Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Biografías
Alexander Sutherland Neill

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Porqué la educación libertaria?
- María Montessori
- Jan Piaget
- Antón Makarenko
- Paulo Freire

 

Google

Avizora - Atajo Google

 


Alexander Sutherland Neill

Contenidos disponibles en español y en inglés - Availables resources in spanish and english - Compilador / Compiler: Jorge Tobías Colombo

 

. Biograph 1 (English)
. Biograph 2 (English)

.
La revolución del maestro ciruela (Español)

Biografía 1 (Español) - Carlos Liendro

A.S. NEILL: Educar para vivir y para ser libres.
Summerhill no es una escuela es una forma de vivir.

Alexander Sutherland Neill fue el creador de una de las experiencias educativas más trascendentes del siglo XX: SUMMERHILL

Su biografía dice que era hijo de un maestro de escuela, pero no se lo consideraba lo suficientemente capaz para ser enviado a una escuela secundaria y comenzó a trabajar a los 14 años. Años después retomó los estudios y a la edad de 25 años completó su educación formal en la Universidad de Edimburgo (Escocia). Comenzó a escribir sobre temas educativos en la revista The New Era y trabajó en escuelas de Escocia. En 1921 trabaja como maestro en Alemania (Hellerau) tenía a su cargo el departamento Auslander (extranjero) con niños de diferentes países de Europa.
¡Que ciego estaba yo entonces (¡qué ciego que estuvimos todos!) al no advertir que la pobreza de la posguerra conduciría a Hitler! escribiría sobre ese periodo en su autobiografía. Comenzaba a ver el problema del racismo, del autoritarismo y del nacionalismo fanático tanto en Alemania como en Austria, donde luego se trasladó.

En 1924, vuelto a Inglaterra, alquila una casa en Lymes, y empieza a recibir alumnos ¿inadaptados? que eran rechazados en otras escuelas. Vencido el contrato de alquiler decide buscar un lugar para los 27 alumnos que tenía entonces. En el pueblo de Leiston, Suffolk crea Summerhill (la colina del verano).
 

Los principios de Neill en Summerhill pueden sintetizarse:

1) El niño tiene potencialidades plenas para amar la vida e interesarse por ella.

2) El fin de la educación, es trabajar con alegría.

3) En la educación no basta con el desarrollo intelectual. La educación debe ser a la vez intelectual y afectiva. Cada vez se encuentra más en nuestras sociedades la separación entre el pensar y el sentir.

4) La educación debe estar unida a las necesidades psíquicas y las capacidades del niño.

5) la disciplina, dogmáticamente impuesta y los castigos producen temor y el temor produce hostilidad.

6) La libertad no significa libertinaje. El respeto entre los individuos debe ser reciproco. El maestro no emplea la fuerza con el niño y el niño no tiene derecho a usarla contra el maestro.

7) La sinceridad del maestro. En 40 años de trabajo en Summerhill, Neill comenta que nunca engaño a un niño.

8) El desarrollo humano sano hace necesario que un niño corte los lazos que lo unen a su padre y su madre, y se haga verdaderamente independiente. ¿Debe emplear todas sus facultades para encontrar la unión con el mundo, no para hallar la seguridad a través de la sumisión o del dominio?.

9) La función primordial de los sentimientos de culpabilidad es vincular al niño con la autoridad. Los sentimientos de culpabilidad son un obstáculo para la independencia; inician un ciclo que oscila entre la rebelión, el arrepentimiento, la sumisión y otra vez la rebelión.

.
Educación. Pedagogía

ETAPAS EN LA VIDA DE NEILL

ES IMPOSIBLE DAR LIBERTAD SEXUAL A LOS NIÑOS CUANDO AQUELLOS QUE LOS CONTROLAN CARECEN DE ELLA.

