez se trataba del fin de la guerra de los 30 años. El país de Hus quedó bajo el dominio de los Habsburgo. Y fue entonces cuando Comenio, tomó en custodia a la escuela de Lesno y a sus jóvenes sacerdotes donde iniciaría otra vez la búsqueda de nuevos caminos.
 
Fundación de una escuela omniscientífica.
 
En la asamblea de los nobles, convocada -en Transilvania, donde permaneció dos años- para la fundación de una escuela onmiscientífica (que fue una nueva escuela, con mejores textos y los más exitosos métodos), Comenio dio un discurso inaugural donde habló sin rodeos sobre la instrucción que contribuiría a los modales más finos y al aumento del bienestar del país. Decía que cada uno de nuestros actos debe servir no solamente para beneficio propio, sino también para beneficio de los demás. Allí mismo exhortaba al esfuerzo conjunto para aprovechar las riquezas ocultas de la tierra, a prestar atención a la seguridad y el orden del país, a luchar contra la suciedad y las enfermedades y a considerar la escuela como un prefacio para la fundación de la Facultad de Medicina. Les decía que la falta de educación podía ser la causa de la ruina de naciones enteras. Por lo tanto, el país debería tener no solamente los ríos de agua, sino también los ríos de las razones; no solamente las minas de oro, sino también las minas de la sabiduría, y hasta el papel del saber se debería de arar, sembrar y escarbar. Quien quiera ser culto -decía- deberá querer a los libros más que al oro y la plata. Luego de preparar los textos en húngaro, para alegría pública, abrió el primer salón que se llamó Vestibulito, porque el mundo de los conocimientos es un gran laberinto -explicaba a los padres de los niños-. Poco tiempo después, los maestros acostumbrados a sus antiguos métodos de enseñar, tendrían problemas, cuando Comenio intentó cambiar sus anquilosadas costumbres. Luego de una mayor ingerencia con los alumnos, los maestros fueron testigos de que realmente los alumnos estaban aprendiendo -por medio del teatro- a autodominarse y adquiriendo actitudes nobles; constataron que estaban perdiendo la timidez, ganando seguridad en su comportamiento y aprendiendo con facilidad los textos. Y aunque sabía que en la nobleza húngara había resistencia, hizo resaltar la necesidad de que entre la gente humilde desapareciera paulatinamente la ignorancia.
 
Últimas escritos
 
Después de la ruina de su ciudad a causa del incendio y de haber recuperado sus escritos con diferentes amigos, el enorme acervo de sus esfuerzos pedagógicos culminó en una obra de mil hojas titulada Escritos didácticos (Opera didáctica omnia). Con la (re)edición de Orbis Pictus, El mundo a través de la ilustración, Comenio se ganó el sobrenombre de "el príncipe de la instrucción". En La Consulta General se mostró su opinión de que no podíamos entregarnos únicamente a la Providencia, que tenemos el derecho y la obligación de crear y cambiar el mundo de acuerdo con nuestras ideas, y según nuestra conciencia. En la primera parte, Panegersia, marcaba las tareas a realizar; en la segunda, Panaugia, Comenio dio a entender y desarrolló su idea de que el medio para la corrección (o enmienda del mundo) era la sabiduría, que actuaría con beneplácito, como la luz. Tres lámparas alumbrarán las oscuridades: la naturaleza, la mente y las Escrituras... Pero las personas deberemos despertar de la indiferencia; debemos alumbrar la razón y fortalecer la voluntad. La meta de los esfuerzos correctivos debe ser, ante todo, la paz. Panraedia -tercera parte- contenía un esbozo sobre la educación desde la niñez hasta la vejez. En Panglotia, la cuarta, intentó determinar una lengua internacional común. Solamente esta obra reformista, contenía más de cuatro mil páginas. Comenio, perseguido por el sufrimiento, había querido salvar al mundo, pero el mundo era sordo y no lo quiso escuchar. Finalmente escribió un urgente mensaje a la conciencia mundial, consideración que tituló en latín Ángelus Pacis, es decir, Ángel de la Paz.
Biography: Jan Amos Comenius. A brief bio on the "Father" of modern education.

Some brief Notes on Jan Amos Comenius - C. Matthew McMahon - webmaster@apuritansmind.com

Have you ever heard of Jan Amos Comenius?  Do not be too overwhelmed with grief if you have not.  In our day, most of the world has not heard of him.  Regardless of your denominational distinction, Comenius is someone Christians should become familiar with.  He wrote over 154 books in his lifetime, even after all of his original manuscripts were burned during a rebellion in Holland.  He was an amazing and prolific educator, and has been stamped “The Father of Modern Education.” 

