Biografías
Nicoló Paganini

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos
Libros en línea

Buscador
Central

Textos sobre Música - Romanticismo y Clasicismo Musical - Textos sobre Pintura - Expresionismo Abstracto - Abstracción -

. El violinista enigmático
. Paganini: La tuberculosis y el síndrome de Marfan

Nace en Génova el 27 de Octubre de 1782, fue el cuarto de los seis hijos de un modesto comerciante aficionado a tocar la mandolina. Su padre le inició con cinco años, en el estudio de la Mandolina y, mas adelante del violín.

(Paganini, pintado por Delacroix, en 1832)

 

         Se sabe muy poco de la niñez y formación musical de Paganini, solo algunos conciertos realizados como niño prodigio. Se cree que se formó como autodidacta aproximadamente hasta los catorce años, exceptuando algunas lecciones de violín de Giacomo Gnecco.

 

          Ofreció su primer concierto contando sólo ocho años de edad. Solía actuar en la iglesia. Con once años se presentó como concertista en el Teatro Sant Agostino, para solicitar la ayuda económica de sus conciudadanos pues pensaba marchar a otro lugar para mejorar su formación.

 

           Se dedica también al estudio de la guitarra, revelándose  como concertista de este instrumento.

 

            En 1801, Paganini se estableció en la pequeña ciudad de Toscana de Lucca, donde con motivo de la festividad de la Santa Cruz se celebraba una misa solemne en la iglesia, y todos los músicos italianos estaban invitados para exhibir sus cualidades en dicho acto. Después del Kirie, el joven Paganini hizo gala de su acrobático repertorio, que escandalizó a los tradicionalistas y encandiló a los afrancesados, encantados con la actitud cercana al sacrilegio que mostraba el recién llegado.

 

             El Lucca, inició Paganini sus primeros romances: su primer idilio se llamaba Eleonora Bucchianeri; Paganini se hospedaba en casa de la familia de Eleonora, familia con la que le unía una afectuosa amistad. El joven y ya distinguido virtuoso dedicó a Eleonora Sonatas para violín y guitarra.

 

              Paganini residió diez años en Lucca, hasta 1810, de modo que conoció el gobierno de Elisa Baciocchi, hermana de Napoleón, que se convirtió en su protectora. Ella fue elevada a la dignidad de duquesa de Toscana y se rodeó de artistas y músicos; refundió en una sola agrupación las dos orquestas existentes en Lucca. En esta nueva formación, Paganini fue nombrado segundo violín, y poco después recibió los nombramientos de capitán honorario de la guardia, “virtuoso de cámara” y profesor privado del nuevo duque. Parece ser que estos cargos fueron obtenidos por Paganini no sólo por su virtuosismo con el violín sino también por su virtuosismo en el lecho de la duquesa, a pesar de que el compositor siempre fue bastante reacio a hablar de este tema.

 

               Las aventuras de faldas de Paganini en Lucca parece ser que no terminaron con Elisa Baciocchi. Probablemente tuvo relaciones con una mujer cuyo nombre no conocemos, para la que compuso  un dueto para violín donde se establecía un dúo entre la cuerda más aguda, que simbolizaba a Venus, y la más grave, que se identificaba con Adonis.

George Grosz Vida y obra - Textos sobre Arte - Ray Bradbury Vida y Obra - Edgar A Poe por J Luis Borges

                En 1813, retirados sus servicios de la corte de Toscana, se presentó en Milán, obteniendo grandes éxitos en la Scala. Compone y ejecuta unas variaciones donde además de usar en solitario la cuarta cuerda del violín, introdujo los armónicos simples y dobles: sonidos muy agudos conseguidos acariciando las cuerdas del instrumento en un tramo cercano al “ponticello” o puente del mismo.

Puede que fuera en este momento cuando nace la leyenda que asocia las geniales facultades de Paganini a un pacto con el diablo.