Nació en Forfar (Escocia) el 17 de octubre de 1883, en el seno de una familia numerosa de una estricta y puritana educación calvinista. Durante la primera Guerra Mundial es llamado a filas. Luego trabaja como maestro y director interino en escuelas. Publica su primer libro: Diario de un maestro rural. Incursiona en el periodismo especialmente con temas pedagógicos.
Una de sus primeras influencias es Homer Lane, quien había trabajado en reformatorios norteamericanos. Cuando este psicólogo llega a Inglaterra lo invitan a abrir un reformatorio para delincuentes juveniles. A esta experiencia se suma Neill hasta 1921.
Participa en el Movimiento de la Escuela Nueva, y comienza su experiencia en Alemania (Dresde) y Austria (Viena), donde se acerca más a los grupos de psicoanálisis.
En 1924 crea Summerhill. En 1929 participa en reuniones internacionales junto a Jean Piaget, Montessori y Tagore.
En 1937 conoce a Wilhelm Reich en Noruega, comenzará con èl su terapia psicológica y recibirá otra de sus grandes influencias en el trato con los niños, especialmente en como se ejerce la represión sexual. Mantienen durante veinte años una extensa correspondencia. Le permite confirmar lo que venía desarrollando sobre la libertad. Neill escribe? Luchamos para lograr que los niños sean libres en su interior, libres del miedo, de la hipocresía, del odio, de la intolerancia?.
Durante la Segunda Guerra Mundial, la escuela de Summerhill se traslada al norte de Gales para evitar los raids aéreos de los aviones nazis. En 1945 regresa a Leiston, donde tenía 4 hectáreas para su escuela.
Escribe durante ese periodo uno de los libros más humanos y críticos sobre educación. Teniendo en cuenta que lo había escrito con todas las restricciones, necesidades y privaciones de la guerra: ?Corazones, no solo cabezas en las escuelas?. En el capitulo ?Plan de estudios? escribe: ?No basta establecer que el culto a los exámenes destruye la verdadera educación. Suponiendo que se revocara el sistema de exámenes de admisión, ¿cuál seria el plan de Estudios? ¿Deberíamos proscribir todas las materias, las matemáticas, la geografía, los idiomas, la historia, la química? ¿Cuál regla deberíamos seguir?. Acabo de recibir una copia de la revista Transval Educatioonal News
Una de las revistas educativas que realmente se interesa más en el niño que en las técnicas de enseñanza, o en los sueldos de los profesores. Este número está dedicado a la educación entre los aborígenes. En una de las fotografías podemos ver una escuela nocturna, donde varios maestros blancos, progresistas, se dedican desinteresadamente, sin paga alguna a enseñar a los indígenas a leer y escribir. ¿Me pregunto lo que estos aprenderán una vez que sepan leer y escribir.?
En 1948 va a EEUU a dar conferencias y al primer Congreso Internacional que organiza Wilhelm Reich sobre Orgonomía. En 1950 las autoridades de inmigración estadounidenses le niegan el ingreso. Sus ideas estaban prohibidas tanto en Rusia como en Norteamérica.
Recién en la década del 60 con la edición de Summerhill ( a radical approach to child rearing)? y los cambios que comenzaban a aparecer en Europa y América, los pedagogos iban entendiendo qué quería decir Neill.
Erich Fromm en el prologo del libro escribe: "En mi opinión, su libro es de gran importancia, porque representa el verdadero principio de la educación sin miedo. En la escuela de Summerhill la autoridad no disfraza un sistema de manipulaciones. Summerhill no expone una teoría; relata la experiencia real de casi 40 años". El autor sostiene que "la libertad funciona".

Ese inicio de reconocimiento con la traducción de su libro Summerhill a quince idiomas, salvó a Neill de la bancarrota a la que se estaba aproximando para seguir sosteniendo su escuela. Fue nombrado ?Doctor Honoris causa? en varias Universidades. A fines de los 60 ya existían en Norteamérica y Europa varias escuelas tipo Summerhill. En los 70 su libro iba por la decimoquinta edición en español.

Cuando Margaret Tatcher fue ministra de educación en Inglaterra intento cerrar Summerhill,
(como hace poco el gobierno de Blair), no lo pudieron conseguir debido a la movilización que se produjo. Neill siguió participando en movimientos pacifistas y antinucleares con su avanzada edad, este hombre que lo había visto todo: dos guerras mundiales, el ascenso del fascismo y el nazismo, la guerra fría. Seguía teniendo esperanza en la condición humana. Fallece el 22 de septiembre de 1973, a los 90 años.

