Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Biografías
Marshall Mc Luhan

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Entrevistas a M Mc Luhan
- Comunicación Social

- ¿Quién le teme a Marshall Mc Luhan?
-
Breve historia de la Prensa
-
Laboratorios, visitadores y médicos

 

Google

Avizora - Atajo Google

10 - Octavio Islas - McLuhan anticipó el tránsito a la aldea global, afirmó que el medio es el mensaje, que las tecnologías admiten ser consideradas como prolongaciones de nuestro cuerpo y nuestros sentidos

En 1964 fue publicada la primera edición de La comprensión de los medios como extensiones del hombre, el libro más importante en la obra de Marshall McLuhan. Por tal motivo, el pasado 4 de junio, en Winnipeg, Canadá, el Congreso Anual de Ciencias Sociales y Humanidades, el Programa McLuhan en Cultura y Tecnología y La Red Global de Investigación McLuhan (The McLuhan Global Research Network), celebraron el 40 aniversario de la publicación de esa obra

Herbert Marshall McLuhan nació el 21 de julio de 1911, en Edmonton, Alberta, Canadá. En la Universidad de Manitota (Canadá) estudió la Licenciatura en Letras y la Maestría en Artes. Se doctoró a los 31 años de edad en la Universidad de Cambridge, y en su tesis doctoral analizó la obra del dramaturgo inglés Thomas Nashe.

Catedrático e investigador
 
McLuhan fue catedrático de University of Wisconsin, University of St. Louis, Assumption College y St. Michael's College de la University of Toronto, en donde se desempeñó como director del Programa de Cultura y Tecnología.

Entre otras funciones, fue director del Seminario en Cultura y Comunicación de la Fundación Ford, coeditor de la revista Explorations, director del Proyecto Understanding New Media de la National Association of Educational Broadcasters y la Oficina de Educación de los Estados Unidos, miembro de la Royal Society de Canadá y consultor de la Comisión Pontificia de Comunicación Social del Vaticano (1973).

Un total de nueve universidades le concedieron doctorados honoris causa: University of Windsor (1965), Assumption University (1966), University of Manitota (1967), Simon Fraser University (1967), Grinnell University (1967), St. John Fisher College (1969), University of Alberta (1971), University of Western Ontario (1972), University of Toronto (1977).
 
Las primeras obras
 
En 1951, McLuhan publicó su primer libro The Mechanical Bride, el cual reúne algunos ensayos de crítica cultural inspirados en la obra de F.R Leavis, quien introdujo a McLuhan en el estudio de la ecología cultural. En Toronto, McLuhan conoció al destacado economista político Harold Innis, cuyo pensamiento definitivamente influiría en su obra. En 1953 conoció al antropólogo Edmund Carpenter, con quien coeditó la revista Explorations.

En 1962 se publicó el segundo libro de McLuhan: The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man. Dos años después -en 1964-, se publicó su tercer libro: Understanding Media: The extensions of man (La Comprensión de los medios como extensiones del hombre).
 
La aldea global
 
McLuhan anticipó el tránsito a la aldea global, afirmó que el medio es el mensaje, que las tecnologías admiten ser consideradas como prolongaciones de nuestro cuerpo y nuestros sentidos, que los medios de comunicación electrónica admiten ser considerados extensiones de nuestro sistema nervioso central, y que es posible distinguir entre medios cálidos y fríos. La definición de los datos que son transmitidos a través de un medio, y el grado de participación de las audiencias para completar al medio, son los dos criterios fundamentales que propuso McLuhan para distinguir medios fríos y calientes:

"Alta definición es el estado del ser bien abastecido de datos. Visualmente, una fotografía es una alta definición. Una caricatura es una definición baja por la sencilla razón de que proporciona muy poca información visual. El teléfono es un medio frío o un medio de definición baja debido a que se da al oído una cantidad mezquina de información, y el habla es un medio frío de definición baja, debido a que es muy poco lo que se da y mucho lo que el oyente tiene que completar () los medios cálidos son de poca o baja participación, mientras que los medios fríos son de alta participación para que el público los complete". (McLuhan, 1977: 47).
Formidable visionario
 
Definitivamente, McLuhan fue un formidable visionario, susceptible de anticipar la forma cómo los medios intervienen en la modelación de las sociedades hacia el futuro. La llamada Sociedad de la Información y el Conocimiento admite ser considerada como fase superior de la aldea global mcluhaniana. El canadiense anticipó además el advenimiento de Internet, el medio de comunicación inteligente:

"Después de tres mil años de explosión por medio de técnicas fragmentarias y mecánicas, el mundo de Occidente entra en implosión. Durante las eras mecánicas prolongamos nuestros cuerpos en el espacio. Hoy en día, después de más de un siglo de técnica eléctrica, hemos prolongado nuestro propio sistema nervioso central en un alcance total, aboliendo tanto el espacio como el tiempo, en cuanto se refiere a nuestro planeta. Estamos acercándonos rápidamente a la fase final de las prolongaciones del hombre, o sea la simulación técnica de la conciencia, cuando el desarrollo creador del conocimiento se extienda colectiva y conjuntamente al total de la sociedad humana, del mismo modo en que ya hemos ampliado y prolongado nuestros sentidos y nuestros nervios valiéndonos de los distintos medios" (McLuhan, 1977:26-27).
 
