Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Biografías
Muamar al Gadafi, o Kadafi

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Vistazo a Magreb y Medio Oriente
-
¿Es inminente una revolución en Argelia?
-
Alerta Barrick Gold
- Orwell, la OTAN y la guerra contre Libia
-
Sherlock Holmes y su sombra Conan Doyle

 

Google

Avizora - Atajo Google


Muamar Gadafi

Actualidad: El pueblo de Libia lucha contra Gaddafi

. Libia: el poder en manos de una familia

210211 - Internet: Varias fuentes - Nació en el desierto de la ciudad de Sirte en Libia, el 7 de junio de 1942. Su familia pertenecía a un grupo de beduinos (los Qaddafa, del cual procede el apellido Qaddafi o Gaddafi). En su adolescencia tuvo contacto con la ideología pan árabe de Gamal Abdel Nasser y ello le sirvió para interesarse en la lucha por la justicia social y el socialismo árabe. A la edad de 21 años se graduó en Derecho. Ingresó al colegio militar y organizó la Unión de Militares Libres. En 1965 viajó a Reino Unido donde asistió a cursos de perfeccionamiento. (Ver: Profundo desprecio de Estados Unidos e Israel por la democracia en el mundo árabe)

El coronel Gaddafi ha tenido ocho hijos, de ellos destacan:
 


Sayf al-Islam al-Gaddafi

Sayf al-Islam al-Gaddafi, designado por su padre como su único sucesor legítimo. Posee un grupo de medios informativos que incluye televisiones por satélite y periódicos de capital privado. Muy abierto a Occidente.

Muhammad al-Gaddafi, es apasionado por el fútbol y carece de interés por la política.

El-Sa'adi al-Gaddafi, coronel y jefe de las fuerzas armadas libias. Mantiene buenas relaciones con Muhammad VI de Marruecos y Abdalá II de Jordania.

Aisha al-Gaddafi , quien usa vestimenta moderna occidental y estudia en la Universidad para obtener el doctorado y es opositora al "imperialismo americano".

Hanibal al-Gaddafi, el menor de sus hijos quien fue detenido, junto con su esposa, en Suiza el 17 de julio de 2008, acusado de maltratar a dos empleadas domésticas. Este incidente provocó a finales de julio de 2008 que el coronel Gaddafi suspendiera la venta de petróleo crudo a Suiza, tras las manifestaciones populares de espontáneos libios frente a la Embajada de Suiza en Trípoli para exigir una disculpa del Gobierno suizo.

En lo que respecta a su sucesión, con el tiempo Gaddafi ha desplazado la candidatura a sucesor del seno del partido gobernante hacia su familia directa. En la actualidad, su hijo mayor Sayf al-Islam al-Gaddafi ya lo representa en eventos oficiales. (Ver:
Gaddafi: entre León del desierto y perro rabioso)

Revolución Libia

El 1 de septiembre de 1969, Gaddafi tomó parte en la revolución que derrocó al régimen monárquico del rey Idris. Contando con menos de treinta años de edad, se puso al mando de la Junta Militar, el Consejo del Mando de la Revolución, y anunció los puntos fundamentales de su gobierno:

Neutralidad exterior
Unidad nacional (preámbulo de la unidad árabe)
Prohibición de los partidos políticos
Evacuación de las bases militares británicas y estadounidenses
Explotación de la riqueza petrolera en beneficio del pueblo.

En diciembre del mismo año fue implantada una nueva constitución. Desapareció de la escena pública en los días siguientes a la revuelta; la versión oficial libia dice que estuvo hospitalizado por una apendicitis. Durante esos días en el hospital, conoció a una enfermera que luego se convertiría en su segunda esposa.
Muammar al-Gaddafi se alejó de las estructuras políticas tradicionales, lo que produjo que las clases aristocráticas de la monarquía lo detestasen. Cuatro meses más tarde de su ascenso al poder, en diciembre de 1969, asiste a la Cumbre de Rabat, en donde se reúne con Nasser, Numeiry y Arafat. Allí, Gaddafi propone la formación de un mando militar unificado que sirviera de ayuda a los palestinos en su lucha contra Israel, aunque su propuesta no tuvo éxito. En ese mismo mes de diciembre de 1969, firma junto a Nasser y Numeiry la Carta de Trípoli, en donde se pactan aspectos referidos a la cooperación política y económica.
En interés de la revolución, Gaddafi ha ejercido una purga exhaustiva de los opositores tanto potenciales como factuales.
 