 

                 En su presentación milanesa, Paganini fue saludado como el mejor violinista de su tiempo, y los profesionales del instrumento se sintieron impresionados ante todo por la técnica, aunque menos por el buen gusto interpretativo. Apenas rebasaba la treintena y ya era el músico italiano más famoso.

 

                  Tras sus éxitos en Milán, Paganini retornó a su Génova natal. Su faceta de artista seguía con notables éxitos, pero como hombre parecía estar especialmente dotado para meterse en líos, particularmente de faldas o de dinero. Se fuga de Génova en dirección a Parma con una joven de veinte años llamada Angelina Cavanna. La dejó embarazada y, ante esa situación, se fue con ella a Fumeri. Pero el padre de Angelina denunció al violinista por rapto y estupro, y consiguió que fuera arrestado y encarcelado. Sólo pudo salir de la prisión firmando un acuerdo con el señor Cavanna, en el cual Paganini le garantizaba el pago de mil doscientas liras, mitad al contado, mitad con una letra de cambio. Cuando Paganini se vio liberado de la carcel, intentó evitar el segundo pago y ello provocó una demanda judicial contra él, que obligó a Nicoló a pagar la suma de tres mil liras. El bebé de Angelina, nació muerto o murió nada más nacer. Ella se caso mas tarde con otro Paganini, que no tenía vínculo familiar alguno con Nicoló.

 

                Paganini fue un revolucionario de salón. No se identificó nunca con ninguna postura política, por lo que la derrota de Napoleón no le afligió en absoluto. No es de  extrañar que en 1815 aceptara dirigir en Génova una Cantata para celebrar la llegada de los reyes Víctor Manuel I y María Teresa, que habían recuperado el trono de Saboya.

 

                Para Paganini continuaron los asuntos de faldas. En 1821, en Nápoles, se enamoró de una muchacha, Carolina Banchieri, con que se fugó a Parma. Pero cuatro días después, posiblemente recordando la amarga experiencia con Angelina Cavanna, decidió separarse de Carolina, enviándola a vivir con una campesina, cuya discreción fue remunerada.    Tras esta desventurada historia, Paganini fue presa de la angustia y se sintió seriamente enfermo. Se hizo visitar por un famoso médico que le diagnostica una sífilis, que en aquella época se trataba de una enfermedad irreversible, y Paganini, atormentado por la idea de que el matrimonio resultaba ahora imposible, cayó en un estado de postración psíquica, al que se sumaba su delicado estado de salud, y estuvo dos años apartado de los escenarios.

 

                  En 1828, aunque no logro curarse, se recuperó y pudo reemprender sus recitales, aunque había perdido mucha vista, llevaba unas gafas de lentes azuladas que acentuaban el aspecto misterioso y algo tétrico de su persona.

                  Realiza una gira por toda Italia, en compañía de una cantante con la que compartía sus audiciones: Antonia Bianchi, que se convirtió también en su amante y le dio un hijo. Mas tarde se separan, y para quedarse con su hijo, Paganini paga una elevada cantidad de dinero para apartarla de su vida y quedarse con el niño.

(Foto de Paganini en los albores de la fotografía)

 

                   Siguen los triunfos de Paganini en Francia e Inglaterra. En París se reencontró con Rossini. Se relacionó con el entonces joven Liszt, sobre quien ejerció un profundo influjo. Admiró a Beethoven..... En Inglaterra resurgieron los asuntos amorosos, también se fuga con la hija de su secretario, pero el padre los localizó en el bosque de Boulogne y montó un considerable escándalo periodístico.

 

                    Durante esta época, se establece una breve pero fructífera relación artística, entre Paganini y el joven Berlioz.

 

                     En otoño de 1834, Paganini retornó a Italia y se estableció en Parma, donde fue bien recibido por la emperatriz María Luisa, deseosa de realzar con su presencia la vida musical del ducado.

 

                      Cargado de deudas, se introduce en oscuros negocios de préstamo en Parma y en Génova.  El 25 de Noviembre de 1837 inauguraba en París el llamado “Casino Paganini”: negociantes sin demasiados escrúpulos le animaron a invertir en este proyecto, a mitad de camino entre una sala de conciertos y un salón de juegos. Pero la empresa fracasó y  Paganini fue perseguido por la ley, aunque pudo salir del percance sin consecuencias.

