Google

Avizora - Atajo Google

Carta abierta a nuestro Gobernador, Doctor Hermes Binner.
Gotthard Zügel - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Safo y el dulce padecimiento del amor
- Binner clama por un solo presidente argentino
- Introducción a la Filosofía
- Amor y química
- 23 razones para hacer el amor

 

070508 - Rafaela, 14 de abril de 2008.

Sr. Gobernador de la Pcia. de Sta. Fe Dr. Hermes Binner

S              /              D

De mi mayor consideración:

Desde ya le pido perdón por pretender distraer parte de su atención un momento a lo mejor inoportuno, cuando usted decidió poner en orden y de pie a “Santa Fe la invencible”.

Me presento: mi nombre y apellido es Gotthard Zügel; soy ciudadano alemán, nacido el 29-02-1924. Viví nueve años en Alemania, tres en España, dos en Suiza y el 11 de abril del presente año cumplo setenta años de residencia en Argentina. Cito esta circunstancia ya que el hecho de ser siempre extranjero en todas partes y en todo momento me obligó a desarrollar un profundo y permanente sentido de adaptación a las más variadas circunstancias físicas y mentales, adaptación que se hizo extensiva al mundo del conocimiento; en una palabra, siempre tuve que usar la mente para PENSAR con un fin y una meta determinada y precisa. De los resultados no me puedo quejar.

Hace cuarenta y siete años aproximadamente, cuando Usted era estudiante de medicina, estuvo en casa y charlando conmigo. Yo vivo en Pueyrredón 42 a media cuadra de Avenida Santa Fe en la antigua casa de la familia Colombo. Mi esposa es Zimmermann Colombo. En ese entonces Usted hacía proselitismo por el partido socialista en compañía de estudiantes de química (Srta. Limansky y otro joven cuyo apellido he olvidado) aportamos mesita, sillas, agua fresca y caliente para los mates. De corazón le deseo lo mejor en su gestión y que logre transformar en realidad el cúmulo de sus anhelos.

Sé de la importancia de la educación, pero sobre todo sé de la importancia que Usted le da a la educación; en tal sentido se orienta el tema que quiero exponer (muy sintéticamente) a su consideración:

He seguido el hilo al pensamiento “la unión hace la fuerza” y agregué por mi cuenta “y la desunión hace la debilidad”; así se establece un eje vigoroso que a nivel humano plantea tres posibilidades dinámicas: o uno, o desuno, o soy un conformista que realiza giros viciosos sin ir a ninguna parte, ni para adelante ni para atrás. El EGO hace que esta sea la situación mayoritaria del género humano. Siguiendo el hilo a la unión posible y el “hasta dónde se puede unir” llegué a la UNICIDAD, un estado ideal donde teóricamente el hombre debería ser un integrado cósmico…pero no lo es; aquí hemos encontrado el primer escollo de la educación.

Después de mucho pensar y a los ochenta años descubrí que “el Cosmos siendo IRRACIONAL (no pensante) es dinámico, ordenado, cíclico, equilibrante y “CIENTO POR CIENTO  P R E V I S I B L E” (no lo digo yo, sino la astronáutica en la que un experimento japonés se lleva la palma de oro). Como contrapartida, el hombre SIENDO R A C I O N A L y con toda la ciencia a su disposición es CIENTO POR CIENTO  I M P R E V I S I B L E  como único ser de la naturaleza; conocemos costumbres y hábitos de un león, de un tiburón, de una pulga, de las plantas…pero no sabemos para nada qué significaría “ser un  S E R  humano”. El hombre supera en bestialidad a todo el reino animal, de modo que comparar a los animales con el hombre es ofender a los primeros. Un león siempre será un león, una pulga…pulga; pero nunca sabemos qué será el hombre de hoy…mañana; al salir de la cama es pie-dependiente que afecta a su humor. Eso sería el segundo escollo de la educación.

Estoy seguro que Usted no desea que el Socialismo sea sólo un trompetazo capaz de ser borrado por el viento; del mismo modo me sucede con la Unicidad; durante cuarenta años he atado y desatado cabos sueltos o nudos mal formados. Me he dedicado a corporalizar la idea de la unicidad y para ello he usado todos los conocimientos a mi alcance ya sean científicos (y todo lo que ello implica), filosóficos, religiosos, etc.

Pero la Unicidad, para no ser trompetazo debe resolver (y los resolvió) los tres problemas filosóficos, cuya falta de resolución actual, mantiene vigente el divisionismo de la sociedad y también del “YO” (drogas, cigarrillos, alcohol, velocidad, sexo, mala educación, falta de respeto, culto de la fiaca como una necesidad imperiosa de descansar del descanso, violencias en sus diversos grados, etc.) Dichos tres problemas se llaman gnoseología, ontología y ética o moral. A nadie le importa el problema del conocimiento, su división en ciencias exactas, y “ciencias inexactas” o humanísticas que son un atentado a la unicidad porque dividen el conocimiento en dos, lo que genera el consecuente caos conceptual que hoy nos gobierna social y privadamente. Si separo a un hombre por la mitad, a la altura de su cintura, originaré una muerte por provocar una división dinámica donde cada parte por su cuenta no puede sobrevivir. Lo mismo pasa con el conocimiento. La división implica ausencia DE UNA RAIZ! Única que alimenta y fomenta el desarrollo-crecimiento conjunto. Graficando podemos afirmar que vivimos en un mundo de “muerte racional” donde cada parte desarrolla lo suyo pero en la convivencia crea caos conceptual, generador de violencias de variada índole. Es muy parecido a la división geográfica que establece el hombre, cuyas fronteras originan diversidad jurídica, lo que en la convivencia provoca desórdenes conceptuales cuya resultante son conflictos/guerras.

