Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Biografías
Charles Chaplin

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Cine
-
No sabemos nada de Hiroshima
- Puros, cigarros, habanos...s
-
"La revolución en marcha", dice Oliver Stone
-
"Strange fruit" y la maldad humana

 

Google

Avizora - Atajo Google

. Biografía breve
. Charles Chaplin pertenece al mundo
.
El Gran dictador: Discurso final
. Afiches y otras fotos

100810 -
Charles Chaplin es uno de los íconos del siglo XX. Actor genial, director y guionista igualmente genial, su aporte a la cinematografía es imperecedero. No puede concebirse la historia del cine como nueva expresión artística sin su presencia.

 






Por otro lado -faceta menos conocida, pero no por ello menos importante en su vida- su sensibilidad como persona comprometida con la crítica social y la causa de la justicia, es digna de ser ponderada con la misma fuerza que su contribución al arte cinematográfico.
Hablar de Chaplin es hablar de una de las grandes personalidades de la modernidad.

"El desempleo es la cuestión más importante... la introducción de las máquinas en el trabajo debería ser de ayuda a la humanidad, y no una fuente de tragedia dejando a la gente sin trabajo".
Ch. Chaplin (1938)

Charles Spencer Chaplin, actor, director y productor que se consagró en el cine con su mítico personaje "Charlot" que, con ironía y comicidad, realizó críticas agudas de la sociedad. Tenemos con Charlot ("Carlitos" en español) un mito fundamental de la cultura del siglo XX en cuya filmografía abundan las obras maestras, auténticas joyas llenas de imaginación y brillantez, que le han hecho ocupar uno de los lugares privilegiados de la historia del cine. Fue, además, considerado el mejor actor del cine mudo. Un genio que sin una palabra dijo muchas verdades.

Los padres de Charles Chaplin eran cantantes y actores cómicos muy poco reconocidos profesionalmente, de origen judío que, en su momento, alcanzaron un razonable éxito. Especialmente la madre, Hannah Hill, hija de un zapatero, menuda, graciosa y con una agradable voz. Su padre, un virtuoso del violonchelo.
 

Chaplin nació el 16 de abril de 1889 en Lambeth, Londres, Gran Bretaña. No era un buen momento para la familia. El padre abandonó el hogar en pos de su afición alcohólica, y Hannah se vio obligada a mantener por sí sola a sus hijos Sydney y Charles.

Hanna estaba en la cumbre de su carrera artística con el pseudónimo de Lily Harley, pero comenzaba a fallarle la voz. En 1894, durante una función en Aldershot, su gorjeo se quebró en medio de una canción. El empresario envió a escena al pequeño Chaplin, de cinco años, que imitó la voz de su madre incluyendo el desfallecimiento final, para gran diversión del público. Ése fue su debut artístico.

El fracaso y la falta de dinero trastornaron la salud mental de Hanna Hill, que comenzó a dar muestras de extravío. Ella y los niños pasaron a vivir en un asilo, Sydney y Chaplin asistieron un tiempo a la escuela para niños pobres de Hanwell, sufriendo su severa disciplina y las burlas de los niños más afortunados. En 1896 el estado de su madre obligó a recluirla en un sanatorio frenopático. Los hermanos Chaplin pasaron temporadas entre orfelinatos y otras instituciones de caridad. Al morir su madre, junto con su hermano Sydney, vivieron de la caridad pública, vagando por las calles buscando el modo de ganarse la vida desempeñando una multitud de oficios ocasionales en las calles y en el teatro. Luego, en 1897, Chaplin se unió a los "Eight Lancashire Lads" (Los ocho muchachos de Lancashire), un grupo de actores juveniles aficionados que hacían giras por los pueblos. Más tarde formó parte de otras compañías ambulantes, ya profesionales aunque muy modestas. En 1898 murió el padre, mientras Chaplin era ya un experto actor infantil.

En 1901, con doce años, representó el rol de protagonista en "Jim, the Romance of a Cockney". Más adelante interviene en una adaptación para el teatro de las novelas de Conan Doyle, "Sherlok Holmes", enamorándose de la primera actriz Marie Doro, y consiguiendo papeles para su hermano Sydney. Tras trabajar en muchos papeles, ingresa en la compañía de cómicos de Charlie Manon, siendo descubierto por el empresario Fred Karno en 1906, año que fue afortunado para el joven cómico, iniciándose con un contrato con el Casey Court Circus como una de las primeras atracciones, y finalizó con otro contrato para la célebre compañía de pantomimas de Fred Karno, en la que también actuaba Stan Laurel, y quien lo contrata para realizar números de mímica y cantar. A los diecinueve años Chaplin vivió el primero de sus numerosos e intensos romances, al enamorarse perdidamente de la joven actriz Hetty Kelly.

Con Fred Karno el futuro "Charlot" había perfeccionado y diversificado sus notables recursos mímicos, y el director lo incluyó en el equipo que realizaba una gira a París en 1909 y al año siguiente otra de seis meses por Estados Unidos.

Fue la época en que Mack Sennett obtuvo un gran éxito con sus filmes cortos de bañistas y policías, basados en corridas, gesticulaciones exageradas, palos y peleas con tartas de crema. Mack Sennett adivinaba las posibilidades cinematográficas de la mímica más refinada y compleja de Chaplin.

 Ya es un actor importante cuando en 1912 viaja a Estados Unidos por segunda vez, aceptando la propuesta de Mack Sennet para trabajar en su compañía, la Keystone, e instalarse en Hollywood. De este modo, Chaplin empieza a vislumbrar la posibilidad de trabajar en películas, lo que empezará a hacer no muy tarde. El 2 de febrero de 1914, estrenaba su primera película, "Ganándose la vida", también conocida como "Charlot periodista" (Making a Living); en ella, ya crea el personaje que le hará mundialmente famoso y con el que siempre se le identifica: "Charlot".