Mapa de Libia

Implantación de un socialismo personal

En 1970 exigió y obtuvo que se retiraran las bases extranjeras y se nacionalizaron algunas empresas petroleras. Se iniciaron los planes agrícolas en la costa del país. Prohibió el consumo de alcohol a cualquier persona dentro de territorio libio y decidió aumentar decididamente la igualdad de la mujer en la sociedad, desafiando al Islam tradicional. El nivel de vida de la población creció rápidamente con los beneficios del petróleo, convirtiendo a Libia en la nación africana con mayor PIB.
Desde 1975 publicó El libro verde en tres volúmenes: La solución del problema de la democracia: el poder del pueblo; La solución del problema económico: el socialismo, y El fundamento social de la Tercera Teoría Universal. Esta obra reflejaba su visión particular de un estado y pretendía desmarcar a la administración libia de cualquier alineamiento internacional.
El 1 de marzo de 1977 proclamaba la Jamahiriya (término árabe que puede traducirse como Estado de las Masas) Árabe Libia Popular y Socialista. El Congreso General Popular asumió el poder legislativo y el Comité General Popular sustituyó al Consejo del Mando Revolucionario en el ejecutivo. Sin embargo, Gaddafi conservó realmente el poder.
Durante los años 70 fracasaron varios intentos por crear una unión árabe socialista con Egipto y Siria, en gran parte debido a la muerte temprana del presidente egipcio Nasser, quien fuera la inspiración ideológica más importante para Gaddafi. Finalizando esa época Gaddafi nombró como asesor económico a un hermano del presidente estadounidense Jimmy Carter,

Los años 80 están marcados por su intervencionismo en África, su guerra con Chad (país sostenido y mantenido por Francia) y sobre todo por su enfrentamiento con los Estados Unidos.
La administración de Ronald Reagan significó una agresión constante y pública en contra de Libia, con el intento de derrocar a Gaddafi. En 1981, Estados Unidos ordenó el cierre del consulado libio en Washington y la retirada de todos sus funcionarios, y envió aviones de vigilancia AWACS a la costa oriental libia. El 3 de agosto de 1981, la revista Newsweek, publicó que el director de operaciones de la CIA, Max Hogel, presentó un plan de derrocamiento y asesinato de Gaddafi. El 19 de agosto de 1981, 2 aviones de combate tipo F-14 Tomcat del portaaviones JOHN F. KENNEDY, invadieron el espacio aéreo libio y atacaron dos aviones en territorio marítimo de Libia Sukhoi Su-22. El 7 de diciembre del mismo año, el Wall Street Journal publicó que el gobierno de Ronald Reagan estudiaba varias medidas para debilitar y derrotar al líder libio, y tres días después el propio Reagan dio orden a todos los ciudadanos norteamericanos de salir de Libia lo antes posible.

Durante 1982, Estados Unidos tomó medidas económicas contra Libia, como la prohibición de importación de crudo libio, y restricciones para exportaciones norteamericanas a Libia. Durante 1983, el gobierno norteamericano prohibió a los estudiantes libios residentes en Estados Unidos estudiar aviación o cualquiera de sus ramas. Reagan también ordenó ese año que sus aliados no negocien económicamente con Libia.

Estuvo implicado en los atentados de los aeropuertos de Viena y Roma en 1985, los atentados terroristas en la Discoteca La Belle de Berlín en 1986, apoyó a Abu Nidal, y tuvo implicación en el Atentado de Lockerbie y el Atentado contra el vuelo UTA 772. En el año 1986 Libia sufrió un ataque norteamericano con misiles, en el que murió su hija Jana. El gobierno republicano de Reagan consideraba a Gaddafi como un terrorista.
 

El apoyo de Libia a movimientos revolucionarios y su política anti-israelí, provocaron gradualmente el aislamiento del país. Como consecuencia y tomando en cuenta el nuevo orden mundial Gaddafi ha moderado sus posturas al punto de asegurar que ya no tiene sentido continuar acciones contra Israel.
 

En julio de 2002 recorrió África viajando con 400 escoltas, 4 aviones, 60 coches blindados y un arsenal entero. El grupo llevó también un buque que le seguía con provisiones.
Actualmente Libia ha abandonado su apoyo a los movimientos revolucionarios y se concentra en convertirse en panafricanista (relegando a un segundo plano el nacionalismo árabe) y mantener relativamente buenas o al menos estables relaciones con Occidente.

Críticas y oposición a Gaddafi


En octubre de 1993 integrantes del ejército libio realizaron tres intentos fallidos de asesinar a Gaddafi. En julio de 1996 hubo sangrientos alzamientos tras un partido de fútbol en protesta de Gaddafi.

Los grupos que se oponen a Gaddafi incluyen:

La Conferencia Nacional de Oposición Libia
El Frente Nacional por la Salvación de Libia
El Comité por la Acción Nacional Libia en Europa

Un sitio web establecido en el 2006 enumera los nombres de 343 víctimas de asesinato político en Libia y pujan por el derrocamiento de Gaddafi. La Liga Libia por los Derechos Humanos, con sede en Ginebra, le pidió a Gaddafi que establezca una comisión independiente para investigar los alzamientos de Bengasi de 2006 que dejaron un saldo de 30 libios y extranjeros muertos.
Fathi Eljahmi, uno de los disidentes más destacados, ha estado encarcelado desde el 2002.
 

