Biografías
Federico Fellini

Ir al catálogo - de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea

Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

"Amarcord" - Vida de Woody Allen - Sherwood Anderson Vida y obra - Textos sobre Literatura

Nació en Rímini en 1920, hijo de una ama de casa y un comerciante. Fue educado en un colegio católico y manifestó desde niño un enorme interés por el circo que le llevó una vez a dejar el hogar. En su adolescencia viajó a Roma, vivió de realizar dibujos humoristicos y despues se dedicó a escribir escenas cómicas para guiones de cine italiano. De Roma dice: "Tan pronto como llegué a Roma, tuve la sensación de estar en casa. Ahora considero Roma mi departamento privado. Este es el secreto atractivo de Roma. No es estar en una ciudad, es estar en un departamento". Su amor por esta ciudad lo llevó a plasmar las más bellas imágenes de sus películas.

En 1942 conoce a Giulietta Masina y al año siguiente contraen matrimonio. Tuvieron un hijo en 1945, que sobrevivió sólo dos semanas.

Su encuentro con Roberto Rossellini y su posterior colaboración en el libreto de "Roma, ciudad abierta" (1945) serán clave en su vida y darán inicio a su brillante carrera como director. En 1948 debuta como actor, con barba y pelo rubio, en el film "El amor", dirigido por Rossellini.

En 1993, la Academia de Ciencias y Arte Cinematográficas le concedió un Oscar por la labor de toda su vida. Sería su quinto Oscar, los otros se los concedieron por: "La Strada", "Le notti di Cabiria", "Fellini 8 1/2" y "Amarcord".

Murió en Roma el 31 de octubre de 1993.

Como todo gran genio dicen que Federico no era fácil. Muchos de sus actores han dado severos testimonios sobre su personalidad. El mismo declaró en alguna oportunidad: "Para un artista, incluso la vida sentimental es superficial: no me creo capaz de tener sentimientos profundos si no están relacionados con el cine. Soy de naturaleza apacible, pero para obtener un resultado artístico soy capaz de ser duro, cruel."

Otra de sus declaraciones sincera y espontánea, nos revela algunos de sus motivos para dedicarse al cine: "Sentí que en vista de mi ignorancia, mi pereza, mi curiosidad por la vida, mi modo de ser inquisitivo, mi deseo de verlo todo, de ser independiente, mi falta de disciplina y de capacidad para el verdadero sacrificio, el cine era mi forma correcta de expresión."

Esta reflexión la que habla sobre su curiosidad ante la vida, merece ser tenida en cuenta, porque esa avidez la logró plasmar magistralmente en sus películas, donde el niño que vive dentro de un gran artista hace que cada momento, situación y seres sean un misterio a revelar.

Su mundo es amplio, abarcador y profundo; nos muestra a los seres en lucha contra las circunstancias adversas, la esperanza que sobrevive, la desconfianza hacia los dogmas, el espanto ante el puritanismo y las censuras y la excentricidad como rasgo de los individuos no masificados. Supo tratar el mal y la redención, pero sin alardes, siempre dentro de un plano de aparente sencillez cotidiana y personal.

Fellini nos brinda en muchos de sus films muchas experiencias autobiográficas. El como ningún otro ha sabido tocar todos los temas: la infancia, la inocencia, el circo, la televisión, el fascismo, la iniciación sexual, la obsesión por el pecado carnal y la amenaza del infierno; los fracasos, las pérdidas, la incredulidad, la superficialidad, el mundo de los ricos y el mundo de los pobres y en especial, la fantasía y la ilusión.

Quién conoce su obra, sabe que Federico es indispensable, porque nos ha abierto su mundo para hacerlo nuestro, porque sin él nuestras vidas estarían incomprensiblemente vacías.


0406 - Federico Fellini - Francisco Javier Meza Díaz thetracker@yahoo.com.mx

Han trascurrido ochenta y seis años del natalicio de Federico Fellini, director cinematográfico del cine moderno. Su nombre se encuentra en estrecha relación con los grandes maestros del sèptimo arte : Akira Kurosawa, Werner Herzog, Jean Luc Godard, Ingmar Bergman, entre otros realizadores que elaboraron la propuesta de oposición europea y de otros continentes al modelo cinematográfico hegemónico de Hollywood, apoyado por su aparato de sistemas de mercadotecnia, tecnología y de capital, al cual estos cineastas enfrentaron con talento, creatividad, inversiones austeras y revolución como instrumento operativo y necesario para desarrollar el arte en el cine.

Federico Fellini es un maestro actual; su vigencia es ilimitada, las generaciones presentes y futuras de cinéfilos y realizadores siempre invocan y evocan el legado de Fellini en terminos de estética o percepción de los sentidos, del simbolismo y representación de arquetipos contenidos en el inconsciente colectivo de la humanidad y de su propuesta de libertad proyectada en una primera instancia hacia el interior de Fellini, y dirigida al encuentro con el sí mismo que transmutó y filmó en propuestas innovadoras y creativas que aportaron al mundo de la cinematografía la perspectiva de la geometría simbólica y estética, formas novedosas que siempre estuvieron al alcance de cualquier realizador pero que siempre fueron miradas y nunca vistas, a excepción del cineurgo y de manera escasa por algunos más.

Han transcurrido trece años de su deceso y para el cinéfilo y para la atmósfera del arte cinematográfico actual es imprescindible conocer su filmografía, establecer por el método comparativo las relaciones por correspondencias y opsiciones con otros realizadores que determinen el código de su esencia, estilo y contenido, entre otros conceptos que describan y analicen la unidad de su obra y de sus aportaciones.