La unicidad parte del principio que: “UNO ES UNO” y debe resolver este primer conflicto del conocimiento desde los confines cósmicos hasta el “YO”: o existe el UNO como ÚNICO número entero (caso unicidad donde Uno es UNO) o existe la contradicción filosófica del DOS como número entero en cuyo caso la unicidad no puede SER y el UNO nunca ES UNO ya que se metamorfosea en dos, diez, cien, millón, etc. Ese es el mundo de hoy donde una física francesa afirma en “Einstein y las estrellas” que la ciencia jamás podrá demostrar que “uno más uno es dos” y curiosamente tal física tiene razón porque me resulta mucho más sencillo, a mí como neófito, demostrar la unicidad cósmica que a otro demostrar que a ese nivel existe el dos como número entero, o sea, que existen dos Cosmos independientes con “un nada que ver el uno con el otro”. Para ello debería existir una franja separadora entre los Cosmos en un estado de “NADA ABSOLUTA”. Sin estas franjas el Cosmos es UNO lo que anula a este nivel al DOS como número entero…y problema gnoseológico resuelto.

Para no irme por las ramas, de despertar algún interés los otros dos problemas filosóficos, los trataremos en otra oportunidad. Hoy quisiera redondear el concepto de “unicidad” por ser importante para la educación. Para graficar el problema gnoseológico diría que consiste en la No Coincidencia de enfoque de la filosofía y de la matemática referente al UNO como número entero. Así, se forma la unicidad que permite el orden, el equilibrio y la armonía desde el principio al fin; pero lo más importante es el común denominador que atraviesa EL TODO y TODAS SUS PARTES COMPONENTES de modo que resulta cierto el criterio: “todo se transforma, nada se pierde”. Lo que planteo no es un invento mío sino que es el fiel reflejo de lo que pasa en el Cosmos. El Cosmos es previsible al milímetro y al segundo siendo IRRACIONAL; en cambio el hombre, siendo racional es IMPREVISIBLE “al milímetro y al segundo”. Esta circunstancia la provoca el DOS como NÚMERO ENTERO que según la Unicidad “no es una suma sino un DIVISOR”; en la práctica podemos considerar a las ciencias exactas (que nada tienen que ver hoy día con la filosofía) y las humanísticas que sí pertenecen a la filosofía. Esta división representa el primer acto de violencia humano: estamos matando a la racionalidad y al mundo del conocimiento y generamos el CAOS CONCEPTUAL que “es el pan racional nuestro de cada día”…pero clamamos por paz!!

El hombre padece de ceguera racional: hay dos aspectos que jamás observa ni ve: “al Cosmos del cual forma parte y al “YO” salvo cuando pasa delante de un espejo”. Un pequeño ejemplo ilustra lo que digo: Su Sanidad Juan Pablo II dijo: “el fascismo es irracional”; el ex Presidente Menem dijo: “los que colocaron las bombas en la AMIA y la Embajada de Israel eran irracionales” y los jefes militares del 76 decían que “la subversión era irracional”, o sea, todo lo malo y nefasto que “inventa” el hombre es cosa de la irracionalidad. Las MALFORMACIONES RACIONALES no transforman al hombre en IRRACIONAL (ojala lo fuera un poco) sino en A N T I R A C I O N A L, un ente que siempre hace justito lo que no se debe hacer (el mundo del revés: María E. Walsh). Colabora activamente nuestra incapacidad de definir a LA LIBERTAD o cómo se la ejerce. Hoy el criterio es “hacer lo que me place con la menor cantidad de restricciones posibles”. Traducido: soy un cultor del desorden de convivencia ya que me molesta la ley…pero me declaro pacifista. Más o menos me declaro: un seco mojado! La unicidad en cambio dice: La libertad: HACER LO QUE SE QUE DEBO HACER. Me puedo declarar pacifista porque elaboro orden, armonía y equilibrio. Debemos lograr que vuelvan a adquirir SER los valores que desaparecieron y que hoy son PURA DECLAMACIÓN.

Además debemos saber que “Un maestro que enseña lo que ignora NO EDUCA sino que AMAESTRA (doma-imposición de algo indeterminado, por ende de poca duración). Alguna vez le pregunté a un psiquiatra: “dígame Dr., ¿cómo puede un profesional orientar adecuadamente problemas de conducta de un tercero si él mismo ignora en qué consiste ejercer la libertad?”…Hasta hoy no obtuve respuestas.