¿CÓMO ES SUMMERHILL?
¿PORQUE SE LES HA ENSEÑADO A SABER, PERO NO SE LES HA DEJADO SENTIR?


Durante la década del 70, los debates a favor y en contra de Summerhill crecieron. Lo interesante es que las nuevas generaciones de maestros y profesores pudieron interesarse por conocer las teorías de Neill y su practica.
En su libro ?Hijos en libertad? (titulo en la versión española / original: Libertad no libertinaje), aclara todo lo que fue mal interpretado. Allí vuelve a desarrollar temas como: Actitudes antivida (modales, el deber y la responsabilidad, respeto, convencionalismo, deshonestidad, discriminación) La escuela, la sexualidad, Problemas de la infancia, la influencia sobre los hijos, Problemas de la adolescencia, Tensión en la familia, Terapia.

 

Alexander Sutherland Neill

Los principios de Neill en Summerhill pueden sintetizarse:

1) El niño tiene potencialidades plenas para amar la vida e interesarse por ella.

2) El fin de la educación, es trabajar con alegría.

3) En la educación no basta con el desarrollo intelectual. La educación debe ser a la vez intelectual y afectiva. Cada vez se encuentra más en nuestras sociedades la separación entre el pensar y el sentir.

4) La educación debe estar unida a las necesidades psíquicas y las capacidades del niño.

5) la disciplina, dogmáticamente impuesta y los castigos producen temor y el temor produce hostilidad.

6) La libertad no significa libertinaje. El respeto entre los individuos debe ser reciproco. El maestro no emplea la fuerza con el niño y el niño no tiene derecho a usarla contra el maestro.

7) La sinceridad del maestro. En 40 años de trabajo en Summerhill, Neill comenta que nunca engaño a un niño.

8) El desarrollo humano sano hace necesario que un niño corte los lazos que lo unen a su padre y su madre, y se haga verdaderamente independiente. ¿Debe emplear todas sus facultades para encontrar la unión con el mundo, no para hallar la seguridad a través de la sumisión o del dominio?.

9) La función primordial de los sentimientos de culpabilidad es vincular al niño con la autoridad. Los sentimientos de culpabilidad son un obstáculo para la independencia; inician un ciclo que oscila entre la rebelión, el arrepentimiento, la sumisión y otra vez la rebelión.

Lo que hace diferente a Summerhill de la educación tradicional es que está sustentada en el psicoanálisis, las teorías de autorregulación, el antiautoritarismo y el autogobierno. Es una gran escuela taller donde los alumnos residentes por medio de asambleas semanales deciden. Allí con un presidente y un secretario elegido votan leyes internas: sobre las actividades, el uso de las herramientas, lo que los más pequeños no pueden hacer, el uso de la televisión. Establecen un programa de trabajo orientado sobre las materias y los temas que quieren tratar. Ningún alumno es obligado a ir a clase. Sobre aquellos que al principio no quieren ingresar en un aula, Neill comenta es proporcional a la aversión que les produjo la ultima escuela a la que asistieron?.

