Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Biografías
Ernesto Sábato

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Entrevistas a E Sábato
- Sexualidad Humana
- Sábato: En la Resistencia
-
23 razones para hacer el amor
- Literatura

 

Google

Avizora - Atajo Google

300411 - El escritor argentino Ernesto Sábato murió hoy a los 99 años en su casa de las afueras de Buenos Aires (Santos Lugares), donde permanecía recluido desde hacía años a raíz de sus problemas de salud, informaron hoy allegados al autor. El próximo 24 de junio hubiera cumplido 100 años.

(Ver:
Ernesto Sábato o el eterno oficialista)


240609 - Jorge Gottlin - Quizá por su cuerpo esmirriado y fibroso, a la pasión con que acompaña las respuestas o a cierta mordacidad que se hizo estructura, Ernesto Sábato no aparenta los 90 años que hoy cumple. En los últimos tiempos su iconografía lo muestra con gesto abismado y una inocultable expresión de tristeza: paralizado en la fotografía, ese gesto se asocia con el instante previo a un sollozo. Pero ese hombre tierno, profundo y asombrado elude la racionalidad del almanaque y sigue cumpliendo la edad de los adolescentes.

(
Ver: Ernesto Sábato avanza hacia los 100 años)


Sábato habla rotundamente, a veces con palabras elaboradas con titanio. Se refiere hoy a sus carencias con la llaneza coloquial de sus personajes y habla de la vida como de una entidad que aún no terminó de descifrar, como si fuera una lata que hay que seguir abriendo. Con la misma paz con la que encaró su travesía por una abundante porción de siglo, aborda ahora ciertos retazos de su obra, de la edad y la pérdida, asociando su interés por lo que ocurre, que es también melancolía.

Científico, escritor, pintor, filósofo, hombre político, son algunas de sus aproximaciones, pero seguramente ninguna lo contiene. Nacido en Rojas (Buenos Aires) el 24 de junio de 1911 —la misma fecha de nacimiento de Juan Manuel Fangio— egresó en 1938 como doctor en Ciencias Físico-Matemáticas. Su nivel queda probado en la anécdota: la Asociación para el Progreso de las Ciencias, presidida por Bernardo Houssay, le concede la beca anual al mejor candidato del año para trabajar en el Instituto Curie, en París. Allí se vinculó con el grupo surrealista con quienes se reunía en el Café Dome. Mezcló mañanas de laboratorio con transgresoras noches de fina bohemia, como "una ama de casa que se prostituye todas las noches". En París sufrió la crisis de decidir iniciar su verdadera vocación de escritor y de pintor.

Tenía con qué: publica su primer libro en 1945, Uno y el Universo, con el que obtiene el Primer Premio de Literatura del municipio porteño. Pero su epopeya se iniciaría en Zurich, donde, en los andenes de la espera, elaboró El túnel (1948), novela que se editaría de inmediato en París y en Nueva York. El tríptico que define su obra se completaría con Sobre héroes y tumbas (1961) y Abaddón, el exterminador (1974).

La trascendencia del Sábato escritor, emerge esencialmente de esas tres novelas tormentosas. Las dos primeras, llevadas al cine. Abaddon, el exterminador conseguiría el máximo premio que otorga Francia al mejor libro extranjero.

Si El túnel fue un agudo ensayo de psicología, Sobre héroes y tumbas, con su delirante relato de la retirada de Lavalle y el "Informe sobre ciegos" —un viaje al fondo de los escalofríos— magnificó tales exploraciones hasta alcanzar formas arquetípicas. Derivarían, fatalmente, en Abaddón, el exterminador, visión compleja y caótica de un mundo en crisis y confirmaría el sentido trascendente de su obra.
 

La distancia de trece años entre una obra y otra parecería rémora, pero la presumible holgazanería define lo que fue forma y manera de vida del autor. Cada escritor posee lo que, metafóricamente, podría llamarse un "fondo de oro". La facilidad para escribir es la primera condición del escritor, pero también puede convertirse en su mayor peligro: terminan escribiendo la misma novela con pequeñas variantes, amparados en la condición de su éxito. Así que aun antes de escribirla, saben que será un best-seller, precisamente lo que Sábato considera como "una de las grandes calamidades de nuestro tiempo".

Puede inferirse que no es entonces que Sábato haya escrito poco, sino que ha destruido mucho.