El realizador peninsular captó con su cámara imagos o imágenes que definió en algunas entrevistas como "cuadros de pintura en movimiento", refiriéndose a la relación de sus experiencias vivenciales grabadas en su memoria y trabajadas por su mente para convertirlas en códigos visuales, auditivos, musicales, y estéticos del cine, ademas de firmarlos con su estilo único.

El comentario anterior resulta trascendental en el cine moderno y en toda actividad cinematográfica relacionada con especial énfasis en los realizadores de cualquier género por el motivo de ser el conjunto de procesos que anteceden y operan constantemente en la creatividad de los realizadores. Fellini siempre filmó con cámara o sin ella, su observación detallista y rigurosa más su memoria y mente trabajaron en combinación con su imaginación, creatividad y talento, dando como resultado esas cintas oscuras que determinan su obra como realizador y su negativo, filmadas en locaciones del consciente colectivo e individual como fueron Rimini, Roma, su familia, la religión, el fascimo, las dos grandes guerras; con guión y dirección del inconsciente colectivo de Italia.

El lugar donde nace el cineasta es Rimini, ubicado en la antigua provincia de Emilia Romagna en el norte de la península itálica, sitio conocido en la antigüedad con el nombre de Ariminium, habitada por la etnia de los Umbros, quienes pertenecieron al tronco itálico de los pueblos indoeuropeos y cuya lengua estaba emparentada con el latín, griego, celta y osco. Rimini se localiza en la confluencia de los ríos Ausa y Marecchia cerca de su desembocadura con el Mar Adriático, con una población actual de 55,000 habitantes. En la posteridad fuè colonia romana. Carlo Magno la cedió a la Iglesia y en 1501 César Borgia se apoderó de Rimini. Dos años más tarde la ocuparon los venecianos y en 1528 la ciudad regresó al dominio papal.

Un 20 de enero de 1920 nace en una familia de clase media de provincia Federico Fellini. Su madre Ida Barbiani era de ascendencia romana y su genealogía podía ser rastreada hasta principios del siglo XV. El apellido Barbiani estuvo ligado a la corte papal y el mismo Fellini contaba una anédocta sobre un pariente boticario de aquella época que fuera encarcelado y procesado por conspiración. Esta relación de arraigo domiciliario en Roma por parte de la familia Barbiani quizá fue el motivo de la preferencia del director por radicar de manera definitiva en la capital italiana.

Una correspondencia de su interés personal por la ciudad de Roma se localiza en varias cintas de su filmografía. La más obvia es Roma(1972) y donde participa como realizador, actor y co-guionista al lado de Bernardino Zapponi, con fotografía de Giuseppe Rotunno, música de Nino Rota, y con las interpretaciones de Marcello Mastroianni, Anna Magnani y Alberto Sordi, con una duracion de 128 minutos.

La educación familiar fue impartida de manera directa por su madre y compartida con su hermano Antonio, fomentada y orientada hacia el camino del arte en su fase elemental, enseñando el dibujo al futuro director y practicándolo de manera secreta por parte de la madre. Esta actividad se convirtiría en el modus vivendi de Fellini. En su juventud viajó a Roma y se convirtió en un artesano de la caricatura, actividad que le abrió paso por el camino de la relaciones publicas, con destino a los estudios cinematográficos de Cinecittá, oficio que fue un tanto empañado por la segunda gran guerra y el fascismo. El dibujo sumado al teatro de marionetas, fabricado y diseñado por el director, así como las historias aplicadas a este teatro familiar de marionetas, fue la parte esencial que consolidaría más tarde en su actividad como realizador cinematográfico.

Leonardo Da Vinci Vida  obra  -Textos de Avicena - Textos sobre Filosofía - Textos sobre Literatura

 

 



 

Ida Barbiani fue una asidua asistente del Cine Fulgor en Rimini y una fan de Greta Garbo en primera instancia y en segunda de todos los filmes de Hollywood que se proyectaron en la sala de cine. Sobra decir que este fue el primer acercamiento al mundo del séptimo arte por parte del director. Este "pasatiempo" sin aparente importancia es otro de los miembros de la sumatoria cuyo resultado final arrojaría a Fellini como realizador en una primera instancia.

Para definir el alma mater del director se debe tener presente que el contexto italiano presenta en su historia una división política compleja que permitió la coexistencia de varios gobiernos a la vez de forma "independiente" basados en el parentesco, la etnia y los intereses del Vaticano. De alguna forma esto dio paso a fomentar el arte como parte de la imagen politica de poder de los gobernantes y acaudalados comerciantes conocidos con el nombre de mecenas que fomentaron el arte. En líneas anteriores se mencionó la relación que la familia Barbiani mantuvo con la corte papal, en un aspecto anecdótico y negativo, no obstante también tiene un polo positivo que con toda posibilidad estuvo ligado al arte en la amplitud de relaciones sociales por el parentesco y las relaciones filiales; de manera concluyente para esta primera parte el alma mater de Federico Fellini fue Roma y el instrumento físico fue Ida Barbiani.

FILMOGRAFÍA

Luci del varieta,1950

Io sceicco bianco, 1952

I vitelloni, 1953

Un agencia matrimoniale, 1953

La strada, 1954

Il bidone, 1955

Le notti di Cabiria, 1957

La dolce vita, 1959

Le tentazione del dottor Antonio, 1961

Otto e mezzo (8 y 1/2), 1962

Giullieta degli spiriti, 1965

Toby Dammit, 1968

Satyricon, 1969

I clowns, 1970

Roma, 1971

Amarcord, 1973

Casanova, 1976

Prova d'orchestra, 1978

La citta dette donne, 1980

E la nave va, 1983

Ginger e Fred, 1985

Intervista, 1987

La voce della luna, 1990

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com