El autogobierno es una manera de ejercitar la libertad con responsabilidad. Genera en los niños la capacidad no solo de confianza (tan importante en la constitución de sus primeros años, como la autoestima), sino de creatividad, de poder disentir, de no obedecer ciegamente por miedo. De ejercitar la verdadera democracia desde la infancia, sabiendo qué tiene un pequeño ¿poder? que le han dado en Asamblea, pero no transformándose en dictador, aprendiendo valores solidarios, compartiendo.
Paul Goodman refiriéndose al sistema escolar historiaba: ¿Con excepciones triviales, lo que llamamos escuela -planes de estudio, textos, lecciones, periodos de estudio definidos por las clásicas llamadas de campana, maestros, exámenes y promoción al grado siguiente- fue un invento de unos monjes irlandeses del siglo VII que pensaron llevar un poco de cultura de Roma a los pobres pastores salvajes?. ¿Cuánto cambió la escuela en este siglo XXI?
Se enseña a los niños a leer para que con el tiempo millares de ellos terminen leyendo solo la quiniela y el fútbol.
Neill decía que esto sucedía porque jamás se alcanzo a despertar su vida emocional. Esta es otra gran diferencia en Summerhill, en que se presta más atención en el INCONCIENTE del niño, en sus conflictos emocionales.
¿El fin de la educación debería ser la prevención de aquellas emociones ocultas que son hostiles a la sociedad?
La idea de mostrar nuevas teorías y practicas en educación es comprender que la inmensa crisis que viene atravesando el país, y donde los docentes están- como nunca- sosteniendo la pobreza, el hambre, la exclusión de sus comunidades, necesitara en el futuro próximo nuevas experiencias, ideas, ante el aumento no solo del semianalfabetismo, o del ausentismo de los niños en las escuelas, sino de la violencia.

¿
La paz mundial no depende de la matemática ni de la química: depende de una actitud nueva y más amplia hacia la vida emotiva? (Neill del libro "Corazones, no solo cabezas en la escuela").
Con respecto a la salud de los docentes, especialmente su salud mental, tan actual en estos tiempos, Neill había escrito: "Problemas de los maestros, maestros problema". Y en esto también estaba adelantado; solicitaba a los docentes que debían tener terapia psicológica, como una forma de comprender su profesión al trabajar con niños, su vida emocional, su salud sexual. ¿Se habla de esto en los profesorados donde se los forma?
Summerhill sigue siendo un desafío, como su mismo creador decía, "La libertad no es la misión de un solo hombre, sino una nueva cosmovisión, una gran esperanza en este mundo demente".

La revolución del maestro ciruela - Rubén Daniel Fernández Lisso - mail@icarodigital.com.ar

Antes que nada debo decir que andaba en esas cosas de novias y libros, cuando un día se cruzó en mi camino el libro "Summerhill", que fue un oasis en el desierto. Las teorías de la educación estaban dominadas por las medidas. El conocimiento era mensurable. Las teorías del conocimiento crecían (y siguen creciendo). Claro, lástima que tantos números y tantas medidas se preocupaban fundamentalmente del conocimiento y no de los seres humanos. Pero claro, cuando hablamos de ciencia es mejor no andarse con pequeños detalles.

El caso es que un sujeto muy atrevido e irreverente llamado A. S. Neill supuso que en educación más importante que cualquier teoría es la libertad. Esto ahora también es una teoría, pero esa es otra historia. El mundo lo miró de costado y sonrió con sorna.

-En educación, algo tan malditamente abstracto como la libertad, está condenado al fracaso, le dijeron. Pero como la vida no está hecha de palabras A. S. Neill igual sintió que era posible.

Según cuenta, los "cultos y tolerantes ingleses" lo dejaron hacer, esperando una pronta autodestrucción. Tiranos de cualquier otro lugar del mundo hubiesen preferido destruir el proyecto con sus propias manos, por las dudas. Pero la flema inglesa (¿será sinusitis?), como el mismo Neill reconoce, permitieron que el proyecto experimental comenzara a funcionar con unos pocos alumnos y la absoluta desconfianza del sistema educativo oficial. Con el tiempo, Summerhill, la escuela que creó y dirigió hasta su muerte, es sinónimo de educación en libertad en todo el mundo occidental.

Autogobierno. Asistencia voluntaria a las clases. Ningún examen. Educación sin miedo.
¡¿Es posible?! ¡¿Qué horror?!
-Van a crear un ejército de vagabundos.
-Saldrán niños idiotas porque no les exigen.
¡¿Los niños y las niñas se bañan juntos?!
-Son todos degenerados.
Cuenta que decían.

Pero de Summerhill no salían niños idiotas, ni vagabundos, ni violentos, ni degenerados. De Summerhill salían niños felices. Muchos de los cuales siguieron siendo felices por el resto de sus vidas. Artistas felices, plomeros felices, algún que otro científico feliz y muchos don nadie felices. Los ex alumnos amaron a Summerhill por el resto de sus vidas. Y ayudaron a sobrevivir a la escuela donde también se reintegraban niños, problema que no aguantaban ni las escuelas oficiales ni las familias desamoradas.