El mismo Chaplin dio a su personaje del vagabundo, que le acompaño desde sus primeros tiempos hasta la película "Tiempos Modernos" (Modern Times, 1940), el vestuario y maquillaje que lo identifica. Estaba formado de prendas de vestir prestadas o apropiadas de otros actores. Las botas de Sterling, tan grandes que para llevarlas se las tenía que colocar en el pie que no correspondía, los grandes pantalones del gordísimo Fatty Arbuckle, el sombrero hongo del suegro de Arbuckle, que tenía la cabeza muy pequeña, una estrecha chaqueta de Charles Avery, y el bastón que hacía tiempo, el mismo Chaplin manejaba con soltura. Acompañados del bigotito cortado bajo la nariz, el personaje se hizo característico y fue desarrollado y perfeccionado a lo largo de los años siguientes, y cuyo atuendo fue el más famoso y perdurable en la historia del cine.

En ese mismo año rodó 35 películas de un rollo (cortos de entre doce y dieciséis minutos de duración), escritas y dirigidas por Sennett, el propio Chaplin u otros directores. Todavía sus caracterizaciones eran sólo esbozos del vagabundo ingenuo y sentimental que le daría fama en todo el mundo, pero visto el éxito inicial del personaje y como Chaplin interpretaba en cada uno un oficio o situación distinta, se los bautizaría luego como "Charlot bailarín", "Charlot camarero", "Charlot de conquista", "Charlot ladrón elegante", etc.

A finales de ese año rueda "Un sueño de Charlot", la última película para la Keystone, la compañía de Sennet, en la que es obra de Chaplin también el guión y la dirección.

La ruptura con Sennet se debe a las discrepancias y discusiones frecuentes entre ambos, motivadas por las diferentes concepciones del cine que ambos poseen: Chaplin pretende plasmar en las películas todo lo aprendido sobre los escenarios, especialmente recreando situaciones cómicas de manera sutil, mientras que Sennet se declara partidario de realizar un cine trepidante y más explícito.
 


Tom Wilson y Chaplin

Rota la unión entre ambos, en 1915 es contratado por la productora Easanay, con un contrato de 1.500 dólares a la semana. Cifra fabulosa para un cómico de cine mudo -anteriormente en Keystone venía cobrando diez veces menos. Realizó catorce películas, escritas y dirigidas por él, las cuales tenían ya una duración de dos rollos, una trama más complicada que introducía toques románticos y melancólicos en la receta humorística y un guión meticulosamente estructurado y ensayado. En sus últimas películas para esta productora empezó a hacer un cine con una gran crítica social.

Comenzó también a usar una serie de actores fijos para sus películas, como Edna Purviance, la rubia siempre presente en sus películas y de la que Charlot se enamora tierna e inocentemente; o Eric Campbell.
Cabe recordar "A Night in the Show", "The Champion", "The Night Out" y sobre todo "The Tramp (El vagabundo)".

La celebridad de Chaplin y su personaje era ya universal, recibe millonarias propuestas de trabajo, y el exitoso mimo cambió nuevamente de productora en 1916, decidiendo aceptar la oferta de la Mutual Film Company que le ofrece nada menos que 600.000 dólares al año. Con la cual realizaría doce películas en dos años, entre ellas "The Pawnshop" (El prestamista), "Easy Street" (La calle de la paz) y especialmente "The Immigrant" (El inmigrante) en donde tocó temas muy críticos con la realidad norteamericana, las tres con Edna Purviance.
 

En 1918 la First National contrató a Chaplin por la cifra récord de un millón de dólares anuales. Tiene 29 años y es uno de los actores cómicos más reconocidos. Declarado antimilitarista, rueda "Armas al hombro", una sátira en contra del belicismo. Fue también el año de la primera de sus bodas con jovencitas casi adolescentes. Su matrimonio con la actriz secundaria de diecinueve años Mildred Harris, celebrado el 23 de octubre, el cual duraría hasta 1920 y cuya separación fue motivo de escándalo.
 


Tom Wilson Jackie Coogan (niño) y Chaplin en "The kid"

Con la First National filmó doce películas entre ese año y 1922, algunas tan clásicas en su filmografía como "A Dog Life" (Vida de perro), y "Shoulder Arms" (Armas al hombro). En 1919 prepara su primer largometraje considerado una de sus obras maestras, a pesar de que el rodaje resultó de los más accidentados. Este fue The Kid (El chico 1921, con Jackie Coogan y la infaltable Edna Purviance, que lo convirtió en uno de los íconos, no ya del cine, sino de la historia. En este largometraje Chaplin cinceló el estilo tragicómico, crítico y sutilmente conmovedor de Charlot, rememorando su propia infancia en los suburbios londinenses y su preocupación por los niños abandonados; en pleno proceso de divorcio, tuvo que huir a Salt Lake City con la cinta porque podía ser embargada.
 En 1921 regresó por primera vez a Europa para el estreno de esa película y recibió una recepción multitudinaria, al tiempo que la severa crítica europea lo consagró como un genio del cine.

Ya en 1919 Chaplin, Pickford y Fairbanks, junto al director David W. Griffith habían constituido la productora independiente United Artists, pero Chaplin no trabajó para ésta hasta no acabar su contrato con la First National.

En 1923, con productora propia, sólida fortuna personal y una suntuosa mansión en Beverly Hills, se sintió al fin con las manos libres para desarrollar sin ataduras su creatividad. Ese año dirigió, sin actuar, la excelente "A Woman of Paris", con su admirada Edna Purviance y Adolphe Menjou.

En esa misma época inició la gran trilogía final del personaje de Charlot, rodando en 1925 "The Gold Rush" (La quimera del oro), de la que en 1942 realizó una versión sonora narrada por su voz y con música propia.

Son muchos los que piensan que "La quimera del Oro" es la obra más completa de Chaplin. Realizada en 1925, contiene ya todos los elementos que luego se van a desarrollar en "El Circo", "Luces de la ciudad" o "Tiempos modernos": la ternura, el humor sin resentimientos, la amistad, e incluso la crítica social.

La fábula del hombrecillo y sus relaciones con el pérfido "Larsen" y el bonachón "Big Jim" se desarrolla a lo largo de un conjunto de geniales aciertos expresivos incluidos hoy en todas las antologías de cine: las escenas en la cabaña, el banquete en el que consume, con elegantes ademanes de gourmet, una de sus propias botas, o el famoso baile de los panecillos en la frustrada cena de Nochevieja, con el que Chaplin consuela su soledad.
 