 

                       En octubre de 1839, Paganini retorno por unas semanas a su Génova natal. En noviembre del mismo año se trasladó a Niza. En esta ciudad de la Costa Azul, la tisis y la degeneración infecciosa producida por la sífilis aceleraron su muerte, el 27 de mayo de 1840. Era el fin de una vida de éxitos y honores, pero tambien el fín de una extensa lista de conflictos sentimentales morales y económicos.

 

                         Después de fallecer, el Obispo de Niza, prohibió su entierro, explicando que Paganini había rehusado la extremahunción. Cuatro meses después de su defunción, el cuerpo del genial violinista se hallaba en la bodega de la casa donde había expirado. Finalmente tomó cartas en el asunto el rey Carlos Alberto, y gracias a él el cuerpo de Paganini fue trasladado a Génova, pero solo por algún tiempo. En 1876 el nieto de Paganini hizo que fuera enterrado en el cementerio de Parma.

 

                          Después de su muerte, su influencia se dejó sentir notablemente en los compositores occidentales, tanto en el siglo XIX como en el XX. Uno de los primeros que experimento tal influjo fue, Verdi. Tambien Saint-Säens y  Ravel y sobre todo Brahms que compuso las 28 variaciones sobre un tema de Paganini en La menor, Op.35 para piano.

 

Principales obras:

 

Veinticuatro Capricci para violín solo, Op.1(n.9 La caccia,n.13 La risata del diavolo).

Seis Conciertos para violín y orquesta

Le Dstreghe, Op.8, inspirada en el ballet de Süssmayr II noce di Benevento.

Fantasía para la cuerda en Sol, sobre el Mosé de Rossini, para violín y orquesta.

Perpetuum Mobile en Do, allegro di concerto, Op.11 para violín y orquesta.

Sonata appassionata y otras para violín y piano.

Doce sonatas y dos sonatinas para violín y guitarra.

Dos sonatas para guitarra.

Catorce cuartetos para violín, viola, violoncelo y guitarra.

Variaciones sobre la plegaria del Mosé de Rossini, en la cuarta cuerda, para violín y piano.

Variaciones sobre “Di tanti palpiti”, del Tancredi de Rossini, para violín y piano.

Variaciones sobre “Nel cor Piou non mi sento”, de la bella molinara, de Paisiello, para violín y piano.

Variaciones sobre el Carnaval de Venecia.

Variaciones sobre la Carmagnola.

Cantabile en Re mayor.

Divertimento carnevalesco o Alessandrin


El violinista enigmático - 2002 Horacio J. Fernández

Niccolò Paganini (1782-1840)"En cierta ocasion, pude oír a Paganini, y los cinco florines que este pirata concertista exigía, estaban fuera de mi alcance, pero aunque Schubert, lo había oído, no quiso de ninguna manera repetir la audición sin que yo le acompañase, y se enojó seriamente porque yo me negaba a aceptar la invitación. No seas tonto, me gritó, ya le he oído y me disgustó que tú te lo hayas perdido, tengo el dinero. Escuchamos al músico celeste e infernal, fascinados y sorprendidos por su técnica diabólica y por sus reverencias que hacía inclinando su cuerpo flaco y negro, pareciendo un títere movido por cuerdas¨. (fragmento de las Memorias del poeta Eduard von Bauernfeld, amigo de Schubert).Héctor Berlioz que perteneció al círculos de sus amigos comenta: "Un hombre de cabellos largos y ojos penetrantes, de extraño semblante, una criatura poseída por el Genio".En 1834, Paganini le sugirió a Berlioz componer una obra para viola y orquesta. Y así surgió "Harold en Italia", la cual parece ser que Paganini nunca interpretó.Una de las leyendas sobre Paganini cuenta que vendió su alma al demonio por la perfección de su arte y por el amor de una mujer. Según parece, consiguió ambas cosas.