La guardia amazónica

Es un grupo de mujeres que se encarga de la seguridad personal de Gaddafi cuando viaja por el mundo,13 compuesto por 200 mujeres vírgenes expertas en artes marciales y el uso de armas de fuego. En 2004 la guardia amazónica acompañó a Gaddafi durante su visita a Bruselas. En 2006 Gaddafi produjo un incidente internacional cuando aterrizó en Nigeria, de visita para una reunión cumbre, con 200 miembros de la guardia amazónica fuertemente armadas. El gobierno de Nigeria le negó la entrada por varias horas, pero finalmente Gaddafi cumplió con reglamentaciones internacionales y aceptó ingresar al país sin armamento.
 

Libia: el poder en manos de una familia - BBC

Aunque Muamar Gadafi no tiene el cargo oficial de presidente o jefe de gobierno, sino el de "líder y guía de la revolución", todo lo que ocurre en Libia ha de tener el visto bueno de él o de su familia.

Sus hijos Al- Saadi –jefe de las Fuerzas Armadas-, Mutassim y Khamis, en los que el gobernante se apoya en los momentos de necesidad, tienen cargos clave en las fuerzas de seguridad.

Y su segundo hijo, Saif al-Islam Gadafi, ("la espada del Islam", en árabe), desempeña un papel destacado en el panorama político y suele representarlo en actos oficiales.

Precisamente la pregunta latente tras su alocución del domingo es ¿por qué fue él, y no su padre, quien apareció en televisión advirtiendo que correrán "ríos de sangre" si no se detienen las protestas?

Para Kristian Coates Ulrichsen, investigador de la London School of Economics, puede ser que lo hayan obligado a hablar, dado que el estilo que mostró, duro y amenazante, no es fiel a su impronta reformista.

"Una posibilidad es que el hijo diga lo que el padre no quiere decir. O que represente una opción política que, al menos en la forma –más directa, de otra generación- sea diferente a la de su padre", agrega Pedro Martínez Montávez, arabista y catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid, en diálogo con BBC Mundo.

Traje y corbata

Aunque en 2008 anunció que se retiraba de la política y ha negado que vaya a suceder a su padre, todos los ojos están puestos en Saif al-Islam como el futuro reemplazante.

En cualquier caso, apunta Coates Ulrichsen, el fuerte poder que ostentan los Gadafi se está desmoronando con los últimos acontecimientos y con la ausencia del jefe de Estado en el discurso televisado.

"Saif puede ser candidato de su padre y el sucesor preferido, sí, pero yo estaría muy sorprendido si los libios toleran la transferencia pacífica del poder a otro Gadafi", le dice a BBC Mundo el especialista.

El profesor explica que en la dinámica de poder de Libia -donde no existen los partidos políticos- el padre maneja los hilos, inclinando la balanza a su antojo entre la rama reformista y política -Saif- o el lado más militar y duro, representado por Al-Saadi, Mutassim y Khamis.

Influyente

Es que mientras que el líder libio lleva vestimentas excéntricas y recibe a sus interlocutores en una carpa beduina, su hijo usa traje y corbata. Mientras que el jefe de Estado ha lanzado un plan para "destruir ideologías importadas", su hijo –que estudió en Viena y Londres y habla fluido alemán e inglés- tiene una mayor apertura a Occidente.

Se cree que ayudó a negociar la liberación por parte del gobierno escocés del único acusado por el atentado del avión de Pan Am, el libio Abdelbaset Al-Megrahi, por razones humanitarias.

Además ha jugado un papel en la apertura de petróleo y de los yacimientos de gas libios al mercado internacional.

También posee un grupo de medios informativos que incluye canales de televisión por satélite y periódicos privados.

Como explica el analista de la BBC Abdallah al-Salmi, "todos los medios de comunicación son propiedad del Estado. Sólo hay dos o tres periódicos en manos privadas que han surgido recientemente y cuyos dueños están afiliados al hijo del líder libio".

Poder tribal

Pero si bien Gadafi y su familia disfrutan de un enorme poder y privilegios en Libia, también lo hacen muchas de las personas vinculadas al régimen, incluyendo un complejo entramado de líderes tribales.

Bengasi, epicentro de las protestas, es la segunda ciudad de Libia y queda muy lejos, tanto geográfica como políticamente, de las bases de poder de Gadafi en sus bastiones de Trípoli y Sirte.

Es que, como el mismo Saif al-Islam dijo por televisión en la noche del domingo, "Libia está compuesta de tribus y no de partidos políticos". Y dos importantes tribus -incluyendo la más grande del país, la Warfalla– acaban de pasarse al lado de los manifestantes.

El líder de la tribu Al-Zuwayya en el este del país, el jeque Faraj al Zuway, amenazó con cortar las exportaciones de petróleo a los países occidentales en 24 horas a menos que las autoridades detengan lo que ha llamado la "opresión de los manifestantes", informa la agencia Reuters.

Y Akram Al-Warfalli, una figura destacada en la tribu de la Warfalla le dijo a la cadena Al Jazeera: "Le decimos al hermano (Gadafi) que ya no es un hermano, le decimos que se vaya del país".

Como explica el profesor Coates Ulrichsen, los vertiginosos cambios de los últimos días cambian el panorama de poder en el país árabe y terminan con un creciente centralismo iniciado por Muamar Gadafi en la revolución de 1969.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com