El Internet
 
A base de los criterios definidos por McLuhan para distinguir entre medios fríos y calientes, en términos generales, es posible afirmar que Internet admitiría ser considerado como medio frío, pues la impresionante interactividad de sus usuarios representa uno de los principales elementos distintivos del medio que admite ser considerado como inteligente. Evidentemente, en cada herramienta de comunicaciones de Internet -los chats, los weblogs o el correo electrónico, por ejemplo-, tendríamos que matizar grados. La comunidades sensibles de Internet han convertido a Marshall McLuhan en referente obligado. Paul Levinson, quien fue presidente de la Science Fiction Writers of America y profesor del Departamento de Comunicación y Estudios de los Medios de la Universidad Fordham (Nueva York), emprendió un riguroso análisis sobre la contribución del pensamiento de McLuhan a la interpretación de las comunicaciones digitales: Digital McLuhan. A guide to the information millennium.
 
McLuhan y su celebridad
 
En los Estados Unidos y Canadá, la primera edición de La comprensión de los medios como extensiones del hombre instantáneamente convirtió a McLuhan en celebridad. En Iberoamérica, en cambio, a finales de la turbulenta década de 1960, en realidad pocos académicos e investigadores de la comunicación habían reparado en el significado y trascendencia de los originales planteamientos formulados por McLuhan. Uno de los primeros cuestionamientos corrió a cargo del célebre intelectual mexicano Carlos Monsiváis, quien en su primer libro -Días de Guardar-, con la particular ironía que le distingue descalificó a McLuhan.

En la década de 1970, un amplio sector de la incipiente academia iberoamericana de académicos e investigadores de la comunicación optó por ridiculizar el pensamiento y obra de McLuhan -la mayoría sin siquiera haber leído alguno de sus libros-, suponiéndole gringo y funcionalista. Los cuestionamientos, fundamentalmente ideológicos, a la obra de McLuhan se han extendido a nuestros días. El belga Armand Mattelart, por ejemplo, en su obsesión de denunciar los efectos ideológicos que desplaza consigo la hegemonía y afirmación del paradigma tecnoinformacional, en dos libros recientes: Historia de la utopía planetaria, e Historia de la sociedad de la información, afirma su propósito de desacreditar el pensamiento de McLuhan.
 
Fundador de la ecología de los medios
 
Marshall McLuhan hoy es reconocido como fundador de una de las más importantes escuelas de comunicación: la media ecology (ecología de los medios). Neil Postman dio nombre a esa escuela de la comunicación, en la cual, además de Marshall McLuhan, es posible ubicar a pensadores de la talla de Neil Postman, Susan Sotag, Joshua Meyrowitz, Edmund Carpenter, Elizabeth Eisenstein, James Carey, Walter Ong, Lewis Mumford, Harold Innis, James Morrison ­investigador del Massachussets Institute of Technology (MIT) ­no confundir con quien fue el líder y cantante principal del legendario grupo de rock "The Doors"-, Paul Levinson, Lance Strate, y por supuesto Eric McLuhan ­uno de los 6 hijos de Marshall McLuhan-.
 
McLuhan, el visionario
 
En los años recientes, un mayor número de académicos e investigadores de la comunicación en Iberoamérica han reparado en la importancia de la obra de McLuhan. Efectivamente, es posible entender a los medios de comunicación como prolongaciones del hombre. Las avanzadas tecnologías de información y comunicaciones nos introducen en la sucesiva conformación de ambientes culturales. Cada nuevo medio de comunicación transforma la forma como creamos y nos comunicamos, modificando también al sistema de medios de comunicación que operan en el ambiente cultural vigente -proceso de re-mediación-.

Marshall McLuhan -es justo reconocerlo- admite ser considerado como auténtico visionario de las comunicaciones digitales, y representa el obligado punto de partida para emprender la interpretación de las acciones comunicativas que hoy realizamos a través de complejas interfases. Marshall McLuhan falleció en Toronto, Canadá, el 31 de diciembre de 1980

Referencias bibliograficas

· Levinson, P. (1999). Digital McLuhan. A guide to the information millennium. London-New York: Routledge.
· Mattelart, A. (2000). Historia de la utopía planetaria. De la ciudad profética a la sociedad global. España: Paidós.
· (2002): Historia de la sociedad de la información. Barcelona: Siglo XXI.
· McLuhan, M. (1962). The Gutenberg galaxy: The making of typographic man. New York: Mentor.
· (1977). La comprensión de los medios como extensiones del hombre. México: Diana.
· Monsiváis, C. (1988). Días de Guardar. México: Era.

Referencias en Internet

· Marshall McLuhan:
http://www.marshallmcluhan.com/main.htmL
· Media Ecology Association (MEA):
http://www.media-ecology.org
· The McLuhan Program in Culture and Technology:
http://www.mcluhan.utoronto.ca
· http://www.vcsun.org/~battias/class/454/txt/mclpb.html

Octavio Islas es mexicano, director de la Cátedra de Comunicación Estratégica y Cibercultura del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México. Correo-e: octavio.islas@itesm.mx CIESPAL desde 1999 Correo-e: ejaramillo@ciespal.net
 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com