Born March 28, 1592, orphaned early, educated at the universities of Herborn and Heidelberg, Comenius began working as a pastor and parochial school principal in 1618, the year the Thirty Years war began. After the defeat of the Protestant armies in the Battle of White Mountain— one of the most disastrous events in Czech history—he barely escaped with his life while enemy soldiers burned down his house. Later, his young wife and two small children died of the plague. For seven years he lived the life of a fugitive in his own land, hiding in deserted huts, in caves, even in hollow trees. Early in 1628 he joined one of the small groups of Protestants who fled their native Moravia to await better times in neighboring Poland. He never saw his homeland again.[1]

For 42 years of his long and sorrowful life he roamed the countries of Europe as a homeless refugee. He was always poor. His second wife died, too, leaving him with four children to care for. The political allies of the Czech nation either died or were killed in the war. The beloved fatherland lay in total desolation. The scattered, impoverished church whose bishop he had become was in danger of disintegrating after years of exile. The Polish city of Leszno, his home for a number of years, was burned to the ground by the enemy. His treasured library and numerous manuscripts— some of them results of decades of work— were totally destroyed in the fire, leaving Comenius, an old man of 64, with virtually nothing but the clothes on his back. Homeless and penniless, he made it to Amsterdam, Holland, where friends took him in and cared for him until his death in 1670. [2]

Comenius was a minister (an elder or bishop) of a church known as Unitas Fratrum (The Unity of Brethren), which attained great theological, literary and cultural achievements immediately preceding the Thirty Years War. While small in numbers, it spurred the whole Czech nation to great cultural advancement.  The Brethren were exiled but saw themselves as guardians of Czech spiritual treasures. Hoping that one day they would return home, they were trying to prepare for the great task of rebuilding the land and the society devastated by war, and they knew that education would play a vital part in it.  The Brethren did not believe they were the “one true church” without which you could not be saved, but part of the universal church in the world.  No doubt there was much that influenced their thinking through Wickliffe missionaries to their country, and then later by Jan Hus in Bohemia.  This Unity branch of Christians were heavily influenced by the Reformation started at the time of Hus (1369–1415).  This Reformation did not die out in Bohemia when he was burned at the stake. A number of small communities spun off from the Hussites, each rebelling against Rome in their own ways. They said, “Thus believing according to the Holy Writ in a Holy Church, we do not hold that we alone compose the Holy Catholic Church, or that salvation is obtained only among us, or that we alone shall be saved.”  Comenius was also not settled on the issue of predestination (he may have been more akin to an Amyraldian concept (a mix or rather confusion of issues in this way) but was very set upon bringing the church together an unifying her), or some of the controversies at the time on the Lord’s Supper between the Reformed church and the Lutherans. 

 Comenius’ wife and children died of the plague.  Shortly thereafter his country was thrown into greater war and turmoil.  The Unity of the Brethren was dying out, with Comenius as the most prominent figure of their church movement.  In 1632 he became the bishop of his church.  It was after the battle of White Mountain in Bohemia in 1620 and their banishment from the country that the church became all but extinct.  He led a small group of people over the mountains into Poland in hopes that the hidden seed of faith that was ready to sprout would come forth.  He found refuge for a short while there.  He remarried, but his second wife also died leaving him with four children, and he married again, his third wife outliving him. 

His life was characterized by constant moving, despair and turmoil (this was part of the reason his second wife became ill and died).  However, he composed many works on education and became famous all through Europe through his writings.  He published some of the first picture books for children, as well as writing a work around pansophic principles that gained him wide renown.  What does “pansophic” actually refer to?  Comenius believed there was only one truth. The light of reason must submit in obedience to the will of God. This is Comenius’s fundamental pedagogical and pansophic principle.  In England the English, unknowingly to him, published his notes on the topic, and then invited him to come to England to work there in opening a new school.  After arriving, unfortunately, civil war broke out and stopped the possibility of a school. 

            Comenius then traveled to Sweden, though invited by both France and Holland, to continue his work.  He had faith in the Swedish chancellor Oxenstierna, to implore him to help the Bohemian people when the treaty of peace would calm the tumultuous storms of the country’s affairs.  The Treaty of Westphalia was pivotal in ceasing the Thirty Years War but it was more of a help to Lutherans and Calvinists rather than some of the small groups.  The brethren in Bohemia whom he longed to care for were still oppressed.  Oxenstierna had forgotten him.  Unfortunately, Comenius never returned home, and died while in Holland.