En los años 70 se asoció al gran silencio. Se refugió en las baldosas conocidas de Santos Lugares con su esposa Matilde, en sus pinturas y en la defensa inclaudicable de los derechos humanos, protagonizando gestiones para salvar a varios desaparecidos (entre ellos, Antonio Di Benedetto). Con el retorno de la democracia, presidió la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). La sucesión de los horrores quedó patentizada en el Nunca más, informe pormenorizado y fundamental del que fue coautor. Una versión moderna del infierno, un paisaje tenebroso del alma. Nada novedoso para quien, en la ficción, ya se había ocupado del lado oscuro del hombre.

El pintor de Santos Lugares

Durante los intervalos de su larga travesía literaria, Sabato pintó con el mismo fervor y el mismo lenguaje. Sus cuadros, que por fin decidió mostrar, desconcertantes y alucinantes, eran el producto plástico de las mismas obsesiones de sus libros. Como en la obra escrita, la pasión predomina sobre el intelecto. Esa visión trágica de Sabato sobre la condición humana se antepuso para evitar que el saber científico impermeabilizara los mensajes oscuros del mundo de los sueños.

Más allá de cualquier valoración sobre su obra, Sabato goza de salud plena en el reconocimiento internacional, tanto por sus novelas como por su enconada defensa de los derechos humanos. Ha sido traducido al italiano, alemán, inglés, griego, ruso, francés, portugués, esloveno, árabe, hebreo, rumano, japonés, polaco, sueco, finlandés, coreano, turco y holandés, entre otras lenguas. Ese reconocimiento tuvo acaso su mayor pico en la obtención del Premio Cervantes.

Su universo personal muestra más fidelidades que contradicciones. Las tuvo en el devenir de adhesiones a las que a su tiempo abjuró. Finalmente, sólo la máquina no se redime, condenada por el hombre a respetar un código binario. Sabato cultivó la metafísica de la esperanza, vive, a los 90, como un piquetero de la línea recta. En Sobre héroes y tumbas el relato se cierra con la palabra "mañana" y no es casual: despertar con el amanecer, como la módica resurrección de cada noche. Ese es el acto más concreto de la esperanza.


Ernesto Sábato representa un fenómeno muy particular a nivel humano y literario. Formado desde muy joven en el ámbito de las Ciencias Duras (la Matemática y la Física) ha estado signado por una constante búsqueda y revisión crítica de su propia postura política y de vida, revisión que marcó el profundo y definitivo viraje hacia la Literatura.  Siempre ha defendido ferozmente, más allá de partidismos y posturas políticas, valores éticos como  la dignidad del hombre, la libertad de expresión, la democracia. No ha pertenecido ni pertenece a escuela estética o literaria alguna. Se ha mantenido ajeno a todo tipo de afiliaciones artísticas. Puede resultar sorprendente, entonces, que Ernesto Sábato congregue a un público amplio y fervoroso en la Argentina,  que sus obras estén traducidas a casi veinte idiomas y que haya sido invitado a disertar en Universidades de América y Europa. Más aún, el público que lo sigue está formado principalmente por jóvenes. Quizás la razón de este seguimiento se encuentre en el testimonio de vida de Sábato y en sus búsquedas y respuestas a los interrogantes sobre la vida, la muerte, la soledad y la esperanza, sobre la angustia y la desesperación, sobre todos aquellos interrogantes que acompañan a la vida misma.

Hombre y escritor constituyen una unidad indisoluble en Sábato. En innumerables ocasiones, sobre todo en reportajes, ha aclarado su no filiación a la categoría de "literato",  hombre de letras. Se identifica como un hombre que ha encontrado en la escritura una vía para canalizar su angustia, sus interrogantes. Escribe para continuar vivo, para no morir.

En el Arte, particularmente en la Literatura, ha encontrado un espacio de expresión y de denuncia de lo que considera la escisión del hombre contemporáneo. Así mismo, su compromiso político le ha valido no pocos críticos y detractores. Esta conjunción de Literatura y vida está presente en sus textos, entre los que se encuentran novelas, ensayos, numerosísimos artículos, entrevistas y memorias.

Día a día, en ámbitos diversos y hasta opuestos, la obra de Sábato sigue siendo discutida, analizada, confrontada. Es que Sábato integra en la actualidad, sin duda alguna, esa posmodernidad americana que, lejos de ser deconstructiva es instauradora de sentidos. 