Chaplin en "The golden rush"

"Georgia" es el personaje femenino, deslumbrante y contradictorio, que irrumpe en la vida del hombrecillo y compone el contrapunto de belleza y lozanía tan característico en la obra de Chaplin. Todo ello expuesto con una imaginación prodigiosa y esa facilidad narrativa que hacen de "La quimera del Oro" uno de las más grandes películas de la historia del cine.

En 1928 realizó "The circus" (El circo1928), película que él mismo consideraba menos lograda que las que integraban la trilogía, pese a ser un magnífico filme cómico. Por esta película recibió su primer Oscar de la Academia en 1929. Dos años más tarde estrenó "City Lights" (Luces de la ciudad, 1931), paradigma de la ternura y la desolación de su alter ego cinematográfico, con inclusión de escenas sonoras y música de Chaplin y con la cual cierra su gran trilogía de comedias trágicas, consideradas un éxito rotundo.

La United Artists produjo otras muchas películas, y en el año 1952 fue comprada por Arthur Krim. Sigue funcionando como productora en la actualidad.

El multifacético creador tenía ya 35 años, y el 24 de noviembre de 1924 contrajo matrimonio en México con la joven actriz Lolita McMurray (o Lita Grey), de sólo dieciséis años. Chaplin tuvo con ella sus dos primeros hijos: Charles Spencer y Sydney Earle. La unión duró hasta 1927 y nuevamente el divorcio de Chaplin será motivo de escándalo, pues le embargan los bienes, se ve obligado a pagar un millón de dólares de indemnización y pierde la custodia de sus hijos.

La llegada del cine sonoro supone un duro golpe y preocupación para Chaplin que había visto caer a directores y astros del cine mudo. En principio se niega a aceptarlo, negándole validez artística por lo que sus películas perdieron el atractivo frente a las nuevas producciones sonoras que empezaron a producirse a finales de los años 1920. No quería que su personaje, Charlot, que había creado con tanto trabajo, hablara, porque pensaba que eso lo estropearía. Sus siguientes películas, a pesar de incluir sonidos, música o trabalenguas, siguieron siendo eminentemente de mímica y pantomima muda a pesar de que el cine entraba de lleno en el sonoro.

Así, todavía rueda una película muda, "Luces en la ciudad" y la presentó como película muda, pero con música, compuesta por él mismo., "Tiempos modernos", de 1935, en la que tardó cinco años en dar retoques de sonido.

Todo hace pensar que Chaplin, el gran mimo, será una más de aquellas estrellas que no han sabido adaptarse a la llegada del cine sonoro. Sin embargo, esto no se producirá. En la cumbre de su carrera viaja por el mundo, siendo aclamado por las multitudes en todos los países que visita. Conoce a Gandhi y a Einstein y se codea con reyes y magnates.

 En 1932 realizó un nuevo y extenso viaje a Europa, donde en una recepción conoció a la actriz francesa Paulette Goddard con quien contrajo matrimonio en 1933, el cual mantuvo en secreto hasta que se separaron en 1941. Ambos prosiguieron juntos el itinerario de lo que llegó a ser una gira mundial, y en 1935 Paulette sería su pareja en "Modern Times" (Tiempos modernos, 1935), una ácida parábola sobre el maquinismo industrial y las miserias del capitalismo, que enfureció a los sectores más reaccionarios y puritanos de Estados Unidos.
 

Tiempos Modernos significó la última aparición en pantalla de Charlot, personaje que dio a Chaplin fama mundial, y que todavía permanece en el imaginario colectivo como una de las más reconocibles figuras que se hayan dado en el mundo del arte.

 El mundo del cual Charlot se despedía era muy diferente al que le vio nacer dos décadas atrás, antes incluso de la Primera Guerra Mundial. Por aquel entonces había compartido y simbolizado las penurias de todos los desfavorecidos de un mundo que justo salía del siglo XIX. "Tiempos Modernos" nos lo muestra enfrentado a muy distintas vicisitudes en plena resaca de la Gran Depresión, cuando el desempleo masivo coincidió con la también masiva implantación de la automatización industrial.

Chaplin era un hombre muy preocupado por los problemas sociales y económicos de esta nueva era y en su gira mundial de 18 meses entre 1931 y 1932, al llegar a Europa quedó desolado ante el auge del nacionalismo y los efectos sociales de la Depresión, así como por el desempleo y la automatización. Leyó libros sobre teoría económica y desarrolló su propia solución económica, un inteligente ejercicio de idealismo utópico basado en una distribución más equitativa, no sólo de la riqueza, sino también del trabajo.

  Las críticas del puritanismo norteamericano, producidas por los contenidos o trasfondos sociales de las películas de Chaplin, se vieron incrementadas notablemente con su primer trabajo totalmente hablado, la película "El gran dictador" (The Great Dictator, 1940), protagonizada junto a Paulette Goddard, su tercera mujer. La película era una crítica contra el nazismo alemán, y por extensión contra todos los fascismos y dictaduras. Comenzó a rodarla la misma semana en que comenzó la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, Chaplin comentó que si hubiera conocido cuál era la realidad de los campos de concentración nazis, no hubiera rodado la película.

Anteriormente, Chaplin ya había declarado sobre Hitler que "le había robado el bigote", y la verdad es que su parecido físico con el dictador, hace que la película sea aún más hilarante. En ella juega a representar dos personajes, el del dictador y el del barbero judío al que le confunden con él. Su personaje de "Adenoid Níkel" (parodia de Adolf Hitler), y la magnífica interpretación de Jack Oakie como "Napolini" (parodia de Mussollini), son sencillamente geniales. La película fue terminada antes de que acabara la Segunda Guerra Mundial, y en la última escena de la película lanzó un discurso, calificado por muchos como ingenuo, pero en el que mostraba sus deseos de paz en Europa y de la necesidad de construir un mundo mejor: "Lo lamento, pero no quiero ser emperador, ese no es mi negocio. No quiero conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos, si fuera posible: judíos y gentiles, blancos y negros. Todos deberíamos querer ayudarnos, así son los seres humanos. Queremos vivir con la felicidad del otro, no con su angustia. No queremos odiarnos y despreciarnos. En este mundo hay sitio para todos, y la tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida podría ser libre y hermoso..."