            His contributions to the educational scene are immeasurable in many ways, and, as stated before, he is deemed the “Father of Modern Education.”  He answered the question “Is there a way to teach children pleasantly, but quickly at the same time?” in a most biblical and helpful manner.  The various schools of his day thought this was impossible.  They leaned upon corporeal discipline to the extreme, and neglected the teaching of girls altogether.  Comenius though that learning should be done in the home (following thoughts surrounding catechizing that began during the Reformation) and thus by parents, which would have included the mother.  If mothers, then, were not educated, then children would not be educated as well.  He wrote the book The Great Didactic (published in 1657 in Holland) that encompassed a Christian worldview in learning from God’s second book – nature, and aiding parents in helping their children learn about god in every way possible.  Children in Comenius day were trained to repeat memorized Latin vocabulary and conjugations, but they were not taught to think well.  If one cannot think well, how can they learn or understand a given proposition?  Education for Comenius stretches beyond the boundaries of the classroom and encompasses all of life.

Some principles Comenius observed in nature applicable to education:

1.      Nature observes a suitable time.

2.      Nature prepares the material, before she begins to give it form.

3.      Nature chooses a fit subject to act upon, or first submits one to a suitable treatment in order to make it fit.

4.      Nature is not confused in its operations, but in its forward progress advances distinctly from one point to another.

5.      In all the operations of nature, development is from within.

6.      Nature, in its formative processes, begins with the universal and ends with the particular.

7.      Nature makes no leaps, but proceeds step by step.

8.      If nature commences anything, it does not leave off until the operation is completed.

9.      Nature carefully avoids obstacles and things likely to cause hurt.[3]

            His most famous works include: The Labyrinth of the World and the Paradise of the Heart (1620-27) on how the world around him at the time was degrading (set in an allegory like Bunyan’s Pilgrim’s Progress), The School of Infancy (1631) focusing on the early years of the child’s education,  Janua Linguarum Reserata (1632) for language studies, The Way of Light (1641) a universal plan of education and peace, Lux en Tenebris (1650) on prophetic visions for the Unity of the Brethren, Opera Didactrica (1657) all his educational works, and Orbis Pictus (1658) the first picture book for children.

For more information, see the Christian History magazine on Jan Comenius. 1987 and their reference list:

The Angel of Peace, Pantheon Books, New York 1944.

Introduction by Jean Paiget, John Amos Comenius on Education, Teacher’s College Press, Colombia University, New York 1967.

The Labyrinth of the World, National Union of Czechoslovak Protestants, Chicago 1942.

The School of Infancy, University of North Carolina Press, Chapel Hill 1956.

Vladimir Jelinek. The Analytical Didactic of Comenius, University of Chicago Press, Chicago 1953.

Wilhelmus Rood. Comenius and the Low Countries, Abner Schram, New York 1970.

Matthew Spinka. John Amos Comenius, that Incomparable Moravian, University of Chicago Press, Chicago 1943.

G. H. Turnbull. Samuel Hartlib. A Sketch of His Life and His Relations To J. A. Comenius, Oxford University Press, London 1920.

R. F. Young. Comenius in England 1641/2, Oxford University Press, London 1932.


[1]Christian History : Jan Comenius. 1987; Published in electronic form by Logos Research Systems, 1996 (electronic ed.). Carol Stream IL: Christianity Today.

[2]Ibid.

[3]Christian History : Jan Comenius. 1987; Published in electronic form by Logos Research Systems, 1996 (electronic ed.). Carol Stream IL: Christianity Today.

Dr. C. Matthew McMahon - webmaster@apuritansmind.com - (Curriculum Vitae and Bio): © A Puritan's Mind, All Rights Reserved, 1998-2007
Any
part of this website may be duplicated in printed form for purposes of personal study, church study, or community evangelism.  No part of this site may be duplicated without expressed permission of the author for other purposes.  We simply ask for the courtesy of an email if you are going to distribute or duplicate the information for purposes beyond what is mentioned.  If you would like to post a link on your website or blog to the articles here please do so freely.  Linking to this site is welcomed.

A Puritan's Mind is hosted by
Website Maven -  helping Reformed ministries on the internet with web design, hosting  reviews, and advice.

Biography 2 Jan Amos Comenius - Fuente Answers

Comenius, Jan Amos (Jan Ámos Komenský; 1592–1670), Czech theologian, educator, and encyclopedic philosopher. Comenius's influence on later centuries is even greater than it was during his lifetime. He was born in Moravia, and would later describe himself as "from Nivnice" as well as "from Uherský Brod." He was taught by the Community of Brethren, acquiring both an excellent knowledge of Latin and powerful protectors. Destined to serve in the clergy of the Brethren, he was sent to complete his education at Herborn and Heidelberg. He returned to Moravia in 1614, was ordained a pastor in 1616, and promoted to head teacher of the school at Fulnek in 1618. In the Bohemian crisis of that year, Comenius sided with the confederate estates and, with the disastrous defeat of their forces two years later, was forced to take shelter while his wife and two sons died of plague and his books were publicly burned in the town square of Fulnek in May 1623. Comenius's early works from this period have only partially survived. Among them is The Labyrinth of the World and the Paradise of the Heart (Labyrint svĕta a ráj srdce), a masterpiece of Czech literature that centered on the gulf between human folly and capacity for good.