Cronología

1911    Nace en Rojas, Provincia de Buenos Aires. Décimo entre once hijos varones.

1917    Comienza la escuela primaria en su pueblo natal.

1924    Inicia sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de La Plata. Vive en casa de unos tíos junto con uno de sus hermanos.

1929    Ingresa en la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la Universidad de La Plata.

1930    Sábato, hasta entonces relacionado con los grupos anarquistas, se incorpora al Partido Comunista.

1933    Es designado secretario de la Juventud Comunista de La Plata. Dicta cursos sobre marxismo. Vive en la clandestinidad. Conoce a Matilde Kusminsky. Hace frecuentes viajes al interior.

1934    Concurre como delegado por la Argentina al Congreso Internacional contra el Fascismo y la Guerra, presidio por Henry Barbusse, en Bruselas. Comienza a escribir La Fuente Muda, novela que nunca publicará. Renuncia a la Federación Juvenil Comunista.

1936    Con autorización de un juez de menores, se casan Matilde Kusminsky y Ernesto Sábato.

1937    Sábato obtiene el doctorado en Física por la Universidad de La Plata.

1938    Nace Jorge, hijo de Matilde y Ernesto. Le conceden a Sábato la beca anual al mejor candidato del año para realizar trabajos de investigación sobre radiaciones atómicas en el Laboratorio Curie de Paris.

1939    Frente a la inminencia de la Segunda Guerra mundial, colegas y amigos de Sábato consiguen que se lo transfiera del cargo del Laboratorio Curie en París al MIT (E.E.U.U.), donde investiga sobre radiaciones cósmicas. Matilde y Jorge, el pequeño hijo de los Sábato, viajan a Buenos Aires.

1940    Regresa a Buenos Aires. En la Universidad de La Plata dicta clases de postgrado sobre mecánica cuántica.

1941    Publica su primer artículo en la revista Sur por iniciativa de Pedro Henríquez Ureña.

1942    Publica Tres glosas en la editorial Teseo de La Plata.

1943    Abandona la Ciencia. En una casa de Córdoba escribe Uno y el Universo.

1944    La familia Sábato regresa a Buenos Aires.

1945    Nace Mario, segundo hijo de Matilde y Ernesto. Editorial Sudamericana publica Uno y el Universo. Un jurado integrado por Vicente Barbieri, Francisco Luis Bernárdez, Adolfo Bioy Casares y Ricardo Molinari le otorga el Primer Premio Municipal al libro. La Sociedad Argentina de Escritores le concede el Gran Premio de Honor.

1946    El 24 de febrero triunfa en elecciones presidenciales la fórmula Perón-Quijano. Las universidades están intervenidas. Sábato firma una declaración repudiando la violencia policial contra estudiantes. Junto con otros firmantes es despedido de su cátedra en el Profesorado.

1947    Julian Huxley gestiona y obtiene para Sábato un puesto en la sede de la UNESCO en París. Sólo trabaja dos meses allí, renuncia y viaja por Europa. En ese tiempo esboza El túnel. Regresa más tarde a la Argentina.

1948    La editorial Sur publica El túnel. Albert Camus recomienda la edición de esta novela en Francia.

1950    Borzoi Books edita El túnel en Nueva York.

1951    En Buenos Aires la editorial Sur publica Hombres y engranajes. El túnel se traduce en Italia, Alemania y Japón.

1952    En los estudios de Argentina Sono Film, León Klimovsky inicia el rodaje de El túnel.

1953    Editorial Emecé publica Heterodoxia.

1955    Sábato es nombrado director de la revista Mundo Argentino.

1956    El gobierno militar sofoca un levantamiento pro peronista. Son ejecutadas más de veinte personas. La violencia, los fusilamientos y las torturas son denunciados en la revista Mundo Argentino. Intervienen la revista y piden la renuncia de Sábato a la dirección. Son editados dos escritos muy polémicos: El otro rostro del peronismo (Imprenta López) y El caso Sábato. Torturas y libertad de prensa. Carta abierta al General Aramburo, folleto de edición reducida que resume las denuncias publicadas en la revista. Aparece El túnel en Francia, por ediciones Gallimard.