Y yo me pregunto: ¿Por qué el Genio en las Artes se supone que viene del demonio, y no del Creador? Legenda o historia, pero lo cierto es que se considera como el violinista más grande de todos los tiempos.Niccolò Paganini nació en Génova (Italia) el 27 de Octubre de 1782, falleció en Niza, situada en la Costa Azul (Francia) el 27 de Mayo de 1840.Paganini fué un maestro en la técnica de la scordatura, la cual consiste en cambiar la afinación de una o mas cuerdas del instrumento, haciendo posible producir ciertos sonidos imposibles de consegir con un instrumento afinado en forma convencional. Además, el era capaz de interpretar composiciones utilizando una sola cuerda del violín.Otro campeón de la scordatura fué Pietro Locatelli (1695-1764) gran virtuoso del violín. Autor de una serie de piezas llamadas L' arte del violino, obra fascinante.Entre las obras más famosas de Paganini, se encuentran los 24 Caprichos para violín.Franz Liszt (1811-1886), compuso seis estudios para piano basándose en los Carpichos de Paganini. También compone La Campanella, arreglo para piano del capricho No. 3, dedicado a Clara Schumann (esposa de Robert). Además, en 1838 escribió otra versión titulada: Études d' exécution transcendante d' apres Paganini, y una revisión en 1851 que llamó Grandes Ëtudes de Paganini.Johannes Brahms (1833-1897) fué otro músico inspirado por los Caprichos de Paganini, en el año 1866, cmpone las dos series de estudios opus 35.En tiempos más modernos, Sergei Rachmaninov (1873-1943), compone su Rapsodia sobre un tema de Paganini para piano y orchesta, estrenada en Baltimore el 7 de Noviembre de 1934, el compositor como solista acampañado por la Orquesta de Philadelphia dirigida por Leopold Stokowski.(Horacio J. Fernández)


Paganini. La tuberculosis y el síndrome de Marfan en el violinista virtuoso - Carlos Awad García, M.D.

 

 Neumólogo, Hospital Santa Clara, Jorge Alberto Restrepo Escobar, M.D. Neurólogo, Hospital Santa Clara
 

(Paganini en la caracterización cinematográfica del actor Klaus Kinski, de 1989)

Niccoló Paganini nació en Génova, el 27 de octubre de 1782 y murió en Niza el 27 de mayo de 1840 a los 57 años de edad. Por su técnica y magnetismo personal no sólo se le considera el más famoso y virtuoso intérprete del violín sino aquel que logró atraer el virtuosismo como un elemento en el arte. De él dijo Franz Schubert: «He escuchado el canto de un ángel». Héctor Berlioz afirmó: «Único en su clase: es uno de esos artistas de quienes puede decirse que son guías y ejemplo de quienes persiguen la suprema perfección». De su manera de tocar el violín, admirada en todo el mundo, se dijo que procedía de influjos demoníacos.

 

SU VIDA

 

Su padre, un comerciante, le dio las primeras lecciones de guitarra y mandolina y utilizó sus recursos con el fin de que su hijo fuera violinista. Giaccomo Costa y Francesco Gnecco fueron sus maestros y estudió composición con Ghiretti y Paer. A los nueve años se presentó por primera vez en un teatro. Estudió en Lucca con el célebre violinista Alejandro Rolla.

 

En 1797, a lo quince años realizó su primer gira y en 1798 se independiza de la casa paterna. En Lorna, en una sesión de juego perdió su violín. En 1801 realiza giras por Lucca y otros sitios de Italia. Desde 1804 se dedica con esmero e intensidad al estudio del violín.

 

De 1805 a 1813 fue director musical en la corte de María Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y hermana de Napoleón. Posteriormente reanudó sus giras que le habrían de llevar por toda Italia, Milán, Turín, Piacenza, Bolonia, Venecia, Roma y Nápoles que le habrían de proporcionar una de las mayores fortunas de la época.