La película fue censurada en España y no llegó a los cines hasta 36 años después de su estreno, después de la muerte del dictador Franco en el año 1977.

Durante la guerra intervendría en favor de la apertura del "segundo frente" y, en 1947, sería acusado por la Comisión de Actividades Antiamericanas de simpatizar con el comunismo, al igual que otros personajes de Hollywood.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, se desató en Estados Unidos lo que se conocería como «caza de brujas». Chaplin cayó bajo la ola del maccarthismo que tenía como blanco a varios intelectuales y artistas de Hollywood. Este fenómeno consistía en una política estatal que perseguía a los comunistas estadounidenses en busca de proteger la seguridad nacional, aunque en ningún momento se ilegalizó el Partido Comunista de Estados Unidos, lo que suponía un atentado en contra de los derechos civiles de los ciudadanos. Chaplin ya había tenido muchos problemas con el Comité de Actividades Antiamericanas, y en general con los tribunales norteamericanos. Por un lado, debido a sus ideas liberales, exhibidas públicamente en todos sus cortometrajes y en muchas de sus películas, como "Tiempos modernos" o "El gran dictador"; ello hizo que se buscara cualquier excusa para meterlo en la cárcel. Le acusaron de incumplir la Ley Mann, según la cual era delito trasladarse a otro estado para fines sexuales, cuando llevó a Joan Barry, novia por aquel entonces a la que superaba en 30 años su edad, desde Los Ángeles hasta Nueva York. Por el odio provocado por la fiebre anticomunista que se había desatado, le acusaron de ser comunista basándose en una serie de "pruebas": en un mitin; había dicho que debería de abrirse un nuevo frente contra los Nazis en la Segunda Guerra Mundial, por lo que le acusaron de comunista. Participó en un acto de solidaridad con Rusia en San Francisco e intervino en un acto sobre arte ruso en Nueva York.

Poco después el cineasta se vio envuelto en un proceso por la paternidad de la hija de la actriz Joan Barry, llamada Carol Ann, lo que le pone en contra a toda la opinión pública y la justicia que pide para él una pena de 22 años de prisión. Aunque las pruebas de sangre al nacer demuestran que la acusación es infundada, un jurado declara su culpabilidad en 1945 y le condena a hacerse cargo de la manutención de la niña.

El escándalo no le impidió casarse en 1943, con cincuenta y cuatro años de edad, con la hija del insigne dramaturgo Eugene O'Neill, una hermosa joven de dieciocho años llamada Oona O'Neill, que permanecería a su lado el resto de su vida -a pesar de la oposición de su padre-, y con quien tuvo ocho hijos (once en total).

Las campañas de descrédito contra Chaplin se agudizaron a partir de su película "Monsieur Verdoux", del año 1947, la cual fue otra de las excusas para justificar esta persecución, ya que en ella establecía un paralelismo entre los crímenes del protagonista y los aliados en la Guerra Fría, lo cual no gustó demasiado a las autoridades ni a los patriotas americanos, así como la crítica social que transmitía su obra, sumado ello probablemente a su origen judío y al hecho de ser extranjero (nunca se nacionalizó).

En el año 1947, el Comité de Actividades Antiamericanas empezó a presionar a la fiscalía para que deportaran a Chaplin, "cuya vida en Hollywood contribuye a destruir la fibra moral de América" y era acusado de inmoralidad e izquierdista. Fue llamado a testificar en el Comité en varias ocasiones, pero no se presentó a ninguna. Al mismo tiempo, le estaban asediando los Veteranos de Guerra Católicos, una asociación reaccionaria que le acusaba de haber escrito una carta a Pablo Picasso, peligroso comunista para ellos, y un senador llegó a decir que "el comportamiento de Chaplin se aproximaba peligrosamente a la traición".


Chaplin junto a Carlos Gardel, a la derecha. Gardel murió en 1935. Si esta foto fue tomada un año antes, Chaplin aparece demasiado envejecido para sus 45 años

Al año siguiente, mientras él y su familia viajaban por Europa en el "Queen Elizabeth" para asistir al estreno de "Candilejas" en Europa, se ordenó a las autoridades de inmigración que lo retuvieran a su regreso, habiendo declarado el Ministerio de Justicia que no iba a permitir su vuelta al país sin que antes diera cuenta de sus "tendencias antimoralistas e izquierdistas", y hasta que las leyes norteamericanas decidiesen si debía ser expulsado. Le acusaron formalmente de pertenecer al Partido Comunista así como de graves delitos contra la moralidad y de formular declaraciones que demuestran una actitud hostil y de menosprecio hacia el país gracias a cuya hospitalidad se ha enriquecido.

Chaplin se exilió de los Estados Unidos en 1953; se instaló en una lujosa residencia en Corsier-sur-Vevey, en la plácida ribera del lago suizo de Léman, devolvió su pasaporte americano al cónsul de Ginebra y juró no volver jamás. Oona, su esposa, se encargó de liquidar sus asuntos económicos y profesionales en Estados Unidos.

 Antes de abandonar los Estados Unidos y alejado de sus inicios puramente cómicos, el maestro Chaplin rodó su última gran película, "Candilejas" (Limelight, 1952), una bella y profundamente triste historia de amor marcada por el patetismo y el sacrificio, llena de referencias autobiográficas, sobre actores y el teatro.

Es Candilejas su gran película final, en la que logró la entera fusión en un solo gesto de la carcajada y la lágrima, y la contiene en la terrible imagen del camerino donde Chales Chaplin y Buster Keaton, los príncipes de la comedia fundacional de Hollywood, se van despojando de los acicalamientos de sus caretas de cómicos geniales y quedan reducidos a máscaras trágicas. No faltaron, sin embargo, puntuales destellos de humor, reforzados por la presencia de Buster Keaton, así como algunos números musicales que marcaron el debut para la gran pantalla de los dos hijos de Chaplin.