1958    Arturo Frondizi es elegido presidente y nombra a Sábato director general de Relaciones Culturales.

1959    Surgen discrepancias y polémicas entre quienes apoyan al gobierno de Frondizi. Se inician una serie de planteos militares que condicionan al Poder Ejecutivo. Sábato renuncia a su cargo en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

1961    Fabril Editora publica Sobre héroes y tumbas.

1963    Editorial Aguilar publica El escritor y sus fantasmas.

1964    Sábato recibe el título de Chevallier des Artes et Lettres, orden instituida por André Malraux.

1965    Traducción italiana de Sobre Héroes y Tumbas. Nueva edición en inglés de El túnel, por Mac Millan de Nueva York.

1966    Editorial Losada publica el primer tomo de las Obras Completas de Sábato. Editorial Lagos pone a la venta el disco Romance de la muerte de Juan Lavalle, texto de Sábato musicalizado por Eduardo Falú (guitarra).

1967    Con el título de Alejandra se publica en Francia Sobre héroes y tumbas. La edición en alemán de dicha obra tiene un prólogo de Witold Gombrowicz.

1968    Traducción de Sobre héroes y tumbas en Dinamarca. Sábato recibe el premio del Instituto de Relaciones Exteriores de Estútgart, Alemania.

1969    Editorial Sur publica Itinerario, selección de textos realizada por Sábato a pedido de Victoria Ocampo.

1970    Losada edita el segundo tomo de las Obras completas de Sábato. Seix Barral publica en Barcelona una edición corregida y aumentada de El escritor y sus fantasmas.

1971    Alonso Editor publica Claves políticas. Sábato comienza a colaborar en el diario La Opinión.

1973    La editorial Crisis publica La cultura en la encrucijada nacional. Editorial Sudamericana publica Abaddon, el exterminador. Sábato obtiene el Gran Premio de la Sociedad Argentina de Escritores.

1974    Premio Consagración Nacional.

1976    Emecé edita Diálogos Borges-Sábato, a cargo del periodista Orlando Barone. L'Ange del ténebres, traducción de Abaddón, el exterminador, recibe el premio al mejor libro extranjero en Francia. A fines de este año aparece la obra colectiva Pensar la República, que incluye un extenso artículo de Sábato titulado Nuestro tiempo del desprecio.

1977    Diversos homenajes en el mundo. Sábato recibe en Italia el Premio Medici.

1978    La editorial Seix Barral publica la versión definitiva de El túnel, Sobre héroes y tumbas y Abaddón, el exterminador. Sábato recibe en España la Gran Cruz al Mérito Civil.

1979    Seix Barral publica Apologías y rechazos, en España, que incluye trabajos en los que desafía la censura impuesta por la dictadura miliar. Sábato realiza viajes a Europa, donde es homenajeado.

1980    En Buenos Aires, Librería La Ciudad publica Cuatro hombres de pueblo, ilustrado por Antonio Berni.

1981    Centro Editor de América Latina ,de Argentina, publica La robotización del hombre. Edición en inglés de Sobre héroes y tumbas.

1982    Seix Barral publica Narrativa completa de Ernesto Sábato, con prólogo de Pere Gimferrer.

1983    Raúl Alfonsín es electo presidente por la UCR. Ese mismo año crea la Comisión Nacional sobre la Desaparición de las Personas (CONADEP), comisión que integra Sábato junto con representantes de sectores intelectuales, religiosos y demás. Editorial Celtia, de Buenos Aires, publica Páginas de Ernesto Sábato con prólogo de Carlos Catania.

1984    La Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires lo nombra ciudadano ilustre. El rey de España Juan Carlos I le entrega el premio Cervantes. Colombia lo distingue con la orden de Boyacá. La organización de Estados Americanos le otorga el premio Gabriela Mistral. El 20 de setiembre la CONADEP entrega el informe de sus investigaciones. El libro se publica bajo el título Nunca más, cuyo prólogo, que no lleva firma, se conoce como el "Informe Sábato".

1985    En Italia, Sábato es ungido Gran oficial de la Orden del Mérito.

1986    En Estados Unidos se organiza un homenaje a Sábato. Recibe la Gran Cruz de Oficial de la República Federal de Alemania.

1987    El presidente de Francia, Mitterand, distingue a Sábato con el grado de Comandateur de la Legión de Honor.

1988    La Universidad del Estado de Nueva York organiza un simposio acerca de la obra de Sábato. Nueva traducción al inglés de El túnel. 

1989    Carlos Menen, presidente de la República Argentina, indulta a los integrantes de las Juntas Militares que gobernaron desde el 1976. Sábato expresa vivamente su repudio. En Israel recibe el Premio Jerusalén. Homenaje en la Sorbona de París. Expone sus pinturas en el Centro Pompidou. Se publica Entre la letra y la sangre, diálogos con Carlos Catania.