Según Neill todo gracias a la libertad. Y después de leer sus escritos es difícil no creerle.

Educación sin coerción. Promoción de actitudes artísticas. Respeto por la vocación.

¿Tengo que decir que Henry Miller lo admiraba? ¿Habrá que comentar que fue amigo de Wilhelm Reich, el famosísimo científico? ¿Será importante comentar que no creía en el psicoanálisis (o por lo menos lo encontraba insuficiente) aunque le fascinaba la psicología?

Prefiero decir que Neill amó la vida y amó a los niños y revolucionó la educación con una influencia que hoy atraviesa el mundo. También prefiero decir que cada vez que el libro Summerhill cayó en mis manos lo disfruté con fruición. Tres veces volví a comprar el libro Summerhill. Tres veces lo volví a regalar. Hoy no lo tengo. Y soy feliz de no tenerlo porque sé que debe estar en cuatro bibliotecas, esperando el momento en que una mano lo agarre, unos ojos lo miren y un corazón se encienda.

Si a Neill le hubiesen dicho maestro ciruela, probablemente habría contestado: no, se equivocan de nuevo, no soy maestro ciruela, soy maestro zanahoria.

Un día un tipo me dijo: nadie nunca se emborrachó leyendo la palabra vino. Y yo le creí. Por eso a Neill no hay nada mejor que beberlo.


Biography 1

Alexander Sutherland Neill flouted educational convention with utopian faith in individuals' ability to direct their own learning. His romantic Progressive beliefs concerning students' rights and freedoms, his refusal to conform to popular moral and intellectual standards, and his emphasis on social and character development led him to found his own school, Summerhill, in 1921. Neill's radically humanistic, Freudian-based work later joined with Jean-Jacques Rousseau's natural philosophy to greatly influence the free/alternative schools movement of the 1960s and 1970s.

Early Life and Career

A. S. Neill was born in Forfar, Scotland. Working as a pupil teacher in his father's school, Neill's experiences as a young educator were colored by traditional educational expectations: strict discipline, teacher-centered learning practices, and excessive control. At the age of twenty-five, Neill enrolled in Edinburgh University, where he studied English and later became a journalist. In 1915, while working as headmaster, or dominie, at a small school in Scotland he wrote the first book in his Dominie series, A Dominie's Log. This five-book series, which also included A Dominie Dismissed (1917), A Dominie in Doubt (1921), A Dominie Abroad (1923), and A Dominie's Five (1924) represented Neill's informal diary interspersed with stories and observations of people, places, and adventures. Most importantly, Neill used the series to explore his thoughts concerning freedom and children - chronicling dramatic transformation in his own ideology from his early teaching experiences.

Although Neill's vocabulary in A Dominie's Log connected to traditional psychoanalysis, it was not until he visited "Little Commonwealth," educator Homer Lane's community for delinquent adolescents, that he became familiar with the work of Austrian psychoanalyst Sigmund Freud. There, Lane introduced Neill to Freud's New Psychology, to the notion that children possessed innate goodness, and to the pedagogical practice of student self-government. Neill's emerging understanding of education seemed to be heavily influenced by other psychologists of his time as well, including Wilhem Stekel and Wilhem Reich.

Dissatisfied with traditional schooling - with its lack of freedom, democracy, and self-determination - Neill began searching for a place to establish his own school and to experiment with his developing ideas. In 1921 Neill became involved as co-director of the Dalcroze School in Hellerau, a suburb of Dresden, Germany. Part of an international school called Neue Schule, the Dalcroze supported the study of Eurythmics. Yet despite the school's bohemian atmosphere, Neill soon began to feel that the staff was more interested in education than children, and that the conflict between freedom and rigor was untenable. Additionally, the political climate after World War I caused financial difficulties for many of his students' families and contributed to feelings of anti-Semitism. When parents began removing their children from the school Neill decided it was time to leave Germany.