Dos años más tarde, en 1954 recibió el Premio Internacional de la Paz de parte del Consejo Mundial reunido en Berlín.

Su resentimiento contra Estados Unidos se reflejó cuando ya en Londres dirigió e interpretó "Un rey en Nueva York" (A King in New York, 1957), la cual conllevaba, en nombre del pacifismo, un
a crítica despiadada en la que parodiaba a la sociedad norteamericana, las persecuciones de la era de la "caza de brujas", la estupidez del maccartismo entonces en decadencia, que él mismo había sufrido y que lo había llevado al exilio, así como el dominio de la publicidad.A los setenta y ocho años fue padre de su octavo hijo con Oona, Christopher, nacido en 1962. Habiendo encontrado en Europa la tranquilidad, Chaplin publicó "Mi autobiografía" (My Autobiography, 1964) de poco interés.

Catorce años después -con 78 años- Chaplin tenía todavía ánimo y energías para escribir y rodar una última película, y añadió a su filmografía su única película a color: "La condesa de Hong Kong", (A countess from Hong Kong, 1967), obra aún hoy poco conocida. Pese a contar con dos protagonistas de lujo como Sofía Loren y Marlon Brando, y al propio director en el rol menor de un camarero, el filme no tuvo éxito, los críticos no la respaldaron, y quizá no lo merecía. La mano maestra de Chaplin conservaba cierta elegancia, pero el tema era trivial y el estilo claramente anacrónico. El anciano creador debió de advertirlo, porque no volvió a insistir.

Habrían de pasar cinco años más para que en 1972 regresara triunfante a esa América a la que había jurado no volver a poner los pies y aceptara recibir un Oscar especial, en medio del entusiasmo general, por la totalidad de su obra y su contribución al arte cinematográfico y convertirlo en el "arte del siglo XX", lo cual muchos interpretaron como un intento de reparación de todos los daños que le habían causado.

En reconocimiento de sus destacados méritos fue nombrado "caballero" en 1975, por la Corte Real Británica y se convirtió en Sir Charles Chaplin

Fue Premio Internacional de la Paz en 1954, doctor "Honoris Causa" de literatura, por la Universidad de Oxford, le fue concedida la Orden del Comendador de la Legión de Honor de Francia, que le fue entregada en la 25ª edición del Festival de Cine de Cannes.

 También hemos de señalar que Charles Chaplin fue nominado al Oscar correspondiente al mejor actor por "El gran dictador" en 1940 y por "El circo" en 1928, siéndolo también como mejor director de comedia por esta última película.

En 1976 Richard Patterson rodó The Gentleman Tramp (El vagabundo caballero), inspirada en su autobiografía, que incluía escenas familiares en Vevey filmadas por el director de la fotografía, el español Néstor Almendros. Otro español, el cineasta Carlos Saura, se casó con Geraldine, la hija con Oona más consecuente con el oficio de su padre.

Falleció el 25 de diciembre de 1977 a los 88 años, en la ciudad suiza de Corsier-sur-Vevey, rodeado por sus hijos, nietos y su última esposa, Oona.

Dejaba un total de 79 películas filmadas en más de cincuenta años de actividad como actor y director.

En la casi totalidad de ellas fue también autor del guión, y del diálogo y la música en las sonoras. Además de las ya mencionadas, cabe agregar Carmen (1916), según la novela de Merimée; The Vagabond (El vagabundo), 1916; A Day's Pleasure (Un día de juerga), 1919; Pay Day (Día de paga), 1922, y The Pilgrim (El peregrino), 1923, entre las más apreciadas por la crítica y celebradas por el público.

La vida del cómico británico fue llevada a la pantalla en "Chaplin" (1992), un filme dirigido por Richard Attenborough y protagonizado por Robert Downey hijo.

Algunas de sus frases célebres:

Uno de los grandes humoristas de todos los tiempos tuvo su mayor momento de esplendor cuando el cine era mudo, lo cual no significó que Chaplin fuera un ser silencioso. Todo lo contrario.

"La vida ha dejado de ser un chiste para mí; no le veo la gracia"

"El verdadero significado de las cosas se encuentra al decir las mismas cosas con otras palabras".

"El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto".

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más".

"Sin haber conocido la miseria es imposible valorar el lujo".

"Algo hay tan evidente como la muerte y es la vida. Hay una cosa tan inevitable como la muerte: la vida".

"El día en el que el hombre se dé cuenta de sus profundas equivocaciones, se habrá acabado el progreso de la ciencia".

"La vida no es significado, la vida es deseo".

"No esperes a que te toque el turno de hablar, escucha de veras y serás diferente".

"No hay día más perdido que aquel en que no hemos reído".

"No puedo acercarme mucho al público. Debo permanecer un poco remoto y misterioso. Tienen que idealizarme".

"Todo lo que necesito para hacer una comedia es un parque, un policía y una chica guapa".

"A fin de cuentas, todo es un chiste".

"Mi personaje era diferente, desconocido para el americano y hasta desconocido para mí mismo. En él, se identificaba el pobre, el perseguido y el vagabundo".

"La gente me agradece los errores. No voy a renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme".


Fuentes:

http://www.biografiasyvidas.com/monografia/chaplin/index.htm
http://www.artehistoria.com/historia/personajes/6834.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Charlie_Chaplin
http://personal4.iddeo.es/lonesome/biografia.htm
http://www.terra.es/cine/biofilmografia/articulo.cfm?ID=7206
http://www.publispain.com/revista/biografia-de-charles-chaplin.htm
http://www.todocine.com/bio/00129628.htm
http://www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/figuraschaplin.htm