1990    Empieza a difundirse su pintura.

1991    Seix Barral inicia la publicación conmemorativa del 80° aniversario de Ernesto Sábato.

1992    Exposición de las pinturas de Sábato en el Centro Cultural de la Villa de Madrid. Expone en la Galerie de Paris.

1993    Seminario sobre Sábato en la Universidad Complutense de Madrid. Anticipa que escribirá una suerte de testamento literario.

1995    Muere en un accidente automovilístico su hijo mayor, Jorge. Sábato recibe en Albania el Premio Ismael Kadaré. Dicta conferencia en distintas universidades de Estados Unidos y Europa.

1996    Seis Barral inicia la publicación de sus Obras Completas. El primer volumen reúne sus ensayos literarios, a cargo de Ricardo Ibarlucía.

1997    Muere Matilde, su compañera de toda la vida. Se recluye en su vivienda de la localidad de Santos Lugares, en la provincia de Buenos Aires.

1998    Publica Antes del fin, especie de autobiografía y reflexiones.

2000    Publica La resistencia, obra presentada como primicia por Internet en la página del diario Clarín.

2009  Ernesto Sábato cumple 98 años

Aporte de Graciela Barroso

Reflexiones y comentarios:

OBRAS

Título

Escrita en…

Publicada en…

La fuente muda 

1934

 

Tres glosas

 

1942

Uno y el Universo

1943

1945

El túnel

1947

1948

Hombres y engranajes

 

1951

Heterodoxia

 

1953

Sobre héroes y tumbas 

 

1961

El escritor y sus fantasmas

 

1963

Itinerario

 

1969

Claves políticas

 

1971

La convulsión política y social de nuestro tiempo

 

1969

La cultura en la encrucijada nacional

 

1973

Abaddon, el exterminador 

 

1973

Apologías y rechazos 

 

1979

Cuatro hombres de pueblo

 

1980

La robotización del hombre

 

1981

Antes del fin 

 

1998

La resistencia

 

2000

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

  • Sábato, E. 2001 Abaddón, el exterminador
    Buenos Aires: Planeta

  • Sábato, E. 1998 Antes el fin
    Barcelona: Seix Barral

  • Sábato, E. 1991 Apologías y rechazos
    Barcelona: Seix Barral

  • Sábato, E.1971 Claves políticas
    Buenos Aires: Rodolfo Alonso Editor

  • Sábato, E. 1963 El escritor y sus fantasmas
    Buenos Aires: Aguilar

  • Sábato, E. 1967 Él túnel
    Buenos Aires: Sudamericana

  • Sábato, E. 1991 Hombres y engranajes
    Barcelona: Seix Barral

  • Sábato, E. 1969 La convulsión política y social de nuestro tiempo
    Buenos Aires: Edicom

  • Sábato, E. 2000 La resistencia
    Barcelona: Seix Barral

  • Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas 1985 Nunca más
    Barcelona-Buenos Aires: Seix Barral-Eudeba

  • Sábato, E. 1997 Obras completas: Ensayos
    Barcelona: Seix Barral

  • 1984 Sábato oral
    Madrid: Ediciones Cultura Hispánica del Instituto Iberoamericano

  • Sábato, E. 1983 Sobre héroes y tumbas
    Barcelona: Seix Barral

  • Sábato, E. 1995 Uno y el Universo
    Barcelona: Seix Barral

  • Catania, C. 1996 Entre la letra y la sangre. Diálogos con Sábato
    Barcelona: Seix Barral

  • Catania, C. 1997 Genio y figura de Ernesto Sábato
    Buenos Aires: Eudeba

  • Constenla, J. 1997 Sábato, el hombre, una biografía
    Barcelona: Seix Barral

  • Constenla, J. 2000 Medio siglo con Sábato. Entrevistas

  • López, M. y G. Korn 1997 Sábato o la moral de los argentinos
    Armas de la crítica

  • Maturo, G. 1986 Ernesto Sábato
    Cuadernos de literatura argentina, CEAL

  • Meyer, M. 1986 Sobre héroes y tumbas
    Biblioteca Crítica Hachette

  • Murtagh, M. 1974 Prólogo a Páginas vivas
    Buenos Aires: Kapelusz

  • Viñas, D. 1974 Literatura y realidad política argentina
    Siglo XX

  • 2001 Los 90 años de Ernesto Sábato
    Buenos Aires: Revista PROA Nº 52, Tercera época

    Luventicus


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com