Google

Avizora - Atajo Google

Crimen. Seguridad. Vigilancia. Castigo
Caso Kennedy - Asesinato el 22 de
Noviembre de 1963

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- John Fitzgerald Kennedy
-
Investigación Garrison
- Un golpe de estado encubierto
- Nikita Kruschev
- Guerra Fría

 

Google

Avizora - Atajo Google


John Fitzgerald Kennedy, el trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, fue asesinado mientras realizaba un recorrido, en un auto convertible, por la ciudad de Dallas, Texas el 22 de noviembre de 1963.

La entonces primera dama del país, Jacqueline Kennedy, raramente acompañaba a su esposo en viajes políticos, pero ese día ella se encontraba junto a él, al igual que el entonces gobernador de Texas, John Connally y su esposa.


Sentado en un auto Lincoln convertible, los Kennedy y los Connally saludaban a las largas multitudes que se congregaron por las principales calle de Dallas, para saludar el Presidente de los Estados Unidos.

Conforme el vehículo pasó por el Texas School Book Depository Building, alrededor de las 12:30 p.m., Lee Harvey Oswald disparó en tres ocasiones contra el Presidente, desde el sexto piso de un edificio, hiriendo mortalmente al presidente Kennedy e hiriendo seriamente al gobernador Connally. Kennedy fue declarado muerto 30 minutos después en el Dalla’s Parkland Hospital. Murió a la edad de 46 años.

El entonces vicepresidente de los Estados Unidos, Lyndon Johnson, quien viajaba en otro vehículo detrás del Presidente cuando ocurrió la tragedia, fue juramentado como el trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, a las 2:39 p.m. Johnson tomó el juramento a bordo del Air Force One. La juramentación fue presenciada por aproximadamente 30 personas, incluyendo a Jacqueline Kennedy, quien aún vestía la ropa con la sangre de su esposo. Siete minutos después, el avión presidencial se dirigió a Washington.

Al día siguiente, el 23 de noviembre, el presidente Johnson hizo su primera proclamación, declarando el 25 de noviembre como un día de luto nacional por al asesinato del Presidente. Ese lunes, cientos de miles de personas se congregaron en las calles de Washington para ver pasar el féretro del Presidente, cuando se dirigía de la Rotonda del Capitolio a la Catedral Católica de San Mateo para una misa de cuerpo presente. Tras concluir la misa, la procesión solemne continuó hasta el Arlington National Cementery, donde líderes de 99 naciones se reunieron para el funeral de estado. Kennedy fue sepultado con honores militares, en una vertiente debajo de Arlington House, donde una llama eterna fue encendida por su viuda, para marcar la tumba por siempre.

Lee Harvey Oswald, asesino de Kennedy, nació en Nueva Orleans en 1939, y fue parte de la Marina de Estados Unidos en 1956. Fue expulsado de la Marina en 1959, y nueve días después se fue a la entonces Unión Soviética, donde sin éxito trató de convertirse en ciudadano de ese país. Trabajó en Minsk, se casó con una mujer soviética y en 1962 se le permitió regresar a los Estados Unidos con su esposa y una hija. A principios de 1963, compró un revolver calibre .38, y un rifle con mira telescópica, el cual ordenó a través del correo, y el 10 de abril en la ciudad de Dallas, disparó en contra del General de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, Edwing Walker, una figura conocida por sus puntos de vista extremos. Oswald no logró herir al general Walker.

A finales de ese mismo mes, Oswald se fue a Nueva Orleans y fundó una sucursal de Fair Play for Cuban Committee, una organización a favor de Fidel Castro. En septiembre de 1963, se fue a la ciudad de México donde detectives de ese país, alegaron que Oswald intentó obtener una visa para viajar a Cuba o para regresar a la Unión Soviética. En octubre, regresó a la ciudad de Dallas y empezó a trabajar en el Texas School Book Depository Building.

En menos de una hora después de que Kennedy fuera herido, Oswald asesinó a un policía que lo detuvo para cuestionarlo en una calle, cerca de su casa en Dallas. Treinta minutos después, Oswald fue arrestado en un cine por la policía, como sospechoso del asesinato del Presidente. Fue formalmente acusado de asesinar al Presidente y al policía J.D. Tippit, el 23 de noviembre.

El 24 de noviembre, Oswald fue llevado al sótano del Departamento de Policía de Dallas, para transportarlo a una cárcel de mayor seguridad. Una multitud de policías y reporteros se congregaron en el sitio para ser testigos del traslado. Conforme Oswald se acercaba, Jack Ruby, salió de entre la multitud e hirió de muerte a Oswald, con un revolver calibre .38.
Ruby, quien fue detenido inmediatamente, aseguraba que el motivo para dispararle a Oswald, fue que había asesinado al Presidente. Algunas personas lo consideraban un héroe, pero fue acusado de homicidio en primer grado.

Jack Ruby, originalmente conocido como Jacob Rubenstein, operaba salones de baile en la ciudad de Dallas, y tenía conexiones menores con grupos de crimen organizado. Asimismo, algunas personas consideran que Ruby, asesinó a Oswald para evitar que éste revelara una larga conspiración para asesinar al Presidente.

Durante su juicio, Ruby negó tales rumores y se declaró inocente del crimen de Oswald, ya que también alegada que el asesinato del Presidente, le había ocasionado ataques de epilepsia, y por ello inconscientemente disparó en contra de Oswald. Un jurado encontró a Ruby culpable de "asesinato con malicia" y lo sentenció a la pena de muerte.

En octubre de 1966, la Corte de Apelaciones de Texas revirtió la decisión del jurado, argumentado que se admitieron testimonios inapropiados, y por el hecho de que Ruby pudo no haber recibido un juicio justo en la ciudad de Dallas, en ese tiempo. En enero de 1967, mientras esperaba por un nuevo juicio, el cual se realizaría en Wichita Falls, Ruby murió de cáncer de pulmón en un hospital de Dallas.

El reporte oficial de la Comisión Warren, emitido en 1964, concluyó que ni Oswald ni Ruby fueron parte de una conspiración, ni interna ni internacional, para asesinar al presidente Kennedy.

Independientemente de las firmes conclusiones de la Comisión, el reporte no calló los rumores de que una conspiración estuvo detrás del asesinato del Presidente, y en 1978 el House Select Committee on Assassinations, concluyó en un reporte preliminar que Kennedy fue "probablemente asesinato como el resultado de una conspiración" que pudo haber involucrado a varias personas que dispararon y al crimen organizado.

Tanto los resultados del Comité como los de la Comisión Warren, continúan siendo punto de discusión.
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com