Fuente EncontrArte


Biografía breve


Nacido en un barrio pobre de Londres, pertenece a una humilde familia judía, sus padres son dos cómicos muy poco reconocidos profesionalmente. Muy pronto morirá su padre, mientras que su madre malvivirá en un asilo tras perder la voz y quedar incapacitada para trabajar. Junto con su hermano Sydney, el pequeño Chaplin vagará por las calles buscando el modo de ganarse la vida, para lo que desempeñará multitud de oficios. A veces conseguirá actuar en pequeñas compañías de teatro, adquiriendo cierta reputación que algo más tarde le proporcionará su primer gran papel, en la obra "Jim, the romance of a cokney", de H. A Sainsbury. Más adelante interviene en una adaptación para el teatro de las novelas de Conan Doyle, "Sherlok Holmes", enamorándose de la primera actriz, Marie Doro, y consiguiendo papeles para su hermano Sydney. Con el dinero ganado entre ambos, consiguen sacar a su madre del asilo. Tras trabajar en muchos papeles, ingresa en la compañía de cómicos de Charlie Manon, cuando es descubierto por el empresario Fred Karno, quien lo contrata para realizar números de mímica y cantar. Ya es un actor importante cuando en 1912 viaja a Estados Unidos por segunda vez, aceptando la propuesta de Mack Sennet para trabajar en su compañía e instalarse en Hollywood. De este modo, Chaplin empieza a vislumbrar la posibilidad de trabajar en películas, lo que empezará a hacer no muy tarde, en 1914, en su primera intervención cinematográfica, "Making a Living". En ella, ya crea el personaje que le hará mundialmente famoso y con el que siempre se le identifica: Charlot.. Le siguen otras películas en las que, visto el éxito inicial del personaje, le recrea en situaciones cómicas diferentes: "Charlot en el hotel", "Charlot en los estudios, "Charlot camarero", etc. A finales de ese año rueda "Un sueño de Charlot", la última película para la Keystone, la compañía de Sennet, en la que es obra de Chaplin también el guión y la dirección. La ruptura con Sennet se debe a las discrepancias y discusiones frecuentes entre ambos, motivadas por las diferentes concepciones del cine que ambos poseen: Chaplin pretende plasmar en las películas todo lo aprendido sobre los escenarios, especialmente recreando situaciones cómicas de manera sutil, mientras que Sennet se declara partidario de realizar un cine trepidante y más explícito, al modo de D. W. Griffith. Rota la unión entre ambos, en 1915 es contratado por la productora Easanay para realizar catorce películas, en las que Chaplin tendrá entera libertad. Tras descubrir a Edna Purviance, la convierte en la rubia siempre presente en sus películas y de la que Charlot se enamora tierna e inocentemente. En la cima del éxito, en 1916 recibe millonarias propuestas de trabajo, decidiendo aceptar una de la Mutual que le ofrece nada menos que 600.000 dólares al año. Con la Mutual rueda "La calle de la paz". Un año más tarde cambia de nuevo de productora, fichando por la First National por la cantidad de 1,2 millones de dólares. Tiene 28 años y es uno de los actores cómicos más reconocidos. Declarado antimilitarista, rueda "Armas al hombro", una sátira en contra del belicismo. Casa también por estas fechas con Mildred Harris, una muchacha humilde de sólo 16 años, cuya separación dos años más tarde será motivo de escándalo. Su primera obra maestra se produce con la realización de "El chico", a pesar de que el rodaje resultó de los más accidentado. En pleno proceso de divorcio, hubo de huir a Salt Lake City con la cinta porque podía ser embargada. En la película, Chaplin acentúa el dramatismo de Charlot y del argumento, rememorando su propia infancia en los suburbios londinenses. En octubre de 1924 Chaplin volverá a casarse, esta vez con la actriz Lita Grey, con quien tendrá dos hijos: Charles y Sydney. Nuevamente el divorcio de Chaplin será motivo de escándalo, en 1927, pues de resultas del proceso se le embargan los bienes, se ve obligado a pagar un millón de pesetas de indemnización y pierde la custodia de sus hijos. La llegada del cine sonoro supone un duro golpe para Chaplin quien, en principio, se niega a aceptarlo, negándole validez artística. Así, todavía en 1931 rueda una película muda, "Luces en la ciudad". Todo hace pensar que Chaplin, el gran mimo, será una más de aquellas estrellas que no han sabido adaptarse a la llegada del cine sonoro. Sin embargo, esto no se producirá. En la cumbre de su carrera, viaja por el mundo, siendo aclamado por las multitudes en todos los países que visita. Conoce a Gandhi y a Einstein y se codea con reyes y magnates. En 1940 realiza otra obra maestra, "El Gran Dictador", una sátira del nazismo y del propio Hitler, caricaturizando actitudes que, no obstante, se reproducirán algunos años más tarde en su propio país en la llamada "caza de brujas" emprendida por el senador McCarthy y de la que Chaplin será uno de sus principales objetivos. Acusado de filocomunista, como tantos otros personajes de Hollywood, Chaplin se verá envuelto en un proceso que durará varios años. Para complicar más las cosas, tras un nuevo divorcio, esta vez de Paulette Godard (1941), casa en 1943 con la hija del dramaturgo Eugene O´Neill, quien tan sólo cuenta con 18 años. También por esas fechas es acusado por Joan Barry de ser el padre del hijo que va dar la luz, lo que le pone en contra a toda la opinión pública y la justicia, que pide para él una pena de 22 años de prisión. Aunque las pruebas de sangre al nacer demuestran que la acusación es infundada, un jurado declara su culpabilidad en 1945 y le condena a pagar una gran cantidad. Dos años más tarde, se pide en el Senado la expulsión de Chaplin de Estados Unidos, acusado de inmoralidad e izquierdista, moción que no llegó a prosperar. Entretanto, la "caza de brujas" sigue adelante, siendo llamado a comparecer ante el Comité de Actividades Antiamericanas, lo que finalmente no se producirá tras ser aplazado en varias ocasiones. Sin embargo, en 1952 se entera en Londres, a donde se ha desplazado para presentar su película "Candilejas", de que ha sido declarado culpable y será recluido si vuelve a los Estados Unidos. En respuesta, se niega a volver y rueda "Un rey en Nueva York" (1958), película en la que ridiculiza y ataca el sistema judicial norteamericano. Con Marlon Brando y Sofía Loren rueda "La condesa de Hong Kong" (1966), tras lo que es declarado Sir por Isabel II de Inglaterra y se instala definitivamente en Suiza, donde vivirá el resto de sus días. Falleció el 25 de diciembre de 1977, siendo uno de los actores y directores más reconocidos del siglo XX.