 

En 1824 contrae matrimonio con Antonia Bianchi, de la que nace un sólo hijo. En 1828 se establece en Viena, donde conoce a Chopin. A partir de aquí, Paganini recorrió con éxito casi todos los países de Europa: Italia, Austria, Alemania, Polonia, Francia e Inglaterra. En 1831 se radicó en París, donde su talento fue muy apreciado y viaja a Londres en 1832.

 

Por su salud debe regresar a Italia en 1833. En Parma se hace cargo de la orquesta del ducado, pero por sus pretensiones económicas y artísticas debe rescindir el contrato en 1836.


SU ENFERMEDAD


Paganini tenía flexibilidad excesiva de las articulaciones. «Este Paganini realiza los doble-double-stoppings y los trinos asombrosos». Sandblom escribe: «su muñeca era tan floja que él podría moverla y torcerla en todas las direcciones". Se ha sostenido en algunos artículos que Paganini podría deber su incomparable virtuosismo con el violín a la conjunción afortunada de genio musical, aptitud natural para el drama y destreza manual dada por la hiperlaxitud articular y dedos largos probables en el Síndrome de Marfan o en el Síndrome de Ehlers-Danlos.

 

Sus contemporáneos lo describieron como un ser cadavérico, de ojos negros, piel blanca como la cera, nariz prominente y estatura media. Se sabe que por la sífilis recibió tratamiento mercurial que le produjo efectos secundarios.

 

El síndrome de Ehlers-Danlos, inicialmente descrito en 1892, Cutis laxa, fue informado como laxitud y fragilidad de la piel asociado a hipermovilidad articular. Su epónimo viene de los dermatólogos danés y francés respectivamente. La naturaleza familiar de la enfermedad fue demostrada en 1949. En 1988 se publicó una clasificación del síndrome que ha sido revisada recientemente y en donde se reconoce claramente el síndrome como un desorden heredado del tejido conectivo y causado por la mutación genética de por lo menos dos genes. Se reconocen hoy hasta 11 formas del síndrome, siendo el tipo III el más frecuente y el tipo IV, el llamado Ehlers-Danlos vascular, el único tipo asociado a mortalidad por el compromiso de grandes vasos. Las manifestaciones clínicas del síndrome son muy variadas pero son principalmente de la piel, musculoesqueléticas, oculares, gastrointestionales y cardiovasculares.

 

El otro diagnóstico diferencial es el Síndrome de Marfan, también clasificado dentro de los síndromes de hipermovilidad articular y descrito desde 1896. Se trata de un desorden dominante autosómico del tejido conectivo, causado por un defecto localizado en el cromosoma 15 y que codifica la síntesis de la fibrilina, componente estructural de la elastina de muchos tejidos. Se manifiesta principalmente por síntomas oculares, cardiovasculares y gastrointestinales. La presentación más dramática es la progresiva dilatación aórtica que produce insuficiencia y disección y frecuente en el típico Marfan, sujeto descrito como extremadamente alto, delgado y con extremidades muy largas, por lo cual es muy poco probable que Paganini tuviera el clásico Marfan. Dada la hetrogeneidad fenotípica se reconoce el fenotipo marfanoide, probablemente presente en Paganini.

 

Acerca de su enfermedad respiratoria no existen muchas referencias sobre la presencia de síntomas respiratorios por tuberculosis, pero sin embargo, los doctores Borda y Spitzer de Pavía y Marsella, le confirman al paciente la presencia de tuberculosis como bien lo anota Paganini en una carta escrita a un amigo en 1833 donde dice: "sufro una enfermedad en el pulmón". Presentó, además tos y fiebre de larga evolución y dos episodios de hemoptisis, en 1833 y 1840. Dicha información es sustentada por Sperati y Felisati en un interesante artículo del Acta otorrinolagingológica Italiana de 2005. Otros autores, como Reibman, sustentan también que Paganini sufrió tuberculosis desde 1819 y para 1834 ya presentaba la enfermedad avanzada y compromiso laríngeo. En 1837 redacta su testamento. En 1839 Paganini viaja a Marsella y luego se trasladó a Niza y muere el 27 de mayo de 1840. Interesante es la pérdida progresiva de la voz que le produjo finalmente afonía durante sus dos últimos años de vida; se ha planteado varias hipótesis diagnósticas. La laringitis tuberculosa que ha sido teoría aceptada es un diagnóstico generalmente secundario a una tuberculosis cavitaria avanzada y de poca probabilidad en Paganini dada tan larga como dos años. Otra tesis es la lesión del nervio laríngeo recurrente secundario a un aneurisma aórtico probable en el síndrome de Marfan o en sus variantes fenotípica, que como afirmamos lo presentaba Nicolo Paganini.