Mi propuesta para la educación es la siguiente: La unicidad me permite declarar a filosofía como CIENCIA DE LA COMPRENSIÓN. En la práctica ello implica el retorno de las ciencias exactas al seno de la madre filosofía, del cual nunca deberían haberse separado, ya que no se puede COMPRENDER en el sentido universal sin disponer de la totalidad de los conocimientos, cualesquiera sea su índole; porque la comprensión debe poder franquear todas las fronteras que el desconocimiento y la ignorancia le impongan. De este modo la filosofía pasaría a ser algo útil y práctico y la humanidad sabría por fin cuál es la misión de esta ciencia en el concierto de la vida humana. Y además, sería LA CIENCIA SOCIAL por excelencia en la que no habría exclusiones, ya que todos con muchos o pocos conocimientos podrían elaborar comprensiones modestas o más altisonantes de acuerdo al caudal de conocimientos de que dispongan, lo que variaría de acuerdo a la voluntad que “pondrían al servicio de la causa”.

EL UNO ES UNO traerá grandes cambios en el mundo científico ya que obligará a enfocar las investigaciones en el sentido de “interrelación e interdependencia” de todas las cosas entre sí, que se contrapone a la actual tendencia a “aislar y estudiar por separado”, pero facilitará la investigación en la esfera de lo micro, la relatividad y el quantum.

El Común Denominador que atraviesa AL TODO también afectará profundamente al lenguaje al cambiar el centro de atención. Como el Cosmos es ciento por ciento dinámico se debe dejar de lado el intento de definir a los sustantivos y dedicarse al VERBO; el sustantivo es estático y jamás enseña qué debe hacer una persona para SER..justo, libre, amoroso, pacífico, etc. En cambio el verbo sí lo enseña pues define: ¿Qué es justciar a nivel humanístico y previo a lo jurisprudencial? (no puedo pretender que un recolector de desperdicios aprenda jurisprudencia para “aprender a ser un justo”) ¿Qué es libertar-librar-liberar, los tres pasos que debe ejercer el hombre al ejercer su libertad? Hoy prácticamente los tres verbos son sinónimos, pero la dinámica demuestra que no son tales, sino que cada cual goza de su respectiva autonomía. ¿Qué es amar? La dinámica demuestra que el amar es una creatividad constante como una cinta sin fin, donde el hombre se dedica a armonizar-equilibrar todo lo que hallare inarmónico-desequilibrado; por lo que el respeto está íntimamente vinculado a todo ejercicio del amar. También se aprende que el “el amor SEXUAL que no va acompañado del amor SESUAL tiene patitas muy cortas, terminando en fracasos. ¿PAZ? Si pregunto a alguien “¿cuándo hay paz?” me miran como si yo fuera un opa extraterrestre y contestan: “¡Y, cuando no hay guerra!” Esta lamentable y degradante contestación demuestra que en el eje guerra-paz, el hombre reconoce un actor dinámico (la guerra), y otro actor pasivo-estático: la PAZ. Sólo hay paz cuando no hay guerra. Francamente deberíamos llorar. Además este planteo no permite el ingreso de la persona para colaborar en su creación, ya que tanto la guerra como la paz hoy día se DECRTAN a nivel gobierno; entonces el ser no ser humano se sienta a la sombra de un ombú a la espera de que la paz, la tranquilidad y la seguridad le sean servidas en bandeja. El hombre dice: “¡Soy pacifista, no hago nada ni nada malo1”, sin saber, que en un mundo dinámico el que no hace lo adecuado, es un violento.

Para solucionar toda esta problemática he creado la ESCALA CRONOLÓGICA DE LOS VALORES HUMANOS, un código enseñable donde los valores se sostienen entre sí de modo tal que ningún injusto puede, como hoy, declararse pacifista. Se parece al código matemático que ayuda muchísimo a la comprensión del mundo de las proporciones. La escala elabora universalidad en el mundo de las letras, es inalterable y surte el mismo efecto pacificador.

En lo personal, yo no soy un socialista político. Por buscar siempre los orígenes más bien soy un socialista filosófico … pero para el caso, es lo mismo. Le deseo lo mejor y quisiera que usted llegue a ser: El Señor Gobernador con todas las letras. Todo lo que he investigado en los últimos cuarenta años está a su entera disposición, de corazón y de modo gratuito, siempre que Usted considere que algo puede servir a los fines que Usted persigue.

No pretendo que nadie crea en mí simplemente porque sí! Estoy dispuesto a explicitar la teoría de la unicidad a toda persona que sea de su confianza y esté interesada en la temática. Por supuesto lo que más me gustaría es exponer ante Usted, pero sé que ello es mucho pedir debido a la multiplicidad de sus compromisos como gobernante.

Dos ordenes dinámicos PERFECTOS, pero INDEPENDIENTES, (DOS), hacen en relación A UNO, un PERFECTO DESORDEN dinámico.

Sin otro particular aprovecho esta oportunidad para saludar muy cordial y afectuosamente.-

Gotthard Zügel

 

 

 

 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com