Charles Chaplin pertenece al mundo -
Paula María Martín

Dueño del cine mudo y de la comicidad; fue actor, productor y director

Corsier sur Vevey, Suiza, guardó la calma de sus últimos años y lo vio desaparecer un 25 de diciembre de 1977; Londres, lo vio nacer, el 16 de abril de 1889 y sufrir los desafortunados hechos de su primera infancia y también conoció el germen de su carrera artística. Amado o perseguido, no pasó desapercibido. Fue un hombre de vida profesional y privada de gran agitación. Aquí algunas líneas de un grande del cine: Charles Chaplin.

"Vida de perro". La infancia de Charles Spencer Chaplin transcurrió entre el hambre y el desamparo.

Junto a su madre, Hannah -cantante- frecuentó el mundo de los escenarios desde pequeño, y tuvo que ser protagonista en ellos cuando quedó indefenso junto a su hermano.

Un día Hannah se quedó sin voz y se vio obligada a dejar el oficio; luego, fue internada en un manicomio. Su padre, Charles Chaplin –actor- se había separado de su madre. Era borracho y murió joven.

Con su hermano mayor, el "genio del cine", comprendió que zapateando y ejerciendo la pantomima y la pirueta se ganaría el pan. La mímica era su fuerte; más tarde, sería ésta cualidad la que lo llevaría a la fama. Sus 17 años se tropezaron con Fred Karno, quien le abriría las puertas hacia un nuevo mundo, Estados Unidos.

Luego de su éxito y fama adquiridos en Hollywood y lanzados en todo el mundo, hubo una época de persecución en los Estados Unidos hacia todos aquellos que sospechaban tenían tendencias comunistas. Varias personalidades cinematográficas se sintieron señaladas, entre ellas Chaplin, quien abandonó en 1952 la tierra que años atrás le había dado la bienvenida, y marchó hacia su lugar natal para estrenar "Candilejas" (1952).

La existencia de Chaplin tuvo desafortunados momentos, aún después de muerto. En 1978, su tumba, ubicada en el cementerio del mismo lugar donde murió, fue profanada y su ataúd secuestrado. Sus restos fueron encontrados más tarde en un campo.

"Charlot en la vida conyugal". Tuvo una complicada vida amorosa. Diez hijos y cuatro mujeres.

La problemática con sus esposas pasó desde divorcios hasta demandas en su contra. Varias de sus mujeres fueron niñas-adolescentes. En 1998, se leyó en las páginas del diario The Sundays Times, que algunas biografías describían al actor con una obsesión particular hacia las niñas.

Con Oona O´Neill se casó en 1943, después de tres fracasos matrimoniales. Con ella compartió su vida hasta el final. De esta unión, nacieron ocho hijos; uno de ellos es la tan conocida actriz Geraldine Chaplin, que en una entrevista concedida a LA NACION declaró: "Fue un buen padre y nos hacía reír mucho a pesar de que era muy estricto".

"Charlot cambia de oficio" . Charles viajó por primera vez a EE.UU. en 1910. Después de dos años se instaló definitivamente y desarrolló su carrera.

Al contrario de lo normalmente pensado, pareciera que la casualidad formó parte de la vida de Chaplin. Su éxito nació de la renuncia de uno de los actores de la productora Keystone cuyo creador fue Mack Sennett. "Por azar descubrí a Charles Chaplin, en el año 1913. Estábamos con Mabel Normand presenciando los números de un music-hall de tercer orden, en Nueva York. Nos reímos mucho con un hombrecito con bigotes que hacía un borracho en una pantomima, dentro del elenco de Fred Karno." (cita extraída del libro de "Los monstruos sagrados de Hollywood", de Calki). Cuando Sennet, que tenía su compañía en Hollywood, se enteró que se había quedado sin un actor cómico, pensó en ese chico que había visto en el music-hall y le ofreció trabajar para él. Aunque Chaplin dio su negativa en primera instancia, su administrador Al Reeves apoyó la idea y le aconsejó que probara con el mundo cinematográfico. Chaplin accedió. No fue mala su elección, pues permitió disfrutar a generaciones enteras de sus mímicas y comicidad sin límites. Después de un tiempo, con la Keystone nacería Charlot.

A lo largo de su carrera, Chaplin pasó por algunas productoras más, entre ellas, la Essanay, la Mutual y la First National; pero tiempo más tarde sería productor de sí mismo. Su ingenio y habilidad artística lo llevaron a conquistar no sólo la actuación en el cine mudo, sino también la producción, la composición y la dirección. Fue cofundador en 1919 de la United Artists, junto a David W. Griffith, Douglas Fairbanks y Mary Pickford. Esta empresa realizó varios largometrajes. El primero de ellos fue "Una mujer de París" (1923).

Tanto los films que actúo como los que produjo, trataron grandes temas de la humanidad, como la guerra, el comportamiento de la aristocracia, el romance, las relaciones familiares, la inmigración, la pobreza, entre otros. Los gags y situaciones cómicas fueron moneda corriente; más tarde se alternaron con lo melancólico y dramático.

"Charlot, artista de cine". Se convirtió en "el genio del cine". Fue un inolvidable de la comicidad mundial que marcó con su sello la historia cinematográfica.

En 1913 comenzó a aparecer en rodajes que serían el germen de su fama; luego transformó el entretenimiento en algo único cuando el mundo conoció a Charlot, su personaje inmortal. En su primera película "Haciendo por la vida"(1914), que produjo la Keystone, aparecían los primeros pero tímidos rasgos de su famosa personificación. Es en la segunda que protagonizó, "Carreras de Autos para niños" (1914), donde Charlot aparece con su traje definitivo. Luego se extendió una larga lista de films en los que fue definiendo su personalidad hasta llegar a ser el señor de zapatones negros, bigotes y bastón tan conocido por todos. La última aparición de esta caracterización fue en "Tiempos Modernos" (1936).