Once again, Neill was off in search of a site for his experimental educational venture. Neill, together with Lillian Neustatter (who later became Neill's first wife), opened a school in a scenic Austrian mountaintop town called Sonntagsberg. However, conflicts with townspeople over the teaching of religion combined with financial difficulties caused Neill to dismantle the school and renew his search for a suitable location.

Significance to Education

By 1923 Neill had returned to England, to the town of Lyme Regis in the south, to a house called Summerhill. There, he re-established his experimental school and enrolled a variety of so-called problem children in Summerhill. In 1926 Neill departed from his Dominie series and wrote The Problem Child. In this book, Neill clarified his ideology of freedom as a protest of his experiences both as a child and as a pupil teacher. As a result of this publication, Summerhill garnered greater attention and more students.

The school moved in 1927 to Leiston in the county of Suffolk, which would continue to be its location into the twenty-first century. Despite the move, Neill's ideals and aims remained firm: allowing children freedom to grow emotionally; offering children power over their own lives; giving children the time to develop naturally; and creating a happier childhood by removing fear of and coercion by adults. Summerhill offered numerous activities to help students work toward the above aims. In particular, students took part in private lessons or therapy sessions with Neill. Moreover, students participated in Schulgemeinde, or weekly community meetings designed to help them define limits and establish community rules. Following the lead of Homer Lane, Neill viewed these meetings as a way for children to transfer their emotions onto the community. Because freedom and self-determination were of utmost priority, the learning of lessons became a necessary concession at Summerhill. As such, Neill was less concerned with hiring teachers with strong pedagogical skills than he was with hiring teachers who cared about children and who followed the aims and vision of Summerhill.

Neill's first wife, Lillian, died in April 1944. Soon after her death, Neill married Ena Wood, and together they oversaw Summerhill until Neill's death in 1973. Upon his second wife's retirement in 1985, Zoe Readhead, the daughter of A. S. Neill and Ena Neill, took over as headmistress of Summerhill.

Critics argue that A. S. Neill interpreted education in an overly romantic and apolitical fashion, suggesting that offering a stimulating environment with minimum direction was not a proper way to run a school. Also under review are Neill's beliefs about his Freudian-based pedagogy as well as those concerning the innate goodness of children. Despite his critics, Neill's book Summerhill (1962) gained him a worldwide audience.

Bibliography

Croall, Jonathan. 1983. Neill of Summerhill. New York: Pantheon.

Hemmings, Ray 1972. Fifty Years of Freedom: A Study of the Development of the Ideas of Alexander Sutherland Neill. London: Allen and Unwin.

Lamb, Albert. 1992. Summerhill School: A New View of Childhood. New York: St Martins.

Neill, Alexander Sutherland. 1928. The Problem Child (1926). London: McBride.

Neill, Alexander Sutherland. 1937. That Dreadful School. Middlesex, Eng.: Jenkins.

Neill, Alexander Sutherland. 1968. Summerhill (1962). Middlesex, Eng.: Penguin.

Neill, Alexander Sutherland. 1972. Neill, Neill Orange Peel. New York: Hart.

Neill, Alexander Sutherland. 1975. A Dominie's Log (1916). New York: Hart.
 

Alexander Sutherland Neill

Biography 2

Alexander Sutherland Neill

The Scottish psychologist Alexander Sutherland Neill (1883-1973) is most famous as the founder of Summerhill School and as the developer of its radical child-centered theory of education.

A Failure at School

Born in Forfar, Scotland, on Oct. 18, 1883, Alexander S. Neill received his early education in his father's one-room, five-class village school. Because of his inability to progress very far in education, he was the only child in the family who was not sent on to Forfar Academy.

At the age of 14, Neill went to work as an office boy in an Edinburgh factory, but he became so lonely and homesick that his parents allowed him to return home. He then worked as an assistant in a dry-goods shop. Shortly thereafter, he became a pupil-teacher in his father's school, where he remained for four years. He then spent what he described as three wretched years as a teacher in a school in Fife, received his teaching certification, and moved on to a school where discipline was easier and his life was somewhat happier for two years.