In the late 1620s and 1630s, now based at Leszno in Poland and a Senior of the Brethren, Comenius completed the Czech version of the Didactics, his first important vision of a universal educational system, one that drew on the innate interest of the learner through innovative textbooks, games, and interactive learning. His textbooks turned out to be his greatest success. That on the teaching of Latin (the Janua linguarum reserata [Gateway of languages opened]) abandoned memorization of texts in favor of a direct explanation of vocabulary drawing on daily life. This was followed by an even more elementary textbook for the beginner, first published in 1633, the Vestibulum linguarum (Antechamber of languages). These regularly reprinted works earned Comenius his wider reputation. Behind these publications lay a bigger project for a Janua rerum (Gateway of things), an encyclopedia of the physical world intended to unite our understanding of the physical world with that of God. Comenius termed this project pansophia ('pansophy'), and a sketch of his ideas that he sent to a correspondent in England, Samuel Hartlib, was published there in 1637.

This publication resulted in an eight-month visit to London in 1641–1642. There, he outlined the reform of society through a process of learning that he described by means of the metaphor of light in Via lucis (The way of light). But, unable to pursue his studies in the midst of the Civil War, he left for the Netherlands and eventually settled in Elblag, then part of the newly acquired Swedish empire, and refined his method of language instruction. It was during this period that he began to write his most ambitious work, De rerum humanarum emendatione consultatio catholica (General discourse on the emendation of human affairs, or Consultatio).

The decade from 1648 to 1658 was a sequence of personal defeats and catastrophes for Comenius that he interpreted in an increasingly millennial light. It was accompanied by a stream of writings. The pictorial version of his language-teaching method, the Orbis sensualium pictus (The world in pictures)—written in Sárospatak but only finally published in Nuremberg in 1658—was one of his most enduring and successful legacies.

Comenius eventually retired to Amsterdam and spent the last fourteen years of his life under the protection of the de Geer family. His productivity in these last years was remarkable. He published a compendium of his educational writings and set about rewriting the Consultatio, the first two volumes of which were printed in his lifetime. In the preface, Comenius addressed himself to the Republic of Letters of his day, seeking a profound reform of the organization of human affairs through a right philosophy, religion, and method that would produce harmony and enlightenment rather than division and chaos. The remainder of the work remained in manuscript and was only rediscovered in 1935, a remarkable testimony to the complex, universalist tendencies of Renaissance thought that had survived the Reformation.

Bibliography

Primary Sources

The volume of work on Comenius is huge and comeniology is now an accepted term of art. What follows is a very arbitrary selection of his non-Czech language works. The standard critical edition is Johannis Amos Comenii opera omnia published by the Czechoslovak [now Czech] Academy of Sciences, Prague, 1969–. English editions of Comenius's main works are of varying quality; those that follow are listed by year of publication.

Comenius, Jan Amos. The Analytic Didactic of Comenius. Edited by Vladimír Jelinek. Chicago, 1953.

——. Comenius's Pampaedia or Universal Education. Edited by A. M. O. Dobbie. Dover, U.K., 1986. See also his translations of Panaugia (Part II) (1987), Panglottia (Part V) (1989), Panegersia (Part I) (1990), and Pannuthesia (Part VII) (1991) (all published in Warwickshire, U.K.) and Panorthosia (Part VI) (published in Sheffield, U.K., 1993).

——. The Great Didactic. Edited by M. W. Keatinge. London, 1896.

——. Orbis Pictus. London, 1968. (A facsimile of the first English edition of 1659.) ——. A Reformation of Schooles, Designed in Two Excellent Treatises [ . . . ]. Menston, U.K., 1969.

——. The Way of Light. Edited by E. T. Compagnac. Liverpool and London, 1938.

Secondary Sources

Blekastad, Milada. Comenius: Versuch eines Umrisses von Leben, Werk, und Schicksal des Jan Amos Komenský. Oslo and Prague, 1969.

Kyralová, M., and J. Přívratská, eds. Symposium Comenianum 1986: J. A. Comenius's Contribution to World Science and Culture. Prague, 1989.

Murphy, Daniel. Comenius: A Critical Reassessment of His Life and Work. Dublin, 1995.

Peskova, J., J. Cach, and M. Svatos, eds. Homage to J. A. Comenius. Prague, 1991.

Sadler, J. E. J. A. Comenius and the Concept of Universal Education. London, 1996.

The academic journals Acta Comeniana (Prague) and Studia Comeniana (Uherský Brod) are devoted to research on Comenius and provide summaries of Czech research in German and English.
 

Portada de una edición de 1659 de la obra "Orbis sensualiun pictus" de Comenius

AVIZORA
ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com