Grandes del espectáculo hollywodense tuvieron la dicha de trabajar junto a Chaplin. Sophia Loren y Marlon Brando protagonizaron "La condesa de Hong Kong" (1966), que fue el último largometraje producido por Chaplin y la única película en color.

Como los grandes artistas, Chaplin tuvo varias congratulaciones. En 1954, recibió el Premio Internacional de la Paz del Consejo Mundial y, en 1957, la reina Isabel de Inglaterra le dirigió el título de Sir.

Hollywood premió al artista en 1929, "por la versatilidad y el genio demostrado al escribir, interpretar, dirigir y producir" el film "El Circo" (1928); y en 1972, se le concedió una estatuilla honorífica "por su contribución en convertir el cine en el arte del siglo veinte".

"Tiempos modernos". El cine mudo tuvo su metamorfosis cuando, a fines de 1920 comenzó a divulgarse el sonoro. Chaplin no se sentía entusiasmado con el cambio, de hecho se mostraba hostil, al punto que sus películas sonorizadas fueron pocas. "Tiempos Modernos" fue su último film mudo, que aunque utilizó algunos efectos sonoros, no fue hablado; lo mismo ocurrió con su antecesora "Luces de la ciudad" (1931). La primera que trabajó plenamente con las técnicas sonoras fue la tan conocida "El Gran Dictador" (1940).
 


Chaplin en "The great dictator"

Datos.

Londres lo honra con una estatua de bronce con su figura.

En 2004, varios objetos que fueron utilizados por el genio del cine, como el bastón que utilizó en "Tiempos Modernos" y el bigote de "El Gran Dictador", se subastaron en grandes sumas de dinero.

En 1964, se publicó su autobiografía.

Aunque su carrera se consolidó en Hollywood, y por este motivo gran parte de su vida transcurrió en los Estados Unidos, Chaplin nunca se nacionalizó norteamericano. Esta postura llevaba consigo un pensamiento. Chaplin alguna vez afirmó: "pertenezco al mundo". Y no se equivocó, pues sus films son vistos aún hoy alrededor del planeta. Supo ganarle la batalla al paso del tiempo, que no tuvo el gusto de dejarlo ir... su famoso personaje, Charlot, vive en el recuerdo, en los posters, en las fotografías, en los colegios y universidades que no logran deshacerse de su nombre cada vez que deben evocar la historia cinematográfica a nivel mundial.
 

El Gran dictador: Discurso final - Charles Chaplin 1940

Realmente lo siento, pero no aspiro a ser emperador. Eso no es para mí. No pretendo regentar, ni conquistar nada de nada. Me gustaría ayudar en lo posible a cristianos y judíos, negros y blancos. Todos tenemos el deseo de ayudarnos mutuamente. La gente civilizada es así. Queremos vivir de nuestra dicha mutua...no de nuestra mutua desdicha. No queremos despreciarnos y odiarnos mutuamente.

En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede garantizar la subsistencia de todos. El camino de la vida puede ser libre y magnífico, pero hemos perdido ese camino. La voracidad ha envenenado el alma de los hombres, ha rodeado el mundo con un círculo de odio y nos ha hecho entrar marcando el paso de la oca en la miseria y en la sangre. Hemos mejorado la velocidad pero somos esclavos de ella. La mecanización que trae consigo la abundancia nos ha alejado del deseo. Nuestra ciencia nos ha vuelto cínicos. Nuestra inteligencia duros y brutales. Pensamos en exceso y no sentimos bastante. Tenemos más necesidad de espíritu humanitario que de mecanización. Necesitamos más la amabilidad y la cortesía que la inteligencia. Sin estas cualidades la vida solo puede ser violenta y todo estará perdido. La aviación y la radio nos han acercado los unos a los otros. La naturaleza misma de estos inventos requería la bondad del hombre y reclamaba una fraternidad universal para la unión de todos.

En este momento mi voz llega a miles de seres esparcidos por el mundo. A aquellos que puedan comprenderle les digo: no desesperéis, la desgracia que ha caído sobre nosotros no es más que el resultado de un apetito feroz, de la amargura de unos hombres que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará y los dictadores perecerán, y el poder que han usurpado al pueblo volverá al pueblo. ¡Y mientras existan hombres que sepan morir, la libertad no podrá perecer! Soldados, no os entreguéis a esos brutos...hombres que os desprecian y os tratan como esclavos, hombres que regimientan vuestras vidas, imponen vuestros actos, vuestros pensamientos y vuestros sentimientos; que os amaestran, os hacen ayunar, os tratan como ganado y ¡os utilizan como carne de cañón!.No os pongáis en manos de esos hombres contra natura, de esos hombres-máquina con corazones de máquina. ¡Vosotros no sois máquinas!¡Vosotros no sois ganado!¡Vosotros sois hombres!¡Vosotros lleváis el amor de la humanidad en vuestros corazones! No odiéis. Sólo los que no son amados odian. Los que no son amados y los anormales....Soldados, ¡no combatáis por la esclavitud! Combatid por la libertad.

En el capítulo 17 del evangelio según San Lucas está escrito: "El reino de Dios está en el hombre mismo". No en un solo hombre, ni en un grupo de hombres, ¡en todos los hombres! Y ¡vosotros! Vosotros, el pueblo tenéis el poder para crear máquinas. El poder para crear la felicidad. Vosotros el pueblo tenéis el poder para crear esa vida libre y espléndida...para hacer de esa vida una radiante aventura. Entonces, en nombre de la democracia, utilicemos ese poder...¡unámonos todos! Luchemos por un nuevo mundo, un mundo limpio que ofrezca a todos la posibilidad de trabajar, que de a la juventud un porvenir y resguarde a los ancianos de la necesidad, prometiendo estas cosas gente ambiciosa se ha hecho con el poder, pero ¡han mentido! No han mantenido sus promesas, ¡ni las mantendrán jamás! Los dictadores se han liberado pero han domesticado al pueblo. Combatamos ahora para que se cumpla esa promesa. Combatamos por un mundo equilibrado...un mundo de ciencia en el que el Progreso lleve a todos a la felicidad. ¡Soldados! en nombre de la democracia, ¡unámonos!

Afiches y otras fotos


 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com