SU OBRA


Paganini es considerado el violinista más extraordinario de todas las épocas. Compuso 24 caprichos y 12 sonatas para violín, tres cuartetos para dos violines, viola y guitarra, conciertos para violín y orquesta, entre los que se destaca el No. 1 en re mayor y el No. 2 en si menor, La campanella y 60 variaciones con acompañamiento de piano y guitarra. Sus obras son brillantes y tienen buena técnica.

 

Luego de su éxito en Viena en 1828 es admirado en Alemania por Goethe, Heine y Schumann. Su técnica no tenía paralelo y pese a su personalidad tímida, Paganini ejecutaba el violín de una manera extraordinaria. Su estilo interpretativo particular causó sensación. Podía interpretar obras de gran dificultad únicamente con una de las cuatro cuerdas de violín (retirando primero las otras tres, de manera que éstas no se rompieran durante su actuación), y continuar tocando a dos o tres voces, de forma que parecían varios los violines que sonaban.

 

Los músicos se impresionaban y se tejieron leyendas alrededor de él. Se decía que Paganini era hijo de una bruja y del diablo, incluso que él mismo era el diablo. Paganini, molesto por tantas calumnias, en 1831 publicó una carta en la revista parisina Gaceta Musical. Uno de los párrafos decía: «No he asesinado a nadie ni he pasado ocho años en la cárcel, ni el demonio impulsa mi brazo cuando ejecuto. ¡Callad ya, por Dios, lenguas viperinas!». Adicionalmente, en los conciertos, se presentaba de manera extravagante. También se dijo que en su violín encerraba el alma de mujeres de hermosa voz. Esta fama "demoníaca" llegó hasta el lecho de muerte, cuando se negó a ser asistido por un sacerdote.

 

Su ejecución acrobática del violín influenció a sucesivos violinistas como Ernst, Berrito y Vieuxtemps. Pero su mayor impacto fue sobre Liszt, Chopin, Schumann y Berlioz, quienes buscaron con el piano la mayor expresividad artística. Paganini tenía al morir siete violines Stradivarius; su favorito, sin embargo, era un violín Guarneri del Gesù de 1742 y que hoy está expuesto en el Palacio Cívico de Génova.

 

A los 165 años de su muerte, Paganini sigue siendo considerado el más grande intérprete del violín y su vida de leyenda así como las enfermedades que padeció, son un reto a los ojos de los estudiosos de la medicina a través de las artes.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Reibman J. Phtisis and the Arts. En: Rom WN, Garay S. Tuberculosis. Boston: Little, Brown and Co, 1996:21 – 34

2. Schoenfeld MR. Niccolo Paganini. Musical magician and Marfan mutant? JAMA 1978;239:40-2.

3. Ho N, Park S, MaragH KD, Gutter EM. Famous people and genetic disorders: From monarchs to geniuses - A portrait of their genetic illnesses. Historical Review. Am J Med Genetics 2003;118:187-196.

4. Pyeritz RE. Editorial. Ehlers-Danlos Syndrome. N Engl J Med 342: 730-732.

5. Francke U, Furthmayr H. Marfan Syndrome and other Disorders of Fibrillin. N Engl J Med 330:1384-1385.

6. Sperati G, Felisati D. Acta Otorhinolaryngol 2005;25:125-128.


Principal-|-Consulta |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman
Textos históricos | Libros en línea | Publicaciones | Glosarios


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 / ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com