At the age of 25 Neill enrolled as a student of agriculture at Edinburgh University. Although he passed his first year's program, he said he understood little of the lectures. Changing his major to English, he came under the influence of the scholar and prose stylist George Saintsbury and received his master's degree in 1912. He then worked briefly in journalism and did editorial work for an encyclopedia.

Progressive Influences

At the beginning of World War I, Neill became headmaster of a coeducational school in Scotland which prepared its students for work on farms and in domestic service. It was at this time that he first became convinced that conventional education was oppressive and futile.

Neill voluntarily left the school for a brief sojourn as an artillery cadet. There he met Homer Lane, one of the early advocates of "progressive education," who introduced him to Freudian psychology and convinced him that the best way to deal with a recalcitrant or delinquent child is to allow the child to govern himself. Following the war Neill had a brief appointment at the King Alfred School in Hamp-stead, where he tried to implement his theory of self-government for children. He was forced to resign in 1920.

Creating Child-Centered Education

After a short stint as coeditor of the New Era (the organ of the New Education Fellowship), Neill and several others founded Summerhill, an international school near Dresden, Germany, in 1921. Political turmoil in Dresden caused him to move the school to the Austrian Tirol. However, the peasants in that area and the Austrian government became upset with his unorthodox curriculum and methods, and after seven months of harassment, he removed the school to England in 1924, establishing it in the town of Leiston in Suffix.

In his influential 1960 book Summerhill: A Radical Approach to Child Rearing, one of 21 books he wrote, Neill recalled that he and his first wife, Ada, wanted "to make the school fit the child instead of making the child fit the school." To do so, he wrote, the founders renounced "all discipline, all direction, all suggestion, all moral training, all religious training." Ada died in 1944, and Neill remarried the next year, to Edna May Wood. They had one daughter.

Neill founded Summerhill as a small, coeducational, self-governing boarding school. Class attendance and extracurricular activities were optional. There was no teaching method, leaving children free to learn by their own impulse. Rules were decided in a weekly general assembly, at which each student and teacher had one vote. The children were segregated in housing by age groups, with a house mother for each age.

Neill believed many of children's problems resulted from poor sex education. He tried to demonstrated how the family created hates and jealousies. Neill denied that the atmosphere at Summerhill was "permissive." He did not believe in giving children everything they wanted nor in allowing them to violate another's rights, but he cautioned against moral judgments. He argued that other systems of education did nothing more than coerce children into the neurotic image of their elders.

The Summerhill Legacy

In the 1960s and 1970s, Summerhill became a model for child-centered schools in the United States and elsewhere. Neill became the center of controversy over traditional versus alternative education. Unwavering, Neill noted: "People so often fail to understand that freedom for children does not mean being a fool about children." He titled his 1972 autobiography Neill! Neill! Orange Peel! after a child's taunt that he turned into a comic tradition at Summerhill. Christopher Lehmann-Haupt, reviewing the book in the New York Times, noted Neill's "practical good sense about the worthlessness of most education, and his passionate desire to connect life with learning, thinking with feeling" as well as "his patiently reasonable, flawlessly logical, but always witty arguments against repression and punishment" and "his careful distinction between freedom and license." Neill once said that "the absence of fear is the finest thing that can happen to a child" and said his role at Summerhill was to "sit still and approve of all the things that a child disapproves of in himself."

Further Reading

Works by Neill include, A Domine's Log (1916); A Domine Dismissed (1917); Summerhill: A Radical Approach to Child Rearing (1960); The Booming of a Bunkie: A History (1919); A Domine in Doubt (1922); A Domine Abroad (1923); The Problem Child (1927); The Problem Parent (1932); That Dreadful School (1937); The Free Child (1953); and Neill! Neill! Orange Peel!" (1972). Studies of Neill and his career include Leslie R. Perry, ed., Bertrand Russell, A. S. Neill, Homer Lane, W. H. Kilpatrick: Four Progressive Educators (1967) and Summerhill: For and Against (1970).

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com